martes, 4 de mayo de 2010

Martín (con un) Fierro al "periodismo"

Eduardo Fabregat y una frase genial para decir que, entre otras cosas, la entrega de los premios Martín Fierro:

sirvió para demostrar que se pueden tener premios políticamente correctos como en el Oscar, que otorgó estatuillas a Rain Man y Mi pie izquierdo, películas en las que profesionales de gran talento simulaban tener deficiencias mentales (en el caso de La cornisa sería más o menos al revés, pero el efecto emotivo es el mismo)

Lapidario.

7 pusieron huevos y comentaron:

Matias Pozzo dijo...

Duriiiiiiiisimooo! Excelente, no había leído ese artículo.

Ricardo dijo...

La verdad es que me reí mucho cuando lo leí.

Saludos, Matías.

manuel el coronel dijo...

Excelente ricardo!!! jajaja

Gringoviejo dijo...

Está para la cachetada permanente Lusmi y lo peor es que se lo vé recómodo en ese roll.Saludos.

Ricardo dijo...

Gracias, Manuel. ¡Abrazo!

Gringo: para eso lo ponen en ese lugar. Le gusta ser el idiota útil.
Se lo ve cómodo en su nuevo papel de columnista antikirchnerista en La Nación, se lo ve cómodo fingiendo miedo, defendiendo a su libro porque ¡tiene 500 páginas! y recibiendo un premio que no merece, despreciando a sus compañeros de rubro (678, tv pública, propaganda).

Yo no quise escribir nada sobre Majul porque no quería hacerle el juego a los que buscan que el tipo cobre notoriedad, pero la cita me pareció buenísima.

Me hubiera gustado tener algún periodista más interesante e inteligente, como lo fue Lanata durante el menemismo, para que cumpliera el papel que le asignaron a Majul. Es una lástima.

Saludos.

nilda la otra. dijo...

cuando todo pase, (el tiempo, digo) y las cosas se acomoden ya quedara Majul como hombre de la saga de neustad.
un cariño.(yo leo su blog, pero no le comento por que en politica soy una perejila)

Ricardo dijo...

Gracias, nilda.
A mi me parece muy interesante su blog.

Con respecto al tema: no creo que llegue a la altura de Neustadt, acaso a una Olga Wornat.
Bernardo era protagonista, tenía poder. Luisito es un empleado del mes. Él lo sabe y reconoce que lo pone contento.

¡Saludos!