domingo, 2 de abril de 2017

#1A

Bajen las cacerolas para que los de atrás puedan ver.

Si el común denominador de la manifestación pro oficialista fue el canto “No vuelven más" (sobre la melodía de la marcha peronista), se confirma que antes que un apoyo a Macri se trató de una nueva manifestación antiperonista. Una prologación de aquellos cacerolazos contra Cristina. Pobre Emilio Monzó.

Delirante en su convocatoria “en defensa de la Democracia", cuando ésta no se encuentra en riesgo; entienden los macristas silvestres, de todos modos —y de ahí el relato “golpista" al que apela el oficialismo—, que la gobernabilidad de Macri en estos casi 16 meses fue una concesión del peronismo. Ya fuera por convicciones liberales (los massistas y peronistas más macristas), por miedo a carpetazos (muchos otros, cuando no debido a amenazas directas de destino judicial) o porque entendieron que golpear a un gobierno débil en lo institucional, pero que además socava su propia legitimidad de ejercicio, no era negocio para nadie.

¿Le alcanza a Macri conservar, mimar, apelar al antiperonismo, exigirle el sacrificio de salir a la calle? Sí, le da oxígeno luego de las multitudinarias manifestaciones en contra. ¿Puede modificar con esto sus expectativas electorales? No. O es muy difícil. Aún así, Macri aprovechó para emplear a fondo la retroexcavadora con la que agiganta la grieta: “sin choripanes", felicitó a los manifestantes, cuando no había saludado a las anteriores marchas, opositoras; se apropió así una vez más del antiperonismo que lo justifica, que lo constituyó, sólo que ahora con la responsabilidad de ser el presidente de todos y no sólo de los que se creen más argentinos que el resto de los argentinos (perdón, Orwell).

Volviendo a los manifestantes (70 mil según Mariano Obarrio, 25 mil según otros), resulta preocupante que cambien los siglos, pasen las décadas y aún así haya quienes pretendan que el peronismo no forme parte del sistema político. La caracterización de la convocatoria (por la Democracia) y los mensajes psiquiátricos de algunos carteles traducen esa bronca que nace de comprender que no sólo forma parte sino que, en ocasiones, es casi el sistema político todo.

En la guerra de relatos, puede servirle al macrismo el estimular ese prejuicio que disocia peronismo y democracia. Desde su responsabilidad histórica es un error; y una continuación, además, en la política de hacerse fuerte desde su debilidad vía extorsión: dame gobernabilidad o sos golpista.

El peronismo puso mucho de su parte para quitarse el mote antidemocrático que le endilgan los sectores que dicen que los mejores días siempre fueron pre-peronistas. Durante los ocho años de Cristina, con Néstor y aún más en estos tiempos macristas, inclusive a costa de desalentar a su propia base electoral. El resto de ese camino deberá ser aportado por Macri y los suyos, tal y como apuntaron sus editorialistas militantes: debe completar su mandato, por primera vez desde 1928, un gobierno no peronista. Entregando recesión y ajuste, por ahora no parecen estar a la altura de lo que les demanda la Historia... si no es con el concurso del peronismo que aborrecen. Háganse cargo, macristas.

10 pusieron huevos y comentaron:

Anónimo dijo...

Viejo como la Argentina. Estos muchachos y muchachos sueñan con un país imposible porque acá existió Perón...
Después de las declaraciones de Mauri tras la marcha, en el Peronismo vamos a seguir con el versito de la moderación para enamorar a muchos, la alvearización y las anchas avenidas del medio?...
Saludos.- Pablo, el Bostero.-

Anónimo dijo...

probablemente el detonante fue Hebe y sus dichos, por otro lado no replicados por ninguno de los peronistas de fuste, al menos los que vi/escuche.
Como Hebe es un icono de los kirchneristas hasta que no se la saquen de arriba como icono politico (lo otro, es indiscutible) seguira la dicotomia de anti y pro, como los peronistas en el medio

ayj

Erkekjetter Silenoz dijo...

ja ja..

hablando de carteles siquiátricos, apareció lustig aka ayj con una escalada pero en los comentarios siquiátricos..... ¿estuviste ayer, no comisario? je je...

El tema es que la derecha tan comprometida con la despolitización de los vecinos, sólo está logrando más politización... y buehhh el tema es que hacemos con los opositores responsables... quizás un poco de autocrítica ¿no?

saludos

Anónimo dijo...

Los violentos actuan asi, apresurada y atolondradamente. Tenían que "responder" a los negros choriplaneros empleados insatisfechos que ahora se atreven a tomarles las calles de su ciudad, cada día con mas vehemencia, con sus bombos y sus quejas salariales.

