viernes, 29 de octubre de 2010

Dimensión


Cosa de locos, el velatorio.

3.000 personas por hora, por 24, da como un montón. Multiplicá vos. Pero restale algo, no creo que hayan pasado 3.000 por hora durante la noche. 1.000 quizás.

60.000 personas le dijeron adiós a Kirchner, le gritaron fuerza a Cristina, cantaron Aves Marías, leyeron poemas, lloraron, cantaron, rieron, abrazaron, besaron. También mostraron puños cerrados, hicieron la "V", se tocaron el corazón. Tocaron corazones.

En un momento imaginé que podía ser un buen videoclip para Being For The Benefit Of Mr. Kite. Sobre todo cuando el nene lloraba con Máximo y el gordito vestido raro con peinado de payaso Krusty leía un poema a viva voz.
Parece que los estoy gastando pero no: profundo respeto. Algunos son Militantes. Otros Creyentes casi. O creyentes a secas, del kirchnerismo. De Néstor y Cristina. Hay que estar muy emocionado para mostrar semejante grado de locura. Conmoción pura. Exaltación. Como descargas recorriendo la piel.

No sólo lágrimas. Congoja. Llanto desconsolado. Tan genuinas las caras, tan transparentes las miradas. Me tocan el alma esas señoras mayores, viejitas. Quizás porque vivieron más, esos llantos valen más. Para mí, por lo menos. Y tipos grandes llorando. Papeloneros.

Gritos, carajos, vamos, compañera, pingüino, no aflojar. No parece el velorio que uno tiene en mente para un estadista, un ex Jefe de Estado. Un primer secretario de Unasur. Y sin embargo me provoca profunda alegría que los chicos griten, alienten, canten como en la cancha, en la Casa Rosada. También es de ellos y no es una falta de respeto. Es demostración de cercanía, de cariño. Es amor que no entiende razones, porque es y eso basta.

En la plaza hay algo parecido a la alegría. Debe ser una emoción rara, un sentimiento encontrado que se canaliza a través de la unión de la mente y los cuerpos, todos ahí, saltando y cantando. Rarísimo, si tratás de mirarlo con alguna distancia.

¿Estaremos otorgándole el sentido y el valor que le corresponden a esta despedida/aguante? Porque podemos tirar números: 25 cuadras, hasta Av. 9 de Julio, plaza llena, vigilia de 2 noches. Ponele el número que quieras y es impresionante. Increíble. Pero ni aún así alcanza para dimensionar el sentimiento. Supongo que había que estar ahí para oler el amor, para sentir el aire pesado y bracear para avanzar. Atmósfera cargada de cariño, densa como niebla.

Ah. Y ni un sólo incidente. Ni uno. En paz. Con admiración. Respeto.

Es un país un poco loco éste, a veces; pero hermoso en tanta locura.

Cristina.

El temple de Cristina. Su fortaleza. Su integridad. Casi que daban ganas de pedirle un abrazo para que ella te consolara. Y pasó. Consoló a muchos, la Presidenta. Esta Presidenta Coraje. CORAJE. Y pasión.

No, si dan ganas de subirse al DeLorean, avanzar unos 50, 100 añitos y entrar a alguna biblioteca pública para ojear algún libro de Historia. Y subirse de nuevo al auto y avanzar otros 100 más. A medida que pase el tiempo tomará real dimensión este 2010 raro, que empezó mal, torcido, con un Presidente del BCRA atrincherado en el Central y parecía que ya -por fin, dirían algunos- se venía la noche. Y después Chaco, Ferro, Bicentenario. Alegría. Y luego shock. Negación. Tristeza. Bronca. Aceptación. Ojalá que el año próximo alegría.

A que no te parecía tan raro este 2010. O quizás sí. Ahora es difícil dimensionarlo, aunque tengamos la certeza de estar viviendo un momento histórico como pocos.

12 pusieron huevos y comentaron:

Unfor dijo...

Desde marzo de 2008 está rarísimo este pais. Pero todo se va aclarando. De allá hasta aca, el pueblo está, de despojado a tomando la acción en sus manos.
Con la misma emoción de la despedida a un líder confío en un futuro -allá como decís, dentro de 50 o 100 años- con ausencia de líderes, con una acción cada vez mas directa del pueblo por las causas colectivas y solidarias.

manuel el coronel dijo...

yo no puedo dimensionarlo compañero, no tengo esa capacidad, pero nos toca vivir un momento trascendental, único, bisagra. No tengo dudas de eso

Sujeto de la Historia dijo...

