jueves, 24 de febrero de 2011

La derrota simbólica del arco opositor

La situación nos muestra, al día de hoy, que el kirchnerismo ocupa la mayor parte del arco político. Hay poco o casi nada a la izquierda del oficialismo nacional pero también es escaso, en términos electorales y no simbólicos, lo que podemos encontrar a su derecha.

Si bien el eje izquierda-derecha (más que el liberal-conservador) ha ganado protagonismo durante los últimos años, es un esquema que permite explicar la visión de un grupo minoritario de nuestra sociedad, en su mayoría más acostumbrada a entender la política como una configuración dominada por expectativas y demandas. Es en la esperanza que despiertan las expectativas y en la satisfacción de las demandas que reside la lógica que determina, en gran medida, la inclinación de un elector con respecto a un candidato. En la comprensión de este fenómeno es que reside la penetración del peronismo en nuestra sociedad.

Podemos buscar algunas explicaciones que permitan entender la derrota simbólica del arco opositor y su incapacidad para constituirse en opción de poder. Su estrategia de reemplazo de un PEN que no cedía ante las demandas de las corporaciones económicas por otro más amable, antes por vía de la destitución que por la opción electoral puede ser considerado un error primigenio. A partir de ello se construyeron como una opción anti, apelando quizás a la experiencia satisfactoria -en términos electorales- de la Alianza. No pudieron, así, convertirse en un polo propositivo sino que se constituyeron en la negación del sistema vigente. La estrategia de pinzas, ideada luego, intentó cercar al oficialismo por derecha (PF + PRO) y por izquierda (PSur), a la vez que se atacaba desde el ACyS (UCR + CC + PS) a través del republicanismo (DNUs, Consejo de la Magistratura), un significante vacío para una sociedad ligada a expectativas y demandas. No pudo tampoco, la oposición política -ese heterogéneo conjunto, conformado por muchos subconjuntos que expresan una voluntad personal antes que colectiva y comandada por la oposición real, una corporación mediático-financiera encolumnada detrás del Grupo Clarín-, construir un sujeto político capaz de despertar la simpatía popular luego de la emergencia y posterior decadencia del sujeto agrario de 2008. La elección de medio término de junio de 2009 permitió que el descontento popular encontrara un cauce y la demanda de castigo fuera satisfecha. Le otorgó, además, una oportunidad inmejorable al arco opositor de convertirse en núcleo de poder, oportunidad que dilapidaron al demostrarse incapaces de complacer las expectativas por ellos mismos generadas. Cegados por su antikirchnerismo, no entendieron que para fortalecerse debían encarar una agenda distinta a la republicana, enfocada en las demandas populares. De esa manera, el kirchnerismo, por errores ajenos y aciertos propios, se fue colocando en posición inmejorable de cara a la carrera electoral: en el centro mismo del arco político.

Se decía que a la izquierda del kirchnerismo está sólo la pared. Pero a su derecha, con unos pocos pasos, también puede alcanzarse el muro opuesto. Se trata de una derrota simbólica del arco opositor, que no pudo o no supo construir una alternativa de poder capaz de ocupar alguna posición en el eje izquierda-derecha ni tampoco erigirse como una fuerza capaz de generar expectativas y satisfacer demandas. El oficialismo, en cambio, supo satisfacer demandas ligadas tradicionalmente con un ideario de izquierda (la cooptación de banderas), a la vez que encausaba satisfactoriamente el rumbo económico, generando expectativas optimistas en una gran mayoría de la población.

13 pusieron huevos y comentaron:

manuel el coronel dijo...

y como es que recién llego a este excelente post compañero?

Anónimo dijo...

Ricardo, entiendo que hablas en términos de partidos politicos con chances de presidir el país, de otra forma no sería muy gracioso que no haya nada a la izquierda de los Kirchner teniendo en cuenta la posición en que se mantiene el sindicalismo burócrata y empresaril en estos tiempos.

salutes

Mr Gabi

Ricardo dijo...

Gracias, Manuel.

Mr. Gabi: algo parecido. Intento hablar de factores de poder, en el sentido de capacidad de incidir pero también en el sentido de posibilidad.
Cuando digo que a la izquierda no hay nada me refiero a que éste gobierno representó muy bien el límite de lo que la sociedad permitía girar hacia la izquierda. Y lo bueno es que tiene la capacidad de convencer a la gente que se puede ir un poco más allá todavía.
El resto de las organizaciones o partidos de izquierda son testimoniales, lamentablemente. Y los que entienden que este es el momento histórico para incidir en la realidad, están apoyando al oficialismo.

Abrazos.

Javier dijo...

Me parece que no debemos descuidarnos , porquer esta derrota que vemos hoy hay que sostenerla en el tiempo y Magnetto sigue manejando un poder considerable . Hay signospreocupantes , por ejemplo que Miguel del sel mida muy bien en Santa Fe y que el macrismo conserve el poder en la capital a pesar de su nefasta gestion . Lo peor de todo es que el congrreso no va a reflejar la actual relacion de fuerzas , leía que incluso el PJ disidente aspira a sumar un bloque junto al PRO de 45 diputados y superar asi a la UCR que quedaria como el tercer bloque , expresando las posiciones reaccionarias racistas y xenofobas de Duhalde y Macri .

