jueves, 15 de marzo de 2012

El retorno: la épica de un país en serio

Todo blog es personal, eso es claro. O Movistar. Y aunque la ausencia haya sido prolongada, si hay amor, vale la pena. Feliz día de San Valentín, entonces (?). La realidad (que es la única verdad -y es dura y larga; chiste censurado aquí-), es que elegí tomar un descanso bloguero para dedicarle toda mi atención a la facultad. Además, hay que reconocerlo, estaba un poco absorbido por el dospuntocerismo. Aclarar la cabeza viene bien a veces, vaya esto para todos esos adolescentes y adolescentas que piensan que el mundo acaba mañana. O a fines de este año, según los mayas. O en 2003, según los escribas opositores. Y, si ya acabó, ¿para qué preocuparse, no Pagni?

Intentemos, a manera de retorno, un breve repaso de estos años para recuperar perspectiva. La promesa de Néstor Kirchner en 2003 era "un país en serio". Reconstruir, o construir ese país requería atender primero las demandas de los sectores más postergados. ¡Pí-qué-téroscarajo! Sí, nunca es suficiente, porque ese país en serio es una utopía. Rara. Raro eso de prometer normalidad, pero no si consideramos el punto de partida.


El buen humor social, los índices macroeconómicos y la alta popularidad con la que abandonó el gobierno Kirchner son prueba de que la construcción estaba en marcha. Llegó Cristina, para "profundizar el cambio", para institucionalizarlo. Pero pronto su gobierno debió mutar: el cambio, que el kirchnerismo imaginaba gradual, por el enfrentamiento desatado por "el campo" y Clarín como puntas de lanza del poder corporativo, viró en algo más traumático. De ahí el eslogan opositor de que el gobierno busca dividir, enfrentar a los argentinos. Claro, los argentinos fueron siempre ellos. Los "buenos argentinos", al decir de Borges y Bioy en algún cuento de H. Bustos Domecq. O los mejores argentinos.

Entonces uno vuelve de unas vacaciones blogueras y encuentra a la épica algo ausente, reemplazada por la "sintonía fina". Y está bien. El "país normal" que prometía Kirchner debe haberse parecido más al de hoy que al de 2008/2009. Las tensiones cambiaron. No es lo mismo redistribuir pensando en quienes tenían nada que hacerlo hacia los sectores medios. La clase media ha aumentado y, como todo sector que se potencia, requiere que sus necesidades sean atendidas (Hola Moyano, te estamos llamando). Algún interés debe ser, necesariamente, afectado para esto. Pero he ahí que revive aquella zoncera: la clase media tiende a identificarse con los reclamos de los sectores A y B a los que aspiran a pertenecer. El oficialismo lo sabe. El 54% fue resultado tanto de la lucha contra las corporaciones como de haber corrido el discurso hacia el centro, tanto de la AUH como de haber recompuesto poder adquisitivo para las clases media y media alta. Lo advertimos luego de las Primarias. Resultante de esta ecuación, algunos sectores medios y algunos sectores progresistas pueden sentirse defraudados hoy. Pero el cuadro actual no es algo muy distinto a ese país en serio que prometía Kirchner luego de la debacle de 2001. ¿O qué entienden ustedes por país en serio?

27 pusieron huevos y comentaron:

Hilda dijo...

Muy buen regreso!!!!
Las clases medias... están un poquito "sensibilizadas". Ellas son "O sol o nada"...
Los de abajo apresurados quieren tocarlas, se apuran y ellas no saben qué hacer para evitar el roce. Parecen jugar a la mancha venenosa... Se contorsionan, saltan... Lo que mejor les sale es probarse el traje de opositores... por eso, ahí andan los clasesmedieros, elegantes... Buscan seducir...

iris dijo...

Felicitaciones por su regreso...
Siguiendo la tónica de los chistes malos un país en serio es el que no se ríe...
Fuera de broma: un gobierno popular siempre es tironeado a derecha e izquierda, pero por eso mismo está obligado a avanzar y construir sobre bases sólidas. Los privilegiados siempre están al caer para reclamar lo perdido.

El Sudaca Renegau dijo...

