jueves, 20 de octubre de 2011

La batalla cultural de baja intensidad

Los amigos de Mariano Grondona no han sido, desde siempre, sólo los dueños de las tierras y los medios de producción. También ejercieron otros monopolios, entre ellos, el de la transmisión cultural. La historiografía liberal, esa que reverencia a Mitre y que denigra a Perón y el peronismo, supo, con gran eficacia, moldear el pensamiento de generaciones. Aún durante los años de Menem, el peronismo siguió siendo descalificado por aquellos que se beneficiaron ampliamente por eso que preferieron calificar como menemismo. Desde que eso que llamamos kirchnerismo -que es el peronismo de hoy y que suma a otros sectores de la sociedad a la ecuación que lo sustenta- nació, puso en entredicho muchos de los valores que los liberales, con paciencia en algunos casos y con sangre en muchos otros, impusieron en nuestra sociedad. Más aún, cuando el kirchnerismo se vio asediado por los medios de comunicación (de los amigos de Grondona), entendió que si no confrontaba culturalmente, los que siempre habían ganado triunfarían una vez más; y el periodo 2003-2011 (o -2009/10) sería relatado como una anomalía del sistema, llevado a cabo por dos locos cuyo único objetivo era el Poder por el poder en sí. Ese enfrentamiento cultural, con muchas y diversas cuestiones hoy saldadas a favor del campo nacional y popular, tiene a nuestros intelectuales liberales muy nerviosos. Uno podría preguntar «qué les pasha, Sarlo, Lanata, Abraham, periodistas de Clarín y LA NACION? ¿Eshtán nervioshos?». Y sí, lo están. Como muestra, un botón:

Hacia el interior, el “cristinismo” ha construido un universo a su medida : tiene sus productoras de televisión y de cine, sus actores, y directores; tiene sus series, sus películas y tiene también los canales de televisión y las salas por donde todos ellos circulan; tiene sus músicos y sus folcloristas e, incluso, los teatros donde actúan, tiene sus científicos, sus escritores, sus sociólogos, sus humoristas, sus periodistas, sus bloggeros*, sus decanos, sus estudiantes, sus sindicalistas y sus organismos de derechos humanos. Por tener, tiene hasta un barrio convertido en punto de encuentro de este nuevo activismo adinerado, el de Palermo...
Susana Viau, periodista "resistente", Clarín, domingo 16/10/2011

Sólo por tener (vastas extensiones en la pampa húmeda, el control de la economía, diarios, calles) el mitrismo, la Historia según Bartolomé, tiene muchas, muchísimas cosas. Por tener, nomás.

[Disgresión. Pude asistir, en estos días, al Festival de Cine Argentino que se llevó a cabo en San Miguel de Tucumán. Revolución me gustó. San Martín con tonada gallega, los soldados negros, indios y muertos de miedo vienen a tirar abajo un par de mitos. Esta película, producida por el ala liberal de nuestra cultura, hubiera mostrado al San Martín de las figuritas del Billiken, a soldados caucásicos y sin miedo. Imagino la rabia de Viau, de Grondona al ver la película y siento un viboreo de malsano placer. Juan y Eva también me gustó. Pero no tanto. Esperaba, quizás, una historia de amor más hollywoodense. Cierro digresión].


Desde antes, pero fundamentalmente desde los festejos por el Bicentenario, el aparato cultural del kirchnerismo ha salido triunfante de muchos desafíos. No sólo a través de producciones artísticas, podríamos considerar también dentro de estas propuestas culturales a la Ley de SCA y el matrimonio igualitario, por poner dos ejemplos.

Como le decía Kirchner a Feinmann, estos tipos tienen una puntería bárbara para su odio. Nunca fallan. Y Susana Viau no se equivoca. Su mirada es correcta. Así como la oligarquía fue la que constituyó al ser nacional, así como los liberales se adueñaron de la Historia, así el kirchnerismo ha habilitados canales a través de los cuales puedan expresarse puntos de vista diferentes a los de nuestra cultura (durante tanto tiempo) oficial. Podríamos citar al canal Encuentro, las producciones de INCAA, los tantos libros políticos que, por primera vez, tienen una mirada positiva sobre un fenómeno que continúa desarrollándose, el unitario El Aluvión en Canal 9 y, cómo no, a 678, el programa maldito de la televisión burguesa.

