miércoles, 12 de enero de 2011

Retrospectiva Argentina 2003: la opinión de Eduardo Van der Kooy

Entre lecturas veraniegas de filósofos de la talla de Pepo encontré y agarré un librito de 2003 llamado Reinventar la Argentina. Reflexiones sobre la Crisis. Oia -me dije-, ¿veamos que decían? Editado por La Gaceta y compilado por Daniel Alberto Dessein, advertido estaba, vive Dios. Cuando leí que entre los compilados se encontraban textos de Abel Posse, Joaquín Morales Solá, Rosendo Fraga, Nelson Castro y Cachanosky, entre otros, me dije: "Esperá. No te apresures. Ojealo aunque sea cuando vayas al baño".

Fui al baño.

¿Qué escribía por entonces Eduardo Van der Kooy sobre la crisis de 2001 para la que, aún en el 2003, no se vislumbraba un horizonte de resolución claro y venturoso? La lectura se me dificulta porque el texto quedó salpicado por las lágrimas de mis risotadas pero les copio algo:

Podrá con razón enfocarse la mira sobre la clase dirigente porque así lo determina la escala de responsabilidades sociales. Pero también conviene correrle el velo a los mitos: aquella clase dirigente decadente no sería tal si proviniera de una sociedad auténticamente virtuosa. La misma que se ilusionó con la guerra de las Malvinas, que pareció sorprendida por los desaparecidos de la dictadura y que consintió demasiadas cosas mientras supuso que un peso valía lo que un dólar.

Dejemos de lado la caracterización de la sociedad no auténticamente virtuosa. No muy desacertada, agreguemos como único comentario. No malgastemos nuestro tiempo cavilando en que no deposita responsabilidad alguna sobre las grandes corporaciones económicas. Pasemos de inmediato a la parte más jugosa de su análisis.

Estimado lector, porque lo que vas a leer puede resultarte insólito, debo recordarte que el texto está firmado por Eduardo Van der Kooy. Clarín. TN. Verás que el recordatorio no habrá sido en vano:

Del cisma tampoco ha emergido indemne el periodismo. Los medios de comunicación han cumplido un papel valioso con la democratización informativa pero, en no pocos casos, parecen haber excedido los límites de su función, compitiendo casi con los poderes institucionales y olvidando su genuina responsabilidad.
Esa distorsión lo condujo, más veces de lo aconsejable, a desempeñar una tarea disgregadora abonado a la idea de que sólo la crítica y la destrucción pueden constituir nexos con la opinión pública.

Tomá mate.

No. No se trata de un texto cartabiertista ni lo firma Feinmann (el bueno). Y es congruente con Clarín versión -pongamoslé- 2005. Y hasta podría ser utilizado para justificar la famosa tapa de "La crisis causó 2 nuevas muertes", asignándole un intento gregario a su tarea periodística. Apelando a una inocencia que no poseemos -ni posee el autor de la frase que sigue a continuación- podríamos preguntarnos: "¿Qué le pasó?".

Esto es un escrache a la manera de 678 -lo sé- pero aún así me gustaría, compañeros y compañeras dosmiloncecistas, que no caigamos en la descalificación burda del autor del texto (del texto de Van der Kooy, no del mío, ¿eh?). Su labor sola se autodescalifica. Pero es interesante ver cómo, si permitiera que se filtrara un poco de honestidad intelectual, hasta Eduardo VDK podría escribir los versos más tristes esta noche y algún que otro análisis despojado de condicionamientos corporativos que tuviera algún sesgo de realidad.

15 pusieron huevos y comentaron:

ram dijo...

Vamos, diga la verdad, usted sabe muy bien, que los versos del tan vander (usando palabras de Serrat) nunca son tristes, lo que no tienen es remedio. Y su ámbito natural es, obvio, el baño, no sé bien si para leerlos o para darles buen uso al papel, al fin y al cabo lo único coherente y con sentido, porque el texto, hmmmm.... (de todos modos, mejor el bidet).
Por trabajo y desgracias parecidas, uno no tiene vacaciones en este enero y así, entre la envidia y la maldad, se hace un lugarcito para desear que las vacaciones ajenas sean un éxito - por favor - no arruine las suyas leyendo esas porquerías, ni en el baño, ¿o tiene tránsito lento y necesita inspiración?, hay yogures mejores para eso, que el vander.
Ah, y si todavía sigue por esos territorios andinos y llega a ver por ahí, frasquitos de "pasta de locoto", traigase un par.

Sujeto dijo...

