lunes, 23 de noviembre de 2015

Una mancha del centro a la periferia: 10 apuntes post ballotage

Intentemos, todavía en caliente, una disección del resultado. Existen razones para el triunfo de Macri y razones para la derrota de Scioli. No son necesariamente las mismas aunque expliquen, ambas, el resultado electoral. Empecemos por la derrota del FpV.

1. Se resolvió la incógnita post 25oct: el voto de UNA resultó más opositor que peronista. El 71% a 28% de Córdoba es un mazazo tremendo. De la Sota, Massa, ¿pueden intentar liderar al peronismo como boquean? Tu vieja puede votarlos algún día, este humilde bloguero no lo hará. ¿Qué ocurrió para que la docta tuviera, en espejo, resultados del interior tucumano o santiagueño? Podemos enumerar: quienes viven de o alrededor de la agroindustria recuerdan todavía 2008 y creyeron tanto las promesas de Scioli como de Macri; eran dos proyectos de país y votaron a favor del suyo. Córdoba tiene además una rica tradición radical, pero no pueden haber sido gratis la revuelta policial de 2013 –cuando dejamos a los cordobeses librados a su suerte– y el impacto de la caída de la demanda brasileña sobre la industria automotriz, que opera desde 2012 con un esquema de suspensiones laborales.

2. Si Brasil quedó partida en Norte/Sur luego del ballotage entre Dilma y Aécio Neves, Argentina quedó partida al medio luego de la segunda vuelta entre Scioli y Macri. Todo lo que quede afuera de las razones de este posteo, se explica en este mapa:

Una mancha que se extiende del centro a la periferia
3. PBA. Ya señalamos antes la subestimación del electorado y la sobrestimación de los fierros. En esta nota de El Estadista desarrollan muy bien los resultados de la primera vuelta, pero desagreguemos nuestra hipótesis: en PBA se hizo todo mal. Desde la gestión de Scioli –a la que siempre, propios y extraños, calificaron como deficitaria– hasta el camino desarrollado para arribar a la candidatura de Aníbal Fernández. Desde estas páginas señalamos temprano la inconveniencia de hacer de Scioli el enemigo, cuando casi todo indicaba que sería el candidato posible, pero se prefirió estirar la cuerda y hacer –por ejemplo– de los maestros, alumnos y padres, rehenes de una interna política. El kirchnerismo duro operaba entonces bajo la hipótesis de que afuera del peronismo no existía nada. Y con muy poquito nos ganaron. Luego, o mejor dicho antes, la PBA fue siempre el terreno de disputa del peronismo: un gobernador sin poder de fuego propio, los intendentes con poder de aparato pero con el presupuesto per cápita comiéndoles los talones, el kirchnerismo que quiso bajar las escaleras para hacerse de la escritura, siguiendo la tesis de la casa peronista de dos pisos de Eduardo Fidanza y, finalmente, el quiebre de Massa en 2013. Luego, el desfile de más de diez candidatos para intentar, sobre el final, una imposición de Randazzo que, valga decir, operaba como factor de unidad. Florencio prefirió jugar al peronista blanco –y algún día quizás lo vote tu vieja, pero este bloguero soberbio jamás– y arribamos a la peor interna: Domínguez, un candidato con altos niveles de desconocimiento, versus Aníbal, el candidato con mayores índices de rechazo pero, además, quien menos caminó la Provincia. Si Randazzo servía para buscar los votos de Massa, las apelaciones de Aníbal a la pureza K y su defensa de La Cámpora no podían sino continuar alienando a esa porción del electorado. Lluvias, operaciones de prensa, una candidata sin prontuario (ni siquiera político): todo jugó luego a favor de una renovación política que era demandada por los bonaerenses y preferimos no ver.

4. La derrota del FpV en Jujuy me duele más que la de PBA, pero un peronismo cerrado frente a la sociedad, que no pudo o quiso renovarse, y el cuco Milagro Sala, bien explotado por Morales y Massa, determinaron el resultado en la Tacita de Plata. Para ahondar en el factor Tupac, se hizo de la organización un canto a los sectores populares, cuando representan a una fracción de ellos (y los resultados de UNA en octubre y Cambiemos ayer lo certifican), pero no se advirtió que representaba también un abandono por parte del Estado de funciones de su competencia. Muchos peronistas o filoperonistas jujeños me habían adelantado su voto a Massa, y quizás luego a Macri, en base a su rechazo a la organización.

