lunes, 27 de junio de 2016

Sos vos, Martino

Lo primero que debió decir Martino luego de una nueva derrota en una final es “renuncio". Lo segundo: “buenas noches". El ostracismo no sería castigo suficiente y los estados modernos han abandonado esa sana costumbre medieval del destierro, así que descartados los castigos ejemplares, solo queda masticar bronca.

Tampoco existe un organismo que pueda ordenar la excomunión de Martino o romperle en pedazos el carné de DT, cuando la AFA no existe. No se trata de una metáfora, la AFA existe en Zurich solo porque aún no nos desafiliaron, pero Angelici, Tinelli, D'onofrio y la jueza Servini con anuencia de Macri están haciendo lo posible porque ello ocurra. Volvamos al fútbol.

Martino es un caso único: no existe otro DT que haya chocado tres equipos que contaran con Messi en cancha. Quizás cuando le realizaron el transplante capilar le injertaron los pelos a demasiada profundidad, afectando su lóbulo frontal; será un misterio que deba resolver la ciencia. Preferentemente post mortem y dentro de poco. Aclaramos que es joda porque con el macrismo no podés saber: lo lee un servicio, se lo pasa a un juez y te citan por cualquier pelotudez.

Ya en Santiago de Chile la Selección sufrió a Martino, quien eligió preocuparse antes por desactivar los circuitos chilenos que por generar fútbol. ¿La “idea"? Bien, gracias, con un poquito de tos pero haciendo reposo. Ahora, en Nueva Jersey, pareció haber comprendido y el equipo fue agresivo en el pressing, arriba. Pero nuevamente se equivocó. Puso en cancha a tres mediocampistas averiados: Di María, quien dio pena, Banega, que fue una sombra, y Biglia, quien debió ser ajusticiado por algún lone wolf yanqui munido de algún arma de repetición y, en cambio, jugó casi todo el partido con una parsimonia que recordó al peor Verón de 2002. Demasiada ventaja: Argentina solo recuperó espíritu, toque y presión con el ingreso de Kranevitter. Aún asi, durante la Copa, las eliminatorias o la anterior copa América, el equipo solo mostró un patrón de juego frente a equipos débiles. Jugó como Argentina debería únicamente frente a EEUU. Lo contraponés al juego asociado de Chile, con movimientos ensayados, ocupación de espacios más aprovechamiento de los vacíos y parecieran dos deportes distintos. ¿El problema es Messi que te obliga a no jugar al fútbol y solo pararte para ver qué hace cuando se la das? No, el problema es el DT que no los mueve para convertirlos en receptores. Con Martino en el banco no hubo nunca el compromiso que les supo arrancar Sabella para funcionar en bloque y no como espasmos individuales.

Luego, los imponderables del fútbol: un pésimo arbitraje, horrible, de un pelado brasileño que quería protagonismo y seguro que estuvo a favor del impeachment a Dilma. Argentina ingresó entonces golpeada al segundo tiempo, y Chile agrandada. La expulsión de Díaz había sido justa y la de Marcos Rojo, en cambio, no. La injusticia golpea y destruye el ánimo. La selección chilena, en cambio, asimiló la situación como un empate que te potencia. ¿Dirá Martino que no supo, no pudo o no quiso levantar la moral de su equipo? No creemos: no es tuitero ni tampoco juega a intenso de la política.

¿Cuánto habrán pesado en la cabeza de los futbolistas las pasadas finales perdidas? ¿O será que la mamá no los abrazó lo suficiente de chicos, Laura Gutman? Pesaron en la de Higuaín, que volvió a fallar como en Brasil pero nunca dejó de buscar y presionar. Pesaron en la de Agüero, que resolvió la que tuvo como el Pipa pero sin poner nunca ganas, como si el espíritu de Verón lo hubiera poseído al igual que frente a Alemania. ¿Pesaron en la de Messi al patear el penal o fue el cansancio? Lo cierto es que durante el partido, quienes no sintieron ese peso fueron los de mejor rendimiento: el propio Lionel, Romero, Otamendi, Kranevitter, Mascherano, Funes Mori y Mercado, que fueron, en ese orden, los mejores de la Selección en cancha.

Ahora renunció Messi, y ni el DT o quienes pelean por AFA se hacen cargo del mensaje. Rompieron al mejor del mundo. Hay que poner una bomba atómica y empezar todo de nuevo, si es que AFA no desaparece y la Selección termina jugando como los Globetrotters, para divertimento de los ganadores del modelo de la globalización. Deberemos sufrir a los que gritan “poné a los pibes que tienen hambre", a los que dicen “es sólo un juego, no pasa nada" y a Aranguren diciendo que al equipo le faltó energía y entonces hay que subir nuevamente las tarifas. A todos ellos, que los mee un elefante con diabetes insípida.

Nos vemos en Rusia2018, si llegamos.

10 pusieron huevos y comentaron:

Lucho Perrone dijo...

Yo realmente no entiendo lo de Martino. No toma nunca una buena decisión. Nunca.