Qué lo parió... me agarra medio dormido. Volvió y habló!
Ahora que lo pregunta, lo primero que me viene a la mente, (para responder lo del país en serio) es un país con tres nortes: "Justicia Social" "Independencia económica" y "Soberanía política".
Casi todo va pa ayá. Alguna cosa, no tanto, o si y no me da el marulo pa darme cuenta. (no se las voy a nombrar, pa no hacerle el juego a la derecha, como dice Aliverti). Ma si, le tiro esta: la ley antiterrorista. ¿Soberanía política?... Mmmm...dijo la nutria. No se lo digo como miembro de una clase que quiere pertenecer a otra, sino como k autocrítico, zuredeli, que tironea pa la izquierda, como dice Iris, o de los de abajo que quiero tocarla... como dice Hilda. (no Hilda, no se enoje)
Otro tema. Cuando el mundo analógico lo requiera, raje. Pal digital, siempre habrá tiempo. Aunque me elegró mucho su
retorno...no mejor otra palabra menos connotada... a ver... su regreso triunfal :)

ram dijo...

Bueno, volvió (eso sí, nada de ilusionarse con que "vuelva" Riber, que muy bien está donde está).
Mi problema con el país en serio es que se lo discute en joda; porque, en serio, la agenda no le dice media palabra sobre el INVAP y sus realidades y/o potencialidades, por ejemplo; y hay un larguísimo parloteo sobre la "censura" a un figurón desesperado porque "lo censuren" y ser noticia 3 días, o 4, claro.
La insoportable importancia de lo banal.
Uno se prende y así va la cosa, todos los días o casi.
Un par de periodistas (ot)arios, sacan a pasear su ADN más básico, ellos son la "raza de señores" y el resto la nada o, si se es judío, una nada peligrosa y suprimible (bueno, lo saludable sería suprimirlos, pero la yegua y sus cómplices impiden las buenas costumbres).
Los tucumanos supimos de éso, mucho antes de que lalalanación se deschavara.
Un tsunami haría moco la provincia, nos decían los fiambres que son las "fuerzas vivas" y "el judío" sería el culpable del castigo divino.
Y no, o sí, si uno piensa en un tsunami de asfalto y obra pública. Horrible (no tengo empresa constructora ni soy albañil, llueve sopa y uno con cuchillo y tenedor).
Y ya que habla de clase media, es jodido estar ahí, imagínese, ¿cómo van a tener gratitud - o simple ecuanimidad - para analizar un proceso político/económico, que todavía no les devolvió nada de lo que se merecen por sus méritos?, ¿se da cuenta?, es todo joda y usted que vuelve con sus chamuyos jodones. Incorregible, diría Borges (ciego notable de surtidas cegueras).
Buen día.

Mabel dijo...

Es bueno leerte otra vez Ya te lo dije en tw Te extrañamos .Necesitamos la épica .Es obvio La propaganda de Quilmes lo señala .Los argentinos somos épicos para todo .
La única diferencia a otras épocas es q estamos poniendo la épica donde debemos ;en la política .Ahi se puede hacer el cambio .No en el café,ni en la tele , ni siquiera en un comentario de blog (aunq a mi me ayuda leer para poder enfrentar después la épica cotidiana )Es," haciendo política".Es bueno estar del lado correcto y ver q la líder,aún con errores , sigue yendo siempre para el lado q nos gusta

Javier dijo...

Bienvenido nuevamente Ricardo .
Lo que me gustaría que me cuentes es que pensas hacia el futuro y el derrotero que puede tener este proceso y sino te parece existe un deficit en instalar una agenda de cambios que entusiasme y sume militancia al mismo hoy . Digo porque los anuncios de Cristina en el congreso para 2012 fueron realmente muy pocos , carta orgánica del BCRA y código civil solamente .

Vos que pensas al respecto ?

Un abrazo

Ricardo dijo...

Hilda: gracias.
Es un poco la historia de siempre, ¿no? Creo que hay un sector que puede haber votado a Cristina que rápidamente se coloca en papel crítico.

Iris: coincidimos.

Sudaca: ahí está el nudo, en la dirección del asunto.
Ponele que la Ley Antiterrorista sea algo horrible (yo no creo que lo sea, sino que se exagera un poco aunque reconozco que conociendo el accionar de algunos jueces...), pero me parece que si la sacaron, lavada, fue por una necesidad de realpolitik. Conviene más seguir usufructuando el rol en el G20.
Es decir, siempre se pueden criticar, pero sabiendo que esos tres horizontes son el norte de este proyecto.

Ricardo dijo...

ram: coincidimos plenamente en cuanto la insoportable importancia de lo banal.
Se discute la megaminería cuando deberíamos estar discutiendo desarrollo atómico. Y avanzando por ese lado. El futuro de la energía es ese, y si algo criticaron en estos 8 años fue la política energética. El propio oficalismo ahora, se ve.
Hay que estar atentos respecto a YPF. ¿Sigue bajando el precio de las acciones?

