martes, 1 de febrero de 2011

Todos contra Scioli

Mientras los medios opositores intentan incrementar las contradicciones internas del FpV colocando a Daniel Scioli como posible candidato opositor -por un peronismo federal edulcorado- y enfrentando a Cristina, de este lado del espectro político hacen exactamente lo mismo: Luis D´Elía en twitter, Eduardo Anguita en Miradas al Sur y Martín Sabbatella (antes también el Perro en Página) le dieron al gobernador de la PBA para que tenga y guarde.

A no preocuparse, que Scioli, como siempre, le pondrá el hombro y seguirá trabajando con todas sus fuerzas, con esperanza, optimismo y el acompañamiento de Lucía y Joaquín Galán.

¿Por qué unos y otros se ocupan del marido de la Rabollini? Desde la derecha, ya lo dijimos, para acrecentar las contradicciones. Saben -no son tontos- que Scioli no es un ingenuo advenedizo para pegar un salto al vacío -el ¿Peronismo? ¿Federal? no es otra cosa-. ¿Entonces por qué de este lado se suman al coro? Bueno, es un año electoral y la pelea por espacios de poder está a la orden del día. Pero ojo, que mientras más le peguen a Scioli, más lo van a agrandar.

En el actual escenario la ordenadora es Cristina. La lógica es simple: es la Presidenta, es la candidata y es la política que mide al tope de cuanta encuesta se publique. El bueno de Daniel -a quien muchos simpatizantes del kirchnerismo ven capaz de colocarse un gato en la cabeza para parecerse más a Carlos Saúl- lo sabe. Va a jugar de visitante (¿a aceptar que le coloquen el vice en la fórmula?) a la Corriente de la Militancia y se banca las críticas que, sabe también, van a llegar.
¿Cuál es el peligro que advierten los que no quieren al gobernador de la PBA? Scioli 2015, dicen.

- Che, pero falta mucho para 2015 -dice mi tía Etelvina.
- Es que, tía, piensan que ya ganaron 2011.
- Nadie gana en la vísp... Eh... ¿Así era la frase, nene?
- No, tía, pero dejá, que se entiende.

Y si no se entiende, remontarse a los condicionamientos de Ruckauf gobernador de la PBA a De la Rúa Presidente de la Nación.

Pensar que la disputa es progresismo versus peronismo (como viene planteando Artemio), en mi humilde opinión, es una visión sesgada (¿plutocráticamente?). Quizás si la discusión pasara por un eje derecha-izquierda sería más interesante, pero si se limita a discutir nombres propios carece de vuelo. Y voy a arrastrarme por el piso para decir que la posibilidad de cambio pasa -y pasará por muchos años- por un peronismo nacional y popular. No veo que NE vaya a ser algo más que una fuerza legislativa. Si en un futuro optara por integrar un armado progresista en la CABA, quizás podrían probarme equivocado. Para escribirlo claro: no creo que desde el peronismo puedan decir que debe o no hacer Sabbatella. El ex intendente de Morón, por más aliado legislativo que sea, tiene su propio partido y actuará desde esa lógica. Pero, mas allá de las especulaciones mediáticas que se tiren a la cancha (para condicionar a Scioli, claro), veo lejana la posibilidad de la colectora en la PBA.

Gente súper progresista que jamás de los jamases
anduvo haciendo de felpudo a los intereses de la SRA o la CRA....

15 pusieron huevos y comentaron:

Martín (Latino) dijo...

Excelente nota Ricardo, la verdad que básicamente coincido con tu anàlisis.
Abrazo.

Javier dijo...

Como garantizas que lo que para Artemio es apenas una etaopa mas de peronismo sea la unica posibilidad de peronismo posible ?
El mito de nestor esta en plena construccion y oara el mi el perionismo debe quedar en el pasado para las nuevas generaciones el peronismo es lo que nutreal kirchnerismo y debe segui limpiandose con Rossi en Santa fe , acastello en Cordona , o esta mina en Catamarca aunque pierda y tambien en contra Das Neves en Chubut y Cristina va a salir a defender ambos candidatos

Diego F. dijo...

Es que la discusión viene por el lado de derecha e izquierda también: recordemos que Scioli fue el que salió a 24hs de haber derogado las leyes de impunidad a decir que "en un país serio el congreso no anula las leyes", luego el código contravencional muy mmm "macrista", luego el asesoramiento en seguridad con Ruckauf y así con varias cuestiones más. No se trata de pejotismo vs progresismo, hay cuestiones muy concretas por las cuáles habemos muchos que no queremos que gane espacios Scioli, pero bueno, lo importante es que es una discusión que hay que dar, más aún en este contexto preelectoral que es cuándo hay que discutir el rumbo a seguir. Por lo menos eso creo ió.
Saludos!

Ricardo dijo...

Martín: se agradece.

Javier: nada puede ser garantizado. Si yo pensara que se puede garantizar o ya está prefijado, cierro el blog y me voy a ver American Idol, je.
El peronismo tiene sus suciedades, pero no creo que un espacio nuevo como NE garantice la limpieza. Ni creo que pueda ser posible porque la política es una actividad humana.

Diego: estamos de acuerdo. Yo tampoco quiero que se le regale ningún espacio a Scioli. Y no creo que se lo esté haciendo. Por eso digo que ojo, pegarle a Scioli lo agranda.
Mi abordaje es que, por como está siendo planteada la cuestión desde afuera del peronismo, parecería que la oposición al gobierno nacional es el de la PBA. Eso es lo que quiero marcar como contradicción.

Abrazos.

manuel el coronel dijo...

