sábado, 10 de enero de 2015

Ser o no ser Charlie Hebdo, esa *no* es la cuestión

Repudiar sin peros o contextualizar el atentado dividen las aguas del opinionismo nacional e internacional. Yo soy Charlie Hebdo o no soy Charlie Hebdo. Malditos fanáticos islámicos o Francia en Argelia, Estados Unidos y Al Quaeda, petróleo y sangre medioriental, etc. Cualquier posibilidad de comprensión se va al carajo así. Ahora, qué difícil repudiar sin la posibilidad de habilitar un debate que tienda hacia la comprensión del fenómeno, cuando todo repudio nace de comprensiones pasadas. Quizás si girase en torno a la secularización de las sociedades podría ser de mayor provecho. Pero ese debate se encuentra saldado ya, excepto para los radicalismos de cualquier índole.

¿Y Francia? Salió de cacería y abatió a quienes, presumen, serían los autores materiales. ¿Cuáles podrían ser las proyecciones políticas? Volveremos sobre ellas.

Rápidamente, luego del atentado, la prensa mundial sentenció: se trató de un ataque a la libertad de expresión. No de prensa, por suerte, porque no “bajaron” a un medio de comunicación sino que asesinaron a los periodistas/humoristas que en él se desempeñaban. Si así fuera, se entendería que el periodismo se sintiera un poco Charlie Hebdo. Pero no todos lo son y menos aún si buscan circunscribir el asunto a un debate simplista: “me matan por opinar distinto”. O la culpa es del Islamismo, como señalan en Revista Paco, clausurando cualquier complejidad o el reconocimiento del quilombo cultural y religioso que se inscrusta en la vieja Europa, constituída también por ciudadanos, hijos de inmigrantes cuya historia de vida fue atravesada por el sometimiento a una nación que ahora cobija a su descendencia.

Como bien apuntaron muchos, un atentado terrorista tiene por principal objetivo lo que su nombre indica: sembrar terror. Y conseguir difusión para una causa, la que fuera. Vaya si la consiguieron. ¿Es la libertad de expresión o la publicidad, entonces?

Ahorremos teorías conspirativas, nain ileven y la mar en coche: cuando atacaron el World Trade Center no buscaban destruir las finanzas internacionales ni Pearl Harbour significó algo más que una mojada de oreja al territorio continental norteamericano. Claro, fueron luego excusas perfectas para Hiroshima y el retorno a ocupar Medio Oriente. Pero idiotas útiles hay en todas las familias. Los encargados de pedir helado, por ejemplo. Pero, ¿por qué decimos que ser o no ser Charlie Hebdo no es la cuestión? Porque ninguna de ambas posturas apunta hacia una posible solución. La primera porque al negar complejidades, matrices de la historia, sólo puede dirigirse a destruir al Otro. Si el Islam es el malo, ¿cuál es la única solución posible? Hay mucho de inhibir cualquier debate que ponga en entredicho los valores occidentales y cristianos allí, qué decir del accionar occidental entonces. Los segundos, en cambio, los que se sumerjen en las complejidades o niegan ser Charlie Hebdo porque implica negarlas, corren el riesgo de agotarse en el trajín del laberinto de lo inmodificable. Y servir mientras tanto a los propósitos de quienes quieran plantear soluciones inmediatas.

Francia es atravesada desde hace mucho por un discurso xenófobo que elección a elección fue ganando adhesión. Marine Le Pen consiguió aggiornar y moderar a su partido con el objetivo de convertirlo en una real opción de poder. Este atentado seguramente le granjeará mayores simpatías y abrirá el campo político para estas expresiones. Dicha apertura, claro, implicará la posibilidad de su disputa, y puede ser la excusa perfecta, también, para que el resto de los partidos políticos franceses incorporen ese rasgo xenófobo que late en algunos sectores de la sociedad y que, en aras del triunfo de la civilización y el iluminismo y la Republiqué, ha sido negado consistentemente.