Mabel: lo que le decía al amigo Sudaca. Las circunstancias son una cosa, pero la dirección es lo importante, ¿no?

Javier: también podemos mirarlo desde el otro lado, ¿no? El papel de la militancia no es sólo ser entusiasmada. A mí, por ejemplo, no me gustó que Alak dijera el otro día que el aborto no está en la agenda del gobierno, que tiene que discutirse primero en la sociedad. Y esa es una de las labores de la militancia. Hay que seguir poniéndole pilas al asunto para instalar el tema en la agenda.

Abrazos!

Daniel H. Olivau dijo...

Volvió la magia. Volantín (no barrilete) cósmico.

Ahora sí que vamos disfrutar el viaje.

Udi dijo...

Se lo extrañaba, maestro. En medio de tanta aceleración es bueno que alguien pise la pelota, levante la cabeza y se la dé al compañero mejor ubicado. O, lo que vendría a ser lo mismo, tirar incertidumbres para que se piensen.
Un abrazo !

Sujeto dijo...

¡Era hora que apareciera compañero!
Una gran alegría tenerlo de vuelta en el ruedo.
Un Gran Abrazo

edgardo dijo...

brindo por el regreso del tucubloguero, como se ve en el escrito la magia(?)està intacta.

Ricardo dijo...

Daniel, Udi, Sujeto, Edgardo: muchas gracias por pasar y un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Viendo el título del post eterno, pensé que hasta que no jugaran en primera no volvías... Pablo, el bostero.-

Ricardo dijo...

Pablo: gracias por gastarme poco, ja.

Abrazo.

Sebastián dijo...

Por fin! Un placer volver a leerlo, aunque espero que no por eso descuide los estudios.

Creo que estamos atravesando años inaugurales, desconocidos para la historia argentina. El peronismo duró 9 años, el mismo tiempo que lleva el kirchnerismo. Y el tema ahora es ver cómo seguimos, sin dejar afuera a nadie. Porque la clase baja, devenida en clase media, no agradece, sino que exige su 1er auto. Y la media devenida en alta ahora exige poder cambiarlo. Algo de eso pasó con los maestros: nunca se invirtió tanto en educación, por lo q no empezar las clases fue para este gobierno un golpe drástico y un tanto injusto.

Yo en voz baja deseo un último cartucho de épica. Ir a fondo con el aborto y la ley de drogas, nacionalizar el petróleo, recuperar la red ferroviaria, o al menos invadir las Malvinas y Uruguay.

Pero en el fondo sé que probablemente lo que más le hace falta a la Argentina son 20 o 30 años sin volantazos violentos ni crisis apocalípticas . En ese sentido, lo que tendríamos que estar buscando es a alguien que pueda tomar la posta en el 2015.

Brindo por eso y por muchos más huevos e ideas. Abrazo.

nilda dijo...

¡ay! la èpica!. Pero no esta mal la sintonia fina ¿eh? No se puede vivir en estado revolucionario: Yo estuve en cuba para los 50 años y todavia fidel mentaba la esfervecencia revolucionaria pero parecia un viejo noticiero de esos de sucesos argentinos escucharlo al mediodia en el unico noticiero que podian escuchar los cubanos. No vine para quejarme de Fidel, al que quiero, sino para decir que esta bueno no ser efervecente todo el tiempo sino seguir laburando, duro y parejo, con o sin epica, pero si con etica. Si no me entendes lo que quiero decir, no sos vos. Soy yo.

@tilio ® dijo...

Bienvenido, pero disculpe si no soy tan optimista. La clase media, nace y resucita con el peronismo, pero tiene en el oriyo la marca del medio pelo.
Los problemas no van a venir del lado de la oposición, que carece de fundamentos y a la que la historia no la favorece nada. Los cortocircuitos van a venir del lado de los beneficiarios de este modelo, que renieguen de el por razones materiales o simbólicas.

rinconete dijo...

Amigo Ricardo

¨Raro eso de prometer normalidad, pero no si consideramos el punto de partida.¨ Es una gran frase.

El polpot argentino, el gobernante crispado y violento que según la Mentalista odiaba a todos, sólo prometía la normalidad (ojo, Néstor es cada vez más rubio y presentable, ahora la violenta y crispada es Ella. En poco tiempo más, a Néstor lo van a reivindicar Morales Solá y Mariano el latinista).

