sábado, 1 de septiembre de 2012

Sweet little sixteen, she's just got to have... para votar

No termino de decidir mi posicionamiento respecto al proyecto, debo reconocer. Claro, estoy a favor, se trata de una ampliación de derechos, pero si se trata de legislar derechos, uno, medio encabronado porque entiende que es prioritario en comparación al presente proyecto, preferiría que se debata la ampliación del acceso al aborto, y que sea el sector público de salud el que monopolice información, prevención, acceso y posteriores cuidados. Y que la justicia retardataria, conservadora, clerical e hija de remil puta no pueda ser retardataria, discriminatoria, misógina, sexista, conservadora, clerical e hija de remil puta. ¿Escuchaste Federico Ossola, émulo del diputado republicano Todd Akin?

Volviendo al voto a los dieciséis, se trataría, claro, de una evolución, porque está visto que los chicos de 16, hoy, no son los chicos de 16 de hace unas tres o cuatro generaciones. Qué decir de aquellos chicos de 18 cuando se implementó la Ley Sáenz Peña, allá por 1912. Todo se acelera. Las chicas ingresan a la pubertad antes, los adolescentes tienen relaciones antes, ya no se ponen los pantalones largos recién a los 16, reciben celulares de regalo mucho antes que este pobre infeliz y para qué vamos a hablar de la madurez que demuestran hoy chicos de 12 o 13 años comparados a lo imbécil que era uno a esa edad. Además, como dice Iris en su blog: «La responsabilidad se fomenta ejercitándola, no aparece de repente. Si está dispuesto a asumir el papel de votante y la responsabilidad que ello conlleva, ha comenzado el camino a la adultez». Para el caso, el voto femenino, derecho reconocido recién en la primera presidencia de Perón (1947), debe haber recibido cuestionamientos similares a los que se escuchan hoy en boca de constitucionalistas que toman el tren en Constitución como Sabsay: «Esto se inscribe en toda la especulación basada en ver cómo lograr votos de determinados colectivos y se inscribe también en toda esta iniciativa en ir a los colegios adoctrinar a los alumnos, no lo veo asilado. Es toda una tendencia muy autoritaria, muy peligrosa que esto la centraría aún más».

¡Pero qué bueno si el objetivo es lograr el voto de determinados colectivos! Implicaría que esos colectivos pasarían a ser tomados en cuenta para la estrategia electoral y la praxis luego, una vez en el gobierno (algo en lo que, lamentablemente, este gobierno le lleva años luz a los muchachos opositores, empeñados en conseguir el voto de quienes no votan en el cuarto oscuro sino en las pizarras de la City económica. Este gobierno es Alf, totalmente asimilado a este planeta, y los opositores son E.T., unos bichos tarados que sólo saben decir teléfono-casa y necesitan ser llevados de la mano o en bicicleta atravesando la luna llena con música vibrante y esperanzadora). El argumento de lograr el voto de los jóvenes, a tres años de las presidenciales de 2015, es pueril. Pero sí, es comprensible que teman: agosto y octubre de 2011 ratificaron algo que ya se veía venir: los jóvenes votaron mayormente a Cristina.

¡Dejen votar a Buonanotte, hijos de puta!

Redondiemos (sic): estoy a favor del voto a los dieciséis. No es hacer futurología descabellada anticipar que el proyecto recibirá apoyos transversales y será difícil, para cualquier agrupación política, oponerse. Pero me rompe soberanamente que no se esté discutiendo el aborto. Y me explico, para no quedar como un gil: una de las cosas que más me gustan del kirchnerismo es cuando "coopta" banderas. Cuando toma la lucha de los movimientos sociales, le imprime su volúmen político y las convierte en realidades. Y no veo ningún colectivo de péndex de 16 peleando por votar, mientras sí veo a muchas organizaciones luchando por evitar que sigan muriendo mujeres, pobres en su grandísima mayoría, a causa de abortos clandestinos.

* Addenda: Nilda prefiere que los chicos sigan siendo chicos y siga corriendo la moratoria social para los púberes. Lo sostiene así: «...Hay un error conceptual en pensar que los adolescentes de hoy estan mas preparados para tomar decisiones “gracias a los grandes cambios de la sociedad”. En principios del siglo XX los niños de las clases populares laburaban, mantenian los hogares, ni hablar de lugares como Londres en la Revolución Industrial, etc. etc.
Los pibes de hoy no mas maduros que los de antes, eso me parece una simplificación: Otros tiempos, otras maneras de crecer. Y si vos me preguntas, mirando a una mujer de dieciseis de mi misma clase social -para que la comparaciòn sea apropiada- yo era infinitamente mas autonoma, mi generaciòn lo era...». Completo acá.