Duran Barba no quería esto, era caer en la "provocación" peronista, las agencias de marketin amarillo intentaron como pudieron que no salieran a dar este espectáculo nazi, pero el gorila es asi. Y el jefe de los gorilas peor, para embarrarla todavía mas el virrey sale con toda la jeta a decirle al pais que sufre "Vieron choriplaneros, aprendan a ser com la gente bián, no somos como los negros que tienen que usar colectivos y trenes todos los días".

No se nota para nada que quieren pudrirla. Pero ni un poquito.

El Observador Comprometido dijo...

No creo que sea delirante la "la defensa de la democracia". Desde este lado, la percepción del discurso K, nac&pop, sabatellismo deslustrado y afines es que quieren el helicóptero y ya. El hecho que la economía no repunte no ayuda a nada.

Es cierto que gran parta de la gobernabilidad se debe a la buena voluntad de cierto peronismo (no todo). La otra parte, la mas ruidosa, la de mayor exposición, está embarcada en el frenesí de pirañas que las caracteriza ultimamente.

Yo leeria el tema "choripán" como una denuncia a un cierto método de hacer politica explotando gente necesitada a un muy módico precio, mas que a un clivaje ricos/pobres.

Y por último, los no peronistas (yo deje de ser antiperonista en 1987, cuando me alegre que Cafiero le ganara a Casella)nos sentiremos siempre un poco amenazados x el peronismo, en tanto este se asuma como la totalidad de la voluntad popular en una especie de sistema corporativo sectorial, de su desprecio por la división de poderes,de la prensa libre, del interprete exclusivo del ser nacional, único garante de la soberanía nacional y único y excluyente partido capacitado para gobernar(?). Esa percepación no la teníamos con el gob del Carlo, pero siempre estuvo muy presente durante el k-ismo y ahora lo sigue estando. Eso es loi que no no quiere que vuelva mas.

Estamos dominados por percepciones que el "otro" nos quiere borrar d ela faz de la tierra. Asi va a ser dificil.
Un abrazo.

Ricardo dijo...

Pablo: así como algunos pudieron confundirse y pensar que el 678 Facebook expresaba a la mayoría, mal haríamos en pensar que estos caceroleros descacerolados son otra cosa que los gurkas del macrismo que leen a Majul, Fernández Díaz y escuchan a Leuco.
Para mí. Perdoname mi cripto sciolismo emocional de izquierda :P

ayj: ¿Hebe? Vos y yo sabemos que sin Hebe, o aún sin López, Boudou o De Vido, estos muchachos y muchachas piensan así y hubieran salido a bancar el antiperonismo igual.

Silenoz: ¿alguno de esos estará criticándose? Lo dudo. Igual, el peronismo va a seguir aportando a la gobernabilidad aunque le cueste caro. Para mí. Lo tiene que hacer más inteligentemente, eso sí.

Anónimo: es la estrategia delineada: polarizar porque no hay economía para intentar hegemonía. De Gramsci a Laclau.

Observador: las percepciones existen, por eso los relatos. Pero así como es joda que Massa frenó una re reelección imposible en 2013, ahora el agite golpista es que no tienen economía para hacer política que incluya a más que el propio núcleo duro.
Y lo del choripán no es una denuncia sino una declaración de campaña. Peor fue la de Lombardi, scotando la argentinidad a los que bancan al gobierno.

Esther dijo...

Muy bueno, Ricardo.

Un abrazo,
Esther

Erkekjetter Silenoz dijo...

¿No hay autocrítica? uhhhh peeero.. la p... y ¿tons ¿cómo vamos a volver? ja ja ja...

A mi lo que no me cierra es el concepto de "aporte de gobernabilidad" se me hace la versión peronista (en algunos casos de derecha justificatoria) del "cuanto peor, mejor" troskista, que en nuestro caso sería dejemos que gobiernen así el cúmulo de cagadas decanta al "no es que seamos buenos, sino que los otros son peores"...

Pero bueno, pido disculpas por blasfemar la sempiterna sabiduría de la rosca PJ-tista

Saludos

ChicoEngels dijo...

Sigo sin entender esa extraña idea, compartida por el Experto en Globalización y Voley, de que el presidente Agustín Pedro Justo fue un precoz militante del Partido Justicialista.

Anónimo dijo...

Pero para Ricagon de devorarle el pistulin a Mogolico Comprometido. No te alcanza con limpiarle con la lengua la bolsa de colostomia de lustig?