viernes, 18 de junio de 2010

Crónica de la Audiencia Pública sobre Matrimonio Gay en Tucumán.

No tengo la más puta idea de lo que pasó en la Audiencia porque, a pesar de que me inscribí como orador (iba a decir esto, nada muy distinto a este post), no me dejaron pasar. ¿Publica? Las pelotas.

Así que nos quedamos ajuera, la zapán contra las rejas, asistiendo al festival de la intolerancia de los grupos que se oponen al matrimonio gay y rodeado de nuestros compañer@s (?) LGBT, quienes soportaron estoicamente las bravuconadas del chupaciriaje.


¡Déjenme pasar, heterosexuales!

Eran casi las 9 de la matina cuando llegamos a la Legislatura Provincial. Lo único positivo de todo esto es que -por lo menos- me bañe. Bien yo ahí. Ya me daba asco.

Estaba listo para hablar y lucirme, convencer a la Senadora Negre de Alonso de apoyar el proyecto. Mi premio iban a ser sus lágrimas, pocas pero sentidas seguramente, cuando se diera cuenta de cuán equivocada estaba y cuánto a tiempo de repensar su posición y erigirse en conductora y líder de la aprobación de esta modificación del Código Civil, que permitirá a los compañeros homosexuales casarse no como la Iglesia pero si como la sociedad manda, y gozar de todos los derechos, beneficios y protecciones de un matrimonio legal.

No pudo ser.

Seguramente estas Audiencias ¿Públicas? que se están llevando adelante en el NOA no son una puesta en escena para generar "con-sen-so" en contra del proyecto. No, señora. No, señor. Si unos cuantos gatos locos aparecen con carteles onda "Cuidado!! Las familias votan!!" u otro, estudiante de abogacía de 20 años, porta uno con la leyenda "No queremos una cultura de la muerte" (¿¡!?), debe ser que se trata de una genuina expresión de amor por la libertad y la igualdad (falta la fraternidad y somos todos franceses y amanerados). Los carteles más repetidos eran "Queremos mamá y papá" y "No vayamos en contra de la naturaleza".

Los cantitos de la fuerza de choque conservadora eran: "No queremos no queremos, no queremos esta ley, la familia es una sola, un varón y una mujer" (al ritmo afrolatino de "Volveremo' a ser campeones, como en el '86") y "La familia se multiplica". Pleno siglo XXI, muchachos...

Y si digo que los compañeros lesbianos y las compañeras gays soportaron estoicamente las agresiones del chupaciriaje evangelizador que necesita mirar ("¡porque es evidente!", gritaba una señora) si la mamá no tiene una poronga y el papá tetas para bendecir el amor, es porque fue así. Fueron continuas las agresiones que partieron de aquellos que portaban rosarios sobre sus pechos sacrosantos para con los chicos y chicas que lo único que piden es igualdad y dignidad. Nada muy distinto a pensar que somos todos seres humanos, iguales el uno el otro. Había uno, medio loquito, hippie -algunos dicen que era comunista, otros peronista-, hace como 2000 años, que decía precisamente eso: que todos somos hermanos y que tenemos que amar al otro.

Si le dieran un poco de bola al Jesús ese y un poco menos de bola a Ratzinger...

Estuvieron muy bien los chicos, con sus banderitas y cintas multicolores, resistiendo a la tentación de mandar a la gran putísima madre que los remil parió a los pelotudos que los agredían con consignas del tipo: "¡de que padres habrás salido vos!" o "¡ustedes no pueden tener hijos!" o "¡Eso no es familia".

Una de las señoras chupacirias, amablemente, quiso entablar una discusión y fue correspondida en forma muy educada. Yo intenté -infructuosamente- contarle que todos los estudios realizados a la fecha muestran que no hay ningún inconveniente con el matrimonio homosexual y no existe ninguna desventaja para los chicos que son adoptados por estas parejas. Hasta le pregunté si sentía que este proyecto era una amenaza de algún tipo para ella. Contesto amablemente que si y, amablemente, terminó la charla agradeciéndonos por aportarle nuestros puntos de vista para que ella pudiera reafirmar el suyo.

No es mi intención renegar de que los que están en contra del proyecto tenga convicciones, ideas profundamente arraigadas y su propia manera de entender a la realidad y a la sociedad. ¡Está bárbaro! De lo que reniego -y me rebela profundamente- es de que le nieguen al Otro la posibilidad de ser feliz. Que intenten imponer, por la fuerza de la Costumbre, su visión al resto de la sociedad. Que nieguen la humanidad del Otro, del distinto a ellos. Porque eso es lo que hacen en definitiva: negar que el Otro pueda ser igual a ellos. Así con l@s LGBT como con los pobres. Es el mismo prejuicio y la misma discriminación. Y lo entiendo de señora mayores, ¿eh?, pero ver a sus hijos -más pendejos aún que uno- reflejar esos mismos prejuicios y discriminación, me parece tristísimo.

