lunes, 10 de febrero de 2014

Verbitsky y Cristina, kirchnerismo y peronismo

La mejor nota de Verbitsky en un buen tiempo —realista, reconociendo el ajuste para la feligresía (aunque sospechosamente, je, de un modo similar al que aquí planteamos justo el viernes), y alejada de sus peleas casi personales con Bergoglio, Milani o Reato— patina justo al final. Quizás como moneda de cambio a su lector promedio, luego de tirar algunas pálidas. ¿Qué dijo? Que el kirchnerismo no debía asimilarse en el PJ y constituir en cambio una alternativa del 20% nacional para 2015. Colisiona de frente, lamentablemente, contra palabras de la propia Cristina, citadas por La Tecla: “el próximo Presidente va a salir, y debe salir, de una interna del peronismo".

No es responsable que Verbitsky, en términos de relato, siga exaltando al kirchnerismo emocional con promesas que la realidad sindica (hoy) como de imposible cumplimiento. No porque el FpV no pueda aventurarse con candidato propio por fuera del justicialismo el próximo año, sino porque no existe candidato que, desde el riñón más renal (!), asegure un 20% nacional si el peronismo oficialista consigue mantenerse en un estado relativamente homogéneo dentro de su tradicional heterogeneidad. Si prima la racionalidad instrumental, si prefieren. El sueño de un candidato propio en 2015, para bancar los trapos kirchneristas, heredero de sus banderas (y perdedor podríamos agregar ahora) es un sueño apoyado en el recuerdo del 54% y en aquella mentira que muchos quisieron creer: que los votos eran todos todos de La Jefa. Creencia que no puede extenderse mucho más allá de la Av. General Paz si pretendemos comprender algunas razones básicas del voto. Tampoco el piso es el 33% de las legislativas 2013, y no comprenderlo puede llevar a equívocos desastrosos para un proyecto nacional como el encarnado en todos estos años por el kirchnerismo con base fáctica en el peronismo. Y para un vistazo a lo que ese peronismo piensa, tan sólo relean el posteo anterior.

Un repaso rápido por las últimas elecciones, la sangría de votos respecto a 2011 y un análisis desapasionado de aquella presidencial permiten afirmar que hoy la relación de fuerzas dentro del peronismo ha alcanzado un equilibrio distinto al de hace poco más de dos años. La coalición oficialista fue mutando, además, con algunas expulsiones, en una exaltación del verticalismo que a la postre resultó inconducente. Cabe mencionar, de todos modos, que puede achacarse mucho de lo ocurrido a nuestro sistema presidencialista con reelección limitada a un periodo. Nadie supo hasta ahora conducir un final de mandato sin incurrir en sueños apoyados casi por completo en la simple voluntad. Quizás Lula en Brasil, pero es menester reconocer que las realidades políticas e historias del PT y el peronismo difieren en algunos e importantes grados.

Entonces Cristina, haciendo también honor a su propia historia, alienta para que desde las internas del peronismo surja un candidato que sea finalmente ganador en octubre de 2015. Pueden hacerse muchas lecturas a partir de esto. Una es reconocer que Massa, por fuera del peronismo, es competencia seria. Otra lectura es el reconocimiento que hace Cristina al actual balance de fuerzas dentro de la estructura oficialista. Y respecto a esto último es que la estrategia puede pagar buenos dividendos, asegurando cierta cohesión del peronismo en respaldo del tramo final de su gestión: la zanahoria exhibida como trofeo es suculenta. De mantenerse así la coalición oficialista unida, además, resultaría en un mensaje importante hacia quienes, desde afuera (y baja la acertada denominación de poderes fácticos), pretenden torpedear al Gobierno nacional a modo de lección para la próxima administración. Hay mucho por ver hacia 2015, pero aquí creemos, humildemente, que los últimos pasos del oficialismo, tanto en materia económica como en política, resultan aproximaciones en la dirección correcta. De todos modos, el tiempo nos lo dirá.

