viernes, 9 de abril de 2010

El Cabaret de Boca y el momento de River

Empecemos el post recordando la frase de "Gambetita" Latorre, el "Diego Bueno" y ex de Zulemita Menem (¿la segunda botinera después de Pata Villanueva?) y la respuesta genial del Bambino Veira:
Boca no es un cabaret. Un cabaret es un lugar donde hay chicas, que se desnudan, ganan plata. Donde muchas veces he ido.

No solo Abel Alves dejó de ser el técnico de Boca sino que, remedando el recordado caso de Ameli - Tuzzio en River, el Chavo Fucks le confió a J. P. Varsky que un jugador consagrado de Boca le tiró los galgos por un mensaje de texto a la novia de una joven promesa del plantel.

¡Durísimo! Cabaret a full.

Y seguro alguno me dirá: "¿¡qué saltá vo', gil, si so' de River y andan peor!? ¡Do' se comieron, do'! ¡Te queré' matá'!".

Convengamos en que el presente de River y Boca, por parecidos que sean, no son lo mismo. Boca cuenta con un plantel de jerarquía y River no. Hasta ahora Viatri (suplente) demostró ser más que Canales. Igual Gaitán que Villalba. Riquelme. Cuenta con dos 5 (Méndez y Rosada) en cambio River tiene sólo medio 5 (Almeyda es uno, pero si contamos a Ahumada, que es "- medio cinco", la suma algebraica es 1 + (-0,5) = 0,5). Para que vamos a comprar el presente de Abelairas (un buen jugador pero frágil de la cabeza) con el de Medel o el Pochi Chávez.

Del medio para atrás los dos están en la misma: defensas horribles (en River se salva sólo Ferrero) y arqueros que no son "gana partidos".

Boca debería estar mejor que River. Magro consuelo para un riverplatense, pero todo suma en épocas de vacas famélicas, anoréxicas nerviosas casi.

En River pasó lo que viene pasando desde hace rato: no empezó mal el año pero, a la primera negativa (nuevas recaídas del Burrito Ortega y un mal resultado), se cayó. Y Ortega, aún en estas condiciones, es un aporte para River y lo demostró contra Newell´s. Pero insiste en ponerse por encima del equipo y a mi esa es una actitud que me rebela. Sobre todo cuando sus compañeros, cuerpo técnico y el ahora Presidente se cansaron de bancarlo y preocuparse por él.

A Ortega le está pasando lo que Lennon definía como el problema del Elvis Gordo: la hinchada lo idolatra y él piensa que es más que el equipo, sus compañeros y el club mismo. Para jugar debe recuperarse o acabará como Houseman: un grandísimo jugador, ídolo, pero al que sus problemas personales le significaron una cruz toda su vida. Ahora parece estar mejor René.

No me gustó que Astrada lo pusiera de titular. Ni aún en este momento. Me parece una actitud utilitaria. Y venía manejando bien el asunto, a mi humilde entender.

Tampoco me gustaría que en este momento sacaran los Promedios para ayudar a River y evitar que cayera en la B. Mi opinión es que si nos tenemos que ir, nos vamos, porque en ésta entramos solos y así tenemos que salir.

Y como ya mezclamos al Bambino y Zulemita Menem con Alves y Astrada, Lennon, Elvis y los Promedios me doy por satisfecho. Falta el Poroto Cubero nomás, al que piden para la Selección por darle a Nicole Newmann. Si Paco Gerlo se enganchara con Silvina Escudero lo pediríamos desde acá también.

8 pusieron huevos y comentaron:

Pablo D dijo...