15 pusieron huevos y comentaron:

Comandante Cansado dijo...

Firmo, firmo y firmo. Y firmo.

nilda dijo...

la verdad yo tambien pensaba que hubiera sido mejor debatir el aborto, y asi como no estuve de acuerdo en la baja de edad de imputabilidad de los menores, tampoco estoy de acuerdo en esto. Ni me voy a rasgar las vestiduras pero mi viejo era mas mayor que lo que fueron mis hijos a los catorce porque hacia años que salia a ganarse el mango con un carrito de verdura por la calle y sabia lo que era aportar a un hogar. Me gustaria que los niños y niñas como les dicen ahora fueran niños y niñas hasta que no tuvieran que ser grandes. Aunque me pone incomoda que le digan niño o niña a alguien de 17. En la epoca en que yo estudiaba se hablaba de la pubertad como la epoca de moratoria social que dicho en buen criollo era que te podias equivocar tranquilo ya que la sociedad adulta te hacia de colchon. No es un tema que me saque el sueño, pero recuerdo a Porcheto con su "che pibe, veni y vota".
digo esto ¿pero tengo que aclarar que uno puede ser filokirchnerista y no necesariamente comprar el coso con pito y todo?

Daniel dijo...

Estoy en contra. Los Buonanotte (aunque si quiere venir al Rojo está todo bien) son inmaduros aún para semejante responsabilidad. Aunque como dice Iris, hay cada mayor de edad badulaque que bueno.

ram dijo...

Daniel, con los años uno aprende, o debiera aprender, que no hay "madurómetro", que hay (y demasiados para mi gusto) adolescentes tardíos de 40 y pendejos que razonan como viejos precoces.
Si un chico, a los 18, podía ser carne de cañón en Malvinas y a los 16, ya puede ser carne de presidio. ¿cuál sería la "madurez" necesaria para votar?, cuál sería el deficit de esos críos si, para empezar, los adultos NO garantizamos ni la madurez ni el criterio ni, menos que menos, los ejemplos válidos como para exigirles a los críos calidades y requisitos que no se ven, ni siquiera en muchos de los eventuales candidatos.
Hay críos a los que no les importa nada de nada, hay adultos a los que tampoco les importa nada - y eso, en el crío es entendible, en el adulto es imperdonable.
Tome como referencia los comentarios y comentaristas de estos blogs; no tengo ningún dato que me lo confirme pero, estoy segurísimo que un pendejo puede opinar con indiferencia, pero no con los niveles de odio y cerrazón mental de tanto adulto, "informado y conciente".
Además, si es optativo, ese simple filtro significa que el que vote lo va a hacer con real interés. ¿Eso es malo?. No. Ni de casualidad, en el peor de los casos será un experimento fallido y nada más.
El tema es que suponen que un voto pendejo va a ser un voto K, y eso los paspa, los enladilla y los desespera; de ponerse a laburar, a generar política ni locos, que eso es pedirles milagros y mire que son adultos, serios y responsables... sí, más que la mierda, y eso que la mierda es adulta, seria y responsable...

Ricardo dijo...

Comandante: le acerco una hoja en blanco, je.

Nilda: ahí linkeamos tu post.

Daniel: y está muy bien. De todas maneras, al ser optativa la cuestión, yo creo que el proyecto apunta a la mayor politización de la sociedad.

ram: sí, por el lado del paspado ese es que les jode el proyecto. También, los Sabsay de la Patria reniegan porque, en realidad, preferirían que el voto sea optativo para todos o, directamente, calificado.

Abrazos.

Daniel dijo...

Bueno, la mayoría de los nuestros está a favor y yo le doy lugar siempre a las aspiraciones de las mayorías antes que a mis cuestiones personales.
De paso, no quiero ser autorreferencial en esto, pero los votantes de derecha hacen todo lo contrario, no? Miles de veces me han dicho: -"Uno vota lo que le conviene". Y está bien, pero veo que en su caso va en desmedro a si a las mayorías le va a ir bien o mal.

iris dijo...

Aclaro que yo también hubiera preferido leyes más prioritarias como la despenalización del aborto, la reforma del sistema de salud, y un largo etcétera, pero no deja por ello de ser una medida positiva.

profquesada dijo...

Creo que se dan las batallas que se pueden dar y, si se puede elegir el momento, mejor. Este me parece un buen momento para ésta, no hay más que ver la pobreza de los argumentos de Sabsay. Los jóvenes de 16 a 18 and beyond, son tenidos en cuenta como el sector más atractivo de los consumidores, porqué no habrían de votar. Es cierto, los jovencitos menores de edad de las clases populares, antes y ahora tienen que trabajar, con más razón tienen que poder votar. Finalmente si se oponen es por el temor que una parte de estos jóvenes -la que les pertenece por origen social- se les de vuelta como ocurrió en los años setenta y escapen a su control ideológico, los jóvenes tienen una sensibilidad especial para detectar la injusticia, el cinismo y la hipocresía. Sin duda la batalla por el aborto es tanto o más importante y ya le llegará el momento, ojalá claro que éste fuese ahora, pero no lo es.