-Juega con 3 volantes interiores cuando Chile te juega por afuera. Está bien que se lesionaron Gaitan, Augusto y Lavezzi, pero ahi también estan las malas decisiones al momento de armar el equipo.

-Pone a Di Maria lesionado (cuando no?), lo saca y pone a Kraneviter!!! Sacalo a Biglia o Banega por Kraneviter y pone a Lamela por Di Maria!!!

-Saca a Higuain y pone a Aguero, ya jugando con cuatro volantes centrales.

Yo no soy un genio del futbol ni mucho menos, pero me parece que son cosas obvias estas.

Los giles que critican a nuestra sociedad por exitista son los mismos que defienden a este tipo de tecnicos. Y son este tipo de tecnicos (y no los Sabella, los Bilardo, y los etc.) los que queman jugadores como Messi.

Esta copa de mierda fue pura perdida. Si hubieramos ganado no hubiera pasado más que un par de comentarios con el compañero de trabajo, ahora que perdimos tengo mas bronca que el 22 de noviembre!

Saludos Ricardo!

Erkekjetter Silenoz dijo...

Dícese de cómo quemar 2 generaciones de "fulbolistas"

Y buehhh.. lo que pasa es que mamaron neoliberalismo... ¡qué quere'! ja ja....

Saludos

Anónimo dijo...

Messi perdió finales con Basile , Sabella y Martino...
Ayer vi explotar a un pobre pibe que no aguantó más la presión de los que dicen quererlo y le metieron la mochila imposible de tener que ser Maradona . Un gran jugador que nunca fue lider ni queria serlo. Donde más lo conocen , en Barcelona jamás se lo pidieron ni le dieron la cinta de capitán de Puyol, después Xavi y finalmente Iniesta.
Si Messi mantiene su palabra, se terminó una etapa de club de amigos que jugaron hasta lesionados con el verso del grupo humano que garantiza éxitos... Saludos.- Pablo, el Bostero.-

Daniel dijo...

Un técnico cagón que sucedió a otro técnico cagón. Antes de ellos, Argentina jugaba al ataque, salvando los menjunjes de Bilardo, claro. De todas maneras el equipo del '86 tenía una propuesta interesante. Es simple, hay que mirar un poco al Barcelona y ver como se reagrupa el equipo al lado de Messi. Entonces ponés un volante central (no cuatro!), un Dybala y un Lamela por ejemplo y lo vas rodeando a Messi de tipos que le devuelvan paredes y esas cosas, dejando de lado a llaneros solitarios como Di María que de cien pelotas, noventa y nueve las rebota en los contrarios. Y sobretodo jugar para adelante, sin cagazo!

Anónimo dijo...

¡Pónganse los cortos, muertos, que tanto chamuyan del fulbo y de cuanta gilada se les ocurra! ¡Qué saben ustedes, de qué creen que saben, quiénes son y de qué caverna platónica salieron, giles!

Esther dijo...

Hola, Ricardo

No sé de fútbol pero leo este post tan bien escrito y tan desde las entrañas que no puedo resistir el ingresar…

«y a Aranguren diciendo que al equipo le faltó energía y entonces hay que subir nuevamente las tarifas.»
¡Por todos los dioses, no le des ideas! Que Aranguren sí es capaz de hacer algo así…

«A todos ellos, que los mee un elefante con diabetes insípida.»
Me reí hasta las lágrimas. Es la mejor maldición que he escuchado en años. ¿Es de tu autoría? Bueno, no importa, te aviso que la robo: no puedo hacer otra cosa, jeje.

No se necesita estudiar música para escuchar música y admirar lo que se escucha. No sé de fútbol, pero igual me embobo mirándolo jugar a Messi. Ese tipo hace más que jugar al fútbol: convierte una cancha de barro y césped en una pintura de Van Gogh.
Hace arte.
Por supuesto, también tiene que ser un muy buen profesional en lo suyo: no te mantenés siendo un Messi durante tantos años sólo con intuición o dotes naturales.

Y, desde mi ignorancia, entiendo que si convocás a un tipo así para la Selección es porque te vas a romper el alma hasta comprender exactamente quién es, qué hace, qué quiere, qué necesita para jugar como el mejor del mundo. Y se lo vas a dar.
En caso contrario, no lo convoques.
Porque al nivel de un Messi no vale el prueba y error. No podés andar probando con él, tenés que saber.
Si andás probando y equivocándote, se terminará como se terminó: con el tipo sentado en la cancha, solo, derrotado. ¡Derrotado! Él, no un partido perdido. Él. Y me pregunto qué nos debe Messi para sentirse así. Qué se le perdió en nuestra selección. Y me parece que nada. No está obligado, nunca lo estuvo, no nos necesita, nunca nos necesitó.

Claro que es fútbol (nada menos y nada más). Y un campeonato es un campeonato, hubo otros antes, habrá otros después.
Pero no puedo sacarme de la cabeza esa imagen, la de Messi con la cabeza gacha, los hombros hundidos, sufriendo tan a ojos vista que uno sentía hasta impúdica la cámara puesta en él. No me puedo sacar de la cabeza esa imagen porque me persigue la pregunta: ¿no será, acaso, la fotografía que nos representa a la perfección como país, en este mahalado 2016 de neoliberalismo salvaje?