No hay una sola razón en la crisis de ninguno de los dos, nunca son monocausales tales desastres. River arrastra el aguilarismo a cuestas, fue llenando su plantel de jugadores que no están a la altura. Ahora está quebrado, y entre viejos -que dentro de todo son los mejores y los más respetables: Almeyda dejó su retiro de cuatro años y su posición acomodada para ir a hacerse putear por la hinchada que ya está superada, vale el gesto del pelado; Gallardo y Astrada otro tanto, sin necesidad y urgencia (ay) han ido a dar una mano-, pibes que no asumen responsabilidades, y jugadores intermedios que no están para la banda. Sin dinero para reconstruir el plantel, jodidísimo para Daniel y los suyos. Encima aparece el hombre que más consejos dio a Aguilar en su gestión, ergo corresponsable de esa gestión horrorosa, Enzo "si está jodida la cosa me borro" Francescoli. El hombre que no apareció para poner la cara por Uruguay en los mundiales, en los River - Boca, en la final de la Libertadores 96 -no la tocó, figuras Ortega y Crespo, erró un penal- y Supercopa 97 -no la tocó, erró otro penal, figuras Salas y Gallardo-. Sale y dice que Ramón "solo aparece cuando la cosa está difícil". ¡¡¡Y sí!!! ¿Cuando va a aparecer, sino? En la fácil son todos héroes. Se ve que no era solo cosa de su carrera futbolística eso de hacerle 4 a Español, 3 a Platense y borrarse en los clásicos. Es costumbre, si ni lo bancó a su candidato D´Onofrio la noche que Passarella fue electo -razón por la cual sale ahora a destrozar a Kaiser-. Con ese nivel de internas y falta colaboración (y se suman Alonso y otros a lo mismo), jodido.

Con Boca está pasando algo similar, aparte de la feroz intera entre jugadores y dirigentes. Está, sí, mejor que River, pero no coincido que tenga "un gran plantel". Por ejemplo, tiene cinco volantes centrales (Mendez, Rosada, Prediger, Erbes y el lesionado Battaglia); pero desde que se fueron Ledesma, Cardozo, Datolo y Vargas, no tiene quien juegue con acierto por los costados. Con los laterales sufre otro tanto. Y ahí unimos, que su figura es Riquelme. ¿Y que necesita Román para jugar como sabe? Exacto, jugadores que pasen y pasen por los costados. No los tiene, y sufre.

La otra figura, Martín "si no es heroíco no vale" Palermo, desde que debutó en Estudiantes se acostumbró a sacar petroleo del juego nacido por los costados, vale decir, centros. En Boca se hizo quien és al lado de, sucesivamente, Guillermo, "Chelo" Delgado y Palacio, tipos potables a la raya y que en buena medida vivían para él -sobre todo "Chapita"-. ¿Quien ocupa ejerce rol hoy en Boca? Gaitán seguro que no. Porque por alguna extraña razón los zurdos no andan cuando tienen que actuar como wines por ambos costados, porque por alguna otra cuestión rara, por lo general, tampoco funcan las delanteras formadas por dos zurdos, y porque, finalmente, no es Gaitan un tipo que se vaya a limitar a jugar para Palermo. Y entonces Martín sufre. Zafa por constante, perseverante, porque es él. Pero no alcanza. Después está el hecho de la interna, pero eso no es para tanto, antes de Real Madrir en 2000 casi se matan a trompadas por la disputa Guillermo o Delgado para acompañar a Palermo y eso no fue obstaculo para que Boca ganara. Hay desiciones erradas de la dirigencia (Bianchi manager, compra de Riquelme en cifra merecida pero carísima para las finanzas argentinas, los gestos de autoridad desde los que quisieron fundar sus eras Ameal y Pompilio, Basile DT), pero el plantel, creo, no es lo que muchos dicen que és. Aunque, claro, pueden más de lo que están haciendo.

Ricardo dijo...

Gracias, Pablo.

River arrastra el Aguilarismo, al que yo desglosaría así:

1. Locarnismo: rifa del Patrimonio del club.
2. Esterilización de las inferiores.
3. Compra de muertos.
4. Falta de peso de River en la AFA.
5. El papel preponderante de la Barra Brava dentro del club.

