martes, 19 de octubre de 2010

Analistas políticos: ¿Psicosis o Neurosis?

Leyendo a A.C.Sanín, esta mañana, me preguntaba dentro de cuál de estos dos mencionados grupos podríamos encuadrar a nuestros queridos analistas políticos. La respuesta a la que llego no es concluyente, ya veremos por qué. Veamos ahora como diferenciar a un neurótico de un psicótico. Las diferencias entre estos grupos de patologías están dadas, fundamentalmente, por cuatro cuestiones que son:

  1. Control voluntario del pensamiento
  2. Contacto con la realidad
  3. Capacidad de mantener una personalidad organizada
  4. Conciencia de la enfermedad.

Tomando como ejemplo a la esquizofrenia, dentro de las psicosis, podemos decir que en ella hay una pérdida del control voluntario sobre los pensamientos. Incapacidad para diferenciar la realidad objetiva de la percepción subjetiva o pérdida del contacto con la realidad. Desorganización de la personalidad: su funcionalidad o capacidad para relacionarse, a todos los niveles (sociales, emotivos, etc.), está severamente afectada y, finalmente, no tiene conciencia de su estado. Éste no le genera angustia.

Aclarando el panorama: neurótico sos vos, que estás leyendo esto. Un psicótico estaría arrodillado en un rincón, departiendo un grato momento de confraternidad con la Virgen María o James Marshal Hendrix.

Si pensabas que esa voz que escuchabas era tu conciencia, ojo,
quizás se trate de un cuadro psicótico...


Con respecto a nuestros analistas políticos, preocupados siempre por traernos pormenores de cosas importantes como las internas del peronismo federal, si Reutemann finalmente saca o no su candidatura del recontra medio del culo, si se acercan o no Carrió y Solá y las grandes jugadas políticas de Mauricio Macri como por ejemplo... este... eh... bueno, ¡eso! Sin olvidarnos, claro, de Alfonsín, Cobos y Binner, que si uno menciona acá en Tucumán a Hermes, piensan que se trata de alguna nueva marca de zapatos y preguntan si Messi va a ser el modelo de la campaña.
Últimamente la tienen con Scioli, compañeros polmacarnistas, al que tratan de hacer saltar la valla para juegue decididamente contra Kirchner. Cualquier cosa que se le oponga a Kirchner es bienvenida. Si resucitara el camarada Stalin y dijera que Néstor es un blando lo citarían también, y desfilaría por cuanto programa de chimentos políticos hubiera.
Disgresión: que poca confianza le tienen al radicalismo que la reunión de Magnetto fue con los del peronismo federal y ahora se autotocan con una candidatura de Scioli.

¿Cuántos le siguen dando pelota a los análisis de los Van der Kooy, Morales Solá, Pagni o el gran Luis Majul? Jorge Lanata, acá -levantado por Puede Colaborar-, tira un "editorial" con los simplismos del "chori y la coca", los omnibus y "los planes sociales" que harían que mi tía abuela se meara de la risa. Tiene problemas de incontinencia mi tía también, pobre. Ojo, que si algún bloguero escribiera con ese nivel de profundidad seguramente tendría millones, qué digo millones, ¡trillones de visitas! Y comentarios. Del tipo: "macho, ¿en ésto perdés tu tiempo? Suicidate".

Y es que están divorciados con la realidad. Desde siempre, seguro, ¡pero cuánto más fácil les debe haber resultado escribir editoriales durante los años de De la Rúa y Menem! Por lo menos en esos momentos las giladas que escribían tenían asidero en la realidad. Escribían ajuste, se ajustaba. La corrupción, se achicaba el gasto público. Bien; como corresponde.
Ahora los editoriales se tratan, espasmódicamente, de expresiones de deseo: que la oposición se junte. Que la oposición controle el Congreso. Que la oposición sancione leyes y la Presidenta tenga que vetar una por semana. Que Cobos sea el nuevo San Martín. Que Redrado sea el nuevo Cobos. Que Macri sea el nuevo Menem. Que Menem sea un nuevo kirchnerista. Que Scioli decida, de buenas a primeras, saltar del barco para caer en medio del océano, a miles de kilómetros de cualquier playa.

O sea que tenemos una a favor de las psicosis: desconexión con la realidad.
Releía un post sobre Morales Solá, que va a estar esta noche dando una charla acá en el Virla, a la que iría sólo para ver -como me dijo Lanata- la cara de los asistentes y no la del disertante. Los imagino zombies, llevados no por el chori y la coca sino por el caviar y el champán que -piensan- podrían estar disfrutando si estos montoneros hijos de diez mil putas hubieran sido sacados a las patadas del gobierno y gozaran de retenciones cero. Los imagino no con el bombo, sino aplaudiendo cuando el bueno de Joaquín soltara alguna de sus incisivas revelaciones, como por ejemplo las comisiones investigadoras que se formarían en el Congreso para investigar a los K (remedos de la Conarepa) o las consultas populares que llevaría adelante la oposición. Delirios sin sustrato real. Bien podrían transcribir lo que les dicta Nerón al oído.

