martes, 27 de marzo de 2012

El debate político

Es una lágrima. Una vuelta de tuerca más, quizás: si durante la Dictadura el debate fue clausurado y el silencio era salud, durante el menemismo el debate político se banalizó y posmodernizó, girando en torno a la corrupción o a la farandulización. La política se circunscribió a la rosca y lo político fue a parar a Siberia. En los tiempos que corren el único actor político capaz de articular un discurso es el kirchnerismo, o el peronismo (#puro, je). Amén de inscribir esas políticas en lo real, es también el único foco que aglutina ideas o proyectos, que entiende que en torno a lo que es político debe girar la política. Quizás Macri, desde la vereda opuesta, pueda representar algún imaginario, pero jamás el PRO planteó un debate político propiamente dicho, sino más bien todo lo contrario.

Díganle a Sarlo y a Fidanza que muchas gracias, entonces. Hasta podemos agradecerle a Pagni y Fernández Díaz. No así a los Morales Solá. El agradecimiento a los primeros tiene que ver con que han sido ellos, los escribas mediáticos, quienes intentaron, tibiamente, dar algún tipo de debate. Desde la crítica destructiva, generalmente, pero en alguna ocasión aportaron a elevar el nivel de la discusión. ¿Y los políticos opositores? ¿Se refugiaron en Kamtchatka porque este Estado polpotiano asesina a los disidentes? ¿Tienen miedo como Majul y Mirtha? ¿Y la militancia opositora? Un ejemplo: si las políticas energética y de transportes eran flojas, ¿quién señaló un camino distinto? Sólo dentro del partido de gobierno se dieon estos debates. Por fuera, los únicos capacitados para encadenar dos o tres argumentos consecutivos sin caer en la descalificación o tirar la pelota afuera son la izquierda trosca y la moderada (aquellos que en algún momento se entusiasmaron con Solanas y luego decantaron por Binner); los troscos desde el maximalismo y los moderados en torno a consignas como "el Famatina no se toca" o "el agua vale más que el oro, sucios".

El debate político en Grecia. Antes y después.
Analizando al peronismo hoy (en su variante kirchnerista progre populista), podemos decir que en muchas ocasiones un debate de baja intensidad, previo, fue colocado bajo el reflector en algún momento determinado. Esto fue más notorio en ocasiones en las que el oficialismo había perdido el control de la agenda, o en momentos de crisis. En esas circunstancias el kircherismo siempre fugó hacia adelante y por izquierda. La oposición más tradicional, no testimonial, en cambio, rehuyó al debate político con una intensidad tal que no puede sino ser calificada como intencional. Una actitud que acarrean desde los noventa y que fue cómoda para rechazar al kirchnerismo de plano. Esta voluntad implícita por evitar cualquier debate que no gire en torno al maquillaje político puede entenderse ya sea porque tienen ideas que de ser presentadas a la sociedad hubieran significado un rechazo electoral (mayor), o por carecer de un proyecto propio y de una base distinta a la que puede proporcionarle el establishment. Así, se dejaron envolver por las plumas de los medios masivos y lo político fue reemplazado por lo mediático.

Cuando antes aún de la elecciones decíamos que una oposición política es algo deseable (y recibíamos fuertes críticas de los falangistas K, je), teníamos esto en mente: un debate político enriquecido sólo puede redundar en beneficios para la sociedad toda; y un golpe muy duro para quienes reemplazan a la política por el marketing y la publicidad. A ellos les digo Yes, you can (o mejor, you must) volver a pensar en clave política.

* Como addenda y refutación (aquí somos amplios y permitimos que le cascoteen el post el editor), agregamos algo que dijo el profe Quesada en un comentario:
...La peor condena para la oposición es que los poderes fácticos no confían en ella y pretenden sustituirla utilizando al poder de los medios de comunicación. Si logran torcer la inclinación actual del electorado ya se verá quien o quienes del arco opositor estará/n mejor posicionado/s para recoger los frutos. Por lo pronto son ellos los que tratan de instalar a Macri como uno de esos posibles. Lo hicieron antes con Cobos, fracasaron sin siquiera lograr que despegara. Intentan y logran seducir a anteriores aliados para que se pasen a la oposición activa. Hacen todo lo que deberían hacer los partidos políticos y más. Pedirles que además acerquen proyectos para mejorar el desempeño del gobierno, cuando lo que quieren es voltearlo es, me parece, pedir demasiado...

