lunes, 12 de noviembre de 2012

¿Qué sería hacer post-ochoenismo?

1. Aquí no ha pasado nada, señores, circulen, circulen.
2. Tamaña manifestación obliga a abrazar su agenda de reclamos.

¿Blanco o negro? ¿Vamos por todo, por un poquito, entregamos algo, entregamos todo?  Quizás todas sean lecturas acertadas. What? Yes. Porque es evidente que algo pasó, lo que no necesariamente implica que los reclamos deban ser satisfechos. Atendidos o contenidos pueden ser resoluciones más peronistas pero, ¿escuchar las consignas caceroleras es hacer peronismo? ¿Escuchar el clima de época noventista fue hacer peronismo? Escuchar el humor social siempre es hacerlo, ¿pero qué tan representativo es no ya el número de caceroleros sino el malestar social que explica el ochoenazo?

El relato kirchnerista no es, desde hace un tiempo, tan abarcativo como antes. Cómo durante el 2011 eleccionario, que interpelaba a todos des-del-amorrrrr (sic). Aunque este siga siendo "un país con buena gente", es hoy más el país de la minoría intensa y el de la AUH. Y si algo define a nuestra clase media es un complejo de superioridad que fácilmente se transforma en complejo de inferioridad cuando siente que no es atendida. "Siente". La elección del término no es aleatoria, porque de sensaciones y relato se alimenta, como bienes de consumo cultural. Escucha "vamos por todo" y siente que van por ella: "todo lo que quieran, pero no me reemplacen la esperanza de ingresar al Jockey Club por la realidad mezquina de codearme con la chusma", podrían decir sus voces más desvergonzadas y reaccionarias. Europa y no Latinoamérica. Los países serios y no los bananeros. El Barcelona y no Gimnasia y Esgrima de Jujuy.

¿Escuchamos entonces el reclamo del 8N? Lo resume Diego Reynoso [1]: clausurar la posibilidad una reforma constitucional, liberalizar el mercado cambiario y el comercio exterior, trocar crecimiento por control de la inflación, política de seguridad represiva y no garantista, menor concentración de poder en el Ejecutivo, mayor conservadurismo en oposición al progresismo social y cultural y disminuir o terminar con la asistencia social a los sectores de menores recursos (es fácil imaginar que estarían a favor de una reducción de impuestos a los sectores más favorecidos para "dinamizar" la economía).

¿O mejor "vamos por todo"?, que en el imaginario de la minoría intensa oficialista significa (como bien resume Iris en Diletante Profesional [2]): reforma constitucional inspirada en la del '49, re-nacionalización de los recursos del subsuelo, separación de la Iglesia y el Estado, renuncia al CIADI, más intervención del Estado en las cadenas de formación de precios, fomento de las pymes para el agregado de valor a la producción minera y agraria, reforma impositiva progresiva, sistemas de salud y educación nacionales en vez de los múltiples provinciales, nueva ley de educación universitaria, aborto legal seguro y gratuito, etc. (¡qué miedo te da el "etc.", Biolcati!)

Dilemas: ¿cacerolismo o setentismo? ¿Derecha o izquierda? ¿Borges o Fútbol para Todos? ¿Clase media y alta o sectores populares? Si recapitulamos podemos acordar que cuando el kirchnerismo hizo política para recuperar a la clase media (luego de la "legitimidad segmentada" y el "paro histórico del campo"), no le fue muy bien (2009). Cuando se concentró en su base social (peronismo+progresismo), por otro lado, pudo sortear momentos complicados. Pero siempre le fue mejor cuando al relato lo bancaban los resultados y el momento económico. Fue entonces que ganó elecciones con holgura (quizás demasiada, para algunos). En definitiva, fuera del microclima politizado, lo que quiere la mayoría silenciosa nixoniana es vivir bien. (Uy, la puta, ¿y eso qué es?) Y... estar tranquilos, llegar a fin de mes, consumir, ahorrar algo, mandar a los chicos a la escuela/colegio/universidad, vacacionar, una casita, la jubilación, mirar el futuro con ganas y esperanza, etc. (que miedo te sigue dando el "etc.", Biolcati). Es por eso que acá repetimos, a manera de mantra que ayuda a regularizar la respiración, conseguir el equilibrio interno y combatir el mal de ojo (y el empacho), que es la gestión la que, secundariamente, habilita el desarrollo de batallas culturales y luchas por el sentido. Allí y no en otra parte, a mi modesto entender, es donde debe estar puesta la energía en momentos como estos.

Salú.