5. El FpV. Scioli no le agradeció en su discurso de aceptación a Cristina. No han sido pocos los compañeros, aquí en Tucumán y en las redes sociales, que sostienen que CFK le jugó en contra y que allí reside buena parte de la explicación. También, valga decir, se puede leer (porque es una opinión más bien porteña) que Scioli no aportó los votos que faltaban para llegar al 40 o 45% en primera vuelta y cualquier candidato del riñón hubiera realizado una elección similar. ¿Mi visión? Ni lo uno ni lo otro. La realidad del peronismo involucraba a Scioli, los gobernadores, Cristina, La Cámpora, el progresismo, etc., y la alquilimia electoral alcanzada era no solo la posible sino la que mejor contenía a todos: Scioli contra Cristina no hacía la elección que hizo y el kirchnerismo puro, sin Scioli, no hubiera realizado la elección de DOS. Así como es un delirio sostener que Randazzo hubiera sido un mejor candidato –hubiéramos peleado el tercer lugar con Massa–, también me parecía irreal pedirle a Cristin que no fuera Cristina. Los motivos, además, exceden a estos meses de campaña.

6. Vamos con motivos generales y que hacen al imaginario mucho más que un par de spots. Una campaña no dura un par de meses: en el cuarto oscuro sospesamos la totalidad del último periodo. En materia económica, estos cuatro años fueron de aguante y no de conquistas. En 2012 decidimos diferir el pago de costos políticos por la sintonía fina y terminamos pagándolos igual. En este blog sostuvimos que la conflictividad que promovía la batalla cultural era bien tolerada y hasta festejada cuando tenía soporte en crecimiento e inclusión, pero cuando esto último flaqueaba, el relato operaba en la fidelización del núcleo duro pero, a la vez, expulsaba a adherentes/simpatizantes/votantes por la más simple mecánica de la teoría de conjuntos. Si guglean “gestión batalla cultural secundariamente loshuevosylasideas” verán que desde 2011 es una preocupación por estos lares. Señalamos también entonces la necesidad de abrir la representación que el 54% significaba. Se decidió por la contraria y la estrella con la que brilló Massa en 2013 obedeció a esto: representó a los que el kirchnerismo había dejado ir. Inseguridad y narcotráfico fueron sus caballitos de batalla junto con la expectativa de un peronismo sin kirchnerismo. Terminó, como acá lo adelantábamos, operando como colectora del macrismo. Un Marco Enríquez-Ominami cualquiera. Señalamos también cómo la autorreferencialidad, el comisariato político y la disposición de capital político en batallas infructuosas irían en detrimento del propio kirchnerismo. Pero bueno, este es un humilde blog. Perdió Scioli, pero perdió el peronismo todo. Lo que es más triste: contribuimos a que perdieran los sectores populares que necesitan de una presencia estatal activa en la defensa de sus intereses. Eso y no otra cosa es lo terriblemente imperdonable.

¿Vamos con las razones del triunfo de Macri?

7. Alertamos durante estos años algunas cuestiones respecto al campo opositor. Por ejemplo estas dos: un quiebre de Massa supondría incrementar las chances del no-peronismo en 2015, y que el negocio para la UCR estaba con Macri y no con Massa. Tristemente, no nos equivocamos.

8. Leeremos en estos días, hasta hartarnos, artículos sobre lo que mencionamos en el punto 6: la renuncia a representar del kirchnerismo. Pero esa explicación no termina de cerrar si vemos las propuestas de Macri: no supusieron llenar ese vacío. Pero fue lo que entendió su electorado, así que no hizo falta. Macri creció desde su 24% en las PASO al 34% en octubre y este 51% en ballotage: fue finalmente depositario del voto útil opositor. Lo votaron antes por su condición de antikirchnerista genuino (Massa siempre pareció impostado) que por su macrismo en construcción. Lo emocional antes que lo racional. Por supuesto, deberemos rever esas tesis del #findelperiodismo y la capacidad de penetración de los aparatos mediáticos. En 2011 mismo lo sostuvimos para Clarín: “la derrota no es un estado permanente, sino que depende de factores temporales, coyunturales y estratégicos”.

