martes, 16 de noviembre de 2010

Deontología periodística

Toquemos de oído, que Paul y los otros tres Fab Fours hicieron cosas maravillosas habiendo visto un pentagrama de lejos, alguna vez y por error.

La Deontología -pa'l despreviníu que recién se acerca al fogón- se refiere a un conjunto ordenado de deberes y obligaciones morales que tienen los profesionales de una determinada materia. Y no se trata de que el cocinero le ponga más o menos sal al bife, que es una cuestión de gustos, sino de que no lo condimente con cianuro o prepare la salsa con petrolio (sic Rodríguez Saá).

En Medicina, al finalizar la carrera y antes de que nos otorguen el permiso pa' matar sanos, realizamos la jura del -vg- Juramento Hipocrático. Donde, entre otras cosas, se jura que "A cualquier casa que entre, iré por el beneficio de los enfermos, absteniéndome de todo error voluntario y corrupción, y de lascivia con las mujeres u hombres libres o esclavos". Buenísimo, porque al cabo que ni quería lascivear con ninguno de los tres. Con los animalitos de la casa tampoco, ojo.
El primer deber del médico es no hacer daño: "Primum non nocere".

Vamos a la ética periodística.

José María Desantes Guanter, en La información como derecho (1974), plantea que

"la discusión sobre la información se dio primero entre los empresarios, luego entre los periodistas y su problemática, pero se hace plena recién en el momento en que toda la sociedad asume la información como un derecho ciudadano. Cada uno de estos actores puede establecer su vínculo con la información de una manera activa o pasiva, regulada o consuetudinaria, y la naturaleza de esta relación habla del tipo de prensa que tiene una sociedad, y nos da una idea del grado de compromiso que medios, periodistas y ciudadanos tienen en la defensa de su información".

El rol de la prensa se encuentra cuestionado en nuestro país. Y bienvenido que así sea. No se trata de un ataque a la libertad de expresión o de prensa, como nos quieren hacer creer desde las empresas de medios más grandes. Se trata de nada más y nada menos que la Sociedad misma cuestionando una información que les llega predigerida, editorializada, imposible de ser interpretada porque ya ha sido -valga la rebuznancia- interpretada. Queda entonces la reinterpretación de la información y es ahí cuando algunos periodistas se sienten cuestionados. Antes su palabra era santa, es lógico que ahora se pongan nervioshosh.

Durante un par de años la estrategia fue decir que el ex Presidente -y ahora la Presidenta- atacaban a la "Prensa Independiente". Vamos, que somos pocos y nos conocemos mucho, podría haber dicho mi abuelo. No era sólo Kirchner o Cristina quienes cuestionaban el rol de los Medios. Desde el retorno de la Democracia la Coalición por una Radiodifusión Democrática. Desde 2008 muchísimos más se sumaron a las pocas voces que se atrevían a cuestionar al periodismo hegemónico. Muchos se abrieron un blog y, desde ahí, empoderándose -que para eso, en parte, me abrí este blog hace poco más de un año ya- cuestionaron todas y cada una de las operaciones de prensa, manejo de cámaras, el papel de los zócalos en los canales de noticias, la editorialización permanente y la búsqueda de empiojar la comunicación.

¿De qué otra manera puede entenderse que amplias franjas sociales apoyaran a un tipo que les decía que el lomo debía valer 80 mangos el kilo?

La FOPEA elaboró un Código de Ética en 2006 en el marco del Primer Congreso Nacional de Ética Periodística -si, recién en 2006. Un par de años atrasados los muchachos, ¿eh?-.
Veamos algunos principios:

1. Los periodistas que integran FOPEA se comprometen a buscar la verdad, a resguardar su independencia y a dar un tratamiento honesto a la información. [no es respetado por ningún periodista del mainstream opositor]
2. Son objetivos irrenunciables para el periodista el rigor y la precisión en el manejo de datos con el fin de alcanzar una información completa, exacta y diversa. La distorsión deliberada jamás está permitida. [Nelson Castro -seguramente- se olvidó de leer ese artículo]
3. Los valores esenciales de los periodistas que adhieren a este Código son el respeto a los principios de la democracia, la honestidad, el pluralismo y la tolerancia. [¿Y no debía cumplirlo Mariano Grondona cuando conspiraba al aire con Biolcatti?]
18. Es incompatible con la profesión periodística la difusión de mensajes publicitarios explícitos o implícitos. [¿Y éste?]
21. Los periodistas jamás deben prestarse a realizar operaciones de prensa ni a difundir información tendenciosa. Si una información de interés público proviniera de una operación de prensa, corresponde aclarar su origen. [Teléfono, Joaquín]
32. El periodista debe respetar la privacidad de las personas. [Teléfono, Silvina Walger]

Esta historieta es otro ataque más al Periodismo Independiente...