15 pusieron huevos y comentaron:

Udi dijo...

Ricardo, me extraña !! El gobierno está construyendo la oposición que necesita para el 2015. ¿No vió el aire que le da a Mauricio?
Un abrazo !

Javier dijo...

Yo tambuien creo que lo esata inflando a Macro como di fuera un rival de fuste , Cristina nombrandolo siendo un intendente de medio pelo y dándole para que tenga como si estuviera a su mismo nivel un intendente del presidente de la nación . Por otro lado tengo dudad de si sale hacia adelante y por izquierda en el caso del transporte ferroviario y no da tampoco pistas certeras en relación al petróleo . Por otro lado no entiendo porque no se convoca a Moyano y Yasky a la casa rosada como representantes legítimos de los trabajadores , eso desde el trotskismo lo llaman bonapartismo , yo no digo tranzar digo respetar y escuchar sus reclamos solamente , tenerlos de aliados y no de enemigos

Un abrazo

Anónimo dijo...

¿Ud que opina del aumento de los ingresos brutos del peronista Alperovich?. Si uno se opone seguramente está a favor de Videla y el robo de bebés.

profquesada dijo...

Me parece, es una opinión, pero se puede echar mano a la historia para, en cierto modo, avalarla: que nos estamos lamentando por la pérdida de algo que nunca hemos tenido en exceso y que incluso -más allá de efusivas expresiones de amor pasajero- nunca hemos respetado y valorado demasiado. Ni aquí ni en ninguna parte o momento del mundo (siempre hay excepciones), incluso en la Grecia Clásica solo hay un período, el de Pericles, donde esta práctica, la del debate democrático de las ideas con vistas a gobernar fue algo más que eso, una bella idea. En nuestro país hasta se ha asesinado a diputados en el mismo congreso en sesión y en otro, tomado como ejemplo, se lo ha hecho con presidentes, varias veces. Los poderes fácticos actúan aquí como lo hacen en todo el mundo, de una forma si tienen la suma del poder y de otra si éste les es disputado. No me parece que a la oposición les falten ideas o proyectos, esto se dice, pero me parece que es falso. La peor condena para la oposición es que los poderes fácticos no confían en ella y pretenden sustituirla utilizando al poder de los medios de comunicación. Si logran torcer la inclinación actual del electorado ya se verá quien o quienes del arco opositor estará/n mejor posicionado/s para recoger los frutos. Por lo pronto son ellos los que tratan de instalar a Macri como uno de esos posibles. Lo hicieron antes con Cobos, fracasaron sin siquiera lograr que despegara. Intentan y logran seducir a anteriores aliados para que se pasen a la oposición activa. Hacen todo lo que deberían hacer los partidos políticos y más. Pedirles que además acerquen proyectos para mejorar el desempeño del gobierno, cuando lo que quieren es voltearlo es, me parece, pedir demasiado. Por lo que debemos preocuparnos es por mantener la actual hegemonía e iniciativa políticas.

Daniel dijo...

Es necesario un debate amplio, con todos los actores políticos en relación a su representación, claro. Y a fondo. Vengo proponiendo incluso se lo reproduzca en la TV pública.
No hay que asustarse, si se gana por goleada! Y es un paso adelante.

Ricardo dijo...

Udi, Javier: sí, me parece que aprovecharon bien la situación: traspasan el transporte a la CABA, un reclamo de tiempo y demuestran que la figura de Macri es únicamente porteña y ni siquiera por el interés de los porteños quiere velar.

Anónimo: me interesa más volcar otro tipo de opiniones respecto a la política. Justamente el post habla un poco de eso.

Profe: atinadísimo comentario. Quizás el post se explique por un exceso de romanticismo...

Daniel: sería interesante, si existiera la voluntad de debatir en serio. El debate en la UBA, previo a las elecciones de en la CABA fue interesante aunque, como todos esos debates preelectorales, bastante predecible.

