miércoles, 30 de septiembre de 2015

La campaña más extraña de tu vida

Lanzada oficialmente la campaña hacia las generales de octubre podemos observar algunas particularidades del actual proceso electoral:

1. Luego de las PASO, el caso Tucumán y las elecciones de Chaco, ha transcurrido el tiempo prudencial y las operaciones de encuestas vuelven a tener centralidad.
2. Macri y Massa enfrentan la campaña más extraña de sus vidas.
3. Scioli es el único que parece postularse para Presidente
4. Tus viejos también tienen sexo.
5. La PBA recupera su matriarcado bélico.
6. El voto se encuentra segmentado de manera bastante estable.

Vamos por partes.

1. Proliferan encuestas nuevas y hablan de modificaciones del escenario electoral que este cronista no alcanza a ver. No cuentan, además, con razones lógicas para explicarlas pero sirven para intentar la instalación de los climas deseados. Así, pese a que en PBA, mother of every battle, Mariú Vidal finalizó a 10 puntos de la sumatoria del PJ-FpV, se lanzan algunos aventurados a pronosticar un primer lugar de la vicejefa porteña que estaría basado en votos de Domínguez que no sumaría Aníbal. Si hubiera que calificarlo, diríamos que el argumento de la película se presta antes para un culebrón venezolano que para la tragedia griega que intentan fabricar con la muerte y droga que asolaría la Provincia de ser elegido el bigote Fernández, The Walrus was Paul.

Otra encuesta muy bonita señala que Massa estaría recortando diferencia con Macri (también) en PBA, debido al tradicional voto republicano del distrito, horrorizado por el caso Niembro. Se me revuelve el guiso en los chinchulines de la risa. 10 puntos separaron a Mauricio de Sergio allí también, y el massismo esgrime esa encuesta como síntoma de que sería el FR, o UNA, vaya uno a saber, el que estaría en ballotage con Scioli y no el PRO, digo Cambiemos.
Lo anterior, en realidad, desnuda el cambio de perspectiva en la campaña, cuando es ahora Macri el objetivo a esmerilar por parte de dos contenientes, Massa antes y Scioli luego. Adelantamos aquí que las encuestadoras se pondrán más serias en un par de semanas.

2. Pobres Durán Barba y Bendixen, el laburo que les tocó: si Macri y Massa pensaban en 2012/2013 que alcanzaba con oponerse al kirchnerismo y recolectar todo el voto útil opositor luego las PASO, alguien les mintió feo. ¿Habrán sido Morales Solá y van der Kooy? Si les creyeron, no merecen ser Presidentes.

Como argumentos de campaña, los pactos “Macri-Scioli" que lanza el massismo y “Massa-Scioli" que esgrime el macrismo no alcanzan ni los talones del “Sindical-Militar" con el que se catapultó Alfonsín (otrosí: todos pactan con Scioli menos el randazzismo emocio... Ok, ok). Massa utilizó el primero para atenuar la polarización que de todos modos se dio (sí, sacó casi el 20% junto a De la Sota, pero igual terminó tercero lejos en su supuesto bastión, la PBA que le daría el 40% de 2013). Señalamos antes los condicionales que no se le cumplieron a Massa para coronar su aventurerismo electoral. Señalemos ahora los que no se le estaría cumpliendo a Macri: a) triunfos radicales sobre los cuales montarse (ay, José Cano; ay, Aída Ayala); b) crisis económica y una corriente de rechazo a Cristina y el peronismo y c) el traslado de voto útil opositor entre las PASO y las generales. Macri aventura entonces el segundo supuesto pacto para traccionar ese voto útil opositor desde Massa luego de comprobar su estancamiento. Eso transparenta a su vez dos cuestiones: lo estanco, estable del voto y algo que ya había adelantado el ballotage porteño entre Larreta y Lousteau, que es la existencia de un voto antiMacri como traducción epocal del voto antineoliberal. Así, Mauricio habría alcanzado el techo del campo neoliberal de cara a una primera vuelta.

3. Parecían coexistir varias campañas en el FpV: la de Scioli, la de Cristina y la de Aníbal. Se observan, desde hace un tiempo, síntomas que hablan de la confluencia de estas tres vertientes. Saludablemente, agregamos. Scioli supo sumar a quienes perdieron internas, encolumna a Aníbal y Cristina se sumará a la campaña.

