jueves, 6 de mayo de 2010

Al final fue un día peronista

Impensado hace poco menos de un mes, el oficialismo consiguió una victoria importante en términos políticos y económicos al dar media sanción el Senado al proyecto de Verna para pagar deuda con reservas. Huelga a esta altura seguir enumerando las ventajas de esta forma de pagar frente al endeudamiento y/o ajuste propuesto por el Rejunte Opositor.

41 a 29, con una abstención (González de Duhalde) fue el resultado.

- Senador Morales, dígale a su gobernador que...
- Morales: en mi provincia hace rato que no gana el radicalismo... snif!


35 es el número del oficialismo en el Senado, por lo que para llegar al resultado final, obtuvo el apoyo de algunos ex-compañeros, actualmente Grupo A´s. ¿Se dará al revés de lo esperado post 28J y saltará alguno para este lado? Es temprano todavía pero ya son muchas las pruebas de que el oficialismo sabe y puede contra las pruebas del inutilismo/testimonialismo de los integrantes del Rejunte Opositor.

Para congoja del Oligopolio y la Tribuna de Doctrina, esta vez Menem faltó. De haber estado presente y votado favorablemente, los titulares hubieran sido, como nos tienen acostumbrados, "Gracias a Menem ganó el kirchnerismo" o "Menem, aliado K para el uso de reservas". Para Clarín es más importante que le robaran la cartera a Hotton o decir que Macri le apuntó a Kirchner. Bien. Extraño, eso sí, lo de La Nación, poniendo en tapa los quilombos en Grecia, causados por las políticas económicas que desde el diario de Mitre siempre supieron defender.

Volviendo al pago de deuda, como bien decía el Inge acá, el DNU del Fondo de Desendeudamiento (instrumento que está permitiendo el pago con reservas) sigue vigente hasta que se apruebe este proyecto en Diputados y sea Ley. Veremos qué pasa en la Cámara Baja, que ya rechazó el DNU. Por lo pronto el Gobierno se asegura de contar con un instrumento para seguir pagando deuda como más le conviene al país. Si Diputados aprueba el proyecto de Ley, por ley; y si no, sigue el DNU del FonDes.

Off-topic: chicos, está bárbaro organizarse por el Feisbuk, pero don´t be a fool, stay in school! (seguro que alguno me hace caso).

5 pusieron huevos y comentaron:

Pablo D dijo...

Hay que sacarse el sombrero con Verna. Logró convertirse, casi - casi, en uno de los ejes más importantes sobre los que gira la discusión parlamentaria, y extendida, porque condiciona su rechazo al 298 a que Diputados ¡apruebe! -no solo trate- su proyecto de ley. Gustará o no, pero Verna en examen de estrategia política se saca 10 felicitado, sin dudas.

Lo del Senado hay que leerlo, para mi, en tanto son la cámara más cercana a la gestión -responden a los Gobernadores en su mayoría, designan funcionarios, y demás-. Son varios, entonces, los que conocen lo que es gobernar, y que no se van a subir a ponerle un cepo a presidencia. Votaron la reapertura del canje, no podían quedar ridiculamente en contra de la instrumentación del pago de deuda que garantiza ese canje.

Ricardo dijo...

La verdad es que Verna llevó adelante exitosamente su estrategia y ganó en notoriedad e importancia.
Algo que otros (Solanas, Solá, por ejemplo) no saben o no pueden o no quieren hacer.

Como decís, podrá gustar o no, pero abrió un camino de negociación parlamentaria interesante. Un camino que bien podría estudiar e intentar aplicar en Diputados Proyecto Sur, ¿no? (digo, como para pegarle a alguien, si no Aníbal no se pone con el ADSL a fin de mes, je).

Javier dijo...

Hoy coincidimos en el post , pero viste que impresentable Eliso Solanas o Pino Carrio que logro que los diputados opositores traten y rechacen un decreto reglamentario del canje tal como cuenta el Ingeniero

Un abrazo

manuel el coronel dijo...

Con el nivel de aceptación que tuvo la ley de Verna compañero, no veo al senado rechazando el DNU y el Decreto Reglamentario si antes no se aprueba esta ley. Bien ahí entonces.

Ricardo dijo...

Si, Javier.
Lei lo de Solanas. Ya ni tristeza da. Es hijaputez directamente.

Manuel: es así como decís. Lo apruebe o no Diputados, ya está. O Ley o DNU. A comerla.