lunes, 30 de noviembre de 2009

La Izquierda Pasteurizada

¿Se puede ser de izquierda y no ser tan de izquierda? O, de otra manera, ¿cuán de izquierda hay que ser para ser de izquierda? Son interrogantes que me planteo cuando leo a la izquierda pura, pasteurizada, prístina, cándida y albicans.
Disparadores de esas preguntas son los panfletos de algunas organizaciones de izquierda que catalogan al peronismo kirchnerista como representante del Imperio, por pagar la deuda fundamentalmente. Pero también la actitud de muchos opositores que quieren correr al Gobierno por izquierda con la pobreza y un discurso pseudoprogresista que algún despistado puede comprar.

Pararse tan a la izquierda, a mi entender, puede hacer que uno quede parado sobre el limbo mismo. Como el Coyote, cuando queda suspendido por una centésima de segundo en el vacio, antes de caer al precipicio. Mientras, el Correcaminos festeja: ¡bip-bip!


Un pedacito del muy buen artículo de Mario Wainfeld en Página/12 hoy:
"...Puede discutirse si el Frente Amplio fue, en la gestión, tan de izquierda como prometió desde el llano. Pero es incuestionable que, en la concreta opción electoral, sus adversarios más competitivos están claramente a su derecha. No es ésa una originalidad uruguaya, sino más bien la tendencia prevaleciente...".
¡Oh, no! Ahora hasta Página critica al kirchnerismo por no ser revolucionario. :P

Lo que Página dice es que las opciones al Modelo Nacanpop K están claramente a su derecha. Es un hecho de la realidad. Y no me corran con Pino Solanas porque ni es opción ni está a la izquierda si anda a los abrazos con Buzzi y dice lo que Clarín quiere que LaGente escuche. (Lozano: si encontrás el DeLorean de McFly volvé y repensá el voto de la 125).

Agrego yo ahora al tema de ser lo suficientemente de izquierda o no: puede criticarse a Lula da Silva por no ser tan de izquierda como prometió. El Presidente brasileirinho dijo (y creo que puede sintetizar su gobierno):
“...nunca os ricos ganharam tanto e nunca os pobres melhoraram tanto de vida...”.
(Nunca los ricos ganaron tanto y nunca los pobres mejoraron tanto de vida).
Es claro también que las opciones a Lula se encuentran a su derecha. Con Bachelet lo mismo y no veo a Michelle (ma belle, sont des mots qui vont tres bien ensemble) muy foquista que digamos.

Criticar a Kirchner o Cristina por no ser lo suficientemente de izquierda... bueno, está bien, es lícito (como decía Borges del humor). Pero parase en la izquierda virginal, mas allá de situarte en un presunto Eje del Bien, no va a hacer que muchos compatriotas mejoren sus condiciones de vida ni va a evitar que la derecha reaccionaria se relama viendo que puede acceder al Poder.

He ahí, condensado, el argumento de mi libro, próximo a ser editado: "Churches y Yo. Por qué no soy fernandoiglesista".

12 pusieron huevos y comentaron:

Javier dijo...

Y es un tema de estar como decis en el aire o con los pies en la tierra , yo la verdad no entiendo esa idea de cierta izquierda idílica de cuanto peor mejor porque llegará la revolución que solucionara todos los males después de destruir todo lo contruído aun las cosas que son buenas , ya que estamos destruyamos toda la infraestructura de un pais que asi vamos seguro a progreasar todos en una nueva era no? La verdad no me gusta el pragmatismo pero escuchar decir que Kirchner y Menem son lo mismo me resulta incrible , no lo comprendo y me parece poco realista

manuel el coronel dijo...

No os preocupeis compañeros, nosotros estamos más allá, como buenos peronistas que somos...Que más lindo que te corran por derecha y por izquierda, y alo dijo la compañera presidenta, de tanto ir para oriente, amanecemos en occidente...

Ricardo, cuando publicas el libro ese? A que no podés escribir más de una carilla. Te desafío!!!

Ricardo dijo...