Es ahí que entra el enorme peso del punto de partida, como lo mencionás. Desde el ´75 el dial fue corrido tan hacia la derecha, nuestro país se transformó en tan estructuralmente injusto que aspirar a la normalidad genera violencia.

Con respecto a las inevitables críticas de la progresía químicamente pura, padecen el mismo trauma que en el ´55. Siguen desconfiando del tibio reformismo peronista, tan concentrado en mejorar las condiciones materiales de las mayorías y tan alejado de sus sueños heroicos de minorías, que prefieren como Lozano votar en contra de la modificación de la Carta Orgánica del Central junto a un conservador como Pinedo, que correr el riesgo de dejar de ser la avanzada del proletariado.

Un abrazo,
r.

PS: Sus fans agradecemos que haya vuelto.

Ricardo dijo...

Sebastián: "...el tema ahora es ver cómo seguimos, sin dejar afuera a nadie. Porque la clase baja, devenida en clase media, no agradece, sino que exige su 1er auto. Y la media devenida en alta ahora exige poder cambiarlo. Algo de eso pasó con los maestros...".

Exactamente.

No creo que debamos esperar sólo un último cartucho de épica. Sería bueno terminar de desarmar el andamiaje liberal de una vez por todas y la reforma de la Carta Orgánica del Central es una medida en ese sentido. Claro, no puede ser nunca tan épico como la Ley de SCA o el matrimonio igualitario con el Congreso "dominado" por las oposiciones...

Nilda: se entiende perfectamente.

@tilio: es un poco lo que digo, muy resumido, en el post. Y está bien que así sea, siempre y cuando los beneficiarios no caigan en las garras de sus verdugos de siempre, cambiando por cambiar o llevados de las narices por el aparato de propaganda del establishment.

Ricardo dijo...

rinconete: es probable que pronto Kirchner sea elogiado por los escribas opositores. Siempre pueden torcer la historia de manera tal que se ajuste a sus necesidades.

A Kirchner lo hubieran amado si no hubiera llevado adelante la política de DD.HH. Luego, cuando empezó a pelear con Clarín, el relato fue ese: el poder los corrompió, es el ansia de poder, el poder por el poder mismo, etc.

El problema, mirando hacia adelante, es que no veo a tanta gente con los huevos necesarios para seguir bancando la propaganda en contra que banca este gobierno por estar afectando intereses que siempre habían sido beneficiados.

Abrazos a todos.

profquesada dijo...

Me alegra mucho tu vuelta al cíber, luego de este paréntesis, que, como decís, te sirvió para tomar cierta distancia. El reencuentro muestra intacta la chispa y las relaciones de esta comunidad virtual, que se forma en tu entorno y entre todos. Todo me alegra (eso ya lo escribí)

Se necesita, a mi modo de ver y coincido contigo tomar cierta distancia con respecto a estas banalidades cotidianas insoportables que nos tienen tan ocupados, en tanto situaciones y cambios trascendentes como la modificación de la carta del BC son pasados casi por alto y tergiversados -sin argumentos valederos- por los medios opositores. Coincido también en tu comentario sobre la militancia y el aborto que podría extenderse a otras áreas, como por ejemplo, el despliegue en la realidad de la ley de medios ¿Dónde están los medios?. En el campo cultural siguen las iniciativas del gobierno pero la respuesta social es aún escasa y no hablo solo de la militancia oficialista que por lo que se ve parece la única que existe.

Ricardo dijo...

Profe: gracias.
Algo que ví en este tiempo, un poco de costado, y refiriéndose a lo que menciona Javier acerca de la militancia, es cómo pega el ecologismo en algunos sectores de izquierda y cómo le cuesta a la militancia peronista o kirchnerista presentar argumentos por no perder algo así como "conciencia social ecológica".

Un abrazo.

Rucio dijo...

Un alegrón tu retorno a la arena bloguera! Decime que cuantas materias adentro sirven de correlato y justificación a la ausencia y al el inspirado regreso.

Ricardo dijo...

No es un mal resultado si consideramos que jugué de visitante. 1 a 1, je.

Rodrigo Herrero dijo...

Ah bueno! Volvió la magia!! Ahora me pintó firmar mis frases poniendo mi nombre verdadero. Lo malo de eso es que te googlean y suman las pavadas que uno escribe en su blog junto con las gansadas que comenta en otros blogs.
Celebro su vuelta chamigo Ricardo, aunque sea riverplatense.

Ricardo dijo...

Gracias, don Desocupao.

¡Abrazo!