9. La demanda de oxígeno. Como las clásicas limpiezas norteamericanas de primavera, luego de la temporada otoño/invierno, la sociedad demandaba nuevos aires, nueva dirigencia, nuevas caras. Macri, Scioli y Massa en pole position desde 2013 enunciaban el corrimiento de la sociedad a posiciones conservadoras y centristas, pero también una demanda por menos confrontación. Pero no la confrontación entendida en clave kirchnerista, contra grupos de poder, sino tan solo que sacaran la disputa de su campo de percepción. Una propuesta que Scioli y el peronismo no pudieron ni podían ofrecer y que Macri, implícitamente, con su pretendida revolución de la alegría, prometía. Quedó claro, con el correr de la campaña, que la kirchnerización de Scioli implicaba disputa: mantener el empleo, el salario, consumo, gradualismo en el combate a la inflación fueron promesas de confrontación. Macri, en cambio, dejó que su condición de nueva fuerza y su alianza con el Mercado y los grupos de medios hablaran por él. No significa esto que su gobierno no enfrentará peleas, pero estas bajarán de los medios a la calle. Serán efectivamente corridas del campo de percepción. Si el FpV enfrentó a la SRA, a la AEA, a Clarín, el gobierno de Cambiemos –si cumple sus escasas promesas–, enfrentará conflictividad social por parte de sindicatos, estatales, maestros y jubilados. Esas demandas podrán parecer ajenas a quienes no sean directamente afectados.

¿Qué le faltó al FpV? ¿Qué debe corregir el peronismo con miras a 2017? Enumeremos algunas cuestiones. Quizás las desarrollemos en un próximo posteo: a) Faltó escuchar abajo. Nos jugaron en contra la comunicación unidireccional y la falta de intermediación; b) Faltó segmentación en el discurso y en la campaña. La estrategia de redes sociales del macrismo será, con seguridad, objeto de estudio. No tuvimos más que algunos comunicadores, el macrismo tuvo a todos los demás y, c) Faltó diseñar una estrategia con tiempo. Para el 2017 queda un año y no dos si contamos la luna de miel de la que gozará Macri.

Falta el punto 10, ¿no es cierto? Ahí va:

10. El Tata Martino ha gozado durante demasiado tiempo de la protección mediática que le deparó esta campaña electoral. No tiene más tiempo. O juega con Pastore, Di María más abajo y el Pipa Higuaín arriba (o busca otro 9), o renuncia en 2016. Basta. Cambiemos.

28 pusieron huevos y comentaron:

guido dijo...

No se, yo como siempre estoy de acuerdo con todo lo que decís. Pero faltaron 360.000 votos nada más, como es suma cero con eso ganábamos. Y faltaron en la provincia de Buenos Aires, donde era gobernador el candidato a presidente.

Se que es una apreciación puramente subjetiva, cada uno verá como pesar cada una de las falencias que marcás, pero donde uno de verdad remó en mermelada, a la hora de convencer al dudoso de poner la boleta celeste, es cuando tu interlocutor te ponía sobre la mesa la gestión de la provincia de Buenos Aires.

Y no es una cuestión de plata, es de gestión básica: un docente que toma un cargo tarda de 3 meses a un año en cobrar. La jubilación por IPS (el anses provincial) te puede llevar dos años, el IOMA (la obra social obligatoria de los cientos de miles de empleados público bonaerenses) está virtualmente en quiebra porque se la gastaron toda. Vos militabas el voto a Scioli mirando de queruza el techo en una sala de profesores porque por ahí se te cae en la cabeza. Inauguraron UPA (una especie de salitas de salud, muy piponas y naranjas) en ciudades con una buena cobertura de APS pero con el problema de que el hospital se cae a pedazos. En mardel toda la obra pública provincial está frente a la playa, donde de la La Plata y Baires vienen a sacarse fotos...que se yo.

La gente es menos estúpida que Majul, te puede bancar que la guita no es infinita, que la copa, etc. Pero para que te atiendan bien en un hospital (incluso un hospital pobre) no necesitás más presupuesto: alcanza conque los médicos estén cuando la planilla de firmas dice que están. Para paga un sueldo docente en tiempo y forma no necesitás plata: necesitás una gestión administrativa mínimamente eficiente, porque de hecho la pagás igual.

abz

Nando Bonatto dijo...