[1] http://votosponderados.blogspot.com.ar/2012/11/las-7-demandas-del-8n.html

[2] http://algunascosasnolassabe.blogspot.com.ar/2012/11/sobre-el-8-n.html

16 pusieron huevos y comentaron:

iris dijo...

¿Soné bastante pedigüeña, verdad? Son objetivos de máxima,todo hay que decirlo (lo de la reforma constitucional es casi imposible, requeriría ganar dos elecciones en vez de una, a menos que hubiera opositores que la apoyaran y eso no parece una opción).
Igual esto que se está cocinando es interesante.

iris dijo...

Lo cierto es que en general el kichnerismo sale de los laberintos por arriba. Eso hay que tenerlo en cuenta.

Anónimo dijo...

Yo no noto nada nuevo. El kirchnerismo es el 35% del electorado y cuando toma medidas que afectan intereses como la 125 o no permitir el atesoramiento en dólares , sumado a la AFIP impidiéndole a estos pobres santos ahorrar en negro parte de sus ganancias, pierde a estos muchachos que nos votan en las presidenciales porque el resto es de terror... creo que debemos preocuparnos por un 10% que fluctúa y que está preocupado (como la propia tropa) por el impuesto al sueldo o subsidios que no llegan en la Universidades Públicas, por ejemplo... Ponerse a perder el tiempo con tipos que se quejan de la Justicia y cuando Nazareno o Barra estaban en la Corte Suprema ni mosqueaban, o que hablan de planes Argentina se rasca o despotrican contra la AUH porque estan cansados de mantener vagos, y hablan de Diktadura y no paran de vomitar editoriales de La Nación o Clarín o paparruchadas de Lanata, no da ni para perder un minuto de tiempo.- Saludos.- Pablo, el Bostero.-

nilda dijo...

yo con esas cosas que vos pones al final del post, pero para todos, estaria mas que conforme.

Ricardo dijo...

Iris: si vamo'a pedí, pidamo'.
El intríngulis del 8N debe ser resuelto, en el corto plazo, desde el campo de las sensaciones, de lo que se siente, emocional. A mediano y largo depende de la economía, macro pero también la personal, claro.

Pablo: en la protesta seguro hubieron no-fanáticos anti-K. Algunos podrían comprender algunas de las ultimas medidas del oficialismo... si se las explicaran. Es difícil hacer militancia para la clase media, pero se puede.

Nilda: cada día más peronista, ¿eh? :P

profquesada dijo...

No hay un antes y un después del 8N (ni del 7D) que no lo sea más que en términos del almanaque.
No creo que, en consecuencia, se trate de hacer un replanteo, se me ocurre que todo lo contrario, se requiere -como está haciendo Cristina- de una reafirmación del rumbo, en circunstancias que son y seguirán siendo muy difíciles, quién sabe por cuanto tiempo más, tanto en lo polìtico, como en lo económico. Clarín es molesto pero eso no lo convierte en importante, así como ser el multimedia más importante no lo convierte en un opositor capaz de ganar elecciones. De hecho las ha perdido casi todas, sino todas. Tampoco Clarín dirige a los grupos económicos concentrados, quizás lo haga, solo en cierta medida, con un sector de las clases medias -no con toda- de ingresos entre medio altos y altos, pero no puede capitalizarlo en términos políticos electorales. En fin, me parece que impacta mucho en lo mediático y contribuye a ríos de tinta y horas y horas de radio y televisión, pero solo por un tiempo más. Tarde o temprano este tipo de demostraciones se agotan.
Cristina y el gobierno siguen firmes y liderando de lejos el acontecer político. ABRAZOS.

Ricardo dijo...

Profe: estamos de acuerdo.
De todas maneras Clarín gana con movidas como esta: es inversión pensando en el futuro. Si el o la que viene se deja intimidar por la telepolítica...

A.C.Sanín dijo...

Interesante. El 8N fue una marcha de las clases acomodadas. Las clases que salieron con el ex ingeniero Blumberg y decoraron con velitas el camino desde el subte hasta mi casa, y consiguieron algo: modificaciones en la normativa penal, con resultados catastróficos. Y son los mismos sectores que se manifestaron en Palermo en defensa del “campo” y volvían acalorados y estuvieron contentos cuando lograron rechazar la “125”. Y que son los mismos sectores que históricamente han repudiado al peronismo (salvo en su versión noventista), y que desde 2003 están a la defensiva, y votan a las “oposiciones”, mientras ganan plata pero siempre tristes y ofuscados. Esa clase media acomodada, muy atravesada por el “clima” de los medios que consume, que sale a la calle y que nunca votó al kirchnerismo, no es en verdad el problema. El núcleo de la cuestión es esa mayoría silenciosa a la se dirige Cristina cuando habla, como lo hizo hoy, al hablar en Villa Constitución: "Tenemos que ser muy inteligentes, muy sensatos y muy tranquilos frente a las provocaciones que algunos quieren hacer para volver a retornar al régimen ultraconservador que arruinó a la Argentina. No les vamos a hacer el juego. No nos vamos a dejar provocar". Creo que pasa por allí, la gobernanza K.