Coincido con la victoria simbolica , pero no hay que dormirse en los laureles .Me genero mucha desconfianza la eliminacion de la ONCCA , esperaba que fuera reemplazada por la recuperación de las Juntas Nacionales de Granos y Carnes y no que sus funcione sean lavadas en varios ministros o sea daría la impresión que el estado deja de controlar ferreamente el mercado de granos para dejar un control apenas formal y en varias manos . La verdad no me gusta darle de comer a la mesa de desenlace destituyente que debe festejarlo puajjj



Un abrazo

ram dijo...

A mí no me parece que la derrota opositora sea "simbólica" - es una derrota efectiva y concreta, aún en el hipotético caso de que ganaran algo, ese triunfo les resultaría insostenible - la idea básica opositora es hacer moco al kirchnerismo. ¿Cómo lo harían sin desbaratar todas las políticas hoy vigentes? - En muchos aspectos, hay una situación de no retorno, no solo por las políticas en sí sino también porque no hay siquiera excusas valederas para deshacerse de ellas.
Magnetto no es el César, es un general, no muy hábil, cada vez con menos tropa y más desesperación, con el agravante (para él) de que puede ser que el de presidente sea un "puesto menor", pero el puesto de él es ser "fusible", esto es, que como no deja de fallar lo van a tirar a la mierda y pondrán a otro.
Para mí,la "derrota simbólica" puede venir por el actual "conflicto" de peronistas versus progres; donde al calorcito de una guerra que dan por ganada de antemano, un núcleo duro de peronistas de baja intensidad kirchnerista, no quieren ninguna competencia ni sombra, a la hora de repartir la "herencia".
Si yo fuera opositor apostaría a complicar el frente interno y la joda es que veo muchos voluntarios entusiastas en darles el gusto.

Anónimo dijo...

TODO MUY LINDO COMPAÑEROS,PERO EL TURRO EMPLEADO MACRISTA DE FALCIONI COLGO A ROMAN...TAMBIEN HAY DERROTAS SIMBOLICAS...

Ricardo dijo...

Javier: sin dar por descontado un triunfo (bien decís, hay que sostener en el tiempo el escenario actual), la relación de fuerzas en el Congreso es lo que me parece más preocupante y uno de los principales escollos a resolver. Además, no creo que vaya a ser para nada fácil. Quisieron cogobernar y no les dimos el gusto, pero si ganamos tenemos que hacer que funcione.

ram: plenamente de acuerdo. Ese era el sentido del post y le respondía algo similar a un comentarista en Artepolítica: el margen de maniobra del que podría disponer cualquier opositor en el hipotético caso de que ganara en octubre sería el que le cedieran las corpos. En criollo: va a ser el gerente del Establishment.

Con respecto a la disputa entre progres y peronistas, repito: un mamarracho por peleas de lugares. Y el error principal es dar por descontado un triunfo. Y a complicar ese frente interno es que apuntan desde los diarios. Los opositores políticos están demasiado ocupados pensando en sus kioscos.

Anónimo: ¿vió? Y usted venía a gastar a las gallinas acá.

Abrazos.

eduardo j. dijo...

Nuevamente,advierto que los votantes de Sabatella en mi pueblo suburbano oeste son ,en sus mayoría, anti K..Por ello no esperen grandes números en los guarismos de Cristina..Más,A algunos los descubrí tiempo atrás en el NO A KIRCHNER 2011 de facebook..Pueden llegar a votar al petiso y cortar PRO..La progresía es muy heterodoxa..

Ricardo dijo...

Che, si esos son progresistas yo soy Juan Carlos Baglietto. (?)

El gran boludo argentino dijo...

Ricardo! Ojalá nos puedas escuchar! La otra vuelta no funcionó la internesss...

Saludará como es debido al blog con màs huevos de la blogsfera!

http://elgranboludoargentino.blogspot.com/2011/02/bipolares-eso-que-somos-solo-por-ahora.html

Ricardo dijo...

¡Qué grande, Patricio!
Se me complica mañana, pero aunque sea un rato, si puedo, escucho.

protesteahora dijo...

Hola Amigo.! Soy Julio Luna, y ademas de ser Fundador de la Comision de Derechos Humanos de Las Varillas (Cba.), soy el Fundador del frente para la Victoria en Sgo.del Estero,y por lo que veo tambien compartimos la misma ideologia y los invito a todos que lean y visiten nuestro Diario Digital, un Diario Digital que ponemos a su disposicion y ya es tambien de todos ustedes: http://www.latindiariodigital.blogspot.com Gracias:! Un abrazo.!

Ricardo dijo...

Gracias, Julio.
Vamos a darnos una vuelta.

Un abrazo.