De todas maneras cumpas, creo que discutir el peronismo hoy, como que atrasa, estamos en una nueva etapa de consolidación de un nuevo movimiento que lo incluye. Scioli mientras tenga conductor será fiel. La pregunta que debieramos hacernos es qué sucedera cuando él sea la punta de la pirámide. 2015 no está tan lejos.

Ricardo dijo...

Manuel: yo no veo que se trate de un nuevo movimiento que lo incluya. Eso fue la transversalidad y archivada quedó. El frentismo está bárbaro, pero no creo que sea más que eso.
Y, a 5 años de la elección de 2015, me permito dudar de que Scioli vaya a ser la punta de la pirámide.

Abrazo.

Sujeto dijo...

Hola Ricardo
Realmente coincido un poco con tu post y con todos los comentarios, pero creo que el amigo Manuel es el que aporta el redondeo más exacto.
Y con respecto al "agrande" de Scioli, éste ocurriría si, como vos bien distinguís, uno siguiera la línea de Artemio López, que no es una reflexión, sino una operación: claramente quisera desembarazarse de la "Pata no PJ" del kirchenrismo.
Quiero decir, hay que hacerle sentir a Scioli, desde TODO el espacio kirchnerista que sus ideas no nos representan, y no su posición en el PJ; creo que, si todo sale bien y se gana en 2011, Cristina va a trabajar mucho por dejar un sucesor mucho más acorde con el proyecto transformador que con la vertiente conservadora del sciolismo.
Te mando un Abrazo

Roberto dijo...

Según mi humilde opinión, Scioli
seguirá firme a la conducción de
Cristina, para el 2015 falta mucho
y habría que ver en ése momento la
posición de cada uno, no lo veo al
mismo como futuro candidato a la
Casa Rosada, no es tan tonto como
para quemarse como muchos que están
deseperados por cualquier puesto.

Un abrazo

Javier dijo...

Si s eagranda Scioli e porque ganan los medios y son dueños del sentido cmun . Es lo unico que puede explicar que exstan tantos pelotudos con buena imagen lease Scioli , Reutemann , Palito Ortega , De Narvaez ,Macri , cuyos meritos para tener buena imagen estan claramente fuera de la gestion y de la ideologia . Que votan una gran parte de los argentinos entonces ?
Votan como en American Idol y gana el mas simpatico y que mas alla evadido con su empresa y asi ganan los Piñera o Berlusconi tambien ?

Diego F. dijo...

Yo no estoy tan seguro de que 2015 quede tan lejos, imaginate lo que va a ser la disputa interna apenas gane Cristina, que no tiene otra posibilidad de reelección. Y si Scioli queda fortalecido puede ser un gran problema (por supuesto, es pura elucubración pero bueno, es lo que creo).
Abrazo!

Javier dijo...

Y la garantia es simple , que La Campora y el Evita tomen control del PJ y es que nadie diga que el que no sea kirchnerista pueda decirse peronista , claramente es qle no es kirchnerista no es peronista

Ricardo dijo...

Sujeto: creo lo mismo que vos. Si ganamos este año se va a trabajar en buscar figuras que puedan suceder a Cristina. Si la lleva bien puede ser como Lula y elegir sucesor. Si no, como Bachelet y no cortar ni pinchar. Y no hay que olvidarse de Ominami en ese caso.

A todos nos gusta Rossi, pero tiene que ser gobernador antes y no se si llega. Capitanich me gusta, por ejemplo. Y los Urtubey, Massa y Bruera: nada.

Roberto: básicamente es lo que digo.

Javier: es así. Pero el mérito estará en seguir peleando por el sentido común, pero más aún en la gestión. Cuando las cosas llegan, no hay Clarín que se le oponga, y en parte estamos viendo eso ahora.

Diego: Obviamente Scioli será un foco de poder si todo se da como marcan las encuestas. Quizás me faltó poner eso en el post como justificación a los ataques de propios y aliados, pero creo que se entiende, ¿no?
La única manera en que Scioli salga fortalecido es que saque más votos que Cristina. Ahí estará la disputa y hacia ahí se dirigen los dardos.

Javier: no creo que sea para nada tan simple. Dentro del peronismo tenés a los gonernadores, intendentes, el sindicalismo y, ahora también, a la juventud. Pero falta mucho camino por recorrer.

Abrazos a todos.

Unfor dijo...

Interminable. Yo me cansé un poco de esta discusión. Quiero decir, la disputa es inevitablemente eterna pero en un año donde se juega tanto, sería mejor aflojar para retomar luego del triunfo.
Que cada cual haga lo que le quepa, para que estaría uno discutiendo con Artemio bizantinamente a ésta altura? Después de octubre medimos fuerzas y vemos.

Ricardo dijo...

Puede ser, Unfor, pero va a seguir, ¿eh?

Abrazo.

Daniela Godoy dijo...

Creo que lo mucho que falta para el 2015, sin dar por sentado nada de este año - por más que cueste imaginárselo - es el espacio en el que habrá una emergencia de nuevas figuras.
Si no creciera esta fuerza dando opciones dignas, de nada habrá servido tanto debate ni tanta pelea por defender como estamos haciéndolo, este proceso iniciado en el 2003 y que va más allá del peronismo en el sentido que resignifica identidades.
Hay muchísima gente que no tiene la atención mediática que está haciendo las cosas muy bien, trabajando con bajo perfil pero en serio, a partir de laburo y apertura de espacios, reconociendo el esfuerzo colectivo...y ese es el secreto de una verdadera victoria a largo plazo.
Una transformación profunda de una cultura política.
Un placer leerlo, como de costumbre...