Estimado, la campaña central fue un bochorno, poner las policias municipales como eje en los spots un chiste,hablar de las UPA en salud cuando se habilitaron 6 en toda la pcia y algunos hospitales eran una verguenza un chiste de mal gusto ,la educacion de paro en paro...y esto se noto en la pcia
Scioli arranco el post paso con 12 puntos abajo remontados por la gente que descoordinada y por la libre salieron a meter el pecho con ingenio y mil maneras de propaganda casi boca a boca.
Peor aun,esa movida fue frenada cuando fueron al obelisco con el cuento de los atentados en Francia,,,scioli estuvo a la altura recien en el envion final....las peleas internas y el boicot a Anibal fue feroz y sin la soberbia que le impidio a Randazzo bajarse a la Pcia que la tenia en bandeja hoy estabamos festejando...

ram dijo...

No me da todavía para un decálogo pero tratemos de arrimar alguna.
A mí siempre me sorprendió el afán peronista con las benditas palabritas; táctica/estrategia y, la verdad, les pasa como en el fútbol, las usan para explicar tanto una jugada que sale bien como las peores chambonadas. Y es mucha joda para cuestiones que tienen que ser tomadas más en serio. Bueno, no más, en serio, alguna vez, faltó el jamito - profesional e inescrupuloso (no nos hagamos las virgencitas que ni te van a creer) - y darle bola.
El tragabigote, admitiendo tácitamente su condición de adoquín, acertó en una cosa fundamental, confió sus estrategias de comunicación a un profesional y las siguió - el kirchnerismo jamás hizo nada parecido y gratis no es, para usar un personaje a tu gusto, se quedó con Martino y los amarillos tenían a Rommel y, ya sabemos, los zorros zorros son...
Y como la estrategia es apuntar y lastimar desde lejos donde duele, a tu enemigo (que nunca fueron políticos, ni siquiera macri), con la parte leguleya y formal de una ley, por más buena que sea, no alcanza; no hay caballerosidad, no hay modales, es lastimás o te lastiman, ganás o sos boleta.... hace años y para conformar los chamuyos de ese gigantesco fraude que es don pino solanas, se privó a las telefónicas del triple play... claro, son bichos jodidos pero más jodido es regalarle tranquilidad y recursos a tu enemigo, por sí mismo y por comedido con sus amiguitos (y más enemigos pa'tu colección) concentrados.... y no es joda, cuando empezó el sainete de la ley de medios, un abono andaba en los 20 dólares y ahora llega a los 40, 50. Tremebunda transferencia de guita, para seguir llenándose y financiar las incansables campañas para reventar al gobierno K.... y dónde está solanas y sus progresistas compinches ahora?.

Mariano T. dijo...

Estan los distritos rurales de la región pampeana. Ultimamente ahí el oficialismo empataba en las presidenciales y perdía en las legislativas.
Esta vez no fue así.
En los distritos rurales de Buenos Aires, Santa fe y Cordoba(excluyendo grandes ciudades), Macri sacó 800.000 votos de ventaja, sobre 3,5 millones de votos totales de esa región.

Dejé afuera a las ciudades muy grandes de esa zona. (Cordoba, Sta fe, Rosario, Mar del Plata y Bahía Blanca), ahí la diferencia es de 600.000 sobre 2,5 millones.

Si sumamos, Macri sacó 1,4 millones de votos de diferencia sobra 6 millones de electores.
Esto no explica todo, pero explica algo.

Erkekjetter Silenoz dijo...

Lo unico que creo pertinente agregar es algún parecer respecto a la bendita "sintonía fina":

- la "sintonía fina" que SI se hizo pero a medias es una de las causas del bajo crecimiento en dicho año, de hecho el "apriete" a mancuso viene precisamente de la aplicación de dicha herramienta

- sintonía fina también se aplicó (de otra forma y con control de daños) en el 2014, creo que huelga comentarios al respecto.

Si los crecimientos a lo largo de la década se debieron a cuestiones internas antes que las exportaciones (debido que nuestra estructura productiva sigue, con muy pequeñas variantes, casi igual a la de los '90) NO podemos atribuir primordialmente la baja de esos años a cuestiones externas.

Desde el año pasado el cuadro se agrava por la recesión/desaceleración de nuestros mercados clientes

El corolario de todo esto es que este "tipo" de "sintonía fina" que implicaba lo enunciado por CFK ojo ehhhh... NO CORRIGE NINGUNO DE LOS PROBLEMAS DE TIPO ESTRUCTURAL que adolece por default el modelo primario exportador que en su recurrente restricción externa, su viabilidad requiere al menos casi 2 dígitos de desocupación en la cresta, y 2 dígitos largos a la baja.

