sábado, 28 de noviembre de 2009

La clase media y los Mercedes Benz

Existe un exponente de clase media, al que le fue bastante bien durante estos años, que se ha convertido en el núcleo duro de oposición a Néstor, Cristina y el proyecto nacional y popular que ellos representan.
Comúnmente llamado gorila, reniega y ha renegado históricamente del peronismo. He escuchado a muchos decir que el peronismo es el cáncer de este país y absolutamente convencidos de ello.

Estos exponentes de clase media hacen una curiosa interpretación de la historia, seguramente fogoneada por los Medios y la construcción del relato que se hizo antes, durante (sobre todo) y después de la proscripición del peronismo, época en la cual no se podía nombrar a ese que esperaba en Puerta de Hierro. Dicen que el peronismo es el culpable de todos los males en este país. Y esto es verdad, pero para la Patria Chica de la Oligarquía Dominante.

J. W. Cooke decía que el peronismo era el hecho maldito del país burgués. Y todavía lo es. O volvió a serlo, luego de haberse prostituído en los 90s de la mano de la Rata Riojana y su alianza con la UCeDé y el Establishment todo.

No es propósito de este post analizar los por qué del pensamiento de esa clase media que no otorga el beneficio de la duda al peronismo y, ante la menor sospecha, recae en ese odio antiperonista que se hace visceral. Los por qué de esta actitud los explica muy bien Jauretche en El Medio Pelo en la Sociedad Argentina.
El propósito de este post es poner en evidencia que, hasta antes del 28 de junio de 2009, el kirchnerismo, de la mano de Alberto Fernández fundamentalmente, intentó seducir a la clase media y, aún así, ésta le dio vuelta la cara.

La estrategia tuvo muchas medidas que fueron bien tomadas por la sociedad.
Medidas económicas, sociales y culturales. Podemos nombrar algunas, sin orden y a medida que me vienen a la cabeza: el aumento a jubilados, maestros,
reemplazo de los Planes JyJ por Planes Trabajar, pacto con Clarín durante el primer kirchnerismo, creación de empleo record, revalorización del trabajo como herramienta de inserción social, juicio a los genocidas de la última dictadura, recomposición de la Corte Suprema de Justicia, disminución de la pobreza y la indigencia, etc.

¿Qué hizo la clase media ante este intento de seducción? Se portó cual nene que no sabe lo que quiere pero lo quiere ya, cual mina histérica que desprecia al tipo que la trata bien para subirse en la Harley del que la trata como basura, renegó de quien la acariciaba para refugiarse en los brazos fuertes de una clase dominante, oligárquica, que la maltrata a la vez que le endulza el oído diciéndole que alguna vez llegará a ser como ella. Y se lo creen, no vaya usted a pensar que no.

Ya en 2007 se evidenció este sentimiento que crecía como ponzoña en el vientre de esta clase mediopelera. ¿Recuerdan la legitimidad segmentada de Carrió? Las clases media de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe habían decidido ya acompañar a quienes la maltratan.
Desde el Gobierno quisieron darle y darse una segunda oportunidad con esa clase media pero la Guerra Gaucha llegó con todo (Patrones de Estancia, Medios e Iglesia) y la clase mediopelera no dudó en traicionar a su clase y ponerse del lado de los poderosos.
Cantaba el payador Pampa Cruz en el acto del "campo" en el Monumento a los Españoles, enfrentando al "Zoológico", que “Padecen las poblaciones / porque padece el patrón”. Y las señoras de sombrerito y los señores de pañuelo al cuello aplaudían contentos, mas vale, pero gran parte de la clase media también.

Fue a partir del 28 de junio de este año que el Gobierno Nacional y Popular se decidió a tomar todas las medidas que no quiso tomar antes para no enemistarse con esta clase mediopelera.
Ya había mostrado algunas cartas luego de la derrota de la 125 a manos de un defeccionador que no dudó en venderse al Establishment: la recuperación del dinero que timbeaban las AFJPs y la estatización de Aerolíneas Argentinas.
Luego del 28 de junio: Planes de empleo para el Conurbano primero y el interior del país después, Fútbol para Todos, Ley de Medios, Ingreso Universal por Hijo y ahora la Reforma Política.

¿Qué podemos agregar de esta clase mediopelera?
Reniegan del peronismo porque éste se ocupa de "esos negros que no quieren laburar" (tal es su simpleza de pensamiento) y, cuando el peronismo le da cinco de bola a ella, se hace la exquisita y se sube al Mercedes Benz del Patrón como cantaba Pappo:
Jenny es la mujer que amo
y yo no comprendo porque
la pasan a buscar
y ella sin mirar
sube a cualquier Mercedes Benz
sube a mi Voiture
sube a mi Voiture
sube a mi Voiture
y olvida los Mercedes Benz

Desde mi punto de vista
Jenny lo que hace esta mal
ella no mira a quien
se cree que esta bien
lo hace sin saber porque
sube a mi Voiture
sube a mi Voiture
sube a mi Voiture
y olvida los Mercedes Benz.

10 pusieron huevos y comentaron:

Resentido común dijo...

Coincido absolutamente con todo lo que decis. Realmente con todo. Pero hace unas semanas estoy reflexionando fuertemente sobre la necesidad de buscar en forma urgente una reconciliación con la clase media. No sé como ni con qué herramientas, pero tenemos que empezar a reflexionar sobre eso. La composición social, y sobre todo cultural argentina, no es como Venezuela ni Brasi ni Bolivia. Acá el 80% se cree clase media. El gobierno y los sectores populares necesitamos tener una política discursiva (además de las acciones realizadas) de seducción. Será la única forma de poder continuar con el proyecto nacional y popular. Salu2!