Hola Ricardo
Viene bien (si tenés el Reliverán a mano) leer estas cosas viejas, porque justamente muestran la "independencia" del escriba respecto a la línea editorial del diario: en esa época "la sociedad" (¿cuál?) y "los medios" no eran la cumbre del virtuosismo. ¿Tanto habrán cambiado en estos poquitísimos años como para haber invertido de blanco a negro los conceptos, la realidad entera habrá dado una voltereta tan espectacular, o los negocios del Grupo habrán tenido algo que ver ?
Te mando el abrazo de siempre

Roberto dijo...

Ricardo, me parece que todos los
independientes del grupo hegemónico
fueron cambiando de blanco a negro
cuando les empezaron a llenar los
bolsillos, lo que se dice mercenarios.

Un abrazo.

Javier dijo...

Totalmente congruente con los dichos de Cirillo sobre Magnetto .

Los primeros dos años hay que apoyar con todo a los gobiernos que vengan para ganar algo . Una autocritica bien bien para emprender la nueva etapa y cnseguir todo lo que s epueda del proximo gobierno . Despues ya vendran las critticas para seguirles sacandoy consiguiendo la extension de las licencias y la fusion de cablevision de multicanal y despues hay que voltearlos pra reiniciar el ciclo Gobierno vs EL CAMPO con los pajatritos o Antonni Wilson ?

Un abrazo

Daniela Godoy dijo...

Estimadísimo Ricardo:
por un lado viene bien revisar lo que decía y escribía el "periodismo in the pendiente"-como decía alguien- peor por otro lado concuerdo con Ram, disfrutar el descanso y el paseo puede ser más gozoso con otro tipo de lecturas..!
Me quedó una duda, qué es la "pasta de locoto"?
Un abrazo

Ricardo dijo...

ram: le agradezco la preocupación gastrointestinal, je.
Y más que yogur, el tal Vander es más bien parecido al jarabe de ipecacuana.
Y con respecto al locoto, ví que en el mercado le dicen rocoto (y hacen unos rellenos como los pimientos). Igual busco. Y muchas gracias por los deseos.

Sujeto: seguramente pasamos de ser una sociedad viciada que merecía a sus calamitosos gobernantes de entonces a otra virtuosa. Siempre ocurre cuando las instituciones que se pronuncian son, sobre todo, el campo y la iglesia, ¿no?

(sigo...)

Ricardo dijo...

Roberto: siempre fueron así. Corto y claro lo explica Javier ahí arriba.

Javier: más claro, echale un vodka. O un ron transparente. Con coca queda rico el ron. ;)

Daniela: jeje. Tienen razón. Justo ahora agarré A Sangre Fría, de Truman Capote, como para despejar.
Y el locoto es un tipo de ají, grande, y bien picante, muy usado en la cocina andina y mexicana. Riquísima.

Abrazos a todos.

Pozo+10™ dijo...

HOLA MUY LINDO TU BLOG.!
TE INVITO A CONOCER EL MIO: http://www.planeta-grandt.com.ar/.
SALUDOS!!!

Anónimo dijo...

VAN DEL CURRO ESCRIBIO UN LIBRO SOBRE LA LEPRA CON EL RAFA BIELSA,QUIEN LO CONSIDERA UN HERMANO...QUE FAMILIA ESA,NO?

Jazz dijo...

Yo no preguntaría ¿qué le pasó?, preguntaría ¿Cuánto le pasaron?

MiTucuman dijo...

Que guita de porquería, che!!! Hace a la gente hacer puras macanas!!! ; )

Matías dijo...

Imaginarte llorando de la risa sentado en el trono no fue lo más agradable de mi mañana. Besis.

M. Ángeles del Hoyo dijo...

Posse, Morales Solá, Rosendo Fraga, Nelson Castro y Cachanosky, que lindo salpicón indigesto!!

M. Ángeles del Hoyo dijo...

la crítica de ese entonces a los medios de comunicación, no tenía valor ($) En el análisis el uso de los términos virtud y cisma son urticantes y que sugieren una línea de pensamiento determinada

Ricardo dijo...

Antes que nada, disculpas por la demora en la respuesta.

Gracias, Pozo+10. Ahora paso.

Anónimo: y, siempre dicen que a la familia uno no la elige.

Jazz: quizás ni siquiera le pasaron más sino que si no se avenía a ser soldado, pasaba a engrosar el índice de desocupación.

MiTucumán: ¿pero qué hacemos entonces sin guita? ;)

Matías: tenés razón. Un poco demasiado escatológico el posteo. Y redundante, tratando de VDK.

M. Ángeles: lindos nenes, ¿no?
Creo que si tenía valor, para los medios, la autocrítica en ese momento: les permitía hacer un borrón y cuenta nueva. Somos limpios, miren, ya nos lavamos las manos, parece decir VDK.
El artículo de Morales Solá dice algo parecido.

Abrazos.