Y no sigamos que parece que tenemos algo contra cierto periodismo. Sobre todo el opositor.
Mejor concluyamos con un nuevo capítulo de A confesión de parte...: bajo el título "Juicio público al periodismo", 200 periodistas y profesores de Periodismo arribaron a las siguientes conclusiones sobre el periodismo en nuestro país:

  1. Tiene extrema facilidad de pasar del caso particular a la generalización
  2. Ignorancia estructural sobre el funcionamiento de algunas áreas específicas del estado
  3. Coberturas reduccionistas de temas públicos de enorme importancia
  4. Difusión de mitos.
  5. Falta chequeo de la veracidad y precisión de la información.
  6. Tendencia a sostener prejuicios en sus coberturas.
  7. Sospechas de connivencia entre los periodistas y los intereses políticos y empresarios.
  8. Tendencia a la estigmatización y a la discriminación.
  9. Ausencia de buenas noticias.
  10. Centralización informativa.
  11. Tendencia a la emocionalización.
  12. Falta de contextualización.
  13. Mucha dependencia informativa de las fuentes oficiales.
  14. Dificultad para informar en situaciones de gran incertidumbre.
  15. Falta de seguimiento.

De Eliaschev, Sirvén y Leuco mejor ni hablamos, ¿no?

16 pusieron huevos y comentaron:

Sujeto de la Historia dijo...

Hola Ricardo
Muy piola la idea de remitirse a la deontología para hablar del periodismo, porque te corrés del debate ideológico, que será siempre materia opinable, y te dirigís directamente a las reglas del arte.
Los psicoanalistas tenemos una premisa básica: la neutralidad valorativa, el no emitir juicios sobre lo que escuchamos, no contaminarlo con nuestros propios valores, porque se trata de que el Otro hable, de escuchar lo que tiene para decir. ¿Podés imaginar a Magdalena, Majul, Eliaschev, escuchando sin dejarse llevar por su propio discurso?
Muy bueno, che.
Enorme Abrazo

Ricardo dijo...

La verdad que no lo imagino porque tampoco es la tarea que les toca realizar.
En cierto sentido hacen más militancia que periodismo. Aunque ¿qué es periodismo, no?

Mientras escribía el post tenía en la cabeza el libro Cuentos Chinos de Oppenhaimer. Le pegué una ojeada en una librería y en el capítulo en el que habla de una entrevista a Kirchner editorializa más de lo que pregunta y lo que pregunta es para sostener su propia tesis. Militante del proyecto supranacional&antipopular, je.

Abrazo y gracias, che.

Matías dijo...

Podemos resumir todo a "16. Confundir realidad con deseo" y dejarlo efectivamente en manos de alguien que esté bajo Juramento Hipocrático. Porque hay cada caso, eh.

Javier dijo...

Comprendo la desesperación de estos sujetos , que creian que su palabra era santa y con eso bastaba . Si recordamos el escandalo de las coimas en el senado lo comenzo Joaquin Morales Sola a partir de una carta anonima y el complice de la dictadura geniocida en es momento gozaba del prestigio del gran peridista in the pendiente argentino , y eso termino en el tembladeral politico que todos vivimos . Sin embargo hoy la puesta en ecena de Magnetto-Carrio- Hottion , las tapas del pasquin + los informes sesgados de TN y los reportajes indagatorias tipo Gestapo a diputados argentinos que se rebajan a responder a eos periodistas menores por miedo a los titulares de Clarin , hoy mueve poco y nada el amperimetro de la realidad .
Pero lo que me llama la atencion de estos columnistas de Magnetto in the pendiente es como desesperan al ver sus fotos . Tenemos las reacciones de Tenembaun o Lanata que son mucho mas destempledas que de los periodistas mas viejos .
Que te pasa Tenembaun estas nervioso porque no te creemos nada ?