Javier: yo lo de "cuanto peor mejor porque así se viene la revolución" lo interpreto ahora como un pensamiento medio adolescente. Será porque cuando era más chico podía pensar que algo así estaba bien y ahora me parece inocente y hasta me da como ternura, le diré.
Espero que los compañeros del PC, que interpretaron, a mi parecer, correctamente el momento histórico, no se enojen conmigo, je.

Compañero, si Ferny Churches puede escribir 150 páginas de mentiras, yo le armo una enciclopedia... :P

¡Abrazos!

Daniel Rico dijo...

Que es la izquierda es un problema filosofico. No se puede resolver quien esta a mas a la izquierda sin definir primero que es la izquierda.

Pero no es un problema politico, se puede hacer politica sin definir que es izquierda, como de hecho se hace.

La ley de radiodifusion bien podria catalogarse como liberal, si se la compara con una legislacion oligarca, como la que teniamos, o con una legislacion socialista, como la cubana.

Tambien se la podria hubicar a mitad de camino entre ambas, lo que implica una concepcion de "progreso socialisata"

En todos los casos, ya sea que se la concidere como una tendencia liberal, o socialista; era necesaria he implica un progreso hacia un estadio superior de la legislacion, y un beneficio concreto para la sociedad.

Me parese que si dejamos de debatir en el aire quien es mas de izquierda y nos concentramos en las cuestiones concretas (la ley de entidades financieras por ejemplo), sera mas facil allar aliados circunstanciales contra los poderes reaccionarios.

Tambien podemos debatir filosofia, pero no confundir una cosa con otra.

Me parese.

Saludos!

Jorge Mux dijo...

He encontrado en mi universidad a representantes de esa supuesta izquierda prístina que todo lo que hacían era catalogar de derecha a lo que no les gustaba o no querían discutir. De hecho, para apartar a alguno de sus propias filas lo acusaban de que no era tan tan tan de izquierda.
Luego, cuando hay que votar por cargos políticos o docentes (es decir: en asuntos donde hay dinero), siempre (siempre) votaban a favor de lo que a ellos les convenía, no a favor de las políticas que supuestamente pregonaban.

El problema con ciertas izquierdas es que no son izquierda: son fascismos disfrazados.

Ricardo dijo...

Así planteado, el tema es una cuestión filosófica y concuerdo con lo que decís, Daniel.
Pero mi intención no era definir qué es la izquierda o quien es más de izquierda sino plantear que mucha izquierda, por valorar más lo testimonial que lo concreto, está perdiendo, según mi parecer, una oportunidad histórica de que algunos reclamos suyos puedan ser escuchados y llevados a cabo.

Es decir, tienen en el Gobierno a un peronismo que es peronista y, a la vez, hace suyas muchas banderas que pueden ser consideradas de izquierda o progresistas: ¿por qué no aprovecharlo? ¿Se entiende?

¡Un abrazo!

Ricardo dijo...

¿Que tal, Jorge?
Eso que planteás es otra discusión, je. Si el fascismo es sólo de derecha o también existe el fascismo de izquierda.
Este último podría ser esa extrema izquierda que, si no se hace lo que ellos pregonan, se es de derecha o conservador o reaccionario o bonapartista o etc., etc.

Yo no quiero catalogar. Como decía arriba en mi respuesta a Daniel, me da bronca que gente que podría apoyar esté en contra por pureza o lo que sea.

En el post Charlando con Lanata critico la actitud de éste por lo mismo.
Y fue lo mismo con la Ley de Medios: el radicalismo podría haber apoyado (y debería haberlo hecho, si consideramos que desde la época de Alfonsín habían presentado proyectos en esa dirección) y, en su lugar, para no quedar pegados a una iniciativa del kirchnerismo, fruncieron la nariz, jugaron para Clarín y defendieron el decreto ley de la Dictadura.

Y ahora con la Reforma Política lo mismo. Y ellos son los que piden gestos de grandeza...

¡Un abrazo!

Daniel Rico dijo...