Se trata, ahora, de una batalla cultural de baja intensidad. Como durante la Guerra Fría, como Hollywood, que fueron, al fin y al cabo, más importantes para la supremacía norteamericana que la Guerra de Vietnam o de Corea. McDonalds ideológicos Para Todos.

* Hola, Susana. Te estamos llamando. Queremos jugar...

25 pusieron huevos y comentaron:

Escribidor dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Escribidor dijo...

Excelente, te lo puedo robar?

profquesada dijo...

Anduvimos tocando temas contiguos aunque de forma diferente. El "ver el mundo" desde el liberalismo nunca tuvo un predominio completo en nuestro país y la más de las veces debieron recurrir a la fuerza para imponerse. Siempre hubo disconformes, entre ellos el pueblo laburante y humilde que no habla pero espera. Los intelectuales a la Viau, auténticos y/o decadentes, siempre coexistieron con los otros. Gracias a dios, siempre hubo de los otros!. El kirchnerismo favoreció, desde un estado reconstruido como eje de las políticas, a esas expresiones, populares y académicas, que estaban en un segundo plano, en un escenario dominado por el "pensamiento único". Yo creo que el momento clave fue el de la 125, allí se perdió la batalla pero se ganó la guerra. Se demostró a todo el mundo que la cosa iba en serio. Se tardó un poco en entenderlo, es que la novedad era muy grande.

Ricardo dijo...

Diego: para ser afanado ha sido escrito. Gracias.

Profe: puede que perder esa batalla haya servido para ganar una guerra. No La guerra. Es jodido reconocerlo porque, en ese caso, hay que decir que la traición de Cobos terminó jugando, con el tiempo, a nuestro favor.

Abrazos.

Moscón dijo...

No por casualidad durante la dictadura el cine argentino(y latinoamericano) era tan pésimo,los productores jollybulenses se aseguraban un mercado para sus películas clase c,ya que el sentimiento del público en general era película argentina=bazofia=mejor no me clavo y veo una yanqui.Había que tener habilidad para realizar films tan malos,esperpentos como los de adrián quiroga(hijo de Sábato)o palega ortito no les"salieron" mal,los hicieron feos a propósito,nadie me saca de la cabeza que fué una forma mas de someter subliminalmente al pueblo mostrando que éramos incapaces de hacer algo bueno y nos consideráramos en conjunto unos pelotudos necesitados de la tutela de los morálmente esclarecidos.
Y ya sabemos lo pedófilos que eran estos tutores.

Ricardo dijo...

Gran comentario, Moscón.
Muy bueno también lo de Palega Ortito, je.

Alcides Acevedo dijo...

Siento mucha repugnancia, están cebados.

Deberían asumirlo: el Diario La Nación al lado de Pagina12 es la BBC de Londres.

En pocos meses cuando la mentira K termine (y se termine el empleo público para los parásitos) volveremos a hablar.

profquesada dijo...

Te insisto en que se ganó la guerra, con minúsculas y la mayoría que hoy apoya a Cristina es la culminación de ella. Como dicen los guerreros el campo de batalla político es nuestro. La observación que hacés de Cobos es correcta pero confirma lo que te digo. La expectativa era que Cristina acosada renuncie y Cobos la suceda. Esa postal se les borró. Y es, además de los aciertos del gobierno, porque era una postal equivocada tanto en el análisis de los condicionamientos externos como internos. Esa vuelta solo ocurrió en Chile porque la concertación decepcionó. Pero Piñera hoy tiene el repudio de la mayoría de los chilenos. Si el sistema fuese parlamentario y no presidencialista como es posiblemente ya habría caído su gobierno.

Moscón dijo...

Alcides:
Y,pican?

Ricardo dijo...

Alcides: ¿a quién vas a votar? Digo, así podemos saber desde qué lugar te parás para sentir "repugnancia".

