sábado, 16 de marzo de 2013

El nuevo Papa y el escenario político nacional

La Iglesia no es únicamente una institución poderosa ya en la Argentina: al haberse corporizado en Bergoglio ha adquirido una potencia adicional. Esto, a no dudarlo, altera el equilibrio de poder existente, independientemente del curso de acción que elija el Papa Muji... Francisco para influir en el país. Influencia que será mayor si promueve cambios que cristalicen aún más su nueva posición.

La derecha neocon, de tradicionales lazos con la curia, celebró como triunfo propio el nombramiento de Bergoglio. Un sector del peronismo, ortodoxo -o respetuoso de la Verdad 14 (el Justicialismo es una nueva filosofía... profundamente cristiana...)-, celebró también la elección de un Papa argentino, peronista -dicen- y, claro, comprenden que si el pueblo peronista está feliz, ellos también deben estarlo. De todas maneras, más allá de que sea argentino, peronista y hable de “pueblo", a partir de ahora la separación entre Estado e Iglesia será más difícil que antaño. Eso sólo, para mí, no es motivo de alegria y, compañeros, significa menos y no más poder para el pueblo, la ciudadanía o como gusten llamarlo.

Ocurre, lamentablemente, que aunque como Papa Bergoglio tenga por delante una tarea más importante y abarcativa, la agenda de la Iglesia argentina se expande a partir de ahora y deja, por consiguiente, menos espacio para la emergencia de demandas anticlericales, sí, pero antes y más importante, una agenda de derechos como aborto, legalización de drogas y otras demandas progresistas en términos sociales. Todo eso sin considerar siquiera el rol que esta nueva posición institucional puede jugar frente a un gobierno, indiscutiblemente popular, al que la Iglesia se enfrentó casi desde un principio, en alianza con sectores concentrados y para nada populares. Vaya, a modo de ejemplo, el silenzio stampa en el que debió refugiarse la senadora Rojkés cuando se debatía el matrimonio igualitario: de adelantar el que finalmente fuera su voto positivo, hubiera resultado crucificada por el entonces obispo Villalba y, claro, el clerical diario local, La Gaceta. El poder de la curia es importante en el NOA y NEA. A partir de ahora será mayor y se hará sentir en el Senado especialmente. No por mecanismo precisamente democráticos.

La oposición, como es lógico, intentará subirse a ola anti-K en la que montaba Bergoglio, pero el gobierno nacional, peronista como es, bloqueará esa jugada como lo hizo Cristina no en su carta de felicitación -bastante parca- sino en su alocución posterior, apropiándose de la agenda del nuevo Papa (justicia social para los sectores populares) y no permitiendo la generación de un vacío que pudiera ser ocupado por algún sector de la oposición. O de la propia coalición que lidera.

* Actualización: estas notas de Wainfeld y Fidanza, en P/12 y LA NACION, expresan la misma línea de pensamiento de este post, sólo que mucho mejor, por supuesto:

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-215962-2013-03-17.html

http://www.lanacion.com.ar/1563731-un-golpe-decisivo-a-la-razon-populista

10 pusieron huevos y comentaron:

Anónimo dijo...

No sé. El desprestigio de la Iglesia después de la Dictadura es tan grande como el de las Fuerzas de Seguridad y encima sin autocrítica, aunque sea, falsa.
Esto hace 40 años hubiera sido decisivo, pero hoy...hmmm.
Muchos católicos no pueden creer que la gente no haya salido a festejar masivamente a las calles...
Creo que no cambia el tablero a lo sumo endurece posiciones preexistentes.
Y no creo que hubiera habido avances con el aborto y las drogas sin Bergoglio en Roma ni que se anulen el matrimonio igualitario o se frene la reforma del Código Civil porque el sucesor de Pedro es argento.-
Saludos.- Pablo, el Bostero.-

Nando Bonatto dijo...

El peso del Papa es fuerte
No puede ser un Woytyla porque aquel se enfrento a un socialismo real esclerotizado.
La región ,porque convengamos que apuntaria eventualmente a la region no a Argentina,no soporta mayores retrocesos.
por otra parte no le veo un Walesa

Ricardo dijo...

Pablo: lo que digo es que acota el margen para las demandas “anticlericales". Hasta es posible que, si no hubiéramos aprobado antes el matrimonio igualitario, pudiéramos hacerlo ahora, porque fue una demanda que juntó suficiente masa crítica en términos de opinión pública.

Nando: coincido. El peso específico aumentaría más en un escenario de crisis que no existe, y eso es lo que entusiasma al clarinoposicionismo, que espera la crisis que le solucione todos sus problemas como decía Yeyati en el posteo que subimos el viernes.

ram dijo...

