miércoles, 16 de diciembre de 2009

¿Y esta década que se va?


Si los 80s fueron la década de la Democracia y los 90s la de la Estabilidad, ¿cuál será el consenso que denomine esta última década?

¿Será la década del Crecimiento? ¿De la Acumulación e Inclusión? ¿La década Nacional y Popular? ¿La del Zurdaje? ¿La de la Crispación y el Revanchismo? ¿La década Montonera?

La pregunta que abre el post la plantea Adrián D´Amore en un muy buen artículo para la Revista Zoom (gracias, Abel).

Creo que los años por venir terminarán por delinear el marco de esta década que se va. Mucho tendrá que ver si en el futuro se siguen las directrices actuales, en una suerte de consenso que privilegie el recuperado Rol del Estado.
De continuarse el camino actual, creo que se podrían encuadrar los primeros diez años del 2000 dentro del marco latinoamericano de mayor autonomía política y económica.

La Década Populista sin el significado peyorativo del término.

Una década en la cual las elites económicas de todo el continente, cómodas durante los 90s (usufructuando las ventajas de la Corporatocracia que impulsó el Consenso de Washington), vieron su status quo desafiado por el Estado.

Y algunos respondieron con bravura: el "campo" en Argentina, la media luna rica en Bolivia. Muchos gobiernos debieron soportar estrategias de desgaste casi calcadas: la "chavización", el "stalinismo", la "crispación", todos términos que hablan más de quienes los usan que de aquellos a quienes se acusa.

En Argentina, luego del clima de postguerra posterior a la implosión de la Convertibilidad y el Consenso de Washington, asumió la Presidencia Néstor Kirchner y, al principio, gozó de un consenso general basado en la capacidad que tuvo para generar la recuperación económica. Argentina creció así a tasas chinas cuando muchos hablaban de vientos de cola y veranitos que no durarían.

Una vez superada la etapa álgida de la recuperación, los Factores de Poder en la Argentina comenzaron a presionar para recuperar las prerrogativas que habían gozado hasta antes de la crisis. Y comenzó la pelea Kirchner - Medios, que era y es la pelea por la apropiación del Sentido Común y, por lo tanto, la apropiación de la Razón.

Cristina Kirchner ganó las elecciones por amplio margen en 2007 pero el divorcio del Proyecto Nacional y Popular con una clase media que había sido permanentemente seducida y favorecida comenzaba a evidenciarse.

Luego la avanzada de los patrones rurales y, en el medio, una de las crisis financieras mas fabulosas de la Historia. Mientras en el mundo se perdían puestos de trabajo por millones, en el país se sentían apenas coletazos de la crisis, gracias al desacople de la economía de la especulación financiera, al fortalecimiento del mercado interno y, para que se muerdan los labios los gurúes económicos, los superávits gemelos.

Cómo continuará la Historia está por verse. Continúan en pugna en Argentina dos Modelos de País. Lo plantea también D´Amore en el artículo linkeado más arriba:
Por otra parte, no hay posibilidad de amable unanimidad en la política, al menos no en los términos en que la plantean tanto los Bonelli como los Duhalde. Mucho menos, en un país que aun se debate a los ponchazos entre elegir un destino nacional o perseverar en la resignación colonial.
Y lo dijo aún mas claramente Agustín Rossi en el Congreso:
Hoy la cuestión no pasa por oficialismo u oposición; pasa por la política frente a las corporaciones. Lo que hoy se discute en la Argentina es si la política va a tener capacidad y margen de maniobra para producir las transformaciones necesarias y va a seguir siendo una herramienta útil para mejorar la calidad de vida de la gente, o si las corporaciones van a quedarse con los pedazos desparramados del Estado argentino en cada uno de los rincones de la patria.

4 pusieron huevos y comentaron:

Javier dijo...

Yo diria que fue la decada del fin del ideario neoliberal como doctrina o del fin del consenso de washington que es lo mismo y de la recuperacion del sentido de las naciones y la historia
( populismo seria eso recuperacion de los valores ? )

mariano utin dijo...

Clarito l del Compañero Diputado Rossi, hoy Liberacion o Dependencia significa: el pueblo con su única herramienta: la Política o las corporaciones trasnacionalizadas.

manuel el coronel dijo...

A mi me gusta lo de Populismo, palabra que sin dudas proviene de la familia de Peronismo. Suenan tan lindas!!!

Eso sí Cro. Ricardo. Nada de Newton. Que los analistas bajen al barro, que se ensucien y le pregunten a los desamparados de siempre a quien van a votar. Capaz que se sorprenden.

Ricardo dijo...

Javier: yo digo lo mismo que vos. Eso fue para mi diciembre de 2001, el final del Consenso de Washington. Ahora algunos quieren volver. Lo dijo Néstor en la campaña: o este modelo de inclusión y acumulación o la vuelta al neoliberalismo.
Macri habló de re-privatizar. Cobos habla de "seguridad jurídica para los inversionistas", y lo pongo entre comillas porque siempre me pareció un verso. Para mi significa "le demos lo que quieran" y pensando en esos fondos buitres de especulación económica fue que regalamos todo en la década neoliberal.

Así es Mariano: blanco sobre negro. Coscia decía en el programa de Leuco hace poco (anduvo el video circulando por los blogs) que estamos frente a una encrucijada de la Historia y se abren dos caminos y tenemos que decidir por uno.

Manuel: es que siempre utilizaron el término peyorativamente. Y el populismo no es malo.
¿Qué tiene de malo gobernar para el Pueblo? ¿Si o si es demagogia? ¿No hay que gobernar para el Pueblo entonces y sólo para la Oligarquía, como fue casi siempre?
Para el caso el Republicanismo que citan se parece demasiado a la corporatocracia que dominó la década pasada.

Y si, no son lo mismo las encuestas de imagen que de intención de voto. Eso se podrá medir el año que viene cuando se definan las candidaturas.