Al documento que iba a leer en la Audiencia lo voy a mandar por mail a los Senadores tucumanos: jose.cano@senado.gov.ar, sergio.mansilla@senado.gov.ar y beatriz.rojkes@senado.gov.ar

Mandale vos también un mail a tu Senador amigo (?).

17 pusieron huevos y comentaron:

ram dijo...

Mire, es medio al pedo pensar que quienes adoran un instrumento de tortura (al tipo que torturaron ahí, no hay que darle bola por revoltoso y por juntarse con putas y atorrantes varios, eso sí) hablan en serio cuando hablan de "amor", "respeto" y, menos que menos, "democracia".
Les importa un comino y les molesta una enormidad. ¿Usted conoce algún hijo de puta que no sea, por lo menos, beato? o frecuentador de iglesias?
No vaya por la gaceta, porque si ve que fué una manifestación "masiva" y a usted no lo dejaron pasar, lo mata la úlcera y se pierde la final del mundial.
Una función de teatro medieval más, paciencia, todavía falta pero chillan por cagados, no porque les vaya bien.

musidora dijo...

es la TRINCHERA Ricardo!!!!
qué bueno que fuiste

subí lo que ibas a leer así lo bajamos
muchos besos LGTTBI

te dejo un tema para que cantes
http://www.youtube.com/watch?v=-TPvU9ZpRsE

Sujeto de la Historia dijo...

Ricardo,
En la medida en que leía tu post me venían imágenes de la Inquisición...

Comparto tu indignación.

Un Abrazo

Aldo Ulises Jarma dijo...

Buena crónica! Tiene razón RAM: Tucumán tiene bolsones ideológicos medievales bastante arraigados, y no sólo en su alta sociedad retrógada.
Por lo demás: te felicito por tus ganas de ir a discutir estos temas con gente a la que no tienes NINGUNA posibilidad de convencer.
Abrazo.

musidora dijo...

yo quiero que visite mi blog Sujetod e la Historia!!! siempre me pregunto por el ;)

en serio Ricardo, genial lo que hiciste
además, la adrenalina que se siente no? bueno, quería dejar un segundo comentario porque no comparto lo que dice Aldo: será gente que no podés convencer hoy, pero no es al pedo ir y hablarles. te lo aseguro, yo que le hablé a cada zapato y hoy, creo que algunas semillas sembré (y me sembraron a mi, obviamente)
en fin
buen finde semanaaaaaaaa
escribite algo sobre la homofobia en el fútbol ¿ningun jugador es gay?
un beso
p.

Ricardo dijo...

ram: vi el artículo de La Gacetazión. Anoche justo pasaba por la Legislatura en Av. Sarmiento cuando partía la Marcha "a favor de la Familia". Ahí no eran tantos, te digo.
Y yo no podría haberlo definido mejor: una función de teatro medieval más.

Paula, está el link en el post: "iba a decir esto".
Quería aportar algo al debate.

Sujeto: y... había algunos cuantos que, por la vehemencia con la que juzgaban, no se hubieran sentido del todo incómodos al lado de Torquemada.

Aldo: para colmo, escuché a una señora quejarse de que en Salta hubieran sido 17 oradores a favor y 14 en contra. ¡Perdimos en Salta! -se quejaba- ¡y eso que hayá, vos viste... son todavía mas... ehm... que acá!
Palabras textuales.
Y no creo se si se podrá convencerlos o no. Me interesaba más convencer de votar a favor a los Senadores.

Paula: ya mismo le recomendamos tu blog a Sujeto (un lujo de comentarista que tenemos acá). Está en el blogroll y acá:

http://siempreserek.blogspot.com/

Y homofobia en el fútbol... no se. No se si tengo algo para decir que no se haya dicho ya mil veces...

¡Abrazos y gracias a todos por pasar y comentar!

Jorge Mux dijo...

La única razón para no admitir el matrimonio gay es esta: fundamentalismo religioso.

manuel el coronel dijo...

Con razón no vió los partidos. Compañero, usté está muy equivocado, prometió dejar la política pa' después del mundial.

En cuanto a la intolerancia, particularmente esto que se discute hoy compañero, es algo que inexorablemente va a llegar, tal vez debamos desprendernos del éxito político que significaría que sea con nuestro gobierno, pero vamos hallanando el camino.

puzzle dijo...

Te felicito por haber ido a bancar el proyecto.
No me sorprende que no te hayan dejado participar, las audiencias son lo que todos temíamos: una puesta en escena servida en bandeja a los obispos de provicias para demorar y trabar el proyecto.