Un abrazo

Daniel Mancuso dijo...

qué bueno che, me desasnaste con esto de la odontología, y los dientes de los "periodistas independientes", gracias chamigo...

MiTucuman dijo...

¡Muy bueno Ricardo!
¡Parecen desesperados!

Donde dice: "oficialista"
Debería decir: "del grupo clarín"

Donde dice: "50 mil pesos"
Debería decir: "50 mil minutos de pantallas dominadoras de las mentes del pueblo"

Nelson Castro:
...reconoce un legislador opositor...
...reconoce otro legislador de la oposición...
...“Empezaban por 50 mil, pero si uno pedía que le agregaran un cero más, te lo daban”, amplía otro legislador...
...cuenta un legislador oficialista...
...narra un diputado que también pide anonimato. A otro, también de la oposición...
...se entusiasma esa misma fuente...
...señalan varios dirigentes...

Les dejo el enlace de la nota real y abajo el monologo de Tato en el cual se inspiraron:
http://registromundo.blogspot.com/2010/11/el-presupuesto-y-el-arte-del-periodismo.html

Anónimo dijo...

tipo semiologian del cbc

Ricardo dijo...

Matías: si decimos que lo deberíamos dejar con alguien bajo juramento hipocrático estaríamos habilitando juicios de mala praxis. Y cuando Hebe hizo algo así ¡que quilombo y que miedo, nene! Je.

Javier: y si recordamos lo poco que prendió la jugarreta de no hace mucho, con Solá y Carrió a la cabeza, denunciando la compra de voluntades también en el Congreso. JMS horrorizado, claro.

Daniel: es que queremos ser amplios. Odontología, gomería, me le animo a todo. No me asusta el recauchutaje de ninguna muela.

MiTucumán: gracias por el recuento de nelsoncastrismos.
Che, no te presentaste en la juntada bloguera. Me quedé con ganas de conocerte.

Anónimo: y encima es gratis, ¿vio?

Abrazos.

ram dijo...

¿"Deontología"? - palabra/disciplina que suena a serio, a científico - la verdad, ¿Qué quiere que le diga? - es mucho para uno terminar acordándose del nelson, de TNbaum, de doña santísima magdalena de la irritación cheta y etc. - mucho, para estos figurines que no se merecen deontologías ni otras palabras finas porque - disculpe - con ellos no cuenta la ciencia sino la codicia, la baja estofa, el haber tenido (y perdido) la palabra de cierre en cualquier tema; la nube en el cielo mediático argentino se disipó, la gilada que los miraba de abajo les descubrió las várices, las "partes" mustias y la escasa limpieza; cosa fatal para estos próceres y fantástica para nosotros, la gilada avivada por el tuerto que no nos hizo oficialistas, si no que puso al oficialismo a hacer lo que esperábamos, soñábamos que algún oficialismo hiciera alguna vez.
Es una tontería, ya lo sé, pero me niego a gastar conceptos complejos en estos bichos; son unos mercenarios, caros e inútiles, unos vulgares ghurkas de cabotaje.

Ricardo dijo...

Que sean caros -o no- no me preocupa. Que el CEO y la directora sigan pagando inútiles. Convengamos que tenían todo a favor (mala imagen oficial, elecciones legislativas perdidas, la derrota del Padre del proyecto, un PJ que aparentemente se iba a desbandar) pero insistieron con los Manuales clásicos de golpismo y los resultados no los vienen acompañando.
Hubieran inventado algo nuevo y quizás ya habrían festejado.
No: siguieron con lo de la crispación, autoritarismo, corrupción, modales, etc., sin considerar que el clima social -en una economía que se mueve- era y es otro.

Un abrazo, ram.

PD: por si era mucha la cerveza le repito: un gustazo.

MiTucuman dijo...

¡Muchas gracias, Ricardo, por el reclamo! A ver si la próxima...

Roberto dijo...

