viernes, 5 de marzo de 2010

Sabiduría china

El Gobierno Nacional quiere desendeudar al país.

Es el primer proyecto político (2003-?) que, en lugar de contraer deuda para pagar deuda -dicho de otro modo: endeudarnos para desendeudarnos-, paga con fondos propios conseguidos a base del esfuerzo de todos los argentinos (que lo pusieron siempre, aún en los Gobiernos que endeudaban) y -esto es irrebatible- al excelente manejo macroeconómico del Gobierno.

¡Cómo será de bueno que durante 2009, el peor año de la crisis mundial, Argentina siguió creciendo!

Endeudar al país es una herramienta con la que cuentan los organismos internacionales de crédito, manejados por los países potencias mundiales, para someter a un país y obligarlos a tomar la dirección económica conveniente para ellos y, en muchos casos, para usarlos de bancos de pruebas de teorías económicas no testeadas. Algo así como Conejillos de Indias económicos.

Podemos coincidir entonces que la Deuda es una llaga en la piel y en la soberanía económica y política de la República Argentina.

El Gobierno pone, así, el dedo en la llaga al ejecutar dos decretos que le dan marco al pago de la deuda y consecuente mejora de los indicadores económicos nacionales.

Y acá viene la "sabiduría china". Confucio dijo, hace un tocazo de años:


Cuando alguien pone el dedo en la llaga,
sólo los necios piensan que lo importante es el dedo.



La cita de Confucio habla de la necedad, así como el papel que están jugando las oposiciones.
Es necedad a utilizar las herramientas que más le convienen al país y que menor costo conlleve. Y es golpismo. No se engañe. Quieren que Cristina ajuste, endeude al país o se vaya.

5 pusieron huevos y comentaron:

paula dijo...

excelente post
comparto tu opinión y tus sentimientos

siento un orgullo enorme por este gobierno y para pensar en lo que está pasando siempre me viene a la cabeza la palabra necedad

manuel el coronel dijo...

Acabo de escuchar al Rulo Dellatorre compañero:

Moreau acaba de decir que la UCR debiera aceptar el pliego de Marcó del Pont.

esperemos que la necedadno los cegue.

Ricardo dijo...

Gracias, paula (musidora).
Así como la duda es la jactancia de los intelectuales, la necedad es obligatoria para los imbéciles.

Manuel: si, bonito lo de Marcó del Pont, pero quieren tirar los decretos abajo, consiguieron que una jueza les firme las pelotudeces, se quedaron con todas las mayorías en el Senado y así.
Los radicales son especialistas en no hacerse cargo cuando gobiernan ¿y ahora quieren co-gobernar?
¡Ganen una elección a cargos ejecutivos primero!

Javier dijo...

Recién pensaba lo mismo , el negocio de las derechas es endeudarnos y volvernos claramente dependientes para forzarnos con sus recetas económicas a trabajar en pos de sus propios intereses que no son los nuestros

Ricardo dijo...

Como dijeron el Cleto y el Colo: estamos en la misma sintonía, Javier. Je.