De los dos con chances (tres si creyéramos las encuestas del massismo), Scioli es el único que se propone para Presidente en el sentido tradicional del término y en el marco presidencialista que prevé nuestra Constitución. Proyectos, presupuesto, orientación, una base institucional sólida y el grado de responsabilidad suficiente para que sus promesas no suenen vacías como las de Massa, o extrañas a su historia como las de Macri. El soporte del peronismo es fundamental como promesa de gobernabilidad. El PJ es un partido de poder pero sabe además para qué quiere ganar en este turno. Construir una continuidad sería, además del triunfo, un triunfo para eso que llaman el pejotismo y un fuerte mensaje hacia su interior. Como sostuvimos: la renovación se tramita adentro.

4. Tus viejos cogen. Aceptalo.

5. La PBA fue en las PASO el distrito que mejor replicó los totales nacionales del FpV, Cambiemos y UNA. Es lícito pensar que una mejora de los resultados allí traducirían un equivalente nacional. Si no es así, es de todos modos la PBA adonde se encuentran los votos que en mayor medida puede recuperar el oficialismo. La estrategia de Massa continúa siendo defensivista, no solo porque pretende retener la mayor cantidad de votos delasotistas posibles sino porque debe evitar antes que sus votos PBA migren al FpV para un triunfo de Scioli en primera vuelta.

6. Pese al desparramo de encuestas que observaremos estas próximas semanas, el voto se encuentra relativamente estable luego de las PASO. La ineficacia de las distintas operaciones antes de las primarias debería ser suficiente para explicarlo. De todos modos es el PRO quien debería estar más preocupado, puesto que el caso Niembro (y la inexperta respuesta al mismo) muestran que por primera vez le entran las balas a ese combo opositor.

Otro síntoma es que continúa la segmentación de las campañas, aunque Macri intenta contraatacar ahora con un pretendido Plan Belgrano que sería su actual “10 km. de subte por año" para el NOA. Si le creen, podríamos lícitamente hablar de la necesidad del voto calificado (es una cruel ironía que quienes lo piden vayan a votar a Macri; no encuentro contradicción más grande). Veamos las ofertas: es Scioli quien se presenta como más catch-all, apelando a la base peronista pero también a las promesas de desarrollo y rentabilidad. En términos electorales, busca la base del voto 2007 de Cristina o la suma de Menem + Kirchner y algo de Rodríguez Saá en 2003. Massa, en cambio, apela al cualunquismo punitivista y deferencia su campaña debido a sus distintas bases: más peronistas en PBA, más opositoras en el interior (sobre todo en el NOA, donde se asoció a radicales y busca parte del voto peronista enojado con el kirchnerismo). El voto opositor de Massa+De la Sota en el NOA/NEA pone de manifiesto, también, el techo del campo neoliberal que tiene en Macri a su legítimo representante. Y es Cambiemos, por último, quien intenta amalgamar a las distintas vertientes antiperonistas, aunque los números obliguen a Macri, de cara al 25 de octubre, a peronizar en parte su campaña (plan Belgrano, universalizar la AUH, el apelativo de “compañero" que le prodigó un acabado Moyano). Si no fuera risible, sería preocupante. A menos de un mes, son mayores los esfuerzos por fidelizar el voto propio que por trascenderlos: la campaña más rara de tu vida.

¿Gana Scioli en primera vuelta? ¿Deberá el peronismo esperar a noviembre para allí recibir más votos de Massa/De la Sota/Rodríguez Saá? Las posibilidades de triunfo en octubre están allí pero nada está dicho hasta que se cuenten los votos. Encontró mayores dificultades Macri para fidelizar los votos de Sanz y Carrió que Scioli para receptar los del kirchnerismo duro. ¿Va a judicializar como en Tucumán Macri el resultado? Quizás ante un triunfo en primera vuelta recuerde el poco más de 1% de diferencia entre el escrutinio previsorio y el definitivo en mi provincia, pero arriesgaría que sería un papelón aun mayor. Una última: elijan a qué encuestador van a creer, pero si consumen encuestas al día de hoy, retornen recién la semana previa al domingo electoral.