Hola Ricardo
Te pido disculpas, no pude llegar a verlos a Néstor y Cristina, y llevar tu mensaje. Como le decía a Sanin, me sobraba espíritu y sentimiento, no acompañaba tanto el cuerpo, que ya venía de la Plaza del 27.
LLegué a las 18 hs, la fila serpenteaba por calles, avenidas, daba vuelta, se angostaba, se engrosaba. A las 2 o 2,30 hs, no recuerdo muy bien, estaba a +- una cuadra de un vallado desde donde el cual el policía calculaba otras 4 hs. de espera (sumada a las 8 que ya llevaba). Este dato fue corroborado por la gente que salía de verlos, que había llegado al mediodía.
Si yo tuviera alguna manera de aproximarte a lo que pasó ahí, a la heterogénea multitud de toda edad, de toda clase social y económica.
Si yo pudiera decirte lo hermano que te sentías del que estaba al lado tuyo, ese perfecto desconocido que sueña lo mismo que vos.
Si yo pudiera explicarte la sensación de estar entrando en la historia que se respiraba.
No. No hay dimensión, no hay medida.
Solo hubo amor. No pude dejar ni tu mensaje ni el mío, pero creem que estaban.
Un enorme y sentido abrazo, compañero de sueños

Ricardo dijo...

Unfor: ojalá.
Está raro el país desde antes. Desde 2003 que está raro. A nosotros por ahí no nos parecía raro sino que veíamos que se iban levantando las banderas con las cuales soñamos siempre y se iban haciendo, poco a poco, cada una de las cosas que le reconocemos al kirchnerismo.
Pero visto con otros ojos, desde afuera, debe haber sido rarísimo la política de DD.HH., de devolverle dignidad a los trabajadores, de ver que se puede seguir soñando.

Manuel: no hay duda alguna. Y si alguien duda, sólo tiene que mirar las caras de todos los que se acercaron a la Casa Rosada y Plaza de Mayo.
No hace mucho un ex periodista, medio gordito y que saca chapa de progre, decía que hay que mirar la cara de la gente en los actos políticos:

¡¡Mirá la cara de la gente anteayer, ayer y hoy, ex periodista!!

Ricardo dijo...

Sujeto, amigo, hermano de ideales y sueños: ¿cómo me vas a pedir disculpas?

Al contrario, soy yo quien te agradece por tener mi pedido en tus pensamientos. Tiene un valor enorme para mí.
Te agradezco desde el corazón y el alma.
Y claro que se trata de amor.

¡Qué difícil debe ser entenderlo para aquellos que no saben lo que es, ¿no?!

Un fuerte, fortísimo abrazo.

Pablo D dijo...

Yo soy tan pequeño al lado de la presi. No tuve el coraje suficiente para entrar a la rosada, estar frente al féretro y darle fuerzas. No quiero aceptar que es Néstor el que está ahí adentro. Por eso ella es quien es y yo soy quien soy.

Ricardo dijo...

Pablo: ¡a usté le sobra coraje, compañero!
¡¡Vamos, carajo!!

Natalia dijo...

los que estuvimos en la Plaza y pudimos luego despedirnos de Néstor siempre llevaremos en nuestros corazones el amor que ese hombre entregó a su pueblo y que fue correspondido por miles y miles de personas que sin choripán alguno fueron a despedirlo

el dolor es grande pero la esperanza y las ganas de lucha son más grandes, eso es lo que hubiese querido Néstor, que no aflojáramos y el mejor homenaje que podemos hacer a su memoria es luchar todos a brazo partido junto a su amada Cristina para sacar a este bendito país adelante

Un abrazo fraterno

Ricardo dijo...

¿Adónde firmo?

Abrazo, Natalia.

Pablo D dijo...

Richard: El novio de una amiga está organizando un grupo en face para pedir a 678 un programa en el luna park en homenaje a Néstor, acá, sumate si podés o publicitalo si podes: http://www.facebook.com/#!/home.php?sk=group_160544743979065&notif_t=group_activity

Y por otro lado, Hoy voy a estar en Radio Palermo, hablando sobre el legado de Kirchner. El que quiera oír, le dejo los links de la radio para quienes no sean de Capital, porque si no es desde allí no se puede sintonizar. http://www.enlaradio.com.ar/listen/palermo.html, es de 23 hs. a 1. Si queres, si quieren, pongan en ese dial.

Daniela Godoy dijo...

Estas horas vividas en la despedida y reconocimiento entre quienes estamos embarcados en la transformación, henchidos de pena pero también de alegría, han constituido un acontecimiento único.
No se vuelve de esto atrás.
Es demasiado poderoso y fuerte.
Y como dice Natalia, seremos constuyendo como Néstor, sorprendiendo como Néstor, peleándola con convicción y también con alegría, ésa que él valoraba tanto.
Un abrazo para todas y todos, con mucho afecto.

Ricardo dijo...

No tengo Face, Pablo, pero ya pasé el link por Twitter (si, me sumé, #vergüenza :P)
Y ahí estoy bajando el plugin para escucharte.

Daniela: muchas gracias por tus palabras.
Todo esto todavía es muy fuerte, en todo sentido, el triste y doloroso y en el esperanzador.

Fuerte abrazo para ambos.