MiTucumán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MiTucumán dijo...

El malestar social que sienten los auténticos, los antis, los engañados, y todos los que lo sienten, también nos afecta a nosotros los que disfrutamos de este intento de cambio de rumbo, que tenemos ganas de compartir la alegría de los logros en lugar de tener que estar atajando mala onda.
Comparto plenamente tu mantra... lo que tranquiliza es vivir/ver este presente de la gestión real usando siempre "el poder como instrumento de servicio" más allá de todos sus aciertos y errores.

... en las movida anterior lo que más les molestaba era que le digamos que habían sido dos o tres gatos locos. Al escuchar esa frase los vi ponerse rojos de furia... ahora para molestar les vamos a decir que fueros unos gatos locos más... : )

Ricardo dijo...

Compartimos, Sanín.
Aunque Managment & Fruit diga que el 30% de los caceroleros votaron al kirchnerismo, en Tucumán, por lo que pude averiguar con amigos caceroleros (son un dolor de h... e ideas :P), ninguno votó a la yegua. Managment and Fruta.

MiTucumán: ja. Sí, es que la locura gatuna es bastante contagiosa. :P

Ricardo dijo...

Este de Nando Bonatto llegó al mail (parece que Google se calentó y no publica comentarios con link):

"Mire Ricardo hay cantidad de cosas que estan mal, una de ellas es la inequidad impositiva, pero, si hay que arreglar esa cuestion es en sentido inverso al que piden los caceroludos...
peguese una vueltita por mi blogcito

http://poesiayramosgenerales.blogspot.com.ar/2012/11/democracia-censatario-o-los-vagos-no.html"

Javier dijo...

Para mi es hacer gestos sin cambiar politicas de fondo , pero no podes desconocer que la inflacion esta jodiendole la vida a mucha gente y lo peor que podes hacer es decir que no existe , en lugar de decir que vas a mejorar los controles , en acusar a la comercializacion por los aumentos o en genarar una red de mercados populares que intenten incluso fundir a los supermercados sin gente linda .
No es muy dificil me parece ponerse a la cabeza de la lucha contra la corrupcion , si queres hasta anda contra Moyano , metelo al hijo de puta de Menem en cana , son gestos de que aca al corrupto va preso nadie se afana un alfiler o lo pagara caro
Y aclarar que no te interea imponer la reeleccion indefinida seria muy complicado ?
Crear una policia federal estilo FBI distribuida con gran presencia en todo el pais que onda ?

No podes ganarte una parte d elos que miran con desconfianza ? Y si lo echas a Monsanto te ganas a otro sector ?

Martín (Latino) dijo...

Pablo el Bostero + Profe Quesada: Bingo.

El gobierno no tiene que escuchar ni dejar de escuchar las protestas del otro día. Es más ¿Cómo evitar escucharlas? Los medios las habían magnificado incluso antes de que ocurrieran, y no hablo de los medios opositores solamente: un medio “nuestro” mandó a una cronista a confrontar con los caceroleros en lugar de ignorarlos. Es decir, ruido hizo el mitin este. Pero es puro ruido mediático. Loco, ¡está convocado vía twitter dos meses antes! ¿Qué clase de representatividad popular puede tener eso? ¿Cuánta gente en éste país usa twitter? No tiene ninguna trascendencia, por múltiples razones: 1- Es un pedido indirecto, casi inconsciente diría yo, a la oposición que la oposición no está dispuesta a atender, o porque no lo entiende o porque prefiere mirar a otro lado. 2- Esto ya pasó, las consignas son viejas y en muchos casos inventadas (reforma constitucional, por ejemplo, creo que debe haber salido de la boca de Depetris y alguno que otro… si hicieron una marcha organizada dos meses antes por algo que dijo Depetris…), de hecho ya pasó al año siguiente de las elecciones en 2007, pareciera que se van a la casa, se hacen la cabeza unos meses y salen histéricos de nuevo a la calle cada vez que pierden. Les toma un tiempo digerirlo, pero son viscerales, salen al toque, nos pegan en la elección de medio tiempo, pero para tres años mas adelante la moda se terminó, y así como se terminaron las bombachas y las espuelas, también se va a terminar la fiebre de los hashtag, estoy seguro. 3- Es numéricamente intrascendente. Es mucha gente, sí, pero no representa ni el 2% de los votantes del país con toda la furia. Y eso que se organizó dos meses antes, es decir, la gran mayoría de la gente, oficialista u opositora evaluó que no valía la pena salir a la calle. Punto. Eso es un hecho concreto, no quiere decir que el 98% nos ama, quiere decir lo que quiere decir, sólo un 2% del electorado está dispuesto a salir a la calle para protestar, el 98% no. El gobierno no puede ni debe desatender su caudal de votos original, y menos con tan poca cosa en contra (y tan difusa, no hay reclamos atendibles en esa marcha que no impliquen dar un paso atrás en las medidas que el gobierno viene llevando y que lo llevaron a ganar las elecciones hace un año).