13 pusieron huevos y comentaron:

Moscón dijo...

Me invade un escepticismo terrible, casi al borde de un ataque desesperante, como que en algún momento nos hicimos los boludos y nunca mas nos deshicimos.

marcelo ignacio dijo...

1-sumá los votos de todos los intendentes del FPV; comparalos con los votos de Scioli. El número de votos de Aníbal va a estar más o menos en un promedio entre esos dos números. Nadie recorta una lista de siete columnas para sacarle la del medio.

2-el que crea que el voto antiK es más que el voto antiMacri no entiende nada. Por ejemplo, a los correntinos y los salteños les encanta el tonito porteño de los dos candidatos porteños de la fórmula del PRO, les cae muy bien.

3-Massa es la confirmación de que el gordo Baglini la tenía clara. Macri tenía la estrategia de "cambiemos sin explicar nada" y de golpe todo lo que quieren oír los demás son explicaciones. ¿A qué otra cosa podría jugar que a hacerse el boludo? No sé si es la campaña más extraña, es bien distinta a la que planearon. A Scioli, en cambio, la campaña no le cambió en prácticamente nada.

4-mis viejos tuvieron seis hijos, así que seguramente en sus años mozos le dieron duro. Ya no.

5-la gente que no tiene la menor idea qué votar vota a ganador. Eso explica esa encuesta berreta que dice que Massa sale segundo y cerca de Scioli en la PBA. Una encuesta que ni siquiera nombra a Felipe. Sí, Felipe... uno que es candidato a gobernador... Ése, ése.

6-el voto siempre es bastante estable, y mucho más con la campaña ya empezada. La principal diferencia con las PASO la van a marcar los que creen que es jugar a la ruleta y juegan a ganador. El honestismo no está por encima, forma parte de eso: los honestistas/timberos piensan que "ahora que se sabe que es un chorro tiene que estar perdiendo muchos votos". Y juegan a otro número.

Erkekjetter Silenoz dijo...

Y del SEl estimado del Sel... y cuando pegó una ponele, lo dejaron de araca..

Y si... en mi encuesta presencial el tilingo amarillo me sigue dando piantavotos...

Yo creo que el efecto Nimbraa fuga del tunante al cualunque

En fin veremos dijo una vieja mientras se... ¡no pará! ehhh ¿cómo era?

Saludos

Capitán Medibacha dijo...

Como comparto, una vez más, el análisis político de Ricardo, esta vez me centraré en el punto 4º de su post.- El sexo entre los padres.-

Recuerdo sobre el tema una anécdota protagonizada con mi ahora fallecido padre y ocurrida hace ya algunas décadas.- El andaría por los 70 años y yo por los 40.- Nos invitó a sus sus 5 hijos, esposas, esposos, nietos y mascotas de cada familia a un asado en su casa.- Como siempre, exquisita la comida y abundante la bebida.- Ya para los postres y con animus jodendi, le pregunto.- "Dígame, papá (lo trataba de Ud.) entre mamá y Ud. todavía pasa algo".- Me miró muy serio y me contestó: "Hay hijo, ya no es como antes. Ahora solamente 3 veces por semana".- Me recagó el querido viejo.- Saludos.-

Esther dijo...

Muy buen análisis, Ricardo.


Por vocación, descreo de las encuestas.
Como habitante de la PBA, la sola idea de Vidal gobernadora me produce pánico.

El techo de Macri es, entiendo, el que marca la fracción de electores neoliberales + antiK recalcitrantes + antiperonistas recalcitrantes + desorientados. Los primeros difícilmente los pierda porque el macrismo constituye su única opción; los segundos puede perderlos en manos del massismo; los terceros, si insiste en “peronizarse” y hacer cosas como darse un abrazo con Moyano; el último grupo es el que está en juego con difícil diagnóstico, porque sus motivaciones pueden ser muy diferentes.
Aunque lo expresé de otra forma, creo que estoy diciendo más o menos lo mismo que Ricardo.

Estoy de acuerdo con esto:
«De los dos con chances (tres si creyéramos las encuestas del massismo), Scioli es el único que se propone para Presidente en el sentido tradicional del término y en el marco presidencialista que prevé nuestra Constitución. Proyectos, presupuesto, orientación, una base institucional sólida y el grado de responsabilidad suficiente para que sus promesas no suenen vacías como las de Massa, o extrañas a su historia como las de Macri. El soporte del peronismo es fundamental como promesa de gobernabilidad».