19 pusieron huevos y comentaron:

Cine Braille dijo...

Estamos en una época difícil para los debates complejos, como son todas las épocas, agregaría un comentarista que a Borges le aplique la Gran Nik. Si sugerir la idea de contexto es apoyar al terrorismo, entonces mejor dediquémonos a acopiar fideos en el sótano. Umberto Eco dice por ahí que esta es una época parecida al final del Imperio Romano, y que lo que hay que hacer, como entonces hicieron los monjes benedictinos, es salvar lo que se pueda de la cultura y la civilización. ¡Optimismo, pum para arriba!
Como señaló Guido por ahí, el islamismo radical europeo crecen por la misma razón que crece la extrema derecha xenófoba europea: porque crece el número de expulsados por el sistema a partir de la ronda de ajustes iniciados en 2008. Veo pocas razones para el optimismo por ese lado.
Por otro lado, hay cuestiones en las que las sociedades modernas no pueden transar sin dejar de serlo: libertad de expresión o igualdad de género, por caso. Si el Islam radical no puede llegar a un compromiso con eso, peor para él y a prepararse para los problemas que vendrán. Pero espero que la inevitable reacción contra este extremismo no termine dinamitando desde eso que llamamos Occidente las propias bases de la sociedad occidental: viendo el orwelliano sistema de vigilancia que montó USA, viendo su legitimación de nada menos que la tortura, otra vez no soy optimista.
Saludos, muy bueno el programa.

Anónimo dijo...

Si entiendo bien su paradójico punto de vista: el terror hace emerger una xenofobia mal desimulada que hallará caminos de procesamiento, subrayo paradójico porque finalmente tampoco su emergencia asegura su procesamiento sino sólo su puesta en escena descarnada (me hace acordar al tema de la inseguridad en nuestros pagos, cuántos años hace que tiene primeras planas y discursos y?...).
Y si, la revistita no es la Eiffel, es un símbolo menor, hay que estar en los códigos para verle el valor de objetivo, de nuevo un tema muy parisino-musulmán(?), no así para la difusión, para eso cualquier medio daría lo mismo supongo, ya sabemos como funciona ese negocio.
Al mismo tiempo, mas allá de la génesis de este terror, no parece difícil saber cómo va a ser instrumentado, mañana (domingo) se reunirán los
conductores de occidente para dar el último espaldarazo al TTIP, bajo el secular emblea de la seguridad interior(?).(pobres los pobres de las uropas)

Abrazo
Jorge de Lomas

Cine Braille dijo...

Una cosa que hoy señalé en Twitter y que acabo de recordar: según los medios, uno de los terroristas muertos respondía al Estado Islámico y los otros dos a Al Qaeda. A nosotros pueden parecernos los mismos locos, pero no es así: en Siria están enfrentados, incluso a los tiros.
http://www.infobae.com/2014/11/14/1608886-el-estado-islamico-y-al-qaeda-no-lograron-una-tregua-y-seguiran-enfrentados-siria
Es raro esto: tal vez las redes occidentales de esas organizaciones son demasiado laxas y no se ajustan totalmente a los dictados desde Oriente, o la sofisticación ideológica de los terroristas no llega hasta percibir estas diferencias políticas y teológicas, o fuera de Oriente ambos grupos trabajan de acuerdo, o alguna agencia de inteligencia metió la cola. Lo del DNI olvidado por un tipo que tenía entrenamiento de comando (?) y lo del discurso del terrorista oído por un teléfono mal colgado sugieren que tal vez la inteligencia francesa está ocultando alguna fuente, tal vez un topo dentro de estas bandas, y larga estas cosas realmente curiosas para distraer. Lo de la rara alianza Al Qaeda-EI tal vez sea otra opereta. Bah, digo yo, hace calor, no me hagan caso.
Saludos

ram dijo...