Anónimo dijo...

Creo que el aborto es un derecho y la penalización contradice ese derecho, matrimonio igualitario, Ley de Medios, estoy de acuerdo con Ricardo en incluir el derecho el aborto, como en muchísimos paíse donde las mujeres deciden sobre su cuerpo, sin riesgos ni obstetras clandestinos que cobran fortunas o parteras o similares que carecen de suficiente higiene.

Ricardo dijo...

Daniel: sí, el tema que no comprende la Derecha es que las clases populares también votan lo que les conviene. Sólo que ellos lo descalifican escudándose en el clientelismo.

Iris: talcualmente. Igual, me pareció un buen momento para volver a agregar un granito de arena por la cuestión aborto.

profe: es buena la mención. Recuerdo haber leído algo de numerología exótica (estudios de mercado) en los que señalaban la importancia del sector juvenil en la torta del consumo. Me gustaría tener el link.

Anónimo: bien ahí.

Abrazos.

ram dijo...

Bueno, como a mí me parece que los Mirage de la Fuerza Aérea y sus más de 40 años, son mucho más un peligro que un avión, es que la renovación y el cambio (uy, se me coló el papá del ricardito) de esos aparatos es priorida, LA prioridad.
Y no, no es, por una elementalísima razón, a mi gusto no lo vota nadie, a la señora que es la presidente (con E, porque acá la comparo con señores) más descalificada e insultada de la historia de este país , 12 millones de compatriotas la votamos para que gobierne, a su gusto y convicciones, pero también a sus tiempos. Entonces es lógico y natural que sea ella quien determine las prioridades y las oportunidades.
Plantear el voto desde los 16, no modifica en nada la situación del aborto, de la Fuerza Aérea y sus cascajos, de los Qom y así siguiendo según gustos...
Y si se plantea ahora, por algo será, oportunidad más que prioridad, evaluación de costos y beneficios (el famoso cálculo electoral que espanta al chusmerío opositor), todo lo que quieran pero, no está para nada mal que otro sector social tenga un nuevo derecho (y una nueva obligación, que empieces a sentirte responsable de tu país, desde más pendejo).
¿Cuál es el drama?, los mismos que quieren mandar en cana (y tirar la llave) a los críos desde los 14, se horrorizan de que puedan votar... son maravillosos, impotentes e incapaces de generar alguna idea política, alguna actitud que determine a volverlos votables, a que esos críos se entusiasmen y los respalden - No - los tipos, siempre vagos, siempre con libreto ajeno, se oponen y, por enésima vez se muestran como la insignificancia penosa que son.
¿Dónde está la razonabilidad de acordarse ahora de las otras cosas que faltan y coincidir - en la práctica - con los fantoches?
Lo que falta, falta y seguramente tendrá su momento, ahora se puede hacer camino al andar, no?

Ricardo dijo...

ram: entiendo. Tu argumento es impecable, pero quise aprovechar que hablábamos de derechos para recordar que, para instalar la cuestión del acceso al aborto, legal, gratuito y público, hay que romper un poco las pelotas, porque ese sí genera más rechazos. De otra manera, nunca será el momento. Y si Cristina se va sin legislar, ¿quién sabe cuándo habrán más chances que ahora? Y esa ventana de tiempo implica muertes maternas y secuelas.

¡Abrazo!

Anónimo dijo...

Y... en casos como este hay que aplicar el teorema de Don Arturo Jauretche con La Nación... Si están en contra los que están en contra, a favor, Ricardo.- Saludos.- Pablo, el Bostero.-

Ricardo dijo...

Je. Estamos de acuerdo, Pablo.

Abrazo.

Anónimo dijo...

Hay nabos en todas las franjas etarias .Si es por saber ....ese argumento no sirve
La adolescencia cada vez dura más es cierto ,pero eso no los invalida para votar ,sino deberia votar cxdo se emancipan y algunos se emancipoana a los 32 (Doy fe)
Yo les pregunte a mis hijos ellos hubieran votado con convicción a los 16 pero me dijeron q tienen compañeros y amigos ahora de 18 o/Y 25 q no se interesan
Yo tenía 16 en el 76 y tenía mi opinion .La cambie con los años de partido pero no de ideología .
Yo opino q deben tener opción Voto optativo es buena idea Además obligaria a todos a educar a soberanos jóvenes /Mabel