domingo, 17 de julio de 2011

La tolerancia y la convivencia pacífica


El fitopaecismo, como espejo dialéctico del antiperonismo capitalino -y allende la General Paz-, tuvo algunas consecuencias que podrían ser graciosas si no fueran insultantes. Hemos debido soportar, con la mejor de las sonrisas, que los intolerantes hablen de tolerancia y que los xenófobos hablen de convivencia pacífica. Alejandro Rozitchner recibió, como regalo del cielo, la oportunidad de pasar por respetuoso. Él, que el año pasado trató de yegua a la Presidenta y lamentó que su ausencia en el Colón fuera una "pérdida para la tradición ecuestre argentina", se dio el lujo de impartirle lecciones de civilidad democrática a Páez.

LinkLa imagen es de Mundo Perverso...

Existe un imaginario extendido, propiciado -claro- por los Medios opositores: habría sido el kirchnerismo el que fomentó una horrorosa división entre argentinos, que el pueblo -snif- sufre. Lloro. Seco mis lágrimas. Y podemos intentar abordar ese sofisma desde un par de vertientes, ambas potencialmente válidas:

  1. El kirchnerismo pisó callos que no debían pisarse y por eso el odio, la bronca y la sed de venganza que provienen de sectores acostumbrados a ejercer el Poder sin que el poder político interfiriera "tanto".
  2. El kirchnerismo efectivamente buscó confrontar con esos sectores, como una manera de exponerlos y quitarles la impunidad que otorga el ocultamiento de lo que la escenografía no muestra. Ejemplos de eso fueron cuando Kirchner denunció los aprietes de la Corte Suprema menemista, cuando Página/12 publicó las demandas que le realizara al entonces Presidente José Claudio Escribano o cuando Kirchner contó en 678 que Clarín quería que el gobierno hiciera lobby para que el Grupo oligopólico se quedara con Telecom.

La lectura que responsabiliza al oficialismo nacional por promover el enfrentamiento es demasiado simple. Ahistorizante. Invisibiliza (uy, palabra seisieteochista si las hay) líneas de enfrentamiento históricas, que difícilmente puedan confluir. Librecambistas y monopolistas, saavedristas y morenistas, unitarios y federales, rosistas y antirosistas, conservadores y radicales, peronistas y antiperonistas y, hoy, kirchneristas y antikirchneristas. Porque aunque el antiperonismo subsista en los votantes, las elites ya no son antiperonistas. Están, más bien, en contra de este peronismo kirchnerista. Porque una confluencia de estas líneas que mencionamos -finalmente desastrosa para el país- se dió durante el menemismo, que englobó a sectores (mayoritarios) del peronismo con sectores (mayoritarios) del establishment. Tan buenos recuerdos dejó el menemismo que luego quisieron convertir a Macri y De Narváez en peronistas. Peronistas "bien", claro. Lindos peronistas, de esos que aquellos que odian al peronismo pueden amar.

Volvamos sobre esas líneas históricas, que en un país serio como EE.UU. se resuelven gracias al diálogo y al consenso de los tiros en una Guerra de Secesión. En nuestro país Perón promovió también el enfrentamiento (además de ser nazi, por supuesto, y despilfarrar los lingotes con los que uno se tropezaba en el Banco Central). En el '55 se fue sólo, de maricón que era nomás. No bombardearon Plaza de Mayo bajo la consigna "Cristo vence". Ese era el "consenso" y el "diálogo" que debía primar. A Alfonsín tampoco lo derrocó el Dios Mercado, a quien el kirchnerismo le puso coto acumulando reservas en el Banco Central. Digo, Jauretche y Cooke hablaban estupideces de puro mal entretenidos.

No, debe ser como dicen: es el kirchnerismo el que promovió y promueve el enfrentamiento, la intolerancia, el fascismo, el que imposibilita la convivencia pacífica. ¿Cómo no se aviene a hacer un gobierno bonito como el de De la Rúa? ¿O el de Menem, pero sin corrupción? O sin tanta, por lo menos.