Divages, claro está.

Un abrazo,
Esther
PD: por supuesto que comprendo que la cuestión, futbolísticamente hablando, es mucho más compleja porque se trata de una selección y no de un jugador. Pero eso ya es para los que saben, ☺☺☺.

ram dijo...

Si veo juntas las palabras fútbol y Chile, no me brota el argentino, me brota el xenófobo; casi igual que con Uruguay. No los banco.
No soy tan futbolero como para ponerme en juez o verdugo de nadie en este baile, lo cierto es que Chile ganò sin ganar y Argentina perdiò sin perder y sin jugar peor que los chilenos. Los penales, ademàs de ser una bosta para padecer al cuete, bàsicamente son una loterìa. Y en esa loterìa no entramos parejo, en tu casa podès mandarte una picada de 100 ingredientes regada con el lìquido espirituoso que se te antoje, Messi y cía. no, estàn con los nervios, el cuore y el cansancio a full y, claro, cuando éso pasa a veces el talento se va, se borra o se vuelve tímido. Tengo para mì, especialmente desde mi propia experiencia de mal jugador, que en el fútbol los críticos más feroces vienen de "mi gremio", los patadura, troncos, de madera, etc,; exacto, los que opinan desde la más básica envidia. Tal vez la mía sea más discreta, quiero creer.
Si el Pipa embocaba ese tiro del comienzo, capaz que hoy era Gardel y Martino y el resto, los guitarristas; ídem para el Kun y ese cabezazo que desvió el arquero (el que dichos sea de paso, estaba para hacer precisamente éso) y si Messi no pifiaba el penal, quién sabe si no estamos festejando todavía hoy...
Más un árbitro colifa que cobraba cualquier cosa, incluyendo la expulsión de Rojo o el no ver el aporreo constante a Messi, cierto, no lo mataron pero de a poquito, entre 4 ó 5 lo fajaron surtido, claro, en casa la picada te jode el hígado pero ahí, a él le fajan las canillas, el humor, la tranquilidad y. obvio, el talento también (si no, para qué fajarlo?).... los técnicos suelen ser el fusible puteable, ahora es Martino, ok,, a los otros 40 (ó 20, si exceptuamos las chicas) millones no nos putea nadie, salvo si hacés mucho kilombo, sì, es desparejo y casi seguramente injusto el "análisis". De lo que me acuerdo, ¿qué técnico se salvó de que lo puteen?, NINGUNO y ninguno se salvará en cualquier futuro posible, matemática pura, son seres que están - y se les paga muy bien - para éso. A propósito, Ricardo, ¿que corran a Martino y pongan a Ramòn Dìaz?, perfecto, me anoto, es uno de mis "favoritos".
La verdad, dado que uno tiempo a simpatizar con la tirana prófuga, lo que pasó no es culpa de Martino, Messi o cualquier otro, de ninguna manera, los que que sì estaban y no debìan estar son marijuan, los massistas y los amarillos, conocidos mufas e intèrpretes de la desgracia nacional vigente, y dònde anda el jefe de la pandilla?, en Chile, huevòn, y vos puteando a Martino....

Anónimo dijo...

Yo no entiendo nada de nada ,pero Messi Masche y otros ya estuvieron con Maradona y c Sabbella como técnicos y con ellos tampoco llegamos a campeones ,de modo q mi argumento es; no es el técnico Mabel

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Yo creo que el amigo Ricardinho tiene razón, aunque para mí se exagera lo malo que es Martino. En Newell's hizo una muy buena campaña. Y a la selección de Martino la vi jugar mejor que a la selección de Sabella en varios pasajes. Tuvo mala leche con las lesiones, pero eso de poner casi cuatro volantes centrales (para mí Banega no es un "cinco" porque en Sevilla juega de "enlace") es difícil de entender. Coincido con el primer comentarista: Kranevitter por Banega y Lamela por Di María (estaba hecho mierda) parecían cambios cantados. Tampoco tuvo suerte con el árbitro. Yo a Martino le veo aciertos: Mercado y Funes Mori fueron decisiones suyas. Lo de Gaitán era auspicioso. Lavezzi también jugó bien, pese a las críticas despiadadas que se le hacen. Vale decir: tiene aciertos piolas, pero desaciertos muy gruesos. A mí igual eso de cambiar de técnico todo el tiempo no me cabe. Ah, y Sabella era buen técnico (aunque medio cagón), pero el Diegote... ERA HORRIBLE. El Diegote llevó al Chino Garcé y dejó a Zanetti, hizo jugar a Otamendi de lateral derecho... en fin... HORRIBLE. Nos comimos 4 contra Alemania y 6 contra Bolivia porque como técnico, el Diegote ERA HORRIBLE.

Andrés dijo...

Guenas:
Ahí renunció. Ahora todo va a ser revolución de la alegría, equipo y pobreza zero.
Habrá que comenzar a aceptar que Argentina no es la potencia futbolistica, relato con el que crecimos, y al igual que Holanda alguna vez fuimos y se terminó.
Soupy twist!