Y si, tenia que aparecer la PALABRITA, siempre es asi, despues viene un largo debate de gente que adora oirse a si mismo.

Eso no sirve para nada: vos le decis al trosko que es un facho y el te contesta: "¿y el peronismo?, con lopez rega, la triple A, Menem y Dhualde ¿no es facista?"

y ahi sigue la disputa interminable e inconsecuente...

Mientras tanto, la superficie de soja sembrada crece y el poder de la socidad rural se afianza. Denarvaez, Macri y Dualde ganan terreno. Cobos y Carrio siguen siendo puestos en el centro de la escesna politica por el oligopolio clarin.... y nosotros debatiendo si los troskistas son mas o menos facistas que los peronistas.

Eso no sirve.

Si se quiere debatir quien es o no fasista hay que definir primero que es fasismo. Eso es un debate filosofico.

Fasismo implica campo de concentracion y camara de gas, me parese que habria que tomarse cinco minutos para pensar el tema antes de calificar a un compatriota, igual a nosotros, de facista.

Mientras tanto Nestor va al congreso a resistir junto con el bloque nac&pop, en minoria, los embates conspirativos de la derecha reaccionaria, que sueña con destituir a Cristina y poner a Cobos

¿Como ayuda a la resistencia este folclorico debate trosko-peronista?

Yo creo que no ayuda para nada.

Saludos che, un gusto pasar por tu sitio.

Ricardo dijo...

Y si, puede que no ayude.
O puede que alguien diga, bueno, está bien, no está mal embarrarse un poco.
De todas maneras, por eso decía que el fascismo, si de izquierda, de derecha o ninguna de las dos, es otra discusión.

Posiblemente este post tenga que ver con algún debate interno que tuve hace un par de años, cuando el peronismo, para mí, eran Menem y Duhalde. Y Barrionuevo y Emir Yoma.
Pero leía sobre historia del peronismo o sobre la resistencia peronista y decía pero la puta, ésto no es peronismo...

Un abrazo, Daniel. Gracias por pasar y aportar al debate.

Daniel Rico dijo...

Al contrario, gracias a vos por tu tiempo y tus palabras, y por tu entuciasmo y conviccion, sin los cuales no se puede hacer nada, y por tu espiritu critico, porque sin autocritica el entusiasmo es como un camello ciego.

Un abrazo, nos estamos leyendo!

boobalu-15 dijo...

Tengo 48 años y soy anti extremos, ya que al ser bacterióloga se que la población sobrevive en una curva gaussiana por naturaleza (con extremos bajos). Los efectos externos hacen que todo se vaya a la mierda. Entonces: si sabemos que ningún extremo es bueno, pero que la influencia de ciertos países dominantes y nuestros gobiernos cómplices hacen que nuestra naturaleza cambie y tengamos más pobreza que lo natural, apoyo la independencia, porque nos iría mejor, por lo tanto apoyo a quienes luchan por salir de la colonia actual (distinta a la de hace 200 años pero colonia al fin). Apoyo los gobiernos latino-Americanos que piensan en no ser más esclavos y que quieren hacerse respetar. Las empresas nacionales, los patrimonios nacionales debemos defenderlos, socializarlos para que todos tengamos beneficio de ello. No podemos depender de la caridad de 4 o 5 oligarcas vende-patria, debemos industrializar y auto-abastecernos. En eso los K son la antítesis de Menem. No me importa si son K, J, L o M, quiero que se siga en esta dirección que me parece la correcta.

Ricardo dijo...

Hola, boobalu-15.

Yo no podría haberlo expuesto mejor. Debemos industrializar y auto abastecernos.

Yo pongo siempre como ejemplo que, en parte, la fortaleza económica (la acumulación en el Banco Central y el desacople de la economía al Capitalismo Financiero) nos permitió soportar la crisis mejor de lo que lo hubiéramos hecho de haber continuado encadenados al FMI y las recetas de siempre para que los fondos buitres se hicieran el festín en el País.

Un saludo nacional y popular. Gracias por pasar y comentar.

PD: es muy bueno el aporte de la curva gaussiana.