miércoles, 10 de agosto de 2011

Londres: ¿revuelta o insurrección?


"London riots" titulan. El término riot puede ser traducido como disturbio, revuelta, motín, alboroto, desenfreno. Algo de eso pasa en Inglaterra en estos días. ¿Pero es tan sólo eso? ¿Son sólo vándalos que aprovecharon una excusa -la muerte de Mark Duggan a manos de la policía- para desatar la violencia sin sentido? Porque la violencia, por lo general, tiene un sentido. Me corrijo: la violencia siempre tiene un sentido.

¿Entonces es un riot lo que ocurre en Inglaterra? ¿O, como algunas voces no oficiales -como la de Darcus Howe, entrevistado por la BBC- dicen, se trata en realidad de una insurrección? O sea, la sublevación de un pueblo. El presentador de la BBC le pregunta a Howe: "¿Está shockeado con lo que está viendo?". "No, para nada", responde el entrevistado desde el lugar de los hechos. Esto era previsible, dice.

"Pero saquean tiendas de ropa, de artículos electrónicos" -comentan en los foros, comentan mis amigos-. "No están robando supermercados, ¿entendés?" -me dicen-. Es decir: si no están muertos de hambre, se la tienen que bancar calladitos, ¿no? En mi opinión, no. Pero ey, yo sólo soy un gordito que escribe un blog. Un flaco lindo, quise decir. Perdón.


Siempre es más fácil (adormece los cuestionamientos morales) encontrar una explicación simple para cuestiones que quizás, de simple, tengan poco o nada. Para que estos acontecimientos encuentren un cauce en el cual desarrollarse necesitan un contexto, una continuidad de situaciones que, por si mismas, no prefiguran la violencia pero, una vez que esta se desata, se reconfiguran como un flujo que determinó el presente. Citamos un artículo de opinión aparecido en Al Jazeera, "Pánico en las calles de Londres":

...Jóvenes enojados, con nada que hacer y poco que perder se vuelven en contra de su propia comunidad, y no pueden ser detenidos y ellos lo saben. (...) La mayoría de los que escriban, hablen y pontifiquen acerca del desorden de este fin de semana pasado no tendrán la más absoluta idea de lo que es crecer en una comunidad en la que no hay trabajos, espacios para vivir o moverse y la policía está en las calles deteniéndote y revisándote cuando volvés de la escuela. Los que sí lo saben se despertarán esta semana con la certeza de que luego de décadas de ser ignorados, marginados y acosados por la policía, luego de meses de no ver ninguna esperanzas de un futuro mejor, están finalmente en las noticias...

Conocemos de primera mano lo que ocasionan las crisis. Que se pagan con el hambre de los que menos tienen. O con su futuro. Porque son más. Y porque los pocos que no sufren las crisis son poderosos. Porque tienen el poder de descargar lo peor de estas sobre los primeros. Las crisis paralizan la reflexión. Nos sumergen en un caldo denso de frustración y desesperanza. En muchos casos nos consagramos a la resignación, condenando de antemano todo esfuerzo al fracaso. Que se prevé como una fatalidad. Como un sino del destino. La impotencia deriva en hostilidad. No se requiere mucho para que estos sentimientos germinen y se expresen violentamente. Cuando una chispa genera una explosión debemos entender que la pólvora ya se encontraba ahí.

11 pusieron huevos y comentaron:

Daniel dijo...

"Siempre es más fácil (adormece los cuestionamientos morales) encontrar una explicación simple para cuestiones que quizás, de simple, tengan poco o nada"

Síntesis de la mediocridad receptora, en tanto el cinismo emisor.

Ricardo dijo...

Como hablamos de los ingleses: that´s right, Sir.

Daniel H. Olivau dijo...

Tanto en Inglaterra como en Chile, los medios se constituyen en guardianes del status quo.

Concentrados en los "disturbios" acallan las voces de los revoltosos y el ambiente que ha llevado a esta situación. Desaprovechan la oportunidad de complejizar los temas banalizandolos para receptores acriticos y manejando un lenguaje cuasi-infantiloide.

Disfruten el viaje

Ricardo dijo...

En todas partes los medios masivos son guardianes del status quo. Incluso el Granma.

Y sí, apelar a los prejuicios antes que informar o analizar es una tarea de los periodistas "independientes" de la BBC. Mirá la BBC, Sarlo. Je.

Abrazo.

roberto dijo...

Mi hijo vive allí desde hace diez años, y me viene comentando desde entonces la crisis que viven no solo los jóvenes también sus padres, la
falta de trabajo los lleva a las drogas y el alcoholismo. El gobierno por supuesto no hace nada ya que les conviene que esten tirados en la calle a que reclamen ayuda social y trabajo, esto podía pasar en cualquier momento y lo sabian. Respecto a los saqueos, como sabemos a rio revuelto ganan...

Niño Errante dijo...

Pero, muchaachooos, claramente son negros de mierda. Igual que acá. ¿Eh? ¿Que los negros de mierda tienen derechos? ¿Y quién se los dio? No viejo, esto es el acabose...
Cordialmente,
Yo.

Ricardo dijo...

Eso es lo que pude leer, Roberto, pero en medios alternativos.
En los medios masivos se cuentan los hechos pero no el por qué que late detrás.

Abrazo.

Ricardo dijo...

Niño: hoolingans. Five hundred bricks in front of Buckingham´s Palace and the problem is over.

Daniel H. Olivau dijo...

Lo que me llama la atención tanto en Inglaterra como en Chile, es: ¿donde carajos están los otros?

Quiero decir un buen cordobazo y Cameron o Piñera se piantan cual De La Rua.

Disfruten el viaje.

iris dijo...

La respuesta es terrible: del otro lado también hay neoliberales escandalizados por los malos modales de los que protestan. Frei concuerda con Piñera en que "nada es gratis" y por ende no pediría "educación pública y gratuita para todos".Y es que el pinochetismo nunca fue vencido en Chile.En Gran Bretaña los laboristas habían metido el caballo de Troya neoliberal con el verso de la "tercera vía". Sólo era cuestión de tiempo. Cameron recogió la fruta madura, eso es todo.

Ricardo dijo...

Daniel: me parece que hace falta un poco más para un Londrezazo. Fijate Grecia y ahí sigue Papandreu.

iris: gran resumen.

Abrazos.