sábado, 23 de octubre de 2010

Decálogo menemista reloaded


Ernesto Cerro, en La Gaceta:

...destruyeron el sistema de las AFJP, que funcionaba muy bien, porque querían la plata, y se la quedaron. Y los jorobaron a los otros, porque los metieron en un régimen que no sirve. Es cierto que había muchas críticas a las AFJP, y una era la comisión que cobraban...

¿No resulta anacrónico que hoy todavía haya quienes defiendan a las AFJPs? No, no resulta. Porque nada asegura que el sistema de reparto estatal siga funcionando como hasta ahora si cambia el signo político del Poder Ejecutivo.

El objetivo del 82% móvil era conseguir el veto y pegarle al oficialismo ahí donde la consideración pública lo tiene en alto. Luego, en segundo término, mostrarse preocupados por los pobres abuelitos. ¿Pero y si pasaba? ¿Si era tan grande la presión que el oficialismo se veía obligado a no vetar la Ley? O la vetaba pero luego conseguían los tres tercios en el Congreso (si, suena a ciencia ficción pero hasta las más locas ideas de Verne se están llevando a cabo). ¿Qué pasaría? Y, el Gobierno se hubiera visto obligado a ajustar -¡alegría!, hubiera cantado la Derecha-, el sistema pierde sustentabilidad y, finalmente, volvemos a las jubilaciones privadas que tan buenas fueron para Clarín y para llevar plata al exterior.

...La Anses tuvo demasiados desatinos. Por ejemplo, incorporaron tres millones de jubilados nuevos, que nunca aportaron, y afectaron la relación con los aportantes, y es por eso que el 70% en la Argentina cobra una jubilación magra, el mínimo, ya que la inflación igualó para abajo. Creo que el 82% móvil se podría pagar, pero esos tres millones de jubilados sin aportes pesan en el sistema; además, están pagando los planes con plata de las jubilaciones, y también están pagando gran parte de la asignación por hijo. Utilizan la plata de jubilaciones en otras cosas...

Un desatino, claro, incorporar a esos que se cayeron del sistema. ¿Qué importa si aportaron durante 10 años hasta quedar sin laburo? ¿A quién le interesa si trabajaron en negro toda su vida sin aportar? ¿Y si el patrón los engañaba y no hacía los aportes? Bien, don Cerro. A llorar a la Iglesia, es más o menos el mensaje, ¿no? No vendría mal buscar la palabra solidaridad en el diccionario. Justicia también. No es justo que porque el sistema tienda a la concentración y expulse centrípetamente, haya que encomendar a Dios a esos que salen volando por la ventana.

Lo explica mejor mi tocayo en su blog Huinca:

...Si sos bueno, tenés un sistema estatal de reparto, en el cual la plata que va ingresando al sistema la vas administrando para que suponga más inversión en tu país, y que esta inversión se transforme en puestos de trabajo estables y cada vez mejor remunerados; que esos asalariados aporten el sistema; un círculo virtuoso...

...Si sos malo, obligás a los asalariados a que aporten todo a sistemas privados, cuya rentabilidad (la propia, no de los jubilados) está basada principalmente en las comisiones que le cobran a los aportantes, y cuyo obejtivo no es aportar al crecimiento del país origen de los ingresos que perciben, sino a hipotéticas timbas especuladoras; y que no se hacen responsables de si sus inversiones fueron rentables o no. Sea como fuere, ellos cobrarán por mover la plata, y si las inversiones seleccionadas fueron mal, mala suerte para los aportantes. Se puede dar la paradoja -de hecho, se dio- de que una AFJP sea extremadamente rentable para sus dueños, y ruinosa para sus aportantes...

Don Cerro: no sea malo. Malos tenemos muchos y, para colmo, están con muchas ganas de volver, luego de estos años de anomalía kirchnerista. ¿Usted es uno de ellos?

La única verdad es la realidad. Y la realidad es que los jubilados tienen dos aumentos por Ley y por año luego de décadas de podas, quitas, esfuerzos, ajustes de cinturón y demases términos utilizados para calificar de manera educada el vulgar choreo que se les practicó siempre a los jubilados y pensionados.

9 pusieron huevos y comentaron:

Unfor dijo...

Es así Ricardo. Los miserables como Don Cerro tienen tribuna para expresar su odio visceral al "reparto".
Que figura repugnante la de comerte toda la torta encerrado, satisfecho y eructando mientras te golpean la puerta los hambrientos, a los que echas raudamente llamando a la vigilancia.

Ricardo dijo...

Así es, Unfor.
El modelo de concentración se sostiene solamente con represión.
Como uno es medio monotemático, ya había escrito más o menos lo mismo por marzo (Ajuste y Represión) y febrero (Ajuste vs. Crecimiento).

Abrazo.

ram dijo...

Hubo un tipo, una cucaracha con veleidades de emperador, que solía hablar de las "casualidades permanentes" que, invariablemente, perjudicaban a los argentinos de a pata; la cucaracha mayor está ahora escondida y vegetando en el Senado de la Nación - quedaron las cucarachitas y cucarachones infectando desde medios como la gaceta; hay que entenderlos pobrecitos, extrañan los tiempos felices.
De todos modos, me llama la atención esta "casualidad" de ahora, el como "casualmente" se coloca lo del 82% móvil y al crimen de Mariano, buscando hacer moco dos claves de este gobierno, la reparación emprendida con los jubilados y la no represión de la protesta social.
Pura casualidad todo, no?

Ricardo dijo...

¿Es casualidad que estemos de acuerdo, ram?

Que casualidad que tipos que jamás se preocuparon por otra cosa distinta que quitarles a los jubilados se preocupen ahora por el 82%. Casualidad también que justo sea uno de los puntos fuertes del oficialismo en la opinión pública. Y casualidad también que ahora, después del 82%, salgan a cuestionar la AUH.

Un abrazo casual.

Unfor dijo...

Hoy somos todos millonarios.
Y mañana somos todos Rojos.
O no?

Ricardo dijo...

¡Bien ahí, compañero gallináceo-por-un-día!
Tenga por seguro que mañana me pinto de rojo.

manuel el coronel dijo...

que bueno le quedó el blog compañero, ahora leo el post.

Ricardo dijo...

Gracias, Manuel.
Abrazo.

Unfor dijo...

Defraudator...