lunes, 8 de agosto de 2011

De la Sota: el nuevo Scioli

Daniel Scioli le deseó suerte antes de los comicios a José Manuel De la Sota. El Gallego consiguió un triunfo importante: 13 puntos lo separaron de Luis Juez y 20 de Oscar Aguad. Nace un nuevo liderazgo nacional, celebran los analistas opositores.

Veamos. En principio no surge como líder nacional sino revalida su posición al frente del PJ Cordobés. Eso sí lo convierte en un legítimo aspirante para 2015. Porque van de la mano pero no son lo mismo, aspirante y líder. Para construir un liderazgo hay que saber interpretar la realidad nacional y, presumimos, es una enseñanza que De la Sota debe haber adquirido en 2002, cuando su precandidatura presidencial no movió el amperímetro.

La importancia del distrito coloca al gobernador electo de Córdoba -un poco por debajo quizás- a la estatura de Scioli si, como todos los cálculos indican, el gobernador bonaerense -ya no el motonauta- es reelegido.

José Manuel De la Sota y Duff McKagan en Woodstock (circa 1969).

Los gestos de autonomía de De la Sota no deben ser leídos como algo distinto a su necesidad de diferenciarse pensando en su proyecto personal, en su proyección ahora sí nacional. El gesto de Cristina, la llamada para felicitarlo, no es más importante que los gestos anteriores de la Casa Rosada. Como señala Abel, el oficialismo nacional "desoyó los cantos de sirena que lo tentaban a apoyar al “progresista” Luis Juez – mucho menos competidor para el 2015, si ganaba, que el peronista – y desistió de impulsar una lista propia que, sin chances de ganar, hubiera alcanzado probablemente para impedir el triunfo de De la Sota". Carlos Pagni también debe leerlo: "De la Sota ganó Córdoba por su ostensible independencia respecto de la Presidenta, sobre todo en relación con la política agropecuaria, crucial en la provincia. Pero esa posición no llegó a ser tan agresiva como para inducir a la Casa Rosada a aguarle la fiesta con una candidatura propia. El poder de De la Sota es también hijo de esa abstención". Si, como señala el analista de LA NACION en su nota, el 70% de los votantes del Gallego aprueba la gestión de la Presidenta, Cristina parte en Córdoba con un piso más importante que el conseguido en 2007: casi un 30%. Hace cuatro años obtenía un 23,84% que la colocó por detrás de la fórmula Lavagna-Morales.

Por lo anterior, por ser De la Sota un peronista no kirchnerista (pero tampoco un abonado al Club de los Disidentes) y por el apoyo nacional que como gobernador necesitará, podemos prever una convivencia con el kirchnerismo dentro de los márgenes de una respetable armonía. El 2015 está tan lejos todavía que hay antes unas elecciones primarias el domingo próximo, unas elecciones presidenciales en octubre y elecciones legislativas de 2013. La lectura de las cuestiones políticas en términos absolutos lleva a equívocos: no existen victorias ni derrotas absolutas sino pequeños triunfos que pueden encadenarse. De la Sota deberá encadenar algunos si quiere, como es legítimo, aspirar a pelear por un lugar dentro de cuatro años.

21 pusieron huevos y comentaron:

Daniel H. Olivau dijo...

A mi me llamo la atención la gran cantidad de ausentismo, un 28% más o menos ¿no?

Chatee con un par de cordobesas a la tarde (como muestrario no sirve claro) y una me dijo que no iba a votar y la otra se mantenía indecisa. Ambas coincidieron que los candidatos les parecían malo, peor e impresentable. En fin.

Si el 2015 habrá que optar (no elegir) entre Scioli y De La Sot, le pido a Cris asilo como refugiado político en su casa del Calafate.

Disfruten el viaje.

ram dijo...

Este señor, el gallego de cabellera suplementada, y su "cordobesismo", a mí me parece más lógico relacionarlo con los hermanitos del estado asociado de san luis.
Podría ser que Scioli tuviera ganas de parecersele y largarse con algo "autónomo" pero, en una de ésas no le dan las capacidades o hace una mejor lectura de la realidad - un provincianismo en una época de bloques de países y regiones, por necesidad y obligación, es una estupidez hasta como discurso.
Capaz que el cordobés quiere mear el arbolito y marcar territorio (que por ahora no está tan en disputa) o sencillamente demuestra que ése es su límite y su "proyección" nacional no pasa de la nariz. Se verá.

Daniel dijo...

