lunes, 3 de octubre de 2011

El Padre Ceschi y el Neoliberalismo (15 años tarde)

José Ceschi es un cura conocido en el NOA. Su columna se imprime en algunos de los diarios más importantes de la región, el Tribuno y La Gaceta entre ellos y en Tucumán cuenta con un micro televisivo también. No conozco su inserción en el resto del país.

No suelo leerlo o escucharlo. Cuando lo hago no suelen sorprenderme ni gustarme sus apreciaciones. Hasta ayer en que, por casualidad en una carnicería (¿a qué viene?), me topé con su columna dominical, denominada "Neoliberalismo". A la pelota, me dije mientras pedía un kilo de molida. Relata -esta vez sí para mi asombro- que «América Latina está siendo invadida en sus estructuras económicas, políticas y, hasta cierto punto, culturales por un neoliberalismo cada vez más omnipresente (sic)». Viniendo de alguien que pertenece a una institución que ha apoyado sistemáticamente a quienes a sangre y muerte impusieron un sistema liberal en lo económico y conservador en lo social, no puede menos que inquietar. Un poco, un poquito, para bien. ¿Qué te paso, Padre Ceschi?, podría preguntar Tenembaum. 

Copio a continuación el fragmento que el mencionado artículo cita, parte de una carta que «describe la concepción del ser humano en la mentalidad neoliberal», firmada en noviembre de 1996 por la Compañía de Jesús de América Latina y el Caribe (llega unos años tarde a la carta don Ceschi... Justo cuando el neoliberalismo está siendo enfrentado por gobiernos populistas de la nueva izquierda. En fin...):

«La lógica del sistema económico llamado neoliberal esconde toda una concepción del ser humano que reduce la grandeza del hombre y de la mujer a la capacidad de generar ingresos monetarios; exacerba el egoísmo y el ansia de ganar y poseer; induce fácilmente a atentar contra la integridad de la creación y, en muchos casos, desata la codicia, la corrupción y la violencia. Al generalizarse entre los grupos sociales, destruye radicalmente la comunidad.

Se impone de esta manera un orden de valores que establece el primado de la libertad individual como medio para poder acceder a todo tipo de satisfacciones y placeres considerados legítimos irrestrictamente, como la droga y el erotismo. Esa libertad, que rechaza cualquier interferencia del Estado en la iniciativa privada, se opone a los planes sociales, desconoce la virtud de la solidaridad y acepta únicamente las leyes del mercado.

A través del proceso de globalización de la economía, esta manera de comprender a la persona humana penetra en nuestros países, transmitiendo contenidos simbólicos con gran capacidad de seducción. Gracias al dominio sobre los medios de comunicación, rompen las raíces culturales locales que no cuentan con poder suficiente para comunicar sus propios mensajes...»


Las negritas son mías, por supuesto. Algunas consideraciones al respecto.

1. La descripción es muy acertada. Aunque haya sido emanada desde una institución con la cual no comulgo, no puedo menos que estar en todo de acuerdo.

2. La Iglesia en nuestro país (y en Latinoamérica, para generalizar) aún no tomó en consideración tales conclusiones. Aún a pesar de ser -como gustan ellos de llamar a las cosas "naturales"- "evidentes". Atrasan demasiado para una institución que, como todas, busca proteger a sus fieles.

3. Resulta interesante ver cómo reconocen que en la lucha por el Poder se centra la capacidad para imponer el propio mensaje. Teléfono para los periodistas "profesionales".

4. Ojalá algunos amigos, amigos de la Iglesia, puedan leer y abrazar este texto.

5. No me engañan: estos ya por entonces eran kirchneristas.

13 pusieron huevos y comentaron:

Marcelo dijo...

Es fácil ser crítico de todas las demás ideas, excepto de las propias. Es lo que hace la Iglesia Católica desde siempre.

Estuvo en contra del liberalismo, del comunismo, de la democracia, del capitalismo, de las monarquías que no se le sometían, etc.

Cualquier católico más o menos informado sabe que -de la boca para afuera- el liberalismo está condenado por la ICAR. En eso Cesqui no es ningún Che Guevara.

ram dijo...

¿Qué son 15 años para los parásitos que manejan un negocio de 20 siglos?
¿"Descubre" el cura ése al neoliberalismo? - No, va reciclando la "teoría" con esta carta que, si es de origen jesuíta y no me equivoco mucho, viene de un sector interno de la iglesia caído en desgracia con el polaco santo y el alemán ex (¿?) hitleriano.
Uno ya se murió, al otro mucho no le queda y como el mundo va cambiando a los sopapos, hay que "adaptarse" por el bien del boliche...

Daniel H. Olivau dijo...

Mi abuela (era) y mi vieja (es), fanas de este tío. Cuando deje la religión católica (¡Oh noooooo!!), deje de saber de él y en el lugar menos pensado me lo vengo a encontrar.

Creo, no hay que tomarlo como representativo de la iglesia. Aunque despide un olorcito a veleta, una incursión discursiva para ver que onda.

De lo que no se habla en ningún lado es sobre la profunda crisis de representativa y adhesión que padece la iglesia del vaticano en el continente. En este punto sostenida únicamente por los medios y los enormes subsidios estatales de los países americanos.

De terminar con estos 2 respiradores artificiales, es dudoso que los pocos y verdaderos practicantes, pudiesen sostener la institución.

