jueves, 9 de diciembre de 2010

Las muertes


Javier Chocobar, Mariano Ferreyra, Sixto Gómez, Roberto López (de la comunidad toba) y Heber Falcón (policía) -los tres en Formosa-, ahora Bernardo Salgueiro y Rosemary Churapuña son las muertes que duelen y deben ser esclarecidas. Toda muerte es política. Pero para comprender debemos ir más allá que simplemente colocar la culpa en algún lugar para tranquilizar la conciencia. Manuel dice y yo concuerdo:

Formosa no es lo mismo que Ferryra y ni que esto, que ni siquiera sabemos que és todavía.
Sigue siendo bandera la no represión del gobierno nacional, pero siguió habiendo víctimas. Federalismo y división de poderes, lamentablemente. Y autogobierno de la cana.

Hechos de esta naturaleza siempre tienen versiones encontradas. En Formosa la comunidad toba declara que la policía reprimió y mató. El gobierno de Formosa aduce que fueron los qom quienes dispararon primero y mataron a Falcón. Silvia Vázquez y Luis D´Elía solicitaron la intervención de la provincia. Este blog se pronunció en contra de la represión y esperaba, como muchos compañeros blogueros, que el gobierno nacional se pronunciara fuertemente en contra de la violencia.

Son muchas muertes. Una muerte sola es demasiada muerte. Pero atentos, que el clima electoral siempre produjo incrementos de la violencia y, lamentablemente, ese clima se ha adelantado tanto que podemos afirmar, casi sin temor a equivocaciones, que todo el gobierno de Cristina Fernández fue vivido en un clima electoral y de una gran violencia por parte de los opositores: lock out agrofinanciero, ataque mediático y un Congreso que durante todo este año quiso cogobernar o -directamente- gobernar.

Toda muerte es política, lo repetimos, pero en un sistema republicano, de división de poderes -el verso preferido de la Derecha cuando no gobierna- es la Justicia la que debe investigar, echar luz, juzgar y castigar a los responsables de cualquier crimen.

La muerte es una tragedia. Es atroz. Representa el quiebre definitivo. Nadie volvió para contarnos cómo es pero si quedan aquí los deudos para reflejar el dolor de la ausencia, tan profundo que es indecible. Por los que se fueron -pero más aún por los que dejaron- es que debemos exigir que la Justicia actue con premura. La responsabilidad del Poder Político es pronunciarse en contra e imprimir su volúmen para que el esclarecimiento de los hechos y el castigo de los responsables sea lo más precoz posible. El poder político nacional se pronuncia en contra, separa a los policías implicados y se pone a disposición de la Justicia. El poder político de la Ciudad de Buenos Aires -locación de los hechos- no asume su responsabilidad y, con un discurso xenófobo, intenta tranquilizar la conciencia de sus votantes. Dos respuestas tan disímiles que no dejan lugar para la duda.

Nos dice José Pablo Feinmann en La Sangre Derramada (pág. 335-336):

¿Será ilusorio proponer el reemplazo del desencanto por la duda cartesiana? Decir, por ejemplo, "de acuerdo, nada es tal como lo deseamos, habitamos una democracia imperfecta, un mundo imperfecto, estamos rodeados de seres imperfectos, no votaremos por impecables, irreprochables políticos sino por hombres tramados por errores, impurezas, avances y retrocesos". Dudamos de ellos y dudamos de todo, pero no para quedarnos a un costado como espectadores desencantados, sino para agitar nuestra imaginación, para comprender debilidades y, comprendiéndolas, exigir que no se incurra en ellas.

Propongo que dudemos de nuestro desencanto. Que nos preguntemos si no será la figura más terrible a la que nos ha conducido le malin génie, dispuesto siempre a enmarañarnos en el error, en la vanidad, en el solipsismo, en la privacidad, en la soledad orgullosa, en el individualismo estéril. (Porque hay un individualismo fértil, que no es el del desencanto. Es, por el contrario, el de la duda. La duda comienza por ser un gesto individual. Un quiebre, una ruptura entre el yo y el mundo de lo fáctico, por medio de la cual se constituye el yo. Un yo que sólo podrá constituirse acabadamente arrojándose al mundo.)