Profe: ahora entiendo. Vos te referías a esa guerra gaucha, en la que querían que el gobierno cayera y Cobos quedara al frente y yo enfocaba sobre la batalla cultural como algo más abarcativo, cultural.
Estamos de acuerdo.

Moscón dijo...

profquesada:
Creo que estamos llegando al momento de cambiar el paradigma y terminar de aplastar al"enemigo",restándole capacidad logística(como se viene haciendo con las rupturas hegemónicas)en el detalle semántico,es decir,donde no tenga lugar una existencia entendible de un discurso que potabilice abrebar la postura de camisetas contrarias al propio beneficio,recurso harto utilizado del liberalismo mas retrógrado.
Si no dejamos calar en la sociedad el sofisma liberal,posibilita el modo cooperativo en donde todos somos interdependientes y no esclavos del"mercado".
La Guerra empírica se merece la mayúscula,y merece una expanción.

Riki Juarez dijo...

Muy bueno Ricardo, la cultural es la madre de todas las batallas, y lo que les preocupa sobre manera a la derecha dura es que el relato del Kirchnerismo en primer lugar está sustentado ni más ni menos que en hechos y a eso no hay con que darle, la muestra es que La Nación y Clarin sacaron 1000 tapas negativas y la gente igualmente vota realidad, por otro lado el tiempo que lleva el Peronismo Kirchnerista en el poder es mucho y tiene garantizado 4 años mas de mínima y este tiempo es más del que calculo Escribano en aquella famosa editorial del 2003, por ende les preocupa que ya tengan una generación perdida, es decir yo tengo 30 pirulos, mi familia sufrió los 90s, mi tío murió en Las Malvinas y de repente del 2003 hasta aquí 8 años de felicidad, con sus matices, con todo lo que falta pero 8 años de devolvernos el orgullo de ser Argentinos, de tener alegría, de creer, de luchar, de ganar, esto que está pasando a mi generación no nos lo va a sacar nunca más nadie de la cabeza y lo que les preocupa es justamente eso mi generación ya esta conquistada por el campo Nacional y Popular, todo parece indicar que la próxima también, abrazo.

PD: La fiesta del pueblo del próximo domingo son el tipo de cosas que más les duele.

profquesada dijo...

Moscón si vos le quitás el odio, el desprecio y el estilo soberbio que comparten con B.Sarlo y Caparrós, lo que dice S.Viau te describe un nuevo país lleno de espacios que antes no existían, los creo el pueblo, sus intelectuales, sus científicos, sus trabajadores, sus comunicadores sociales (que no se limitan a 678 o duro de domar) lo que hizo Cristina con enorme inteligencia es poner el estado al servicio de esas creaciones y recreaciones. Liberó y dio cauce a fuerzas dormidas, tal y como hizo Perón en su primer gobierno. Esa es una dinámica que ilusiona, crea nuevos vínculos y reafirma identidades. Todo un fenómeno que uno ansía que continúe que Cristina aguante. Por ahora se la vé más fuerte y convencida que nunca. Se atreve con cualquiera y eso está bien, muy bien. los votos son de ella qué duda cabe.

Lucio Peralta dijo...

Estimado, muy buen articulo. Desde ya te pido permiso para reproducirlo en mi face. Lamento mucho la logica de los escribas de Clarin y asociados, pues creen que toda adhesion es por dinero, y en el fondo me causan gracia. A mis 52 años encontré en la causa de Nestor y Cristina, las fuerzas para volver a militar, quizas en algun rincon del corazón, tratar de recuperar tanto tiempo perdido en medio la triste historia que le tocó vivr a mi generación. Un abrazo.

Ricardo dijo...

Moscón, Profe: gracias por prestigiar el blog con ese más que interesante intercambio.

Riki: coincido. Es un muy buen punto el que marcás: hay un par de generaciones que vivieron los '90, la debacle y el posterior resurgimiento. De esos, los que apoyan el modelo, vendrían a ser kirchneristas culturales o nac&pop convencidos.