Hay que sacarse de la cabeza que las medidas de tipo recesivas INCLUIDA LA SINTONíA FINA generarán condiciones favorables en el futuro para, en definitiva lo que realmente importa a nosotros los peronistas, mejorar la redistribución del ingreso. Lo que se pierde nunca se recupera

Mensaje en clave quizás para algún nestorista anti K, adlátere del Lavagnismo utópico.

Finalmente un reconocimiento y saludo a la truppen que a pesar de la deserción de oficialiato y mandos medios, y apelando a su instinto logró partir en dos la sociedad

Saludos y vam' ehhhh!!! ja ja...

MiTucumán dijo...

Mas allá de las debilidades de Cristina y Scioli... creo que las personas que votaron a macri eligiron bien, porque se sintieron representador y eligieron eso que macri representa: individualismo, racismo, cortoplacismo, hipocresía...
Más que en las mentiras de macri, basaron su voto en sus propias creencias: "nosotros la gente decente, linda, buena y sacrificada tenemos todas las virtudes y por lo tanto nos merecemos salud, educación, casa, autos, viajes...ya mismo sin importar que esa urgencia genere otros 500 años de dependencia y opresión, en cambio eso vagos, choros, delincuentes, drogatictos, están como están por sus propios vicios. No hay lugar para el colectivismo y el bien común, porque entonces tendríamos que incluir a esos vagos, choros, viciosos.

Ricardo dijo...

Gracias, Guido, Nando, ram, pero debo decir que en esta estoy más cerca de la conclusión de Mariano. Ves la distribución del voto y encuentro más plausible las explicaciones que tienen que ver con políticas agrarias y del dólar que con los deficits de gestión de Scioli. Entiendo que debe haber sido difícil militarlo allá, igual.

Silenoz: cuando tenés razón, tenés razón. Ahora, quizás ordenar un poco lo que los subsidios te comían hubiera permitido alguna medida redistributiva. Claro, parece de suma cero pero, en realidad, algo hiciste, je.

MiTucumán: no hay que enojarse con el votante. Aunque sea difícil (yo estoy enojado, para qué lo vamos a negar). Habrá que parar la oreja y ver qué necesitan y qué es lo que la "administración" Macri les da o les quita. Fundamentalmente a los sectores populares. La clase media vivirá algún periodo de luna de miel, supongo.

Daniel dijo...

"Lo votaron antes por su condición de antikirchnerista genuino"

Y no mucho más para agregar.
Basta ver el programa (???) de gobierno de Macri. Ni siquiera se tomaron el más mínimo esfuerzo para desarrollar algo más que ese boceto malhecho de escuela primaria.

Volveremos...

Anónimo dijo...

Estimados, los aportes y comentarios anteriores, así como el posteo de Ricardo tienen datos muy jugosos. Me permito agregar algunos otros, sin dudas hemos padecido el "entrismo", es muy impresionante observar los paros efectuados en organismos como Anses, manejado por flequillo que no sirve ni para espiar. Y así podemos enumerar otros entes y organismos, pero este es devastador por su presencia en todo el país.-
En cuanto a ciertos componentes enumerados, hay que subrayar que no sirve enojarse con el soberano, hay que atender demandas cada vez más sofisticadas y leer las luces amarillas de los semáforos, como la derrota en la PBA en 2013, sin soberbia. Los hijos políticos de Cristina no merecen premios, deben darse un baño de humildad, dejar de gerenciar pibes y salir de las "cuevas" a explicarle a la sociedad que piensan y que hacen. Eso es hacer política, lo demás es alimentar el papel de monje negro que te cuelga el grupo mediático más grande del país. Un saludo

Bob Row dijo...

¡Ay el punto 6! ¿quién le pone el cascabel? Uno no quiere hacerle el juego al Dr. Castro y la troupe de TN que (en el mismo momento que te leo) se regodean acusando a Cris de la derrota.
Pero uno lo escribió en 2011 (antes del 54%) y preveía la desembocadura en DOS como única prenda de unidad.
En fin, ojalá no nos quedemos paralizados esperando un imposible retorno de "la Jefa" en 2019 y abramos el juego a quienes puedan aportar otra perspectiva. ¿Qué se sabe de Perotti, cuánto calza?. Abrazo. (¡Ah! y bancalo al Tata, que peor es cambiar caballo en medio del río).