29 pusieron huevos y comentaron:

Anónimo dijo...

jaja quiere hacer otro frente grande!!!!
Rodo

rib dijo...

la patria en peligro de carta abierta
tal ves lo interpele a moreau
a mi ... ni ahí

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-91865-2007-09-23.html

porque vi a oscar alende en el año 89 apoyar
el golpe económico menemista
a raúl alfonsín

p.d. : ya ve estimado que no eran MIS deseos eh

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Muy interesante lo de HV, pero digamos que "la troskea" con eso del 20%.

¡Abrazo estimado gallina! No por gallina, sino por estimado.

Erkekjetter Silenoz dijo...

Coincido que es la mejor nota política del rrope desde hace muchísimo tiempo.

Y... lo que pasa es que HV le habla a cierto sector progre ponele que tendría su prejuicio o algo así ponele, con los impresentables.
De todas formas el tipo esta metiendo su cuchara en la rosca, de la misma forma que lo hace con el CELS.

Saludos

Esther dijo...

Ricardo, al leer el artículo no entendí lo mismo que vos…

Cito (las negritas son mías):

«Las consecuencias políticas de todo esto son una incógnita que nadie puede dar por resuelta con alguna seriedad y lo único que proliferan son operaciones interesadas en favorecer alguna de las hipótesis. A lo sumo puede formularse el dilema que se desenvolverá en el próximo año y medio:
- El kirchnerismo consigue hacer pie en ese núcleo duro inconmovible, llega con un candidato propio a la disputa electoral y se consolida como una nueva identidad política con la que sea imprescindible contar de ahí en más, bajo la conducción de Cristina (ya sea que ese candidato se imponga, por dentro o por fuera del PJ, o que retenga un porcentaje apreciable de los votos, no inferior al 20 por ciento); o bien
- Se diluye sin pena ni gloria y estos años se recordarán con nostalgia como una encarnación efímera del justicialismo, igual que antes el menemismo.
Como corresponde, ambas opciones tienen firmes partidarios dentro del heterogéneo universo que en estos años acompañó al gobierno nacional».

Para mí, está diciendo simplemente que, si para el 2015 el kirchnerismo no tiene una identidad política definida y con un cierto poder político, tenderá a desaparecer en el tiempo.

Esa identidad política definida y con un cierto poder político la coloca en dos posibles lugares: dentro del peronismo o fuera del peronismo. Que son, por otro lado, las dos únicas posibilidades existentes ☺: o por dentro o por fuera, no hay más.

No veo que se contradiga con las palabras de Cristina: si se da una interna en el peronismo, pues bien, el kirchnerismo puede participar dentro de esa interna, de la misma forma que puede participar el duhaldismo, el menemismo, el denarvaismo, el massismo y todos los ismos que se quieran contar dentro del PJ.

Si se da esa situación y el kirchnerismo aporta un 20% de los votos, aunque no gane en la interna su candidato quedará instalado como una fuerza de peso dentro del peronismo.

Si consideramos que esa interna será en las PASO, no hay inconvenientes en que los kirchneristas no-peronistas voten allí, aunque no estén afiliados al PJ.

En definitiva, creo que lo que HV está diciendo es: o el kirchnerismo encuentra una forma de sostener su identidad política para el 2015 (dentro o fuera del PJ) o desaparecerá. Él no se juega por afirmar que esa identidad política la tiene que tener dentro del PJ ni tampoco afirma que la tiene que tener por fuera del PJ.

En mi opinión personal (poco culta en estos menesteres, debo aclarar), HV posiblemente se incline por la variante interna al PJ. Me parece que tiene demasiados años encima como para creer que el kirchnerismo puede largarse solito por fuera del PJ, y también demasiados años encima como para saber que el PJ es amplio a la hora de contener corrientes políticas internas identificadas con un conductor y también amplio a la hora de guillotinarlas si es que no tienen suficiente poder en número de votos.

Saludos.
Esther

Esther dijo...

Y sí, la nota es muy buena ☺☺☺

Erkekjetter Silenoz dijo...

"el golpe económico menemista
a raúl alfonsín"


Ja ja...

No lo había visto...

No arrogue exclusive maldad donde hubo impericia estimado

rib dijo...

scioli no los va a defraudar

Ricardo dijo...

Rodo: algo así puede resumirse el planteo...

