lunes, 31 de enero de 2011

Eliaschev: incapaz de caracterizar a CFK

Me negué el sábado y domingo a leer la columna de Eliaschev (con quien en ocasiones anteriores me divertí: acá y acá) del 29/01 en Perfil, atento a la consigna "Hay que dejar de leer a Eliaschev por dos años", pero esta mañana la curiosidad pudo más. No se preocupe, doña, si no leyó la nota. Le ahorro cinco minutos: pretende ser humorística, se personifica en Cristina Fernández y alaba un discurso donde Barack Obama reconoce que los republicanos le torcieron el brazo y los necesita para que su gobierno no termine de naufragar.

Lindo nene, el Pepe, pero para que CFK dé un discurso así haría falta que Magnetto le torciera el brazo (y vaya si hubieron intentos) y que Cristina dejara de ser Cristina.

Ahora que lo pienso otorgarle una connotación de humor a la nota de Eliaschev sea quizás una concesión elevada. No es graciosa. Sin ser un experto en la materia, pero con amplia experiencia en películas de Rowan Atkinson y Emilio Disi, me permito sugerirle al periodista algunas cuestiones que, tal vez, le permitan en el futuro escribir algo que provoque aunque más no sea un imperceptible corrimiento de comisura labial en algún lector:

1. Estudie, Pepe, no sea vagoneta, la manera en la que se expresa y articula sus ideas la Presidenta. El humorista que la imitó en Gran Cuñado la sacó mucho mejor. ¿O no, argentinos y argentinas?

2. Freud decía que la persona debe estar receptiva para el humor, esperándolo. Nadie puede esperar humor en columna suya alguna, Pepe, y menos si, ya desde el principio, mata la sorpresa anunciando que quien escribe es Cristina Fernández de Kirchner.

3. Para que un texto sea humorístico debe poseer algunas características. Existen muchas teorías que intentan explicar el humor. Veamos algunas:

  • Teoría de la superioridad: el infortunio de otros provoca gracia, porque lo coloca a uno en una posición de superioridad. Usted, Pepe, no consigue que parezca que la Presidenta escribió la nota. Falló en su intento de equipararla como columnista de Perfil.
  • Teoría de la incongruencia: el señalamiento de una, no advertida por el lector, permite que su resolución (la colocación de las cosas en su lugar) libere la risa. Nuevamente, Eliaschev, la única incongruencia es que usted haya intentado tamaño ejercicio. Estaba predestinado al fracaso.
  • Teoría de la violación benigna: no, Pepe. No se refiere a lo que acaba de pensar. Mal lo suyo, ¿eh? Se trata de una teoría desarrollada por Peter McGraw que dice que el humor ocurre cuando: a) algo amenaza la propia concepción de cómo debería ser el mundo; b) la situación amenazante parece benigna y; c) la persona entiende ambas interpretaciones a la vez. Como verá, su texto no amenaza la concepción que uno tiene de la Presidenta y -esto si es gracioso- no configura siquiera una situación amenazante.

3. Según el psicólogo evolucionista Geoffrey Miller, el humor no era necesario para sobrevivir en las sabanas africanas y habría aparecido luego, como indicador de algo que sí tuvo peso en la selección natural más adelante: la inteligencia. Menos mal, Pepe, que hoy la cultura permite que no sea la selección natural la que determine la supervivencia del individuo.

12 pusieron huevos y comentaron:

Mariano dijo...

Ricardo: reconocele a Eliaschev que tiene grandes dotes actorales.
Es capaz de convencer a casi todo el mundo de que es un estúpido.
Cosa que, a juzgar por sus luminosos pergaminos, no puede ser motivado por otra cosa que la actuación.

Pero qué bien que se hace el estúpido, eh. Parece que lo fuera.
Abrazo

Roberto dijo...

Cosa rara éste Pepe, nunca entendí
si quería ser simpático o era un idiota.

Un abrazo

Sujeto dijo...