Peligrosamente, el desencanto se ha convertido en una postura existencial elegante y prestigiosa. El desencantado advierte que ya no creerá en nada y que, por consiguiente, nada logrará engañarlo. Ni convocarlo. Así, el desencanto entrega al desencantado tanto la comodidad como la lucidez. La comodidad, porque puede entregarse sin culpa al egoísmo. Y la lucidez porque el desencantado se proclama como más inteligente que el, digamos, encantado. Precisamente esta figura del encantado es la que el desencantado critica duramente. El encantado sería un ser acrítico, que se deja engañar por artilugios, por vidrios de colores, un ingenuo que aún se atreve a la inelegancia de creer en algo.

Bastará con afirmar que el antagónico del desencantado no es el ingenuo y manipulable encantado, sino el sujeto crítico, el sujeto que nació con Descartes y que sabe que la creencia en algo no es una fe ciega y torpe, sino que es el acto libre del compromiso sometido a la severa vigilia de la duda metódica.

13 pusieron huevos y comentaron:

Jazz dijo...

Excelente el análisis de Feinmann, estoy totalmente de acuerdo.
Es el desencanto como excusa para dejar liberado el "yo egoísta".

Unfor dijo...

Impresionante post!

(Autogobierno de la cana) Basta de autogobierno de la cana. Y basta de gobiernos en las sombras de la cana. Y basta de complicidades de ministerios con la cana. Y basta de jueces que utilizan como brazo armado a la cana...

MiTucuman dijo...

Aquí en MiTucumán, como en todos lados, convivimos con gente que queremos y están a favor de esa "mano dura" amiga de esas muertes que duelen y deben ser esclarecidas... necesitamos diariamente ejercitar una voluntad enorme de ser "sujetos libres, comprometidos y en la vigilancia de la duda"

Javier dijo...

Extraña excusa lo de Formosa , le sacan las tieras que les pertenecen a los Tobas y como estos salen a cortar la ruta poara reclamar por sus derechos conculcados , entonces como ordenan reprimir el corte y que los Tobas sigan viendo que los estados se cagan en sus derechos salen a matar a los policias ?
Bueno las muertes duelen pero si los pueblos originarios se levantan en armas por sus derechos deconocidos por la propia justicia bueno tienen razon en defenderse me parece .

La pregunta es porque la politica no soluciona los problemas y s erecurre a la violencia desde la administracion publica . Si la politica es lo que esta en medio del conflicto con el poder . Porque no funciona la politica y se termina recurriendo a la violencia para resolver con sangre los conflictos ?

Un abrazo

Natalia dijo...

En Argentina se ha derramado demasiada sangre y lamentablemente aun existe la cultura de esperar la impunidad, no creemos en nuestro sistema judicial después de todas las cagadas que han hecho los jueces corruptos.

Verdad, Justicia y Memoria para todos, para las Víctimas de Estado (sean del gobierno que fuesen), para las víctimas de crímenes comunes, para las víctimas de sindicatos, de piqueteros, de partidos políticos.

Que paguen los que tienen que pagar, por el bien de todos, por las familias de los que murieron y por nuestros hijos, para que crezcan en un país donde la justicia si existe de verdad.

Un abrazinho Richie, vuelvo el 19 :D

Sujeto de la Historia dijo...

Hola Ricardo
Muy buen post. Hace rato leí ese excelente libro de Feinmann; si no me equivoco, es en él donde explica la reducción del otro al estatuto del objeto, dándole así el permiso para cualquier aberración, porque el otro dejó de ser humano, pasó a ser "el boliviano que le saca la comida y el trabajo a los argentinos".
Veo venir, por derecha, una embestida muy importante ligada al racismo y la xenofobia, porque a Macri, si no se agarra de esto, se le derrumba el mundo, no por cuestiones ideológicas, sino por inútil. Creo yo que se va a poner en el lugar del único que se opone a que este gobierno siga importando pobres de países limítrofes, y esto, en CABA, lamentablemente siempre va a tener simpatizantes.
Reitero, muy buen post el tuyo.
Te mando un Abrazo

Ricardo dijo...

Un gran libro, La Sangre Derramada, Jazz.

