martes, 20 de abril de 2010

Una Selección peronista

Faltan 51 días, 1 hora, 23 minutos y 30 segundos para que den el pitazo y comience a rodar la redonda en Sudáfrica. ¿Se nota mi ansiedad?

La estampita del Mundial...

A partir de mediados de mayo, les aviso, este blog dejará de llamarse Los Huevos y las Ideas y pasará a denominarse Las Pelotas y Las Ideas Futbolísticas. Abandonaré los intentos de análisis que suelo hacer y dejaré que las pasiones mas profundas y oscuras emerjan. No soy lindo así. No me gusto mucho cuando el fútbol me pone loco pero es lo que hay, señora (es lo que le digo a mi mujer cuando no me da pelota por estar embobado con la ídem).

Vamos al título del post.

Así como muchos que apoyan al kirchnerismo comienzan sus alocuciones diciendo: "Sé que hay mucho para criticarle al Gobierno pero..." voy a comenzar mi argumento diciendo que lo mío es el fútbol lírico. Si la dicotomía es Menotti-Bilardo, estoy con César Luis. Estoy contento con la designación de Ángel Cappa. Mis ídolos futbolísticos fueron Redondo (hasta que prefirió el vedettismo antes que subordinarse a Passarella), Ortega, Gallardo (¡y muerda! ¡y muerda, Muñe, muerda!), Crespo (un tipo sin ninguna característica futbolística brillante más que su inteligencia para moverse y definir) y el Paco Gerlo. No jodo. Es en serio. Me emocionaba verlo jugar. La garra y el hambre. En Boca lo hubieran adorado a Gerlo. Hoy pagaría una entrada por verlo jugar a Formica, el de Newell´s.

Juan Sasturain, hoy en Página/12, dice: "no me gusta cómo Diego (más Bilardo, intuyo) está buscando el equipo. Paradójicamente o no, Diego no ha ido hacia las fuentes naturales y culturales de nuestro juego". ¿Lee demasiado el Olé, Sasturain? Basta de ningunearlo a Maradona. El técnico es él. Y encima lo trata de Bielsista: "el dibujo cauteloso (cuatro-cuatro-dos con una línea de fondo formada sólo con marcadores centrales...) es lógicamente anterior a la elección de los intérpretes".

Yo, hoy, quiero que la Selección Argentina, de la mano de Maradona y con Messi en el equipo, sea profundamente peronista en Sudáfrica.

Pragmática. Que haga aunque robe (penales o tiros libres cerca del área). Que sea fea pero consiga su objetivo (ganar este partido y jugar el siguiente). Que ame el Poder (la pelota) como un objetivo para transformar la realidad (de no salir campeones desde el '86).

Que en lo posible honre las Verdades Peronistas Nro. 2 (sin círculos dentro del grupo), 3 (trabajando para El Equipo), 6 y 7 (y sobre todo esta última), 8 (primero la Patria, luego el Equipo y luego los jugadores) y 9 (el fútbol como medio para la felicidad y grandeza nacional).

Ya había escrito antes que estoy convencido de que a un Mundial se gana siendo inteligente y no sirve de nada ser el Campeón Moral del Buen Juego. Lo demostró Brasil abandonando el jogo bonito y dejando que Rivaldo, Romario y Bebeto ganaran los partidos mientras los otros 8 evitaban perderlos. Lo demostró Italia campeón del '06. El Inter multicampeón de Italia no juega nada lindo.

Mi estampita del Mundial...

Para mi, ese pragmatismo se justifica en el escasísimo tiempo de preparación, en la hiperprofesionalización (lo físico es fundamental) y -mi argumento principal- en que hay que ganar como sea. Si Messi e Higuaín te aseguran un gol por partido, hay que evitar que metan alguno en nuestro arco. Lo hizo Simeone en River. El equipo jugó horrible pero salimos campeones.

Que Maradone use la línea de 4 centrales atrás (¿tanto lío por el 4 y el 3? Encima no tenemos ninguno bueno en serio). Que jueguen Gutiérrez y Di María por las bandas y juguemos sin un 10 clásico. Y recrimínenselo luego si nos fue mal. Pero si se lo recriminan ahora y Argentina sale campeón, se la van a tener que chupar...

5 pusieron huevos y comentaron:

Pablo D dijo...

En breve voy a hacer un post sobre esto así que remito mi contestación a él. jajajajaj... abrazo richard

manuel el coronel dijo...

Ja, muy buen post Ricardo! en el Mundial nos tomamos vacaciones todos!!! Yo le podría poner el Fusilador ahora que lo pienso...

Ricardo dijo...

Dale, Pablo.
Me intriga saber que puede decir un "bielsista" (je) del bielsismo que le adjudica Sasturain a Maradona.
Un abrazo.

Manuel: ¡Ja! Buenísimo. Y todos agregarle ¿Qué te pasa, Brasil? ¿Eshtásh nerviosho?

musidora dijo...

uy, espero que durante el mundial o se obsesiones todos los blogueros y dejen de hablar de política de verdad
a mi el ftubol me gusta verlo con gente así, entusiasta, pero no entiendo un corno
igualmente, creo que por lo que explicaste, más o menos estoy de acuerdo con tu forma de ver las cosas
jamás campeones morales. para mi también hay que esperar ganar, siempre
beso
paula

Ricardo dijo...

Paula: Manolo, de Deshonestidad Intelectual, decía a principio de año que este era un año corto en términos legislativos. Que los muchachos opositores tenían hasta mayo para sacar temas de común acuerdo. Después viene el Mundial y, cuando termine, ya todos van a estar armando sus quintas para diferenciarse y ahí si que no se van a poner de acuerdo ni aunque Morales Solá los encañone con una bazooka (no el chicle).

¿La propaganda esa donde todos se transforman en zombies? No puedo hablar por los demás, pero yo me siento fielmente representado, jeje.