Rib: ¿por Othacehé lo dice? No creo que altere mucho el mapa nacional? Es, como dijimos hace mucho, contra Scioli en la PBA que va Massa...

Rodrigo, estimado bostero: un poco. Pero quiero creer que es reafirmar un poco su identidad. Después de un análisis realista, de todos modos, hubiera ameritado una proyección más desde la realidad que desde los deseos...

Ricardo dijo...

Silenoz: sí, coincido con lo del público verbitskista y el juego celsista...

Esther: generalmente estamos bastante de acuerdo. Es bueno disentir en algo, je.
Creo que puede interpretarse como decís, porque para eso está escrito así, pero me parece que la disyuntiva, simplificada, es kirchnerismo puro o diluido en el sucio pejotismo. Eso desde un terreno filosófico, si querés. Desde un punto de vista instrumental, si querés, es proponer, como una de las opciones, no ir detrás de Scioli, Capitanich o quien sea. Nada difícil de pensar, si recordamos como le pegaba el Perro a Kirchner aún cuando arribó al gobierno.
Coincido, sí, con tu apreciación final respecto a conveniencias. Pero dudo que sea esa la opción preferida por HV.

Ricardo dijo...

Rib: ¿y Sanz? ;)

Ricardo dijo...

De todos modos me parece un falso dilema el planteado entre kirchnerismo puro o manchado de sucio pejotismo.

Acá Julián hace un análisis similar en su blog:

http://mundotario.blogspot.com.ar/2014/02/dos-ejemplos-de-kirchnerismo-y-ahoraque.html

Mabel dijo...

Sueña el ala izquierda con desprenderse del ala derecha y virar definitivamente hacia la victoria .
Insiste el ala izquierda sin recordar el vuelo necesita a las dos alas peronistas y sin recordar q no fue el ala izquierda la q nos trajo hasta aca
Pero en este momento es bueno soñar

Mabel dijo...

Sueña el ala izquierda con desprenderse del ala derecha y virar definitivamente hacia la victoria .
Insiste el ala izquierda sin recordar el vuelo necesita a las dos alas peronistas y sin recordar q no fue el ala izquierda la q nos trajo hasta aca
Pero en este momento es bueno soñar

profemarcos dijo...

También le erra "cómo perro" cuando habla acerca de un pedido de aumento del 61 por ciento, una cifra irreal (¿con un básico de $1.800? mil ochocientos pesos).

Luciano dijo...

Sin ser un experto en este tipo de debates, ni teniendo tampoco las ideas cerradas pienso lo siguiente:

No creo que la cuestion sea PJ si o PJ no, porque seria ilusorio pensar en cualquier construccion politica por fuera del PJ. Por algo Massa tampoco termina de sacar los pies del plato totalmente, y ya bastante han analizado eso aca y en otros blogs.

Sumado a esto, pensar al PJ como malo de toda maldad, separado de un nucleo duro K, es una troskiada purista en la cual no debemos caer.

El tema en esta polemica es a que vamos a jugar cuando Cristina, como principal figura y conductora, de su apoyo a alguien, y ese alguien, termine siendo (por h o por b) un Capitanich o un Scioli, por poner un ejemplo. Y digo, si nos bancamos tanto sapos en epocas mejores, porque no lo vamos hacer cuando se disputen cosas importantes?

Ricardo dijo...

Mabel: excelente metáfora.
Lo del avión, eso así, lo utilizó Massa en campaña y no con la analogía MAK de elbosnio...

Profemarcos: pero tira buena data. Realista y fuera del libreto que vino repitiendo el canon del relato K hasta recién. Un compañero no K me decía en Twitter que por acá venimos diciendo esas cosas hace meses y es cierto.

Luciano: coincido con casi todo. Lo que sí, no creo que CFK le levante la mano a nadie antes de las PASO.

Anónimo dijo...