Lucio: como le dije al Escribidor, lo que hay acá es para el afano.
Me alegro que hayas encontrado nuevamente un cauce para tus inquietudes políticas. Significa que te sentiste bien representado. Tu generación vivió muchas cosas y a sangre le enseñaron a "no meterse".

Abrazos.

Tango D. dijo...

Cada pasito que se da, en la desnaturalización del relato hegemónico y estigmatizador, es parte de un avance integral que se va cristalizando al calor de una batalla cultural que, a mi entender, está comenzando pero que no puede ni debe tener marcha atrás. Gran artículo. Abrazo.

Hilda dijo...

Excelente nota! Abrazo (y robo)

Desocupado mental en la era del blog dijo...

¡Muy buena nota Richardinho! No me considero un ultra k, pero obviamente voy a votar a Cristina y apoyo mayormente este proyecto, con todos sus claroscuros (como ocurre siempre). Últimamente estuve tratando de discutir con gente que considera que el kirchnerismo y el fascismo son lo mismo. Estuve por escribir algo al respecto pero es al pedo... es desgastante debatir con personas que tienen la mentalidad de Magdalena Ruiz Guiñazú. Cosmocosme le pone pila, lo admiro... a mí me termina cansando.

Abrazo de gol!

donchango dijo...

Lo gracioso es que el "aparato cultural" del kirchnerismo es la única cultura realmente existente. Busquen del otro lado y no van a encontrar nada. Excepto ancianos propagandistas de la dictadura. Un abrazo.

Larabi dijo...

Culturalmente se ganó y por lejos... Ellos están dolidos y hasta hacen fuerza para que todo fracase... Pero hoy la realidad es esta... mañana será otra y la seguiremos construyendo entre todos.
Saludos. Muy bueno!!!
PD: Hay un post muy bueno de hace algún tiempo de María Esperanza en La Barbarie que va por este lado.
Saludos.

Daniel H. Olivau dijo...

Voy a decirlo de memoria pero ahí va:

En 1957 En 1957 el Comité de Defensa del Cine Argentino se dirigío al dictador Aramburu dicendole:

"Se intenta confundir a la opinión pública, al sostener que la eliminación del proteccionismo mejorará la calidad artística del cine nacional, cuando tal medida significaría directamente su aniquilamiento"

Y así fue nomás. Y antes de comenzar los 60' terminó la edad de oro del cine argentino. Luego vendrían los Palitos, los Sofochich y la frase "yo cine argentino no veo"

Otro ejemplo: resulta que cuando la tv en ARG ya tenía cierta madurez, llegaron las series gringas (junto a la dictadura) y "Bonanza", por ejemplo, ¡a u$s50 el capítulo!! Imposible competir así.

La lo dijo Julio Alsogaray "¿para qué quieren hacer cine si el de Estados Unidos es mejor?"

Disculpe que le haya robado tanto espacio. Disfruten el viaje.

Ricardo dijo...

Gracias, Tango, Hilda.

Desocupado: si es peronismo, es fascismo. Esa es la ecuación. A menos que sea el peronismo que le gusta a LA NACION. ¿Cuántas muertes sospechosas ocurrieron durante el menemismo? Y en ese momento no hablaban de fascismo.

donchango: algo de onda le ponen. La deslegitimación de todo lo que es político es una cultura que nos vienen imponiendo desde hace mucho.

Gracias, Larabi. No leí el de MEC. Lo voy a buscar.

Abrazos.

Ricardo dijo...

Buenísimo el aporte, Daniel. Para darle mayor sustento a la tesis de Moscón. Que queda confirmada, bah.

Abrazo.

Anónimo dijo...

Che, todo bien con esta batalla. Unos capos. Pero no por eso dejen de prestar atención al 46%. Por ejemplo, acá en Luján, Bs As, los tipos ganaron (reitero: ganaron ellos, no Cris) y con el aparato que ganaron le pueden romper el culo a la nación en menos de 3 años... Yo que Uds, que soy soldado raso, echaría un ojo a este municipio... no sé... digo...

Ricardo dijo...

¿Quién ganó en Luján y qué pueden hacer en 3 años, Anónimo? Aclaranos un poco el comentario...

Saludos.