Como decíamos el martes: buscan cambiar el actual clima electoral. Por uno más beligerante, más antikirchnerista. Que recuerde la disputa por la 125. La columna de Fito Páez fue como el maná, entonces. Pero mientras no entendamos que el relato que se hace de la "crispación" del oficialismo nacional es una estrategia comunicacional que buscó deslegitimar a un gobierno democráticamente elegido -y ahora busca restarle votos-, seguiremos a merced de la construcción de la realidad que hacen Medios masivos de comunicación con una clara inclinación ideológica y en defensa de sus propios intereses (ah, no, perdón. Me olvido de la inmensa tirada de Página/12, de Miradas al Sur, de El Argentino y la pantalla caliente de 678 y CN23, que contrarrestan fuertemente a Clarín, LA NACION, Canal 13 y TN. Porque Volver desapareció, pobre...).

Mientras pensemos que el "odio" y el "revanchismo" forman parte de lo que el gobierno nacional busca y no se trata de una proyección (en términos psicoanalíticos) que hacen los factores de poder económico y mediático de sus propias miserias sobre el Poder Ejecutivo Nacional, seguiremos a merced de estos factores de poder.

Mientras tanto, a poner la otra mejilla. A intentar que la respuesta al odio sean los argumentos. A intentar que el razonamiento impregne un poco el discurso único que "baja" desde los Medios masivos de desinformación. Porque el amor vence al odio.

15 pusieron huevos y comentaron:

nilda dijo...

el amor vence al odio, somos todos argentinos, y ya lo dijo el general. Para un argentino no hay nada mejor que otro argentino. Digo, tenemos que tener la humildad de los que saben ganar, porque Cristina no es solo cristina, es tambien todos los que hacemos fuerza para el exito del gobierno que mira al pueblo.

Daniel Aranda dijo...

Excelente post, te lo afanaría pero me da vergüenza propia, tan solo lo vamos a llevar a facebook.

Ricardo dijo...

Nilda: muy de acuerdo.

Daniel: gracias. Afane lo que le parezca.

Abrazos.

Anónimo dijo...

Me parece un muy buen análisis de la actual situación post-elecciones, post-declaraciones de Fito.

Creo que hay que resaltar lo que dijo al Presidenta cuando inauguró técnópolis, la ciencia y la educación como motores del cambio de sociedad.

Qué tanta gente vote a Mauricio y declaren su ignorancia sobre asuntos del diario vivir; elmenosprecio por la historia, el desconocimiento... todo esto también habla de que la educación no está cumpliendo su función. Hay que poner el tema en la agenda, mejor educación para comprender el mundo donde vivimos, comprender para transformar. La educación, como sistema, está "invisibilizado"....La educación no cambiará el mundo, pero aporta a crear conciencia, a desasnar (como diría mi papá), a desarrollar habilidades de pensamiento... Hay que poner el tema de la educación como un elemento clave para entender porqué los bailes de los candidatos reemplazaron los discursos.
marta

Ricardo dijo...

Marta: estoy de acuerdo. Se dio un salto importante con el incremento del presupuesto para educación pero falta encarar el tema de los contenidos. Enseñar más historia, promoviendo, como decís, el pensamiento crítico.

Saludos.

profquesada dijo...

