jueves, 17 de junio de 2010

¡La garganta roja de tanto gritar!

¡Que triunfo el de Argentina! Un 4 a 1 que despeja dudas y genera confianza en los corazones de los jugadores, cuerpo técnico e hinchas. ¡El camino es el correcto, muchachos!

¡Que regalitos para el Pipa Jorge en este día del Padre, ¿eh?!

La Selección jugó hoy mucho mejor que contra Nigeria y son varios los aciertos encontrados a partir de la actuación anterior. Se vió la mano del técnico (y la siguen teniendo adentro...).

Imposibilitado de jugar Verón, Maxi Rodríguez ocupó su lugar pero no su función, la cual fue suplida con inteligencia y con creces por el trío Messi, Tevez y Di María, en ese orden. Si el rendimiento del jugador del Benfica había sido cuestionado en el partido anterior, en éste Ángel jugó para reafirmar que tiene un lugar y, hasta el momento, es merecido. Jugó un gran primer tiempo y sus lagunas en el segundo me recordaron al Di María que prácticamente no jugó frente a Nigeria. Si quiere ser el lugarteniente de Messi, Tevez, Higuaín y hoy Agüero, debe encontrar una regularidad que lo muestre en el nivel de su primer tiempo. Tiene el crédito abierto.

Pero Maradona no se quedó sólo con ese acierto y vamos a marcar otros: se cuestionó a Higuaín por los goles fallados frente a los grones. Algunos suponían que podía entrar Milito. No fue así pero hay más para Diego. Al Diego lo que es del Diego, ¿no? Esta vez Gonzalo, el 9 de la Selección y la figura del partido, participó muchísimo menos en el circuito de juego, pero facturó y por tres. Hoy es el goleador del Mundial y su mejor delantero. Cuando se preparó el cambio del Kun pensé que Maradona, si sacaba a su 9, se estaría equivocando. Pensé que podría ser una opción para Diego para intentar el estilo Basilista de entrar con "los bajitos" a una defensa que se cerraba bien. Diego se la jugó y lo cambió a Tevez, quien venía siendo uno de los puntos más altos del equipo. E Higuaín se despachó con dos goles más en cuya factura participaron activa y exitosamente Lionel y Agüero.

Podemos decir que ya llevamos 3 aciertos Maradonianos: repartir la función de la creación en Messi, Di María y Tevez, mantener a Higuaín, apuntalando su confianza -y vaya si pagó- y la inclusión de Sergio Agüero por Carlitos.

Hay más: el dispositivo táctico fue el adecuado para contrarrestar las fortalezas del equipo surcoreano. Un amigo con el que vi el partido se quejaba de que Argentina, cuando cortaba el juego de los amarillos, no saliera rápido de contra. Creo que eso fue una indicación del DT y muy acertada: si salís de contra, a lo loco, podés quedar mal parado si la contra no prospera y sufrir vos un contrataque. No casualmente ese juego es el fuerte de los coreanos.

¿Qué te pasa, Olé? ¿Eshtásh nerviosho?

Entonces tenemos certezas pero también se generaron interrogantes: ¿el equipo no jugó mejor sin Verón que con la Bruja? En este momento no estamos clasificados para octavos porque Grecia le gana a Nigeria. Si empatan o gana Nigeria, para el tercer partido, ¿cuidamos jugadores y le damos la chance de mostrarse a otros?

Mi humilde parecer es que Argentina debería continuar con Verón en el banco y que las pelotas del equipo pasen por Messi, Di María y Tevez. Este primer tiempo de Argentina es de lo mejor que vi hasta ahora en el Mundial. Y hasta quizás, a partir de octavos, sería conveniente meter a Burdisso de 4 y Jonás de 8.
A la segunda pregunta respondo con un sí rotundo: si Argentina, al término de Nigeria-Grecia, está clasificada, debe armar un equipo mechando algunos titulares con suplentes. La experiencia de Riquelme jugando contra Holanda, por puro capricho romanesco, es elocuente: luego le faltaron piernas al por entonces 10 de la Selección y eso se sintió contra México y Alemania.

Puntos altos: el circuito creativo argentino, su goleador y la estrategia delineada por Maradona.
Puntos bajos: nuevamente Demichelis, la lesión de Samuel y las amarillas a Mascherano y Jonás, quien se pierde el próximo encuentro.
La figura: Gonzalo Higuaín.

El uno x uno:

Romero (6): hubiera sido un 7 si sacaba el gol de los surcoreanos.
Jonás (7): en un nivel más alto que en su anterior partido. Marcó y fue salida. Bien.
Demichelis (5): ese error no lo condena, pero preocupa su nivel, visto su anterior rendimiento. Seguramente le sobra fortaleza para volver a ser quien era el mejor defensor de la Selección.
Samuel (6): firme. No tuvo las ocasiones de gol de las que gozó contra Nigeria.
Heinze (6): excepto en el único contrataque coreano, en el que corrió de atrás a quien terminó rematando afuera, un partido correcto.
Maxi Rodríguez (6): cumplió una función táctica más que creativa y su labor fue importante para darle una mano a Mascherano.
Mascherano (7): volvió a ser el Masche que quita y reparte. Se acerca a su mejor versión.
Di María (6): si hubiera mantenido el nivel del primero tiempo seguramente su puntaje hubiera sido mayor.
Tevez (7): volvió a ser importante y a jugar pensando en el equipo. Fue descarga constante y su estacionamiento a la izquierda le permitió juntarse con Di María en una sociedad que promete.
Messi (8): para muestra basta un botón: ¡cómo limpió la jugada del tercer gol argentino con un quiebre de cintura y un arranque en mediacancha! Ese tercer gol es obra suya. El pase que le pone al Kun Agüero, previo al cuarto gol, también delicioso. Comprometidísimo. Bien, carajo.
Higuaín (10): y si metía un gol más su puntaje hubiera sido 11, que joder.
Bolatti y Burdisso: correctos, jugaron para 6 puntos.
Agüero (7): un gran acierto de Maradona.