Pienso que el kirchnerismo va a dejar una estructura solida y consolidada en DDHH porque se dedicó con pasión, convicción y trabajo a eso, sabía de qué se trataba y supo construir el cómo. En el resto tocó de oído, tomó medidas la mayoría de corto plazo con buenas intenciones pero dejando afuera a los actores reales que serían los garantes (salvo en DDHH), pagando el asentimiento de algunos para que pareciera participativo. Entendieron la verticalidad peronista desde el lugar equivocado. Nada quedará como cambio estructural, ni siquiera en la construcción de su propia tropa. Fue siempre demasiado especulativo confió mucho en la “muñeca”, hoy duda de su capital y sigue en esa tesitura calculando cuantos tengo y como los mantengo. Nunca leyó la letra chica de su contrato con el peronismo que lo está por ejecutar porque se le terminó el crédito del cuento de progresista a campeón.

Anónimo dijo...

Pienso que el kirchnerismo va a dejar una estructura solida y consolidada en DDHH porque se dedicó con pasión, convicción y trabajo a eso, sabía de qué se trataba y supo construir el cómo. En el resto tocó de oído, tomó medidas la mayoría de corto plazo con buenas intenciones pero dejando afuera a los actores reales que serían los garantes (salvo en DDHH), pagando el asentimiento de algunos para que pareciera participativo. Entendieron la verticalidad peronista desde el lugar equivocado. Nada quedará como cambio estructural, ni siquiera en la construcción de su propia tropa. Fue siempre demasiado especulativo confió mucho en la “muñeca”, hoy duda de su capital y sigue en esa tesitura calculando cuantos tengo y como los mantengo. Nunca leyó la letra chica de su contrato con el peronismo que lo está por ejecutar porque se le terminó el crédito del cuento de progresista a campeón.

Esther dijo...

Jajaja… La falta de coincidencia, Ricardo, radica en que leí lo escrito y vos leíste lo escrito pero en función de cierta historia previa de Verbistky. Ahora bien, como el artículo está publicado en Página12, estimo que habrá muchos que, al igual que yo, leyeron lo escrito; una cosa es que sea un diario pro-gobierno y otra que su público sea exclusivamente kirchnerista, ¿no? En fin, me da la impresión de que en la blogosfera K tienen qué reclamarle a HV; yo no, y es posible que muchos otros lectores de Página12 tampoco. No veo al peronismo como sucio, pero sí parece que hay kirchneristas "puros" que así lo ven, de acuerdo a lo que leo en la blogosfera; pero de eso, en verdad, nada sé…

Ahora, vamos a lo importante. Si discutimos qué pasará en el 2015 tenemos que asumir que el gobierno llegará más o menos bien para ese momento; rengo, quizás, pero todavía en pie. Si la economía se cae antes del 2015, todos estos análisis no valdrán mucho. Asumamos, entonces, que logra capear los temporales.

En ese caso, si va por fuera del PJ posiblemente le vaya mal. Tendrá un 20% pero no más que eso. Además, no veo por qué lo haría; el kirchnerismo nació y creció en el peronismo. Ahí tiene sus raíces. Y su fuerza mayor.

Si va por dentro del PJ a las PASO… Ah, entonces veremos unas PASO interesantes. No creo que Cristina quiera o pueda mantenerse al margen. Ni quiera ni pueda. ¿A quién va a votar la militancia K? ¿Y cuáles pueden ser los candidatos? Esto último es importante, porque en esas PASO votará en la interna del PJ la mitad del electorado, más o menos: pocos querrán quedarse "afuera" de la posibilidad de que allí se juegue el siguiente presidente. En otras palabras, si hay cuatro candidatos, de los cuales dos son K, uno massista y otro denarvaísta (por poner un ejemplo y un número), ¿vas a partir los votos K entre dos candidatos, dándole la oportunidad a ganar a alguno de los otros dos? No lo veo, salvo que se sepa de antemano que los otros tendrán pocos votos.

No sé. En el lugar de Cristina (estoy pensando sobre la marcha) quizás armaría una suerte de interna K antes de las PASO. No una elección formal, claro está. Pero sí una suerte de interna con los distintos grupos/partidos/bases militantes que componen al FPV, para que de allí surga "el candidato K" para las PASO. Me mantendría al margen en esa etapa: que se saquen los ojos los que quieran participar. Una vez resuelta esa interna K, entonces voy con todo a las PASO a favor del candidato que haya surgido. Bueno, puede ser una idea loca, quizás imposible de armar o que distraiga demasiado de los problemas del gobierno (de los gobiernos, nacional, provinciales y municipales, mejor dicho). Con la desventaja que se daría demasiado tiempo a los medios de la oposición para armar revuelos varios y sacar al sol cuanto trapito encuentren.

