sábado, 10 de diciembre de 2016

Un año de Macri

El gobierno de Mauricio cumplió un añito y quiere invitarte a su fiesti... Ah, no hacen fiesta. Mala mía, disculpen. Veamos entonces qué hicieron, pero no a modo de recuento.

A un año, podemos identificar varias características del macrismo. Una de ellas es que, rápidamente, lo gana la ansiedad y apresura decisiones; quizás para conjurar el Fantasma De la Rúa. Se apuró al bajar retenciones, salir del cepo, arreglar con Griesa pero, sobre todo, cuando decidió entregar el comando de la agenda a Comodoro Py para descansar en un año no electoral sobre la persecución judicial a Cristina y luego Scioli. ¿Cuánto más hubiera pagado el impacto de CFK en tribunales en abril del año que viene? Ahora se apresura al intentar enviar a Massa hacia el campo opositor. ¿O eso lleva tiempo y está bien? Como sea, es Macri quien escogió el momento y el massismo, gustoso, se suma.

Además de la ansiedad, el macrismo ha cometido errores que está pagando, ya que en tan sólo un año perdió 20 puntos de imagen y su gestión recoge más desaprobación que acompañamiento. Uno de ellos fue romper el mercado interno, con recesión, para moderar la inflación. Los sectores concentrados de la economía no lo sponsorearon como imaginaba y, cuando se dio cuenta del encierro en el que se introdujo, ya era tarde y sufría las paradojas de recesión con inflación y déficit con endeudamiento. Ah, la ortodoxia económica en una realidad heterodoxa.

Otro error grosero, que aún cometen, es confiar en que manejando Comunicación, redes sociales, todos los micrófonos (Lospennato dixit) y pueden olvidarse de las relaciones de fuerza. Lo descubrieron ahora, por las malas, y en actitud adolescente demuestran escasa tolerancia a la frustración. Conste en actas que los analistas oficialistas le pidieron a Macri la salida de Marcos Peña y el arribo de alguien con perfil político desde, por lo menos, junio o julio. Mauricio desperdició un año montado en las redes sociales y haciendo política circunstancial, con la billetera, en lugar de intentar ampliar su gobierno de minoría como ahora, tardíamente, le ruegan.

No tiene resultados económicos para mostrar; el manejo del Congreso, único ítem del que se enorgullecían, demostró sostenerse en pies de barro. Queda el antiperonismo, el sinceramiento hipócrita, la venta de optimismo y espiritualidad zen: vamos juntos; sí, se puede. No podían sólo festejar que ya no está Cristina, única promesa implícita de campaña que, huelga decir, no cumplieron: fueron en cambio los depositarios de ese deseo. El macrismo, aún, es antes un instrumento que un gobierno. Tienen poco tiempo para cambiar eso y no parece estar, lamentablemente, entre sus objetivos para 2017.

9 pusieron huevos y comentaron:

Anónimo dijo...

Este año estamos peor que el pasado.
Pero mejor que el que viene.

El que viene dicen que a lo pésimo nacional, hay que sumarle tal vez crisis mundial, culpa de los neoliberales de afuera.

Feo, feo, feo.

Y pensar que la gran crisis mundial del 2008, ni la sentimos porque el país estaba de pie y marchando gracias a los K.

Si esta crisis que todos anuncian se produce, vamos a sonar mal.

Anónimo dijo...

Mauri-ceo parece que resulto ser Mauri-cia trabaja según los wikileak trabaja para la compañia o sea la cia y no solo la del padre.

Lo mismo la generala persecuta de bullshit y duraznito varva, si de jóvenes fueron izquierdistas peronachos truchos o infiltraduchos.

Luaro dijo...

No entiendo cuando cuando nombran como un merito el hecho que gracias a su supesta muñeca (o de Monzo, o el payaso que sea) hayan aprobado las leyes que quisieron. Lo mismo hizo De la Rua, con cosas mucho peores que el pago a los buitres. El peronismo le aprobo megacanje, blindaje, reforma laboral... de que hablan?

Ricardo dijo...

Luaro: como dice @guido__ce, el peronismo es bastante más institucional y tiene un mayor sentido de responsabilidad (agrego yo) que nuestro republicanismo liberal conservador ensamblado en Tierra del Fuego.

Erkekjetter Silenoz dijo...

"el peronismo es bastante más institucional y tiene un mayor sentido de responsabilidad (agrego yo) que nuestro republicanismo liberal conservador ensamblado en Tierra del Fuego"

O (cierto) peronismo comparte a grosso modo la idea de país del "republicanismo liberal conservador ensamblado en Tierra del Fuego" y, actualmente, nuestro senado se parecen a los radicales: sin saber qué pomo hacer, como dice el inye, administran su rol opositor... ¿se podrá ganar con esta claque en '19? o ¿re asumiremos por obra y gracia de la buenaventura del destino? Veremos... pero con mancuso eso sí ja ja ja....

Saludos

Daniel dijo...

Feliz año, amigo.

Gran abrazo!

Nocturno dijo...

Por ahí alguien dijo que cada país tiene los gobernantes que se merecen.
En Chile, hace rato que los de derecha o izquierda (hoy por hoy da lo mismo aquí) se vendieron a intereses corporativos o gringos.
De hecho ya salen encuestas de las élites que dan por ganador este 2017 al derechista Piñera, el empresario similar a Macri que me temo las gentes embobadas con la propaganda que vende la tv (financiada por la agenda de las élites) y el ciclo se repetirá...
Nada malo con lo zen, tal vez los Humanistas cambiemos el mundo amigo! jé.
Un abrazo, buen blog.

Anónimo dijo...

PELOTON DE ESCRACHAMIENTO

MEDIA VUELTA!!

APUNTEN CON EL DEDO!!!

DISPAREN!!!!

INSULTOS CON LA VOZ

MASCRI
GATO
TRES VECES
RECARGUEN INSULTOS

Anónimo dijo...

en este 2017 Ricardo les va a comer el pitito a "jordi", mogolico comprometido o al vasco amongo