Que Ortega, Gallardo y Almeyda sean los mejores es la muestra más acabada de los puntos 2 y 3.

Yo reniego de Francescoli tanto como de Ramón Díaz. Una de las cosas que más me gustaron al principio de Aguilar -y todavía me gusta y lo reconozco- es haberlo rajado a Ramón Díaz. No lo quiero más en River. Un tipo acostumbrado a bancar a la Barra y a maltratar a los jugadores. Me hubiera encantado que Cardetti le clavara la patada voladora en el pecho y que no lo hubiera parado Astrada.
Francescoli fue un grandísimo jugador. No estoy seguro de que, como decís, se borrara en las bravas. Pero desde que es ex jugador abre la boca en las malas, dicta cátedra y jamás quiso poner el hombro como si lo hicieron y hacen Astrada, Passarella, Gallardo, Almeyda y aún Gorosito.
Lo mismo Alonso. Toda la grandeza que tenían ellos tres como jugadores, para mi nunca la tuvieron como referentes del club luego de colgar los botines.

En cuanto a Boca, para mi tiene el mejor plantel del país en este momento. Creo que al que más extraña de los que mencionás es a Dátolo. Ledesma está bien reemplazado por Medel o Méndez.
El problema interno ahí creo que es el mismo que tendría cualquier plantel con Riquelme y es por eso, principalmente, que celebro que Román no sea de la partida en Sudáfrica.

Y ya que sos del Rojo, te digo algo que estuve a punto de poner en el post y lo dejé afuera: para mi, después de Maradona, el próximo técnico de la Selección debe ser el Tolo Gallego.

manuel el coronel dijo...

de yapa Ameal amenazó con renovarle el contrato a riquelme y a Palermo...

Ricardo dijo...

¿Era una amenaza? Jaja.
Che, ¿no estás en la reunión bloguera, Manuel?

ram dijo...

Lo suyo es imperdonable, al pobre diario falsín le están cascoteando el rancho y usted que evita comentar lo principal para dedicarse a hablar de los clubes más "poderosos" de Argentina; casados vs. viudos y su rosario de desventuras.
La verdad que no me imagino a Blasito Giunta quejándose a la directiva por que la mina lo esté carnereando (y por sms!!!) - en fin, qué tiempos de porquería, che, eran otros hombres los hombres (como estaremos de mal que hasta las gallinas pueden opinar)

Ricardo dijo...

Lo del ADN y Clarín está muy bien tratado por otros compañeros y creo que cuando finalmente se sepa la verdad va a ser un golpe de nocaut, casi. Así que, como dicen las quinceañeras -amar es no tener que pedir perdón-, no me perdone, ram.

Yo si me los imagino a Giunta, Hrabina o al paraguayo Cabañas llorando solos en algún rincón por el amor de una mina. Alguna chirusita cualquiera que, en lugar de corresponderlos y acompañarlos a Esperanto y bailar en la tele, decidió volver a su pago y ser docente de niños especiales en una Escuela estatal.

Pero pasar de eso a buchonearle a Antonio Alegre hay muchos pasos: primero se prueban los zapatos de la novia, después el uso de cremas humectantes, exfoliación, depilación y, si, finalmente se ponen una minifalda y medias de red.

Lisandro dijo...

Yo recuerdo la frase de Maradona: "si viene Latorre me voy". Que grande el 10 y que divertido cuando a Boca le va mal los personajes que salen a la luz.

Ricardo dijo...

Tal cual, Lisandro.
El Cabaret bostero permite ejercitar el "sano voyeurismo", je.

Una lástima lo de Astrada. Me pone muy triste por él y por el resto de su cuerpo técnico.
Merece reconocimiento por poner el hombro y ya le tocará, en algún momento, hacerse cargo del equipo con jugadores de la categoría que merece River.

Como consuelo: Cappa y no Ramón Díaz. Al riojano no lo quiero nunca más en River.

Gracias por comentar.