Como sea que se haga, una cuestión que, creo, es fundamental, es que cada candidato (o el candidato K) adquiera un cierto número de compromisos con sus bases. No significa que, ganando las elecciones, los vaya a cumplir, lo sabemos, pero si están, por lo menos se los podés reclamar.

En cuanto a los deseos de la izquierda K, yo, en esa izquierda K, en estos momentos, más que preocuparme de si Scioli o si Capitanich me ocuparía de pensar en las cuestiones de fondo que no se resolvieron en estos años y en cómo resolverlas, porque si no se resolvieron es porque son complicadas, y no basta con tener alguna idea genial o promulgar un decreto o una ley. Laburaría en eso y en militar los barrios. No sé, hay cosas que te superan; puede ser que creas que Scioli es un pánfilo insoportable, pero si el PJ va con Scioli no podrás hacer nada contra eso. Entonces, ¿a qué perder el tiempo? Mejor ocuparlo laburando de tal forma de estar preparado para empujar en el sentido que creés que hay que empujar.

Saludos.
Esther

HUINCA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
HUINCA dijo...

A mí me impresionan algunos comentarios que que describen con suficiencia la hecho estos años como "de oído". La verdad, es casi surrealista.

Dich esto, mi opinión. CFK no va a permitir bajo ningún punto de vista que el PJ nacional no vaya con la opción kirchnerista que sea. Es no haber entendido nada del personaje Cristina. Cristina es la que dijo (e hizo) yo soy de las que piensa que hay que quedarse peleándola adentro y así lo hizo durante el menemismo, aún expulsada. Y si bien al principio (2003) despreció al PJ, era muy al principio, y el PJ nacional era territorio desconocido, ahora los que uno tras otro han ido despreciando al PJ son los que se han ido yendo al massismo o el propio Moyano...

El kirchnerismo va a ir con una identidad totalmente peronista, no les quepa la menor duda. Lo que no es tan seguro es que Scioli se quede; no sé por qué me da que la propia CFK podría fomentar su paso "enfrente", para que las alternativas sean entre alguien del palo, Randazzo, Uribarri o quien sea, y el "menos malo" de enfrente, que sería Scioli. Se me ocurre.

Cierro con lo que me impresionó de algunos comentarios. El kirchnerismo comenzó sin cuadros, y termina con muchísimos en todas las áreas. El que no tiene la más remota idea es el resto, que simplemente le entregaría el día a día a los de siempre. Hay que tener valor para hablar con suficiencia del kirchnerismo, más allá de aciertos y desaciertos. Después de todos estos años, de todo lo hechoen montones de territorios y empezando con recursos menos mil.. Madre mía...

HUINCA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Estimado HUINCA... Los comentarios que te suenan como suficientes reflejan una mezcla de desenfado, falta de respeto y perdida del miedo porque señalan al fruto de la cosecha amigo- enemigo que el kirchnerismo supo sembrar, la sarandeada está dejando esto. Lamentablemente lo más grave es que tanto concepto de conducción política como el rol del Estado están siendo totalmente degradados. Lo único que falta es que los nuevos grandes cuadros políticos, invoquen que tienen suficiente autoridad política porque han venido ocupando cargos en los últimos diez años cuando en realidad no pasan de ser hábiles declarantes. Está quedando claro también que el rol de una gran legisladora no es garantía de éxito en otras funciones (otro desenfado), los primeros que lo van a padecer es el propio paladar negro que ve como se les está escapando la tortuga.

Ricardo dijo...

Anónimo 19:23: creo que es una lectura demasiado lineal de todos años. ¿Por qué sí sabría cómo en DDHH y no en economía? Se hicieron cosas imprescindibles, buscando consensos y apoyo con Brasil, por ejemplo. Que de dos años a esta parte algunas variables se salieran de curso es otra cosa y no responsabilidad única del oficialismo, aunque aquí sí criticamos el momento hasta el que se esperó.

Ricardo dijo...