Argentina tiene un gran potencial de mediacancha para adelante. Si consigue regularidad, como en el primer tiempo que dominó sin sobresaltos, y le agrega mayor seguridad defensiva, estaríamos hablando de un equipo al que temería el mismísimo Barcelona.

¡¡Gracias, muchachos!!

11 pusieron huevos y comentaron:

manuel el coronel dijo...

Explíqueme la paradoja Tévez compañero, siendo el mejor es reemplazado y su reemplazo abre la goleada.

El pipita un lujo.

Sujeto de la Historia dijo...

Pasman ya la tiene por el colon...

Ricardo dijo...

No se si era el mejor, Manuel, pero Agüero aportó una visión de juego distinta y más verticalidad.
Aparte, entró fresco.

Un-lu-ja-zo el Pipita. ¡Usté lo bancó siempre, compañero!

Sujeto: a la altura del ángulo esplénico ya. Que siga progresando, jeje.

¡Abrazos de goleada!

Javier dijo...

Y con Samuel lesionado y De Michelis con errores que nos dejan dudas , como arnmarías la defensa para darle mayor tregularidad defensiva , Burdisso de 4 o central y si va de 4 quien va de central Otamendi?, no se que tuvo samuel ni para cuantos días tiene pero a mi el cambio en ese momento por Burdisso me hizo acordar de Brown en el 86 ,que de ser suplente paso a ser un puntal del campeon y metio el primero en la final y podrá volver Samuel? Bueno esto es partido a partido no?
Pero en la defensa justamente es donde maneos cambios debería haber de nombres una vez que andas bien .

Un abrazo

A.C.Sanín dijo...

Es buena la pregunta: ¿con o sin Verón? Antes del partido, me preguntaba cuál sería el primer pase de Mascherano y en esa función los pibes se turnaron bien, así que por allí no es el problema. Me parece que la seguridad defensiva mejoró con Maxi jugando adelante de Jonás: Argentina controló los laterales, salvo algunas jugadas a la espalda de Heinze. Coincido: fue un acierto de Diego apostar por Higuaín: el Pipita explotó.
La cuestión es, ahora, cómo jugarle a Grecia. Ellos necesitan ganar para prenderse; a nosotros nos alcanza con un empate. ¿Maradona guarda jugadores o pone lo mejor? ¿Qué conviene?
Buen post. Un abrazo.

Ricardo dijo...

Javier: yo creo, como vos, que la defensa no se debe cambiar. Con Maxi de 8, Jonás jugó mucho mejor de 4. Y Demichelis va a levantar. Tampoco es que fue un desastre, jugó mejor que en el primer partido pero se mandó un moco, que va'cer. Yo, con Samuel recuperado, jugaría con la misma defensa y, si no, Burdisso.
Aunque, ya lo dije, una defensa con Burdisso, Demichelis, Samuel y Heinze no me disgusta a partir de octavos o cuartos.

Sanín: ¡yo me preguntaba lo mismo! Lo que decís es lo que digo en el post: me parece que le llegó el turno de esperar en el banco a Juan Sebastián.
Y contra Grecia, creo que algo vamos a cuidar: Messi, Higuaín y Macherano, por lo menos, que son la columna del equipo a partir de mediacancha. A la defensa no la tocaría mucho, como decía antes.

Gracias y abrazos a los dos.

Pablo D dijo...

Solo en una cosa no coincido. Yo quizás de las mejores actuaciones que le vi a Román en la selección fue contra México. Aquel octavos de 2006. Cuando México nos obligó a meter a Masche de stopper porque jugaron con dos 9, y Román debió hacerlo, metió la cola de 5, y a su modo cubrió muy bien la zona. Y luego, con Alemania, si bien no fue brillante, escondió bastante y bastante bien la pelota. Alemania se vino bastante sin él en cancha, y me parece que fue que nos quedamos sin su talento para tenerla.

manuel el coronel dijo...

Me gustó esa Ricardo, y Aguero y Milito desde el arranque contra Grecia.

Ricardo dijo...

Pablo: yo comparo la actuación de Román contra Costa de Marfil y Serbia y Montenegro y las que desarrolló en los partidos que mencionás y, para mi, quedó en el debe. A mi no me pareció bien que jugara de 5 o escondiera la pelota cuando su laburo era otro. Entiendo si los otros hubieran sido una tromba, pero no lo fueron, creo.

Igual, mi punto era que lleguemos lo más lejos posible en el campeonato con las piernas lo más frescas que se puedan.

Manuel: podría ser. Igual, pensándola bien ahora, me parece difícil que toque mucho el equipo.
Es Maradona, je. Nos la va a poner adentro digamos lo que digamos. :P

Almita dijo...

De fútbol mucho no entiendo, o sea que simplemente...¡Fuerza!!!!

Ricardo dijo...

Almita: mucho no hay que entender. ¡Hay que hacer fuerza como usted dice nomas!

¡Saludos!