Javier dijo...

Es que siempre fue una puesta en escena escena eso para mostrar un frente de rechazo basandose que en muchas provincias existen sectores muy conservadores y muy catolicos . Lamento que no te hayan dejado entrar pero me suena predecible de la Negre de Alonso del Opus Dei , pura chachara , de hecho a que apostaron tirando hasta el 14 de julio el tratamiento en la camara , seguramente en el lobby conservador que logre frustrar una aprobacion segura

Un abrazo

Ricardo dijo...

Jorge: ¿cómo? ¿Y no se va a extinguir la raza humana?

Ayer, ahí afuera, escuchaba a un chico que le decía a una señora (eran mayoría entre los del frente del rechazo): "¿en que la jode, señora? No la van a obligar a usted a casarse con una mujer..."
¡Buenísimo!

Manuel: jeje.
Es un tema político, como todos, pero creo que se trata más de DD.HH. y dignidad.
Y creo que estamos frente a una inmejorable oportunidad para aprobar este tema. Si en 2011 llegara a ganar algún conserva, ¿vos pensás que esto pasaría siquiera una comisión?

puzzle: estoy casi seguro de que a los oradores los seleccionaron estando bien seguros de sus posiciones, tanto en contra como a favor.

Eso mismo que mencionás, Javier, me dió bronca. Que dijeran: llevemos la discusión al NOA que ahí son más conservadores. Seguramente tiene que ver con que tienen aceitadas relaciones con Villalba en Tucumán y con los otros Obispos del NOA.
Según lo que leí el otro día en lo del Ing. Sbariggi, parece que los números a favor estarían también en el Senado. Ojalá.

¡Abrazos y gracias!

Jorge Mux dijo...

Ese argumento de que alguien (una persona, una institución, una provincia) es "muy religioso" es la prueba de que es "fundamentalista". Porque, o sos religioso, o no lo sos. Ya si sos "muy", quiere decir que se te está saliendo la chaveta por algún lado. "Es muy religioso, se pone como loco y puede llegar a matar si alguien hace un chiste con Ceferino Namuncurá". "Es muy religioso, no puede escuchar que los gays (de quienes piensa que son enfermos y antinaturales) se casen y, como se pone muy mal ante esto, sale a la calle a gritar" ¿Así actúa una persona "muy religiosa"? ¿O un fundamentalista?

manuel el coronel dijo...

No ricardo,claro qeu no, pero hablo de años. Osea, esa debe ser la motivación de nuestra lucha, que debe ser precisa en casos como este.

Ricardo dijo...

Es fundamentalismo, Jorge, porque son incapaces de escuchar argumentos. Y, si lo hacen, como esa señora, es para "reafirmar" su convicción.

Eso si, no jodan con D10S, que me pongo loco y salgo a romper todo.

Manuel: y si. No creo que importe bajo que bandera política se consigue aprobar el matrimonio gay o las muchas otras luchas por derechos que todavía se pelean, como la ampliación de los requisitos que permiten el aborto o la misma AUH.

Abrazos.

El Sudaca Renegau dijo...

Me gustó la crónica. Todavía me falta leer sus palabras frustradas.
Me quedé pensando algo que no tiene que ver con el tema... Bueno, si tiene que ver, pero no es mesmamente el tema. No necesita responderme, porque es un tema viejo y porque por suerte la ley ya salió.
Pero póngale que los estudios científicos estuvieron mal hechos, y que luego se demostrara que los hijos adoptivos de los putos se hacen putos en una proporción mayor que los hijos de las parejas heterosexuales. ¿Y?... En el fondo, el argumento científico para la posibilidad de la adopción, encierra un prejuicio. "Los hijos adoptivos de putos salen sanitos, a diferencia de sus horrendos y patológicos bien-intencionados padres putos del orto". Igual el tema era el matrimonio, y por suerte ya fue.

El Sudaca Renegau dijo...

Ahora lo leí. Me gustó. Piense lo que le dije antes.

Ricardo dijo...

don Sudaca: lo había pensado en su momento, pero tratándose de una pelea política y no de un debate para tener el argumento más mejor y ganar, me parece que no hubiera servido de mucho decir únicamente "los homosexuales deben tener los mismos derechos que los heterosexuales porque... eh... el DSM-IV no clasifica ya a la homosexualidad cómo una patología sino que es, simplemente, uno de los extremos del arco de la sexualidad humana". En un debate político no se trata de ganarle al oponente, sino de convencer a la parte mayoritaria de las audiencia que lo presencia.

Gracias por tomarse el tiempo de andar navegando por estos parajes perdidos ya en el espacio-tiempo.

¡Abrazo!