Hola Ricardo
Un gusto volver a leerte.
Respecto a Eliaschev, boludo importante el hombre.
Disculpá lo conciso, es que el personaje no me motiva para más.
Gran Abrazo

ram dijo...

Mirar la foto de eliaschev y empezar a leerlo es todo un laburo, lo primero que pega es cómo puede uno imaginarse que ese señor, con esa caripela, esos bigotes pretenda pasar por una señora - alguien me dirá que sí, que bien puede ser una sonia bragueti (personaje de Fontova) amarga pero, una señora y además presidenta, no da.
Después hay quien le buscó la gracia, no pude, antes me tenté y le busqué adelantar el final a la lectura - es increíble la metamorfosis, de "periodista serio" a comadre mala (y medio pavota porque los "argumentos", mamita!!).
Lo más lindo es cómo don al pepe se da maña para hacer de presidenta que hace de don al pepe, alguno de mis amigotes del barrio diría : qué viejo pajero!, pero que feo es que los amogos de uno sean todos unos atorrantes, que van a descalificar así a este viejo p.....eriodista, eso!
Mire, volver de Perú para comentar chismes de comadres, da un poquito de pena...

Javier dijo...

Me parece que no es solo Elisachev y que no solo no logra caracterizar a CFK , yo creo que el problema es que esa gente no logra comprender la realidad , creop que nunca se vio tan claro como en las notas que escribian en contra del Bicentenario y los festjos . Son varios periodistas del establishment que viven en un mundo irreal , Cristina lo dijo en marzo de 2010 , hay un pais real y un pais virtual . Estos tipos se convencieron de que el pais virtual es real y viven en ese mundo , es dificil que puedan caracterizar nada , solo saben sorprenderse cada vez que ven militantes y marchas que no logran comprender ni explicar

Un abrazo

Pablo D dijo...

Que Pepe haya elegido ponerse en la piel de Cristina y nunca en la de Néstor, no es casual. Es por gusto. Que cada uno lo entienda, a esto, como quiera y pueda.

Ricardo dijo...

Mariano: prefiero no reconocerle dote actoral alguna. ¿A ver si quiere empezar a cobrar del INCAA? Bastante con que hayamos puesto guita para la película de Gaturro, ¿no?

Roberto: fijate vos, yo nunca lo vi simpático. Me parece que es como Biasatti, que cree que la cara de amargo significa seriedad.

Sujeto: gracias. Casualmente por eso me negaba a leer su columna. Pero bueh, uno es medio masoca.

ram: primero, creo que le debés disculpas a Fontova, je.
Segundo, tal cual: comadrona mala y envidiosa.
Los de Tiempo Argentino dicen hoy que la nota intenta ser humorística. Repito: es concederle demasiado.
Con respecto a lo último, ¿no le parece que hablar de Ricardito o De Narváez es mas o menos lo mismo?

Javier: yo, por el contrario, creo que a la realidad la entienden bastante bien. Y no casualmente sino a causa de eso es que están tan asustados, locos y rabiosos.

Pablo: genial. Nada que agregar, je.

Abrazos.

Unfor dijo...

Eliaschev pretende esgrimir intelectualidad desde las tripas mismas.
Le sale el resentimiento por los poros.
Hay que carecer de toda reversibilidad cuando se sigue sosteniendo por el rencor de su despedida de Radio Nacional; cuando a principio de los '90, él aceptara la dirección de Radio Municipal, con el objeto de echar a la gente más valiosa para limpiar el camino al traspaso a Radio 10 de semejante frecuencia.

Un tipo acabado. Un cadáver periodístico.

Ricardo dijo...

Se lo cantó Mariotto al asunto de Radio Nacional, ¿eh? El argumento con que Pepe rebatió al titular de AFSCA fue brillante: "Nnn non nnoon nnn nnon nn...".

Abrazo.

Matías dijo...

En lo único que es gracioso Pepe es cuando intenta luisalmirantebrownizar sus comentarios hablando de hard porn y esas cosas. Está bieeeeeeeen.