Entre otras cuestiones, no comprendo cómo puede pensarse que Macri esté en condiciones de llevar adelante la presidencia del país. Tendría el apoyo del círculo rojo, que no es poca cosa, eso es cierto. Pero ¿qué más? Carecería del control de las cámaras legislativas, del territorio, de los sindicatos, no tiene un partido “en serio” y la alianza Cambiemos está pegada con moco. Lo cual es doblemente importante si se tiene en cuenta que Macri no luce, justamente, por sus condiciones intelectuales, su conocimiento y sus capacidades de liderazgo. Si se necesitara alguna prueba de eso (no se necesita, pero juguemos a que sí), esa prueba está explicitada en:

«De todos modos es el PRO quien debería estar más preocupado, puesto que el caso Niembro (y la inexperta respuesta al mismo) muestran que por primera vez le entran las balas a ese combo opositor».
La tremenda incapacidad para responder al caso Niembro es sólo comparable con la estupidez de haber armado una red de transfugueadas que afectan a mútiples medios de información en varias provincias, la mayoría de los cuales pertenecen a ciudades medianas o pequeñas (digamos, de unos 70 000 habitantes para abajo): una cosa es lo que denuncian en la capital y otra muy distinta es que metan en apuros a la radio que escuchás todos los días para saber qué le pasa a tu ciudad y a tus vecinos.

«Si le creen, podríamos lícitamente hablar de la necesidad del voto calificado (es una cruel ironía que quienes lo piden vayan a votar a Macri; no encuentro contradicción más grande)».
La CABA es la ciudad má rica y educada del país y la más europea y blanca de latinoamérica. Pudiendo elegir entre un Filmus y un Macri, eligió a Macri. ¿Qué más se puede decir?

No sé si se animarán a judicializar la elección nacional. Tucumán les salió mal. Pero si no lo hacen, harán otra cosa. Algo van a hacer. Y no será bueno.

Abrazo,
Esther
El punto 4 me hizo reir muchísimo. Es, discursivamente, una joyita: que el autor del post se convierta en troll, forzando él mismo el desvío del tema central, y encima lo haga con buen humor, es divertido e inteligente.

Ricardo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Omix dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Ricardo dijo...

Moscón: es lo que hay y, como decís, también somos en parte (chiquita, si querés) responsables.

marcelo: bastante de acuerdo.
Respecto al punto 1, la configuración de la boleta tuvo bastante que ver. ¿Cómo será ahora? ¿Igual? Pregunto porque no se.

Silenoz: no se si habrá perdido muchos votos el tunante por Niembraaa. ¿Massa se beneficiará? Mmmm... Me parece que fue más por el lado de que le cagó la campaña a Mauricio durante más de dos semanas y lo obligó a mostrarse frágil, dubitativo y varios adjetivos más que nadie quiere en un Presidente.

Ricardo dijo...

Un capo, tu viejo, Capitán.

Esther: buen desagregado del voto de Macri. Pareciera que el voto más UCR que fue con Sanz y más ¿honestista? ¿delirante? que fue con Carrió no estaría siendo sumado completamente por Mauricio. Pero veremos.

Respecto al punto 4, si no le ponemos humor hasta a mí se me hace aburrido...

A los puteadores: seguramente hay otros blogs donde no se moderen comentarios, los invitamos (?).

Ricardo Tasker dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Capitán Medibacha dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Ricardo dijo...

Me hiciste reir, troll anónimo. Gracias! Je.
Saludos.

Anónimo dijo...

todo bien pero los tres son muy embassy, dos de ellos abiertamente proponen la "guerra a las drogas"
no se sabe si onda colombia, onda mexico
el q posiblemente gane y hasta en 1ª vueta, es mas ¿cauto? pero sigue inaugurando policias locales o eso es lo que mas se ve
y no hay nada mas que se pueda avizorar, promover, desear ( marga, el otro q sta con bregman, y no se, creo q r. saa)
será suficiente un cogreso de la nación con alguna mayoría kirchnerista?