La verdad es que no creo que haya que complicarse mucho, la vieja europa está en alegre tránsito para resucitar a cierto fantasmita austríaco, claro que en una nueva versión, sin bigotito, rubia y con tetas (o algo así) y como ya el "problema judío" dejó de ser problema (por adecuada eliminación, concretamente) el nuevo problema son los musulmanes y, bueno, habrá que ver cuanto falta para que hablen de la "solución final".
Sí, me gustaría pensar que lo mío es esceso de mal-pensamientismo, pero sospecho que no.

Erkekjetter Silenoz dijo...

Y sì, cuando existen dos bandos enfrentados ponele, y alguna acción llevada a cabo por alguno de ellos es funcional a ambos y.... estamos en problemas

Saludos

PD: no soy robot (entuavía ja ja..)

Ricardo dijo...

CB: coincido con todo lo del primer comentario. Miedo, xenofobia, círculo vicioso y se agrava en situaciones económicas hostiles. Respecto a lo segundo, me parece temprano pensar en ataques de falsa bandera, pero también es difícil apartar la sospecha.

Jorge: sí, es una buena lectura de la situación y algo así pretendí decir. Hace un rato me decían en Twitter que este ataque podía recordarnos el incendio del Reichstag, pero no creo que las condiciones permitan lo que la Alemania de interguerras. Sí que la xenofobia y derecha crezcan. Por ahora me parece poco o demasiado foquista pensar en propósitos políticos mayores por parte de los perpetradores como leí en algún análisis. Demasiadas piezas deberían encajar.

Ricardo dijo...

ram: valga lo que comenté arriba. No creo que Le Pen pueda ser mucho más que lo que imaginamos. Con Hitler no hubiera sido el caso: fue y mucho más.
Aún en caso de que triunfara el FN, no tendría las manos libres y hasta la comunidad internacional jugaría algún rol. No olvidemos que son Alemania y Merkel las que obligan a Francia a ajustar cuentas.

Silenoz: otro tema es cuando acá, en el plano local, el asunto es tomado para saldar cuentas entre trincheras. Para el caso, los que dicen que contextualizar está mal usan eso para pegarle al progresismo. Y también hay un progresismo bobo que relativiza todo, aún las muertes de los periodistas/historietistas. Con ninguno de los bandos llegamos a ningún lado, es lo que pretendemos decir aquí.

Pd: no se qué pasa, si tengo destildada la verificación de comentarios...

Cine Braille dijo...

No creo que sea un ataque de falsa bandera, digo que la información viene filtrada: por lo pronto la adhesión a Al Qaeda de un terrorista ahora parece que está en duda. A eso me refería.
De paso: Los musulmanes están más integrados de lo que se supone. “En Francia hay más musulmanes en el ejército, la policía y la Gendarmería que en Al Qaida, y eso sin mencionar la administración pública, los hospitales, la Justicia o el sistema educativo”.
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-263671-2015-01-11.html
El problema está en los jóvenes, en especial en los ni-ni, lo que nos lleva a mi primer comentario.
Saludos

Anónimo dijo...

Si, si, como dice Cine, lo mas curioso de esta presunta "guerra de civilizaciones" es que tenemos demasiados musulmanes desorientados parece: policías, repositores, informantes, héroes salvavidas. Sin cinismo, evidentemente algo esta funcionando bien con la integración en Francia (con sus problemas, por supuesto). Así visto puede ser un punto a favor de su optimismo.

Jorge de Lomas

ram dijo...

Sí, Ricardo, pero tal vez debí ser más preciso, no es le pen o la hija, es frau merkel, la cachavacha que va a terminar resucitando al adolfo; de paso y por las dudas, no estará por pasar algo en Ucrania, que se pueda tapar con marchas y cartelitos de "je suis lo que sea"?

Cine Braille dijo...