Cristina lo felicitó a Macri también (protocolo indispensable).
Este tipo no tiene la menor proyección nacional. Y que agradezca -aunque sea en soledad, porque en público no dejó de alardear en su arrogancia separatista- todo lo que hizo el gobierno nacional, para que hoy de nuevo se pueda sentar en esa silla.

Abel dijo...

Yo creo que el kirchnerismo cordobés tendrá que acelerar su propio armado político y romper lanzas con De La Sota.
Lo mismo vale para Santa Fe con respecto al reutemismo.

Anónimo dijo...

ALGO ESTA CLARO, HACIENDO ANTIKIRCHNERISMO EXPLICITO NO SE PUEDE SER PRESIDENTE... ESA ES LA GRAN VENTAJA PARA EL 2015 DE SCIOLI SOBRE EL RESTO DE LOS QUE QUIEREN, COMO EL, UN "PAIS SERIO, NORMAL, NO CONFRONTATIVO..." Y TODA ESA SARTA DE GANSADAS.- SALUDOS.- PABLO, EL BOSTERO.-

Encuentro Latinoamericano dijo...

Ram, lo de De la Sota fue predecible, Santa Fe y Córdoba son dos provincias muy fuertes, y dónde a diferencia de la PBA el carácter autónomo (algunos le llaman "federalismo") está muy arraigado.
El costo de la victoria de De la Sota no es tan alto, de última es mejor que un 9% de kirchnerismo puro. Hay que ver que pasa en las primarias, si aunque sea un 50-60% de los votantes de De la Sota votan por el oficialismo, ya tenemos una copia de 2007 en Cba.
Salutes.

Ricardo dijo...

Daniel O: precisamente lo que digo es que 2015 está lejos todavía. Antes de intentar ser candidato a Presidente, De la Sota tiene que asumir y gobernar junto al gobierno nacional.

ram: todos los gobernadores hacen provincialismo, me parece. Pero el "cordobesismo" no pasa de ser un eslogan.
Y a De la Sota lo ayuda a confrontar la espalda que le da su trayectoria. Córdoba, como Santa Fe, es un distrito rico y tiene sus particularidades.

Abel: yo creo que si el kircherismo rompía era peor. Lo que planteás no creo que esté en el ánimo ni en las tradiciones de NK o CFK.

Ricardo dijo...

Pablo: puede ser. Hay otros que también pueden anotarse, no sólo Scioli, Urtubey o De la Sota, mimados por la prensa.

Encuentro (Martín): coincido. Según Pagni es el 70%. Ojalá.

Abrazos.

Daniel H. Olivau dijo...

El "cordobesismo" de Quinchosky, no se porque me hizo acordar al "chilean way" de Pieñera.

Sujeto dijo...

Hola Ricardo
Uno más que se sube a la lista de los posibles candidatos del PJ para 2015. Lo que no sabemos aún muy claramente es "a qué PJ". Supongo que, como sostenés, habrá una convivencia razonable con CFK; habrá que ver cómo reacciona cuando empiecen a meterle presión los muchachos agrogarcas, acicateados por Reutemann y Duhalde, claro.
Ya se verá...
Abrazo

ram dijo...

Que el triunfo de DLS fuera previsible es algo que, al menos yo, no discutiría - ahora - el tema no es la previsibilidad sino el discurso de un tipo al que le faltan meses para asumir el cargo para el que fue electo y ya se ofrece como candidato a presidente.
¿Y con qué se ofrece?, con el "cordobesismo", la pregunta más lógica que se me ocurre es ¿Qué carajo es éso? - Un provincianismo pedorro en un mundo que, a derecha e izquierda, para bien o para mal, funciona en bloques?, plantear éso es ir en el sentido en que van las cosas o una apuesta a largarte en contramano?
Es sabido, así como hay "tucumanidad", es normal que los cordobeses se piensen a sí mismos en términos de "cordobesismo", eso está bien a la hora del fernet o de discutir de taieres-belgrano; pero en un tipo que quiere ser presidente es una pelotudez que atrasa y, honestamente, no le veo el lado "peronista" al asunto, más bien todo lo contrario.
O el equivocado soy yo y el peronismo siempre fue un asuntito "provincial".

Encuentro Latinoamericano dijo...

Mmmm... pará. De la Sota ahora tiene que gobernar Córdoba. Es cierto que está aprovechando la movida para proyectar a 2015, pero eso es algo que es pura ciencia ficción. Macri hizo lo mismo, pero falta demasiado y la realidad, hoy, es que el tipo tiene que gobernar Córdoba. Fue un discurso bien demagógico, como era de esperarse de cualquiera que ganara. Cualquier ganador iba a decir "Córdoba" 20 veces en 5 minutos, y así fué.
Para 2015 eso no le suma nada, pero su apuesta obviamente no es llegar a la candidatura presidencial futura con este discurso, sinó sería un boludo importante y no lo creo.
Saludos.

ram dijo...

