miércoles, 28 de marzo de 2012

Un traductor para Clarín

Pueden usar el de Google. Es gratis. Yo también podría prestarles el servicio. Si total Flor Peña va a bailar a lo de Tinelli, ¿por qué no podría ser yo también parte de la avanzada que va a pelear en las entrañas del monstruo? "One does not simply walk into Mordor", dice una de las famosas frases de la insufrible "El Señor de los Anillos". Bueno, vamos al tema del humilde posteo montonero.

El Gran Diario hizo tapa ayer martes 27, en letras catastróficas, como si de un tsunami comercial se tratara, que EE.UU. sancionó a la Argentina, retirándole la exención de algunos impuestos para la exportación de algunos productos argentinos. El resultado en contante y sonante: menos de 18 millones de dólares. Un vuelto para los 14,4 billones de dólares del comercio bilateral en 2011.


Más allá de la noticia, de la importancia exagerada que le otorga el matutino porteño, me hizo gracia cómo forzaron la traducción de un párrafo del informe Background Notes del Departamento de Estado norteamericano. Tradujo el Gran Diario Argentino: "las deudas de Argentina con sus acreedores internacionales y un gran número de demandas de arbitrajes presentadas por compañías extranjeras son el legado de la crisis del 2001-2002 que tienen que ser resueltas". Las negritas son del diario. Veanlón (sic):


"Tienen que ser resueltas". It's a fucking order, bitch. Don't make me slap you! Get on your knees! Tal traducción es la que le otorga al diario el derecho a titular el editorial de Ana Barón como "La presión para que Argentina pague su deuda va en aumento". Qué categóricos los yanquis estos para presionar y dar órdenes, che. Según Clarín, of course, porque si uno va a leer el informe de las Background Notes, estas dicen: "...Continuing Argentine arrears to international creditors and a large number of arbitration claims filed by foreign companies are legacies of the 2001-2002 economic crisis that remain to be resolved..." (las negritas son mías y las pelirrojas tampoco se salvan). Epa. "Remain to be resolved" no es lo mismo que "ought to be resolved" o "must be resolved" o "you'd better fuckin' resolve it or we will fuck your anus", que podrían haber sido las palabras que esperaría encontrar un lector de Clarín. Entonces uno, que sabe una bocha de inglés, entiende que Clarín le vendió plastilina con forma de gato por liebre. Pero aún así va al traductor de Google, porque hasta el más zonzo puede ir al traductor de Google, Ana Barón, y entonces el monopolista gigante informático va a traducir "that remain to be resolved" como "que quedan por resolver".

Hay una pequeña diferencia entonces entre lo que parece una orden, por un lado, y lo que se trata de una descripción de la situación, por el otro. Ya sabemos, Clarín, que corregís las notas con el corrector del Word '95, pero ponele unos mangos a alguien para que use el traductor de Google, che. No seas taaaaaaaaaaaaaan rata.

* Actualización: Bolivia incauta un auto de la Embajada de los EE.UU. cargado con armas. "Se encontraron tres escopetas marca Remington calibre 12, un revólver Smith and Wesson calibre 38, 2.350 cartuchos calibre 38, tres equipos de comunicación y una computadora", dijo el ministro del Interior boliviano, Carlos Romero. ¿A quiénes quieren dar lecciones acerca de moral y ética los yanquis éstos? Gou jom, vieja.

7 pusieron huevos y comentaron:

Sujeto dijo...

Hola Ricardo
Freud usaba con cierta frecuencia un dicho italisno que (nunca mejor dicho) "viene a cuento": traduttore, tradittore.

Abrazo

iris dijo...

No pida duraznos al ombú, Ricardo: They can't speak english, a pesar de que sueñan en inglés.

HORACIO FONTOVA dijo...

Amigo Richard, they are...como se dice...ah, sí: soretes (cylindrical pieces of shit)
Chuik!

Ricardo dijo...

Sujeto: me hiciste googlear. Eso en Clarín no hubiera pasado: se hubieran imaginado el significado algo así: "el traductor de Cristina implicado en maniobras fraudulentas".

Iris: estos no son ombúes, que es el árbol nacional. Son todos cipreses, o sequoias.

Horacio: y se hunden como el Titanic. Un gusto tenerlo por acá.

Abrazos.

iris dijo...

El árbol nacional es el ceibo, Ricardo y el ombú le viene bien como comparación a estos tipos: parece un árbol pero es un arbusto, tal como ellos parecen periodistas en un medio de comunicación, pero resultan ser operadores de un poder económico que operan con cuchillo de carnicero.

GeneralSusvin dijo...

La ambición de Cristina no tiene límites, como diría Nelson Castro. Ya tiene el traductor de Google y va por más.

Ricardo dijo...

Iris: tenés razón. Pero raspando le pasa el ombú, ¿eh? :P

Gral: es increíble lo que puede comprar la yegua con lo que está ahorrando en zapatos y carteras...