Jorge Mux dijo...

‎"No entiendo inglés, aunque a veces me haga la que sé, diciendo it’s too much o sorry"
Eso es mala leche. Mucha mala leche. No va a al fondo de nada, es pura mala leche.

..."me dio mucha bronca que, una vez más, los norteamericanos nos pasen por alto y el presidente Obama venga a Brasil y Chile [y no a Argentina]"
Ya se habló hasta el hartazgo de ese tema, y la bronca de Cristina sólo está en los deseos enfermizos de Pepe. Que Obama venga o no venga a la Argentina es algo que a este gobierno lo tiene sin cuidado. Obama no es Dios, como sí lo era para el menemismo. Y las visitas son siempre protocolares; nunca habla de la importancia del país al que se visita. Que Obama no nos visite y que sí visite a El Salvador no es un índice para medir el grado de importancia mundial que reviste nuestro país (en comparación con El Salvador): no es un índice de nada.

"Cuando tuve la versión en español y con un resaltador como herramienta, no pude menos que comprobar que dedicó nada menos que 22 ocasiones a mencionar a los republicanos"

Pura mala leche. Lo del resaltador es feroz; Pepe está haciendo catarsis panfletaria: abandonó las artes literarias y periodísticas para vomitar sus ganas de forrear. Y eso que está en uno de los medios periodísticos más influyentes del país.
Lo de la mención a los republicanos es algo que debería tenernos sin cuidado. Una vez más, ¿por qué hay que copiar el modelo de Obama? Y una vez más, el rejunte opositor NO es un partido, tal como sí lo es el partido republicano de Estados Unidos. El rejunte opositor de Argentina es eso: un conglomerado de oportunistas políticos cuyo único objetivo es desbarrancar al gobierno nacional. Y algo aun más mala leche: Obama se vio obligado a pactar con la oposición republicana porque su gobierno y su popularidad vienen tambaleando. No lo hace por un espíritu "anticrispación" ni nada de eso: la estabilidad gubernamental está en juego. En cambio, la solidez de Cristina está en aumento constante, y resalta en todas las encuestas (¡Y eso Pepe lo sabe!). Conviene aclarar, desde luego, que por más que un líder mencione con nombre y apellido a sus opositores y finja que los quiera incluir en su política, eso no implica que luego vaya a actuar así. Una cosa son los discursos, los aplausos. Otra cosa es la acción política.

"¿Qué quieren, que oculte mi envidia cuando veía aplaudiendo a Obama al candidato presidencial republicano John McCain, al que el negro le ganó en 2008?"

Párrafo aparte merece la expresión "el negro", como si Cristina hubiera utilizado ese léxico para hacer una nota en Perfil (¡como si Cristina hubiera hecho una nota en Perfil!): ¿Cree Eliaschev (seriamente) que Cristina siente envidia porque Duhalde no la aplaude en sus actos? ¿Cree que siente envidia cuando Ernesto Sanz o Ricardo Alfonsín no hacen vítores por sus discursos? ¿Realmente piensan que Cristina desea que Macri vaya a aplaudir emocionado su gestión?
Pepe, lo tuyo no tiene retorno. Lo único bueno que tiene el texto es el título: alucinación. Es cierto, estás alucinando.

Ricardo dijo...

Matías: hasta es más creíble en esos momentos. Si tiene carita de sentarse, con cara seria, a mirar pornografía (desde un punto de vista socioantropológico y cultural, obvio, ¿eh?)

Jorge: lo de Pepe es mala leche y nada más desde siempre. Ahora se le anima a una opereta política que lo supera.
Además es simplísimo: EE.UU. tiene más cortocircuitos con Brasil que con Argentina por el tema Irán y por el Consejo de Seguridad de la ONU.
Además, los yanquis tendrían que estar temblando de que McCain aplauda a Obama. Bah, los que todavía creen en el "Change".

Abrazos.