Erkekjetter Silenoz dijo...

¿Ud. me está queriendo decir don Ricardo que alguna vez NO tengo razón? ja ja...

Naa... fuera de joda cro. el principo que citás es el correcto, ése es el sentido de la politica fiscal sea de concepción hetero u orto, pero si hablamos de porotos yo creo que antes que esa sintonía fina (muy dificultosa de implementar debido a la masividad y consecuentemente con casi certeres riesgos de que paguen justos por pecadores) el gobierno debería haber intervenido como lo hizo con YPF o los trenes, cuando los apagones de fines del 2013 y Enero del sgte. año. que se dieon en el AMBA

Las distribuidoras han hecho estragos (sobre todo EDESUR) dejando a "laggente" o los vecinos... (no sé ahora como e') por días sin energía.

Pero buehhh... ya pasó .. confiemos que la neo resturación en versión tilinga lo solucione o ¡qué! ¿somos idiotas que no podemos hacer ........(complete según corresponda) Km. de vías? ja ja...

Saludos

Cine Braille dijo...

Por razones familiares voy muy seguido a Balcarce, 70 km tierra adentro de Mar del Plata. No me parece que las razones de Mariano T y Guido sean competitivas sino complementarias. De hecho, si hacés el cálculo de lo que se iba del partido en retenciones y lo que volvía en mantenimiento de caminos rurales o el hospital municipal, hasta a mí me daban ganas de votar a Macri. En Balcarce, Cambiemos obtuvo resultados casi soviéticos, 67%, y la UCR recuperó la intendencia que perdió en 1987.
Saludos

Ricardo dijo...

Daniel: sí, creo que es el dato fundamental para el votante macrista; rajar al kirchnerismo.

Anónimo: sostuvimos antes por acá eso que usted dice...

Bob: por acá también señalamos lo mismo inmediatamente luego de las PASO y respecto a Scioli durante todo el trayecto.
Y no, no transamos con el Tata (!).

Silenoz: qué incógnita cuánto de kirchnerismo o cuánto de menemismo hará Macri, eh

Ricardo dijo...

Buen apunte, Cine. Gracias!

Anónimo dijo...

bueno, la verdad es en general la suma de varias
los hospitales
las rutas
los apagones (mire Ud Sile, es una pavada hacer la segmentacion, desde 1994 existe la tarifa R1E en la costa) lo energetico
los comisarios
la ley de medios, que al final solo sirvio para hacer medios adictos que no veia nadie, salvo los fieles
el hablar para adentro
los organismos que no sirven, ponele el PAMI autorizando remedios preeleccion y negandolos post en la anterior
la profusion de apellidos
Schoklender
Budu
las cloacas que no existen, existen?
nosotros somos los buenos y ellos son caca y no merecen ni laburar
el horrible manejo de la economia



la verdad, espero que se saquen de arriba a unos cuantos

saluti

ayj

Hugo dijo...

Mi estimado productor de ideas ovaladas, aquí mis 20 centavos. En aquella vieja canción "eran lo gorila, eran", ahora para mí los responsables emocionales son los tanos inmigrantes "bajados de los barcos" que prefieren los ojitos azules. Vea si no:
http://www.oni.escuelas.edu.ar/olimpi98/bajarondelosbarcos/colectividades/italia/Distrib%20en%20Argentina%20-%201980.jpg

Bernardo dijo...

Coincido en general con todos los puntos.
Tambien hay que indicar que muchisimas gestiones municipales fueron realmente malas, y no se las supo sostener, corregir o acompañar desde los poderes provinciales, fundamentalmente en la provincia de Bs As (Bruera, Barba Gutierrez, Slezak, Guaccone, y siguen las firmas) y eso hace mucha mella en la poblacion de tu distrito, si aparte es un distrito chico, te liquida.
Como simpatizante de FPV, bonaerense y que por cuestiones laborales recorro mucho la provincia sobre todo el conurbano, considero que Scioli no fue la eleccion mas feliz, una gestion mediocre, un tironeo constante con nacion (no olvidemos que hasta hace 1 año todos los fin de años tenia problemas para pagar los aguinaldos) y que le faltaba un poco de cintura, la tiene pero esta medio dura me parece.
Bueno va a ser el reordenamiento del espacio, establecer nuevos liderazgos, apuntalar a los que estan creciendo demostrando gestion y necesariamente necesitamos llevar a que quieran dar un salto mas alto, y fundamentalmente laburar mucho en las franjas bajas que "a priori" serian las mas afectadas.
Tambien seria bueno establecer estrategias territoriales segun distritos, ya quedo demostrado que las estrategias "centralistas" no funcionan.
Saludos

Anónimo dijo...