Atender estos “pedidos” sería realmente volver a condenarse a perder 2013. Y creo que al pedo, si me preguntás hoy, yo creo que volvemos a ganar, posiblemente no por el 50%, pero estoy convencido de que no bajamos del 40%. Si ellos repiten el error de 2008, nosotros no tenemos por que hacerlo. Vos sabés, Ricardo, que yo soy de los que postulamos la necesidad de una transición, y también creo que tiene que haber una desaceleración del folklore kirchnerista y el “seis-siete-ochismo” (todo bien con 6-7-8, eternamente agradecido, pero la resistencia no puede durar eternamente). De hecho, creo que es lo que va a pasar, y lo que será finalmente el jaque mate de la oposición. Cristina va a fondo, es su sello, no puede dar marcha atrás porque sería no ser lo que es. Pero el sucesor va a ser indefectiblemente moderado en comparación con ella, y la oposición está realmente en pelotas si no logra frenar lo inevitable, que es que los peronistas volvamos a ganar las elecciones en 2015 con un K tibio, pero K al fin, con la herencia K a cuestas y con pocas razones para cambiar demasiado esa herencia mas que algún maquillaje para la gilada clasemediera, en tanto tengamos razón y el rumbo del país siga mas o menos estable.

Salutes.

ram dijo...

Tal parece que después del 8N hay que "dejar constancia" de que se los escuchó.
Y sí, se los escuchó, no podía ser de otra manera, un quilombo así es inevitable de escuchar.
Ahora, ¿por dónde empezamos después de escucharlos?, por el calibre de las infamias jetoneadas?, la desmesura?, el irrespeto?.
Por mí, no hay problemas, que se vayan a la reputísima madre que los parió - colección de bestias que pretenden llevarse puesto un proceso democrático, votado por una cantidad de argentinos MUY SUPERIOR A TODA LA OPOSICION JUNTA, sí, toda, junta, amontonada, de derecha, de izquierda, golpista, golpista mediática, honestista y/o bobalicona o el rótulo que prefiera ponerle. TODA.
Encima, estos próceres, lo sepan o simulen no saberlo, son los mismos que encontraban "corajudo" a un monigote riojano que operaba sin anestesia, que mandaba pueblos (y personas) al limbo por eso de "ramal que para, ramal que cierra" y todos contentos mientras los dólares - prestados - "costaban" un peso. No, costaban mucho más pero no lo veían (el efecto deslumbrador de los espejitos miamescos es enoooooorme); como tampoco ven y no quieren ver que esa mayoria que votó lo que votó ( que tanto les disgusta), no quiere espejitos, prefiere otros brillos, por ejemplo, el brillo de los ojos de un negrito con netbook. Y si son 2 millones de negritos, mucho mejor.
Ya estamos en el post 8N y todo es más o menos lo mismo, los miserables mostrando su miserabilidad y, se les agradece, mostrando que hacerse K ya ni necesita ser ideológico, con que sea puro instinto de conservación basta y sobra. Y no es poco.

Ricardo dijo...

Javier: eso es lo que digo en el post: gestos sin cambiar el fondo porque la clase media cacerolera se nutre políticamente de sensaciones.
Ahora, no se si podes pelearte al nivel que pedís, y menos en este contexto. Ir contra Monsanto no te ayudaría más que con los grinpiseros. Y "el campo" se te pararía de manos peor que en 2008 porque no sería un poco de guita sino directamente el plan de negocio.

Martín: opino exactamente igual. Sobre todo respecto a la resistencia...
Y, unas vez más, es lo que dice el post: tomar los reclamos caceroleros podría conducir a una derrota cómo la de 2009.

ram: es una de las ventajas de la apolítica: muchos pueden no saber o entender que están pidiendo noventismo neoliberal escudándose en "lo que pide la gente" o "lo que hay que hacer" o en eso de "país serio", "seguridad jurídica" y el resto del rosario cacerolero.

Abrazos.