Unfor: estamos de acuerdo. Ahora, ¿cómo avanzamos? Purgar, profesionalizar las fuerzas de seguridad, mejores sueldos, seguramente. La sindicalización. Es díficil. No hay que olvidar al Poder Judicial tampoco, que en muchos casos colabora o es cabeza. Los distintos poderes provinciales.

MiTucumán: ufff. Si no habré discutido con amigos de la mano dura.

Javier: puse lo de Formosa para ejemplificar el hecho de que es complicado entender muchas veces la realidad contando con poca información. Sinceramente no sé cómo fue, pero yo no estoy de acuerdo con la razón de las armas.
Y claro que cuando un conflicto se resuelve así es porque la política fue dejada de lado.

Natalia: muy buen aporte. Gracias.
Eso que mencionás en tu primer párrafo es lo que le decía a Unfor.
No podemos sacar de la ecuación seguridad al sistema judicial.
Me alegro de que vayas a estar acá para las fiestas.

(sigo...)

Roberto dijo...

Lo que está sucediendo en la Ciudad
macrista, no hay dudas de que todo
es organizado. Ahora mi pregunta:
el gobierno nacional no tiene
servicio de inteligencia para averiguar quién está detrás de las
tomas del parque Indoamericano semi
abandonado por la gestión del xenofogo macri?, ahora recurre a
solicitar ayuda al gobierno nacional
y a su policía federal, cuando el a
creado una de "elite" que no sirve
ni siquiera para dirigir el tránsito, y bombardea con acusaciones y victimizándose de la
situación, mientras la oposición
mira de costado esperando lanzarce
contra el oficialismo, cuando
sabemos que algunos de ellos son especialistas en armar este
tipo de tomas organizadas con la
gente más necesitada, que a su vez
denuncian que andan los punteros
haciendo de delegados de algo que
no les corresponde, son muchas cosas y muy raras las que suceden
si señores muy raras, y parece que
a nadie le importa las muertes de
ciudadanos argentinos o extranjeros, total son pobres
utilizados por ricos.

Ricardo excelente tu post, un
abrazo.

Ricardo dijo...

Sujeto: exactamente. Gracias por traerlo a colación porque creo que es así. La Derecha se radicaliza y apela a estos atajos del pensamiento que son los prejuicios.

El libro tiene un capítulo dedicado a Frantz Fanon: "El lenguaje zoológico del colonizador". Me parece tan importante esto que mencionás que lo voy a hacer un posteo.

Abrazos a todos.

Matías dijo...

Firmo al pie de lo tuyo. Y lo de Feinmann excelente, probablemente te lo robe para colgarlo por ahí. No soy tan fanático cartesiano como él pero igual es fantástico cómo labura con actualidad las ideas del franchute.

Algo así sobre el desencanto, o más bien cinismo, había escrito El Buen Salvaje (no tengo tiempo para buscar el post, creo que se llamaba Néstor el justo) cuando murió Néstor. Esto lo complementa perfecto, gracias.

Ricardo dijo...

Roberto: es verdad que hay muchos cabos sueltos que no permiten afirmar con claridad cómo es la situación.

Matías: lo voy a buscar para leerlo. Gracias.

Abrazos.

HUINCA dijo...

Anoche justamente dieron en Encuentro uno de los programas de Feinmann, Filosofía aquí y ahora, y hablaba del contraste entre Roca, el conquistador de territorios para la oligarquía, y Mansilla, en su visión integradora de "Una excursión a los indios ranqueles". Y en realidad ese sigue siendo el conflicto a día de hoy; la visión de la oligarquía es la ocupación del territorio basada en unos derechos que da "el progreso" frente al "atraso" que suponían indios de aquel entonces y villeros actuales. Y desencadenar la violencia por un lado mientras se "deshumaniza" al Otro, en este caso "desnacionalizándolo", intenta crear las condiciones para la ocupación del territorio a sangre y fuego para su entrega en este caso a agencias inmobiliarias, sucedáneo urbano de la oligarquía terrateniente en su búsqueda de nuevas fuentes de explotación rentista.
Abrazo

Ricardo dijo...

Me lo perdí.
Creo que sintetizás muy bien el asunto.
Esperemos que, a partir de los anuncios de ayer, empiece a construirse una solución.

Un abrazo, Rick.