Abrazos.

Anónimo dijo...

EL OTRO DIA (AUNQUE TE CUESTE CREERO) LOPEZ MURPHY DIJO ALGO PARECIDO HACIENDO UN MEA CULPA Y AFIRMANDO QUE LOS OPOSITORES AL GOBIERNO ( EL LO LLAMA REGIMEN, JE...) SOLO INTENTARON E INTENTAN HASTA HOY QUE ESTE SE RESQUEBRAJE O CAIGA , PERO NO PERCIBEN QUE SI NO LOGRAN PRESENTAR ALGO CONFIABLE Y SEDUCTOR PARA LOS CIUDADANOS, ESTOS NO ESTARAN NUNCA DISPUESTOS A CAMBIAR LO CONSEGUIDO EN ESTOS AÑOS. LO DEL DEBATE DE IDEAS E INTERCAMBIO ES BASTANTE ROMANTICO, SI, CREO QUE LO IMPORTANTE Y MAS EN PAISES COMO LOS NUESTROS ES CONVENCER A MUCHOS DE QUE ESTE ES EL CAMINO CORRECTO, CUANTOS MAS SEAN , MEJOR.EN CUANTO A LO QUE ALGUIEN CITA DE ESTE CORTOCIRCUITO CON LA CGT, LA VERDAD NO LO ENTIENDO , ME PARECE UN FRENTE DE BATALLA INNECESARIO EN ESTE MOMENTO. PABLO, EL BOSTERO.-

El Mostro dijo...

Las oposiciones están haciendo lo que aconsejó Perón, desensillar hasta que aclare. El año que viene hay elecciones, en la 2ª mitad de este año empezará el movimiento.
Saludos mostros.

Hilda Mendoza dijo...

"un debate político enriquecido sólo puede redundar en beneficios para la sociedad toda"
Aplausos pero no les interesa el debate porque no les interesa que se beneficie toda la sociedad, les alcanza con los beneficios que pueden tener ellos. Además tienen muy pocos representantes con "lengua para el debate". La oposición sabe lo que quiere de acuerdo al análisis que ellos hacen y, por ahora sólo pueden desgastar. Si lo logran, apenas se produzca una fisura, ahí estarán con sus garras para llevarnos otra vez al neoliberalismo y, esta vez quedarán "más cabezas en el camino"... De ahí que hay que jugarse a todo... porque sino vendrá la nada.

Ricardo dijo...

Pablo: es que López Murphy fue siempre muy loshuevosylasideísta. O quizás este post sea demasiado republicano, che. Hay que hacerlo más peronista: me parece que me voy a descorchar un vino.

Mostro: justo ayer en su blog del Inge decía que viene escuchando mucho eso de que no hay 2015 sin 2013. Aunque suena a perogrullada, es cierto. Más cierto aún para los opositores, que tienen que mantener la performance de 2009 para que el Congreso siga con esta proporción. ¿Vos imaginás a algún opositor de Presi derogando la AUH? Ahora que me acuerdo: hay que hacerla ley, no jodamos.

Ricardo dijo...

Hilda: me quedé pensando. A los muchachos oposicionistas les convendría abrirse un poco, si no van a seguir sacando menos del 20%. El discurso republicano fue, si se metieran en el barro... quizás.

edgardo dijo...

no hacemos debate interno,
tampoco con los de afuera
nos complica la sesera
ya que ideas no tenemos
seguro terminaremos
con una elecciòn fulera
(un opositor)

Ricardo dijo...

Edgardo: bueno, fue una sana actitud entonces la del radicalismo esa de cagarse a tortazos de ricota.
No, fuera de joda, en serio me pareció buena la actitud, sobre todo cuando le cantaban a Morales que era un gorila, laputáqueloparió.

edgardo dijo...

sabès cual es el problema que tienen? cuando se va aproximando la fecha de las distintas elecciones se olvidan de todo, guardan los proyectos y siguen las directivas que les brindan los medios. asi van muertos

Ricardo dijo...

Tendrían que ponerle un eslogan al partido, los radicales. Así: "UCR. Remember Cobos".