¿Qué margen de tiempo le queda a todo este despliegue "espiritual" por el papa argie? - Un mes?, o estoy exagerando?.
¿Desde cuándo en este país, "la fe" movió montañas o condicionó intereses concretos, palpable y nada pero nada espirituales?, incluyendo especialmente los intereses de la iglesia, tan conocida entre nosotros por su generosa mezquindad.
El barullo pasará y se irá viendo por qué, para qué y como qué clase de papa fue designado bergoglio.
Ahí se verá, para bien o para mal, cuanto se meterá con las cuestiones de su ex patria. Ahora es todo sorpresa, con algunos toques de tragedia y otros de humor involuntario gracias a los delirios y delirantes del mamarracherío opositor.
Yo propondría un mes de espera, orejear antes de hacer ninguna jugada. Si, total, dios proveerá, no?.

Larabi dijo...

Más allá de que habrá un par de postulados progresistas que tal vez queden en el freezer por un tiempo como aborto, leg de marihuana etc, concuerdo con lo que plantea RAM, el empalagoso despliegue papal en los medios y opinión pública no durará más de un mes. Lo que sí, cada vez que el Papa opine de algo que pueda ser al menos interpretado como contrario al gobierno o alguna de sus políticas, acá lo van a magnificar y quintuplicar, no caben dudas. Estará ahí la cintura del gobierno para surfear esas olas, como en el fondo a venido haciendo.

Daniela Godoy dijo...

Es una patada en el hígado tras la pérdida del Comandante Chávez. Ha comenzado la reacción, geoolíticamente hablando. Aqui adentro, quienes sabemos de qué madera está hecho y que la institución en sí jamás juega para el lado de la justicia - curas comprometidos y monjas comprometidas son permanentemente perseguidxs por ella- estamos jodidas, como militantes de la separación de la Iglesia del Estado y como mujeres que sufrimos redobladamente la opresión mediante el control de nuestros cuerpos. Quedamos para después con la IVE, quedamos para otro momento más propicio con nuestras demandas, pero esto no significa que el poder de la iglesia no esté minado, a mi entender, de manera definitiva. Sí que habrá que ser creativxs y pacientes para seguir organizándonos a partir de esa fisura. Ser lúcidxs a la hora de movernos para no hacer juego contra el único gobierno que, lo sabemos las mujeres del espacio popular, puede abrir las puertas como lo viene heciendo.
Excelente como siempre el post, Ricardo, y ojalá que como dicen, la bola dure poco... mañana en las escuelas de la ciudad de Bs As hay asueto por la primera misa de Bergoglio!!! Basta de amarillo provaticano!!!

Ricardo dijo...

ram: la fe moviliza mucho en nuestro país, ver las procesiones a Luján, para pedirle a San Expedito, etc. La Iglesia, institución, no mueve tanto. Ver matrimonio igualitario. Pero no es cosa de nada que en un mes pasa. Está bien, bajo este gobierno ya no se le pide consejo a la Iglesia para nombrar ministerios, pero sí ocurre en el Poder Judicial, por ejemplo, que entran más fácil los que pertenecen a tal o cual Asociación de familia cristiana o lo que sea. A lo que voy es que algún nuevo balance, aunque sea pequeño, puede haber en el reparto de poder simbólico.
Ahí anduvo el compañero sciolista Scioli haciendo campaña con su fe. Es lícito pensar que en un gabinete suyo si podían consultar a ver si acercan algún nombrecito, ¿no?

Larabi: no me caben dudas de que será así. TN parece ahora el canal del Vaticano...

Daniela: excelente reflexión. Hay que encontrar nuevas formas para seguir creando conciencia y juntando opinión pública. La separación entre Estado e Iglesia es lo que me parece central en este nuevo escenario.
Y si no, democraticemos la Curia, je.

ram dijo...

Ricardo, una procesión no es "la fe", a estas alturas es una costumbre de unos pocos que, en más de un caso, son turistas.
Y ahí, comparando con años pasados, hay una referencia cuali y cuantitativamente respecto a la menor incidencia de la iglesia con su feligresía (en fuga hacia evangélicos básicamente).
Es obvio que scioli y cierta cofradía leguleya van a buscar la bendición de bergoglio, pancho 1 o el gauchito gil si piensan que éso les va a servir para seguir a flote; pero no hay cambios ahí, aunque los monos se vistan de monaguillos, monos quedan y no porque les quede lindo el disfraz de piadosos, se les va absolver lo garca. Hasta capaz que sea peor, las imposturas ahora se notan más.
Para mí el partido en serio ni empezó, mejor mantener ojos y balero abierto. Y pico (o teclado) cerrado o apenas entreabierto.

Ricardo dijo...

ram: aguante el relativismo moderno, pero ojo que no son pocos los fieles que se mueven. Y sin coca y chori de por medio ;P

ram dijo...

Sí, padrecito....