Se ha dicho ya que Scioli no era el candidato para asegurar la diferencia necesaria en Provincia de Bs As y que ya había sido derrotado en 2013 .
Se repitieron hasta el cansancio los errores de estrategia y la mala elección histórica de candidatos de la Jefa del espacio.
Creo igualmente que los resultados de las PASO tan contundentes en favor de Scioli hicieron el resto.
El FPV creyó que ya había ganado, el dorima de la insufrible Karina Rabolini se fue de vacaciones en medio de las inundaciones, CFK abusó de las cadenas nacionales al punto de fastidiar a propios y paseó como perrito faldero a Scioli por las mismas, prestándole un ratito el micrófono y haciéndolo firmar papeles casi como Presidente electo incluso en la mismísima Santa Cruz ante la atenta mirada de Alicia y Máximo...
Scioli no se quedó atrás y proyectó su Gabinete Nacional con mayoría de la runfla de impresentables que lo acompañaron en su pésima gestión provincial... Difícil seducir a votantes massistas de Provincia con esos muchachos, no?
El cimbronazo del 25 de Octubre mostró al Scioli más combativo, lejos del personaje sinuoso que fatigó pasillos de TN por años para vender moderación para gente que sabemos nunca nos votará y que para eso prefiere al original y no la copia.
La reacción popular inorgánica achicó la distancia a virtual empate técnico e impidió la debacle total que significaría un Macri legitimado para llevar a cabo su brutal plan de ajuste sin miramientos.
Esa fue quizá la única noticia alentadora de estas últimas cuatro semanas.- Pablo, el Bostero.-

Mariano T. dijo...

Con 51 y medio o con 54 la legitimación es la misma. Es más importante el control de las cámaras

Bernardo dijo...

Convengamos que ni Pro tiene un 51% de votos propios ni el FPV el 48%,hubo que optar por alguno de los 2 nada mas, creo que seria un error para ambos asumirse como mayorias, muchas veces se hablo del nucleo duro del 30% del FPV y hoy aparece otro nucleo de 30% que aun no se vislumbra cuantos son "convencidos" y cuantos circunstanciales, sobre todo teniendo en cuenta que muchos de los votos provienen del aporte territorial (por decirlo de alguna manera) de la UCR. La composicion de las camaras es importante pero por lo menos durante el primer año MM va a poder gobernanr con DNU alegando medidas necesarias y a la "deuda recibida".

Anónimo dijo...

desde ya de la chota y massa no deben ni pueden volver al partido q hicieron perder
randazzo, mas alla de la bronca politica, si tiene futuro en el peronismo.

ademas lo de cordoba mas alla del cordobecismo. curiosamente votando masivamente a un portenio, a mi casi me agreden fisicamente por pedir un yogur la serenisima y no de sancor....y a macri lo aman....

por los habitantes y votantes de esa provincia sin mar. algo raro , paso 900.000 no se explica por el campo . sta fe se perdio pero no por esos numeros y es re sojera. me parece q carecimos de fiscales y nos pasaron por arriba. recordar como de la schota le gano a juez hce unos anios.....radicles, pro, juecistas, supueesto peronismo cordobes, todos en contra...creo q no tuvimos fiscales para defender a scioli y no cog...
saluedo

Mariano T. dijo...

Los 800.000 votos los perdieron porque consiguieron hacerse odiar por todo el sector agrario, incluyendo las actividades periféricas.
Por maltrato, por desprecio. Cuando viene una crisis externa como ésta, todos se la atribuyen al gobierno, que en vez de dar una mano, sigue con la misma política.
Por supuesto los que miramos un poco más allá sabemos que el gobierno no es culpable de que bajen los granos, pero en esta circunstancia en vez de aflojar sigue apretando, y nos acordamos de que hay una venganza por tomarse, unas cuentas por cobrar, y laburamos para que el maltrato al agro les cueste perder la presidencia de la nación, y los miles de cargos asociados.