Voy a ser simple con mi opinión,los
periodistas son como los comunistas
cuando tienen el primer cero km.
dejan de serlo, para criticar a los
que no lo tienen, es más hasta se
puede decir que ciertos comunicadores
son coimeros, ya que reciben prebendas de los medios que trabajan para bajar línea, principalmente los del grupo hegemónico. Se sienten ofendidos
peor para ellos, son lo que son.


Un Abrazo!

Natalia dijo...

los medios se han convertido en el poder real en el mundo, si manejás la información, tenés el poder y de eso se aprovechó el Monopolio durante muchísimos años, acordate que hasta hace un tiempo, lo que decía Clarín era Palabra de Dios y si le llevabas la contraria eras un mentiroso, un revolucionario de mierda, un ignorante, etc, etc, etc.

Los Majul, Leuco, Grondona, Lulú de este país no tienen idea de lo que es la ética periodística porque simplemente se dedican a influenciar a la gente para que siga la agenda que les han planteado sus empleadores, no informan sino que tergiversan la verdad y muestran un país que no existe (Varsky mismo lo dijo en radio).

La Ley de Medios es muy necesaria, no necesariamente por este proyecto sino por el futuro del país, que tengamos una Argentina donde la gente pueda escoger entre la información, que no sea bombardeada por lo que las corporaciones quieren que se sepa y que ignoren lo que no quieren que se conozca.

Por la verdad, por la justicia, por la memoria y por la libertad es que hay que evitar monopolios mediáticos, ya sean del estado o privados.

Es responsabilidad de todos el bancar esta ley y de asegurar la continuidad de la misma, esté Cristina o Perico de los Palotes en la Presidencia.

Un abrazinho Richie :p (por cierto, lo de Cristina en Luna Park me hizo llorar de nuevo, en el blog subí un video al respecto)

Ricardo dijo...

MiTucumán: loquísimo que me agradezcan un reclamo. Dale.

Roberto: ese "son lo que son" me hace acordar al tema de Sandra y Celeste.
Pero sí, tenés razón.
Dicen que las brujas no existen pero que las hay, las hay. Con el periodismo en Clarín es exactamente al revés.

Natalia: así es. Y no sólo la información, sino la capacidad de crear sentido, de imponer una visión de la realidad, tenga esta anclaje o no en los hechos.

Lo escuché a JPV. Era a propósito de un editorial pero no recuerdo cuál.

Eso sí, no tengo el gusto de conocer a Perico de los Palotes.

Abrazos.

ram dijo...

A ver, ésta se la peleo, sí importa el que el mamarrachaje "comunicador" sea caro (que sean inútiles es una yapa bienvenida, que además da cuenta de la "calidad" de los que les dan laburo a los inútiles).
A mí no me calienta que el nelson o la magdalena puedan empapelar sus casas con billetes, ahora, sí me calienta cuando se ponen en custodios de la moral y las buenas costumbres para prevenirnos de los malos y rentados blogueros K, mintiendo e inventando cifras que, comparadas con las que ellos perciben y que jamás admiten, son un chiste.
Si a usted le dieran 5 lucas por mantener un blog K, sería un ingreso interesante dada la pediculosis cotidiana; cualquiera de los ghurkas y ghurquitas mediático/opositores, se ofendería por tan poca platita.
La joda es que a usted no le pagan, como no le pagan a la mayoría de esos blogueros K y no está bien que "no importe" que los que descalifican mintiendo zafen de escracharlos como lo que son, caros, inútiles, de proverbial mala leche y, encima, cagados en las patas por unos pelagatos, digo, blogueros K.
Es una batalla cultural, precisamente por eso hay que poner en el lugar adecuado al rival, para no confundirse y, ya que estamos, apuntalar la autoestima, que se viene ganando y se les nota el odio, vaya si se les nota.

Ricardo dijo...

Está bien. Te sigo. Decís que se colocan en Custodios de la Verdad y la Independencia cuando en realidad son los generadores de todas las mentiras imaginables con tal de seguir asegurando que los Poderes para los que laburan -y bien pagados- sigan siendo "independientes" del voto popular.

Cuando digo que a mí no me calienta, hablo desde un punto de vista personal. Visto desde el lado de la discusión por el relato te doy la derecha.

Y lo de pelagatos estuvo demás: los comemos con el cuerito, que es más rico. ;)