Pero una a favor de las neurosis: podemos estar seguros que la actual situación y mapa político les genera mucha angustia a nuestros queridos analistas políticos. Lo cual los lleva a elaborar esas galimatías que intentan vender a los que se tapan la nariz para no oler el pescado podrido que compraron. A veces pierden, nuestros analistas, el control sobre sus pensamientos y se despachan con improperios como los de Eliaschev o los delirios paranoicos -nada inocentes- de Alfredo Leuco y su patético "un bloguero K me quiso matar, su señoría".

En cuanto a la conciencia con respecto a su propio estado (punto 4), me juego a que piensan que no están enfermos de odio, aunque sus escritos y opiniones reflejen lo contrario.

Para arriba a una hipótesis diagnóstica debemos considerar que estos pacientes (nada pacientes) no viven en su mundo subjetivo, desconectados de la realidad objetiva. Sus columnas políticas, en cambio, sí, porque tienen por finalidad desconectar de la realidad a quienes los leen.

Quedan a su entera disposición, entonces, los comentarios, para las interconsultas pertinentes al caso. No se olvide de pagar el plus al salir.

17 pusieron huevos y comentaron:

ram dijo...

Mire, todas esas cuestiones relacionadas con la psiquis de esos "analistas", más o menos se refieren a cuestiones de salud y, salvo la más profunda hijoputes, estos tipos están sanos (del balero, por lo menos).
joaquincito, enfermo, tendría el beneficio del silencio piadoso a sus mamotretos, un silencio casi digno, digamos. Pero como es un vulgar propalador de mentiras y malas leches, cómplice de dictaduras e intereses foráneos, no merece ningún silencio por "enfermedad" ni, menos, que valoremos en algo su puta existencia (que lo valore la familia, si le dan las tripas).
Lo de este tipo vale para sus colegas, solamente van a variar los niveles de asco, claro.
No me diga que no sabe las caripelas de los que van a ir a escucharlo, cuídese, en una de ésas son enfermantes los chicos...

Ricardo dijo...

Jeje.
No, no voy a ir. No me cerraba el cartel que había armado: "Morales Solá, basura, vos sos Bernardo Neustadt".

Me parece que tengo algún problema con la métrica o la rima, no sé.

Javier dijo...

Neustad es Joaco o es Lanata hoy ? mmmm . Tu especialidad es la psicologia ? Tenia entendido que ese campo era del Sujeto de la Historia .

Un abrazo

Ricardo dijo...

Bueno, Javier, si metí la pata fiero que venga el amigo Sujeto y vemos si quiere "guante o casco". ;)
Las psicosis son del campo de la psiquiatría (aunque hay muchas áreas grises en lo referido a Salud Mental) así que algo manyo de oído.

Capaz que si Lanata tuviera la audiencia del Joaco sería un Neustadt más acabado.

Abrazo.

manuel el coronel dijo...

Compañero, ya que está casi todo dicho al respecto y no sé que más agregar, le pregunto, es que acaso tiene secretaria a quien pagarle el plus?

Unfor dijo...

"Me acomodo donde hay guita", se llama la neurosis que mas los afecta.
Muchos empezaron a acomodarse en la dictadura y quedaron inevitablemente atrofiados.
Son peligrosos; si pueden destruir lo que fuera con tal de salirse con la suya, no lo dudan (o se creen que lo del 2008 fue joda?)

Empiezo a creer a la distancia que el tema del Campo fue una excusa.
La idea es previa -perversión- a la primera que vemos en que le podemos entrar, vamos a la carga. Y fue esa, como podía ser cualquier otra.
Ahí tuvieron soga haciendose de los "sentimientos patriotas" y "el campo que nos da de comer a todos" y demás sensibladas para asestar el mazaso.
La cosa les salió rara. El golpe no se dió. Y ahora están en una inercia que les hace levantarse cada día a repetir la misma letanía -compulsión maniática-

Ricardo dijo...

Manuel: mi mujer no me va a dejar tener secretaria. Dice que la va a poner a mi suegra, je.

Unfor: posta que lo del campo fue una excusa. Si bien los Medios (y fundamentalmente Clarín) tenían y tienen intereses en el agro, se sumaron recién cuando vieron el "consenso" popular que adquiría la propuesta.
Realmente increíble cómo la gente se sumó a apoyar a tipos que le decían en la cara que querían aumentarle el pan y la carne.

Y coincido con vos: desde esa "gesta" que no tienen argumentos nuevos. Y vuelven a los mismos viejos de siempre: las formas y el clientelismo. Ni siquiera pueden cabalgar sobre la corrupción.

Abrazos.