Bob Row dijo...

Mariano T, esto voy a reconocer: Si me faltan dólares y en los silobolsas tengo el 40% mundial del grano sin vender, negocio con los "secuestradores". Ofrezco bajar el (¿5-7?) % de retenciones -por esta vez- ANTES de que el candidato opositor anuncie un futuro a 15. Después ya no tiene atractivo.

Mariano T. dijo...

Bob, eso del 40% es solo una confusión de un periodista que que le dieron un link del USDA, y no sabe ingles. Con el retraso de ventas y todo, hoy no debe superar el 15%.
Ayer Buryaile habló de 5.000 palos verdes, muy interesante pero no determinante.

Gandalf dijo...

Hay un elemento de análisis que me parece importante y no se hasta que punto haya determinado el resultado de la elección: el abuso de poder del kirchnerismo durante todos estos años. Soy empleado del INDEC desde la época de Alfonsín, y este gobierno, a partir de la llegada de Moreno a la Secretaría de Comercio, instaló una patota, persiguió, desplazó y ninguneó a técnicos de carrera, destruyó las estadísticas públicas y prácticamente todo el Sistema Estadístico Nacional. Pusieron gente inexperta en cargos altos, manejaron los nombramientos en forma discrecional, la caja de horas censales la manejó UPCN, llenándose sus propios bolsillos y distribuyendo el dinero para controlar a sus afiliados, obligándolos a ir a las movilizaciones a favor del gobierno bajo amenaza de quitarles las horas o de echarlos (ingresaron mucha gente contratada que debía afiliarse, aumentando su relación de fuerzas y sus ingresos por la cuota de afiliación).
Tengo entendido que esto mismo sucedió en toda la administración pública. Pero que, debido a la función estratégica del INDEC (lo que motivó su amplia difusión en los principales medios) y a la fuerte oposición de los empleados que hubo, tomó estado público y perduró en el tiempo. Esto no es sólo un problema de estrategia política, ni comunicacional, es de poner en el centro la construcción del poder, sometiendo y despreciando a las personas, lo que constituye una verdadera aberración, máxime para un gobierno que pretende ser nacional y popular. Los "revolucionarios" se llenaron los bolsillos de plata mientras desmantelaron todo. El gobierno se apoyó en lo peor del organismo para llevar adelante sus planes, verdaderos mercenarios, muchos de los cuales fueron fervientes defensores de Menem y les fue muy bien con él.
Los felicito por el blog. Muy buenos análisis y muy equilibrados

Mariano T. dijo...

Yo pondría en el INDEC a alguien afin al ATE histórico, cuando el INDEC mentía menos y tenía prestigio. O sea Claudio Lozano o Martin Hourest (ambos compañeros míos de secundario).
No tienen nada que ver con el gobierno, son gente de izquierda. Y dejar que el Micheli maneje el tema personal, y se puedan sacar de encima (echar o trasladar) a la patota y todos los delincuentes de UPCN

Ricardo dijo...

Gracias, Gandalf.

Rosarino dijo...

Yo soy de Santa Fe, mas allá que se perdió, no se hizo una mala elección en líneas generales se sacó el 45% de los votos, + 4% que lo que sacó Cristina en las generales del 2011. Si en Córdoba o en Capital se hubiese perdido por 10% estaríamos hablando de otra cosa.

En el sur provincial no hizo mala elección Scioli, me sorprendió que Macri haya ganado en el norte santafesino que es muy peronista, por poco pero ganó. En el Centro provincial eminentemente agropecuario y lechero (San Martín, Caseros, Castellanos, etc) fue paliza 65% a 35%, y en rechazo al gobierno nacional porque Perotti cuando fue candidato a gobernador por el PJ- FPV sacó bastantes votos en esa zona.

En la ciudad de Rosario, Scioli ganó en los barrios alejados del Centro (60-40), pero no con los mismos números que Macri lo hizo en el Centro (65-70/30-35). Scioli ganó bien en los bastiones peronistas del Gran Rosario (Perez, Granadero Baigorria, V.G. Galvez, etc) y

La economía tuvo mucho que ver en el resultado, en el 2011 el pbi crecía al 6/7 % anual, había más laburo y era otro cantar, Cristina en el 2011 ganó en toda la ruralidad santafesina incluso compitiendo contra Binner que en ese momento era gobernador y el PS estaba pasando un buen momento.