Una más y no jodemos más: "No sólo se está muy lejos de comprender el predicamento de Occidente e Israel, que al inclinarse ante el humanismo perdieron su capacidad de autodefensa frente al embate cultural, demográfico y terrorista del extremismo islámico".
"Lo nuevo a partir de 1945 fue que la moral antropocéntrica, hasta entonces sin incidencia en las acciones militares más importantes, comenzó a encorsetar a las potencias. Y desde entonces nuestra civilización comenzó a perder sus guerras y contiendas político-culturales, frente a enemigos que se ríen del humanismo occidental mientras con entusiasmo obedecen las consignas teocéntricas y belicosas de sus propias Escrituras".
Y no es lo más sorprendente que escribe Escudé tras convertirse al judaísmo fundamentalista, espíen acá
http://www.cinefania.com/cinebraille/escude.shtml
Nos tocaron tiempos interesantes.
Saludos

Ricardo dijo...

Bueno, uno de los análisis que se hacen es que los agresores buscan generar mayor bronca contra los musulmanes, obligando a los inregrados a optar entre seguir integrados bajo mayor hostigamiento o buscar cobijo en comunidades más cerradas o aún organizaciones radicales. Me parece medio voluntarista, si formó parte de las pretensiones...

Erkekjetter Silenoz dijo...

Y buehhh

Miremos los efectos....

Hoy, todos unidos ante la aparición de un enemigo más peligroso que perder el laburo, que te tercerizen aún más o que te recorten beneficios sociales, hoy está en riesgo tu vida que es anterior a todo lo demás...

¿qué pasa si se rompe el euro?

Digo que se yo

Mariano T. dijo...

A mi me parece otra cosa.
Estos tres flacos no deben ser orgánicos de ningun grupo. Podrán ser admiradores de, o adherentes a, pero estan bastante sueltos, son cuentapropistas. Uno habra recibido entrenamiento militar, pero eso no implica que 5 años después sigas verticalista de una orga que a lo mejor ya fue reventada por la surété.
No se, es un pálpito.
Como problema para Francia, no es menor que tener celulas de Al Qaeda. Tres flacos que se juntan en un depto para reventar algo, es un dolor de cabeza mayor.

Anónimo dijo...

Coincidiendo en parte con Mariano, por la info que empieza a aparecer (vaya a saber con que grado de fidelidad)los tipos parece que operaban aislados, viendo sus historiales se me ocurre fácil para ser "guiados" por alguna mano entrenada de algún servicio con experiencia. También es posible conjeturar que habiendo estado en cana lo/s tenían bastante controlados y allí me empieza a cerrar que "debían" inmolarse no tanto por razones religiosas cuanto de poder delinear la figura del monstruo. Me viene como referencia el cuentapropismo voluntarioso del MTP y La Tablada. Pero nada, cavilaciones de un domingo HOT.

Jorge de Lomas

El Porteño Diario dijo...

Estimado Ricardo, somos del diario "El Porteño". Nos gustaría ponernos en contacto con vos ¿Podrías facilitarnos un mail? Desde ya muchas gracias. Mail: elporteniodiario@gmail.com Tw: @porteniodiario

Mariano T. dijo...

No coincidis en nada conmigo.
El terrorista suelto, o la pequeña celula aislada son aún mas leales y comprometidos a su "causa" que un grupo organizado con estrategias políticas.
Son además más dificiles de prever sus actos, porque el número de gente enterada es mucho menor.
Todas las teorías de autoatentado son canallas.

Anónimo dijo...

-Todas las teorías de autoatentado son canallas -dijo Hitler indignadísimo, ante el incendio del Raichstag.

"Todos somos el Raichstag".

Otra opción: algún país le quiso recordar a Hollande los límites de la soberanía política francesa.

Anónimo dijo...

"Estos tres flacos no deben ser orgánicos de ningun grupo. Podrán ser admiradores de, o adherentes a, pero estan bastante sueltos, son cuentapropistas."

La Teoría del Loquito Suelto: recurso infaltable para explicar un asesinato a una figura pública. Me encanta. Kennedy, Lennon, ahora Charlie Hebdo.