Esther: en principio, no se trata de un reclamo a HV, sino un desacuerdo con su propuesta política. Me resuena el anhelo de 2019 y me vuelvo loco, je.

Respecto a lo importante, je, sí, coincido en que las últimas dos semanas fueron preocupantes, pero el temporal está pasando y no creo que haya variado tanto la cuestión económica como para no pensar que llegamos enteros a 2015. Más aún si se arregla con el Club de París y el compañero buitre (?) Singer.

(Y lo que sigue también es en respuesta al comentario de Rick —HUINCA—)

Para mí siempre fue bastante claro que las opciones del kirchnerismo como identidad pasan por dentro del peronismo. Quizás tenga que ver con que mucho de su aparato cultural provenga de la izquierda nacional o del progresismo de los grandes centros urbanos con necesidades básicas satisfechas, pero no han sido pocos los que propusieron algo parecido a HV, que fue bastante moderado. Rick lo pone en palabras de la propia CFK, que siempre reivindicó su pertenencia partidaria y en la propia historia de los Kirchner, como digo en el post.

Lo que proponés, Esther, para las internas/PASO es bastante razonable. Ahora, mi impresión es que CFK debería preocuparse más por lo que le queda de gestión y salir por la puerta grande (y en esto coincido con tu último párrafo, Esther). Es decir, yo creo que Cristina no se pronunciará en favor de ninguno (sí quizás quienes se presentan como sus voceros, el mismo Cuervo Larroque, ponele), y una vez que surja el candidato, así sea Scioli, lo apoyará. Porque además eso sería peronismo: es el soberano el que decide.

Respecto a lo que decís, Rick, de los cuadros, es muy cierto. El déficit en ese sentido es no haber fomentado la aparición de cuadros dirigentes, con votos y voz propia. Rossi, podría ser un ejemplo, pero no pudo despegar nunca en Santa Fe. Quizás sea un déficit intrínseco de sistemas políticos como el nuestro, pero también hay responsabilidad en la forma de construcción política desarrollada por el kirchnerismo. Pero volviendo a los cuadros, sí, coincido en que las opciones opositoras entregarían las segundas y terceras líneas a los mismos de siempre.

Ricardo dijo...

Anónimo de las 9:15: aunque tu respuesta no es para mí, sí quiero puntualizar que es fácil reivindicar la gestión económica de Kirchner y criticar la de CFK, pero para hacerlo también hay que considerar que a NK le tocó una más fácil, gruesa, que permitió obtener resultados más inmediatos. Ojo con eso...

Anónimo dijo...

Ricardo.... Para mí la facilidad Néstor fue producto de su pericia política, gran parte de la dificultad de Cristina es incapacidad. Néstor nunca se la creyó, Cristina fue devorada por el personaje

HUINCA dijo...

Y, seguimos con la suficiencia. El vendaval que sopla acá desde el 2004 (Blumberg) hubiera volteado a montones de Gobiernos, los volteó siempre. El hecho de que no haya volteado a este no significa que el vendaval no haya golpeado, y además, con la complicidad de un sistema judicial prácticamente al completo y una policía que tuvo que dar la cara como gran motora de la inseguridad, que hasta el momento, en ambos casos, habían permanecido en el ratil subsuelo. Estos poderes nunca tuvieron que ir tan lejos como han ido y siguen yendo hasta ahora. Trabajar sob e un suelo en constante terremoto, sin caerse, es un gran me´rito en sí mismo. Pero además, hay algo que me chirría, que es la supuesta ineptitud a la que se alude (digo se porque hay varios anónimos). La realidad es que no se trata de la pugna entre un Estado de idiotas ineptos contra grandes empresas eficientes y honestas. Se trata de personas -las del Estado- que todo el tiempo tienen que enfrentarse con delincuentes muy poderosos que hacen trampas de todos los colores y clases, hasta contrabandear la cosecha en grandes cantidades. Y deben hacer frente a estos delincuentes sin la ayuda policial ni judicial ni mediática. deben investigar, castigar, negociar, etc, en esa condiciones.

Más allá de errores normales en personas que HACEN, me parece que tienen un mérito extraordinario. Sin ayuda de ninguna clase, y hasta con gran parte de la sociedad en contra de TODO.