Encuentro, entonces definamos qué es "boludez", porque capaz que el señorito cordobés quiera ser "provincia" justo de acá a una semana o tres meses (y no hay mucho margen para empiojadores). ¿o sí?

Encuentro Latinoamericano dijo...

A ver ram, no entiendo exactamente a que apuntas, pero te pregunto... ¿vos crees que De la Sota puede empeorar lo de Schiaretti?

Hilda dijo...

Muy bueno!!!

“venimos a unir y no a dividir” De la Sota a la Casa Rosada…
¿Creerle?
Una cosa es que lo diga Cristina y otra De la Sota, si bien andan diciendo que el gobierno trabajó con pata y todo para este triunfo yo tal vez confíe más en este dato
“En Villa María nuestra candidata sacó el 52%”
Veremos que pasa cuando los muchachos “del campo” empiecen con los aprietes…
Atentamente de pie compañeros.

GeneralSusvin dijo...

Yo crei que cuando habló de "cordobesismo" estaba haciendo un chiste cordobés.

roberto dijo...

Fijate Ricardo que todos los medios hablan de la derrota kirchnerista?,
cuando en realidad tuvo un gran respaldo de éste, pero ninguno dice
que el gran perdedor es el radicalismo que salió tercero y sigue en la racha de caida libre de
Ricardito y eso que contó con un
representante del campo en la fórmula de Aguad sabiendo que Cordoba es una provincia con gran
presencia de los ruralistas.

Ricardo dijo...

Daniel O: pero Piñera me da más Macri o De Narváez. De la Sota es otra cosa, creo. Más parecido a lo que es el peronismo más acá de la Gral. Paz.

Amigo Sujeto: ¿pero qué presión le puede meter Duhalde más que un titular en un diario? A Scioli lo trató poco menos que de maricón y no pasó nada.
Otra cosa es el poder agrofinanciero. Por eso me parece que no hay que "expulsarlo" o romper con el tipo, porque es dejarle servida la mesa a esos tipos.

ram: creo que cuando el tipo habla de provincianismo lo hace como gobernador electo. Pero a la vez los medios lo presentan ya como candidato a 2015 (cualquiera). Quizás de ahí la confusión de roles. Pero esa confusión la generan los medios: como decía en el post, De la Sota debe haber aprendido una cosa o dos cuando en el 2002 su candidatura no cuajó.

Y justo estaba pensando sobre lo último que decís, el peronismo como asuntito provincial.

Ricardo dijo...

Martín (Encuentro): muy de acuerdo.

Hilda: justo al respecto le escribía unas líneas al amigo Sujeto en el comentario anterior.

GralSusvin: podría ser, ¿no? Mandarle un chiste a Piñón Juez o Luis Fijo. No hay nada peor para un humorista que cuando le plagian los chistes. Ahí anda Nik afanando a diestra y siniestra. Preguntale a Quino si le causa gracia, je.

Roberto: totalmente de acuerdo. Lo del radicalismo, a esta hora, es paupérrimo. Perdieron en Catamarca, en Santa Fe van juntos pero separados, Córdoba. Están en la lona, che.

Abrazos.

profquesada dijo...

Últimamente llego muy tarde a la discusión que se pone muy interesante. Tenemos que ordenar un poco esto del 2015, aunque hay tiempo este siempre vuela. Tenemos a Scioli que es peronista de los nuevos, no es antikirchnerista ¿es kirchnerista?; tenemos a Reuteman que no se sabe que es ¿es? pero siempre está y es un tipo de campo ; ahora tenemos a DLS el del pelo mutante y los suaves retoques faciales flamante triunfador y de la docta la que más presidentes ha dado, por lo memos eso dicen los cordobeses, que es peronista de hace mucho, no es kirchnerista ni antikirchnerista y las ideas se las pone y se las saca como el pelo, al acostarse, solo que con el tiempo se han vuelto más grises si cabe. Ta bueno no queda otra que reformar la constitución, digo la plaza que está hecha un asco.

Ricardo dijo...

Profe: jejeje.
Es por eso que el kircherismo debe institucionalizarse pero, más importante aún, debe construir dirigentes con representatividad en el barro.

Un abrazo.