Ricardo dijo...

Pensaba lo mismo mientras escribía el post. El problema es que, no hay caso, ésta se identifica fuertemente con los dueños de la Argentina.
Compraron el verso del Granero del Mundo, el verso de la Argentina Europea y el deme dos.
Algo hay que hacer para llegar a 2011 con posibilidades ciertas de que este Proyecto de País pueda continuarse y profundizarse.
No es regalando nuevamente el país como en los 90s que vamos a sacar la cabeza afuera del pozo.
Creo que combatiendo fuertemente a la inflación (no necesitamos uno sino mil Morenos) en un marco de crecimiento económico, puede servir.

¡Saludos!

Daniel Rico dijo...

Es un problema, porque la clase media quiere a Macri, Denarvaez o Carrio.... y si hay que darles lo que quieren entonces estamos fritos.

Para mi modesto entender el peronismo debe apoyarse esencialmente en los trabajadores, formales e informales, y haceptar que tal vez con eso no alcace para ganar en el 2011.

En fin, hay tiempo y nestor a mostrado que se agranda en la adversidad, espero que se le ocurra algo, y que "el apoyo critico", de algunos intelectuales sea menos critico y mas apoyo.

Saludos!

Laura dijo...

Muy interesante el post y sincero, acertado con la realidad.
Buceo en Internet para poder leer (a veces escuchar) un discurso diferente, desde que empecé a estudiar que no me identifico con las ideas neoliberales, nunca pensé que el peronismo que en mi ciudad está desfenestrado (Junín Bs As 26 años de gobierno radical) tuviera estas bases ideológicas. HAce 6 años leí La razón de mi vida, y no pude más que identificarme.
Llego acá tratando de definirme políticamente, me encuentro con semejante artículo y esas referencias, no tengo más que agradecer.
Laura Junín, 27 años.-

Ricardo dijo...

Daniel: lamentablemente la clase media quiere a quien la tapa del diario le dice que tiene que querer.
Son absolutamente im-pre-sen-ta-bles Cobos, De Narváez, Macri lo está demostrando en Capital.

Mi humildísima opinión es que dar vuelta la opinión de una parte de la clase media (porque, como decís, con los trabajadores no alcanza) es fundamental. Y creo que un escenario de crecimiento económico, descenso de la inflación y el sistema de TV satelital, con un canal de noticias oficial, pueden ayudar mucho en ese sentido.

Saludos y gracias por pasar y colaborar.

Laura: comentarios como el suyo son los que alientan a seguir.
Justamente yo llegué a los blogs medio quemado de la cabeza por el discurso uniforme y colonizador de los Grandes Medios.
¡Muchas gracias!

manuel el coronel dijo...

Geial Cro ricardo.

En cuanto lo que dice el Cro. resen es tal cual, el drama es que acá, muchos se creen clase media, y la clase media, que quiere ser alta, se dice media baja, y llora. Reconciliarse con la clase media, yo lo veo difícil. Daniel no está para nada errado, algo importante es el desmontaje del aparato comunicacional. La tele satelital puede ser una buena herramienta.

Si no resen, podemos buscar unas AK-47 para la reconciliación, o no?

Ricardo dijo...

Compañero, con las armas nada: con las ideas todo. Adhiero al compañero Lennon.

Yo también veo dificil la reconciliación con ese segumento duro. Pero muchos pueden abrir un poco los oídos si sabemos comunicar.

Te banco a muerte dijo...

La verdad es que los gorilas, siempre serán gorilas, nada se puede hacer el problema es de ellos.
Maquillar al peronismo no sirve de nada, votan siempre en contra.

manuel07 dijo...

Yo creo que la clave de acá al 2011estará en una buena comunicación del gobierno incluyendo mas que nunca el cuidado de la imagen de Cristina. Hay que reconocer que el carácter de Cristina es fuerte y no es agradable a muchos de clase media, sobre todo la porteña; la más dominante del país que espera una cosa y cuando lo tiene quiero otra.
Aunque parezca idiota mucha gente que no apoya al gobierno lo primero que tienen en mente es que “no bancan” la forma de ser de Cristina. Recuerden a Mirta Legrand cuando dijo que no le gustaba Cristina y que le parecía “muy maestrita”. Lamentablemente ese es el pensamiento de mucha gente de clase media y alta que no puede entender o valorar que una mujer mande, no dude y no le tiemble un pelo al hablar en público por ejemplo. Para seducir a esa clase media un detalle sutil podría ser que deje de memorizar los discursos y comience a leerlos. No me parece descabellado en un país donde muchos votantes decidieron su candidato a último momento viendo un programa cómico de TV.

Ricardo dijo...

Te banco: Creo que hay que conseguir el apoyo de, al menos, una porción de la clase media. Si no lo conseguimos, en 2011 se hacen cargo del País nuevamente las corporaciones y ahí vamos a estar peor.

manuel07: bueno, lo que decís es una idea, un aporte y, por lo tanto, valorable.
Yo espero que cobre vigencia la frase de Clinton: "It´s the economy, stupid!" y gracias a ello nos vuelvan a acompañar sectores que, iba a decir piensan distinto pero no, que hoy son pensados por los Medios.

¡Saludos y gracias por comentar!