Disfruten el viaje, llendose por las ramas como yo.

iris dijo...

De todos modos es curioso todo lo que le achaca al neoliberalismo :"«La lógica del sistema económico llamado neoliberal esconde toda una concepción del ser humano que reduce la grandeza del hombre y de la mujer a la capacidad de generar ingresos monetarios; exacerba el egoísmo y el ansia de ganar y poseer"(...) eso es el capitalismo,no solo en su forma neoliberal.
"Se impone de esta manera un orden de valores que establece el primado de la libertad individual como medio para poder acceder a todo tipo de satisfacciones y placeres considerados legítimos irrestrictamente, como la droga y el erotismo" .Esto suena más como un alegato en defensa del puritanismo (¿el erotismo destruye la comunidad?, sí, claro (?!)).
Esto sí es neoliberalismo:"rechaza cualquier interferencia del Estado en la iniciativa privada, se opone a los planes sociales, desconoce la virtud de la solidaridad y acepta únicamente las leyes del mercado", pero no hay que suponer que la Iglesia propone algo superador.
Parafraseando a Marx, se puede ser antineoliberal desde la Edad Media.

Ricardo dijo...

Marcelo: estuvo muy especialmente en contra del comunismo. Quizás me equivoco, pero si la opción hubiera sido entre el nazismo y el comunismo, no creo que hubieran tenido grandes dudas.

ram: caídos en desgracia como los curas tercermundistas. Ahí anda Bergoglio jurando y perjurando que no entregó a ninguno.

Daniel: no por nada el primer producto de exportación brasileño son esos evangelistas carismáticos de la Iglesia Universal.

Iris: para decir que el erotismo destruye la comunidad primero habría que ponerlo en práctica y ver -podría decir algún fanático del empirismo-. Los '60 yanquis nunca pegaron muy fuerte acá (si estaba Palito Ortega...).

Abrazos.

Javier dijo...

Ellos mismos contribuyeron al triunfo del neoliberalismo y ahora se dan cuenta que tambien conspira contra su propia exiztencia y la existencia de fieles siervos que respondan a sus mandatos retrogrados

Pensála bien, hermano! dijo...

Dentro de la Iglesia Católica, los únicos que tienen un pensamiento político cristiano son los curas de las villas de Bs.As., sucesores de los Curas del Tercer Mundo. El resto, o están contaminados por una mentalidad pagana, o se tienen que callar la boca para que no los rajen de la Institución. Los que nos fuimos, agradecemos habernos decidido a tiempo, para no gastar nuestra vida en pavadas...

Anónimo dijo...

El padre Ceschi vive en Corrientes, tiene una columna en el canal local que pasan todas las noches, fue párroco de la Iglesia de la Merced muchos años. Es un busca, no sabía que también predicaba por el NOA. Mirá vos!
Gaby

edgardo dijo...

a tu pregunta de si es conocido en otras partes, por acà no se lo tiene registrado, manejamos a otros proceres como Moises Jardin, VonWernich,etc. una golondrina no hace verano, asì que no hay quw esperar una revoluciòn en el seno eclesial.
PD que corchos es "la molida"? comen cada cosa por su barrio

profquesada dijo...

La Iglesia en general y Bergoglio en particular, que es no por casualidad jesuita adaptan su discurso a las necesidades del poder sin ninguna pretensión de objetividad. Si le quitás la parte de las ayudas sociales también lo podría haber dicho ayer en Lujan nuestro primado. En cuanto a los Jesuitas no son lo que eran en otros tiempos, como toda la Iglesia Bah, que cada vez más es una cáscara vacía. Los evangelistas que les están robando el ganado no son mucho mejores.
De toda esta maraña de fariseos yo rescato y mucho la experiencia de los curas del tercer mundo latinoamericanos que no están, Ricardo, caídos en desgracia, fueron secuestrados, torturados, asesinados, dinamitados, en toda américa latina por defender la justicia social y estar como proyecto de vida al lado de los pobres soportando sus mismas condiciones de vida. Con el evangelio en la mano y predicando con el ejemplo. Que no es poco.

Ricardo dijo...

Javier: no me parece que el neoliberalismo conspire precisamente contra su existencia. Por el contrario, ¿viste que siempre dicen que el peronismo no quiere que la gente se eduque por una cuestión clientelar? Bueno.

Eduardo: siempre aprecio tus comentarios y más en un tema como éste. Mi impresión es que la Iglesia generalmente hizo política pensando en la propia institución y no en la feligresía.

Gaby: te agradezco la info. No conocía absolutamente nada de él, excepto que cierra las transmisiones a la noche en Tucumán.
Y gracias por seguir leyendo.

Ricardo dijo...

Edgardo: claro que no es para esperar nada. No se trata de una posición oficial. Acerca de esa ya se explayó Bergoglio en Luján.
Más bien la idea es que esta lectura le sirva a algún fiel.

Profe: claro que sí. Hay gente muy valiosa ahí. Bergoglio, aún a pesar de algunos posicionamientos políticos, no es de lo peor que nos podría haber tocado.

Abrazos!

VICTORINO DE LA PLAZA dijo...

Muy buenas opiniones, pero en realidad son solo eso opiniones, ninguno tiene ningún tipo de autoridad para valorar la actividad del Padre Ceschi, conocido a nivel país, a ustedes quien los conoce?
Felicitaciones por hacer uso de las libertades Democráticas.