Natalia dijo...

Hablábamos con Lucas Carrasco en Twitter y decíamos que Van der Kooy es el poeta, Grondona el psicólogo y Lulú la diva del Monopolio

yo también estuve mirando las boludeces que habían escrito e hice un pequeño recuento en mi blog (con mucho Reliverán eso si)

Scioli va camino a ser el Lole 2.0: la gran esperanza blanca del establishment, como ellos no tienen a nadie que mida nada entonces buscan al menos comprometido de los kirchneristas para ir detrás suyo y recuperar la hegemonía que han perdido

por cierto, si pasás por el blog de Lucas, vas a ver la última de las porquerías de Rozitchner, eso no son boludeces sino directamente la proyección de los problemas eréctiles del fulano

un abrazo

Ricardo dijo...

Natalia: yo, al blog del Carrasco, sólo entro con chaleco de kevlar. :P

Ahora, disiento con lo de Van der Kooy poeta. Me parece el que más horrible escribe. Me parece francamente penosa su prosa.

Con respecto a Scioli, me parece que estamos dándole demasiada entidad a un deseo de las Corpos. No creo que Scioli saque los pies del plato. Por eso digo que no se va a tirar al océano si las costas están a miles de kilómetros.

¡Ahí paso!

Abrazo.

Natalia dijo...

y es que el Lole ha sido algo más que la esperanza blanca? es un producto mediático, el Ricky Fort de la política

Scioli va camino a ser lo mismo si sigue sacándose fotos con Aznar y Moyano el mismo día je je

lo de Van der Kooy viene por esto:

http://twitter.com/carrascolucas/status/27751405372

http://twitter.com/carrascolucas/status/27751668655

A.C.Sanín dijo...

Gracias, amigo, por la cita, al comienzo del post. Creo que, cuando se señala la intención de los “analistas” políticos de “psicopatear” a Daniel Scioli se apunta a su intención de manipular sus conductas (su subjetividad). Enfrentarlo a Kirchner, supongamos. ¿Será los políticos profesionaesl (tal el caso de Scioli) tan sensibles a estas operaciones? No creo. Supongo que lo deben interpretar como intentos de generar “climas de opinión” en la sociedad. Y ahí sí, salen a responder, a desmentir, a contra comunicar. El resultado es siempre inestable, dado el poder de la corporación mediática.
Digamos: los comentaristas políticos de los medios hegemónicos confían (en exceso, creo) en su capacidad de construir opinión pública. En todo caso, más allá de su éxito o fracaso en la tarea, están condenados a seguir intentándolo. ¿Qué otra cosa pueden hacer? Hay algo psicótico allí, en la insistencia de construir “otra” realidad. ¿La encuesta de Julio Aurelio le “da” bien a Cristina en primera vuelta? La niegan, y listo. ¡Otro tema!, grita Biassati. Tal vez deberíamos reflexionar acerca de los “micro climas”, la psicología de la sectas y demás cuestiones conexas para acercarnos a la comprensión de lo que sucede entre los periodistas del Grupo Clarín y sus colaterales. ¡Algo malo les pasa! Un abrazo, amigo.

Sujeto de la Historia dijo...

Hola Ricardo
Mis años de carrera de grado y postgrado, los años de práctica clínica hospitalaria y de consultorio, me autorizan a utilizar otra categoría diagnóstica: la de los Hijos de Puta. Creo que éste es el mejor diagnóstico posible.
Un Abrazo

Ricardo dijo...

Natalia: si, las fotos de Scioli son una porquería.

Sanín: yo creo que hay muchos políticos profesionales sensibles a esas operaciones. Sin ir más lejos: Macri no estaría donde está si no fuera por la banca mediática. Son los que forman parte de la "nueva política", en general.
En cuanto a los comentaristas te doy la razón. Están "condenados" a realizar esa tarea. Pero ya no gozan de ese prestigio de otrora, cuando sus análisis eran poco menos que las revelaciones divinas a Moisés.
Y justo ayer, merodeando por Twitter, leí que un periodista de la revista Debate le preguntaba a Pablo (no)Sirvén si existía algún periodista que no se estuviera riendo de la actualidad de Clarín.

Amigo Sujeto: si usted lo dice, no tenemos necesidad de buscar una segunda opinión.

¡Abrazos!

HUINCA dijo...

Ni psicosis, ni neurosis:
psoriasis

abrazo

Ricardo dijo...

¿No será más bien una dermatitis de contacto por fricción en la zona del pliegue interglúteo?
Digo, para ser educado...

MiTucuman dijo...

¡¡¡que gran duda!!!
O que será que será...
O que não tem decéncia, nem nunca terá
O que não tem censura, nem nunca terá
O que não faz sentido..
O que não tem vergonha nem nunca terá
O que não tem juízo

Ricardo dijo...

Muito obrigado, Meu Tucumanzinho.