IMPECABLE POST RICARDO DE LO MEJOR QUE TE HE LEÍDO. Un muy buen análisis pos electoral. Yo también creo que tratan de revivir el clima existente durante el conflicto por la 125. En algún lado lo escribí. No creo que puedan por aquello de los condiciones objetivas y porque estamos en otra etapa de la confianza en la capacidad del gobierno para gobernar. Creo que el país no es la ciudad de buenos aires.
Eso de que no son antiperonistas me parece que encierra una trampa. Lo cierto es que tienen aliados que se denominan peronistas, incluso que tienen un pasado que los avalaría y existen otros recién llegados que ni siquiera sienten el peronismo, no tienen su lenguaje y también son aliados como es el caso de de Narváez. Macri tiene un peronista que es Ritondo pero que es una extensión de Duhalde. En fin ese peronismo de maquillaje y fanfarria no les molesta e ideas y acciones de derecha y mente liberal es su sueño de destrucción por absorción. Es el otro, el verdadero peronismo, que supieron revivir después del escándalo menemista y del desastre de la alianza, el peronismo de Kirchner, ese es otra cosa, ese es el enemigo ancestral, con ese no se puede negociar a ese solo cabe destruirlo. Por eso creo que más allá de los nombres y de las palabras el único que merece ser llamado peronismo es el que apoya la transformación política y social más grande experimentada por la Argentina desde el 45-55. Sean o no kirchneristas puros. Los tiempos no son los mismos, el mundo hoy es muy diferente, no está la guerra fria, no hay tercera posición pero los enemigos (si querés adversarios) que se enfrentan son los mismos. Hoy Neoliberalismo vs Peronismo

Alcides Acevedo dijo...

Sigan chupando... no paren de chupar.
Destilan bilis.... no alcanzan a entender el terrible cachetazo recibido, ensayan vanas explicaciones, estallan de odio e insultan... acostúmbrese, el final de la mentira K se acerca.

profquesada dijo...

jejeje son incorregibles, ya nos veremos en las primarias. necesitan un baño de realismo.
Ricardo colgué el link a este post en lugar destacado.
un abrazo

Ricardo dijo...

Profe: tenés razón respecto a la "trampa". Vale la aclaración que hacés. Quizás debí aclarar mejor pero se hacen larguísimos los post si defino todo, je.
Quise referirme a que no tenían problemas en copar el aparato partidario. El peronismo como partido y no como ideario o movimiento.

Gracias por el link.

Un abrazo.

Alcides: ¿por lo menos leíste el post antes de comentar?

Saludos.

mujerdeole dijo...

Muy bueno el post Ricardo, pero debo confesar que las palabras de Fito me hicieron mucho bien para superar esas primeras horas tan duras.
Ahora que pasó el tiempo y que tenemos mucho por delante y tan bueno, es cierto que la reflexión y la mesura deben ser nuestras aliadas.
El síndrome Tano Passman dejémoslo para el Nacional B.
Un abrazo

Anónimo dijo...

los pollos no pasan, creo q alguien lo dijo en la crisis del campo.
decretando el desabastecimiento, creo q era una especie de caricatura de jj urquiza, de pancho ramirez o de ricardo lopez jordan
romu

Abel dijo...

Comento con una frase de Evita: "A la fuerza brutal de la antipatria, opondremos la fuerza popular organizada."
Es una de mis frases favoritas.

Tango D. dijo...

Excelente Ricardo, espectacular. "A intentar que la respuesta al odio sean los argumentos". Muy buen camino para encausar una transformación profunda. Abrazo grande.

Desocupado mental en la era del blog dijo...

Muy de acuérdoccccc. Lo del "amor vence al odio" me hizo acordar a Tanguito: al verdadero, al auténtico, a Fernan Mirás.
¡EL AMOR ES MÁS FUERTE!
¿O era una frase de Ulises Butrón, o de Ulises Dumont.. o Ulises Lima?

Ricardo dijo...

MDO: claro, porque al final la calentura del tano Pasman no evitó que River (snif) se fuera a la B.

Romu: espero que no se haya referido a mí, que no me dejaron pasar en uno de esos piquetes de la abundancia.

Tenía ganas de bajarme y cagarlos a palos (y, de paso, robarles el asado que estaban haciendo).

Abel: y del otro lado no festejaban el cáncer, ¿no? ¿Adóndessstálacrispación, señorrrr?

Tango: se agradece.

Desocupado: igual me hubiera gustado que luego de las elecciones en la CABA hubiéramos podido citar otra canción de la banda sonora de Tanguito. Esa que dice "rajá, turrito, rajá".

Abrazos.