viernes, 26 de febrero de 2010

Washington todavía extraña a la Argentina

Un beso robado a la salida del Colegio. Esa imagen de tu compañera de banco de la primaria, a la que ves por primera vez como mujer y te avergüenza cuando te saluda con un beso en la mejilla. La sensualidad de esa vecinita cepillandose el pelo, en el borde de la pileta del club, un atardecer de los últimos días de verano. El recuerdo que se dispara cuando escuchás, al pasar, ese tema lento que bailaste con la chica que te gustaba. Y vos, que eras un salame, te comiste los mocos como el peor cuando tenías que decirle algo.


Todos atesoramos momentos como esos y, a veces, los desempolvamos con cariño. Y a veces recordamos a esa novia con la que, en algún momento, la pasamos bien antes de tirarnos los rencores por la cabeza.

Esto a propósito de esta nota, donde Héctor Schamis, entrevistado por La Nación, dice que:

"...a Washington le cuesta entender la política argentina".

No sabe adónde vamos, dice el politicólogo.

E inmediatamente me dispara el recuerdo, no grato, de las "relaciones carnales". Y me da bronca. Pero luego pienso que se trata de un halago. Como esos piropos que le suelta algún obrero de la construcción, desde el anonimato de un segundo piso, a la señorita que pasa.

Es que todavía nos extraña Washington. De vez en cuando nos llama por teléfono, sólo para saber cómo andamos, que fue de nuestra vida; si nos casamos y tenemos chicos, si vemos a alguno de los amigos en común que frecuentábamos. Si alguna vez pensamos en él.

Habla bien de la "performance sexual" de la Argentina. Es un halago.

La imagen la afanamos de acá.

8 pusieron huevos y comentaron:

manuel el coronel dijo...

Que buena metáfora compañero.

Me hizo acordar de la piba aquella de la primaria. Claro que a mi no me fue tan bien como a USA hasta el 2003.

Ricardo dijo...

Los buenos recuerdos, compañero...
Es la edad ya, je.

Javier dijo...

Totalmente de acuerdo , es un gran halago

Abrazo

Jorge Mux dijo...

Hoy me llegó un correo en el que se adjuntaba una nota que un diario alemán hizo sobre la Argentina. Yo no sabía, pero (según la mirada objetiva de este diario) parece que en el 2007 no hubo elecciones, sino un golpe de estado por parte de una pareja de terroristas que odian el consenso, atacan al campo y nos quieren separar de los países "serios" del mundo. Además, aclaran que es casi seguro que la presidenta no llegue a cumplir su mandato por causa de la revolución civil que se está levantando en todas partes.

Todavía estoy atragantado de la indignación.

Ricardo dijo...

Abrazo, Javier.

Jorge: non calentarum, largum vivirum. Seguramente defienden altos intereses y están preocupados por la dictadura pingüinística en la que vivimos.
¿No dice "Heil geld!" al final de la nota?

Pomez dijo...

una van a entender otro tipo de relaciones que no sea ellos arriba y nosotros en 4.

Ricardo dijo...

Existen otras posiciones también, Pomez. Y creo que nos hicieron probar todas.
Pero son vivos, ¿eh? Ellos nos cogían y nosotros teníamos que pagarles.

manuel el coronel dijo...

Lo del diario alemán es zanata, no existe ni sus firmante.