viernes, 11 de octubre de 2013

El bloguerismo: hoy y ayer

En principio acordemos algo: debatir acerca de los blogs, en los blogs, es no sólo autorreferencial sino una tautología cercana al periodismo… independiente. ¿Cómo? Sí, como cuando Clarín considera que asuntos que lo afectan directamente debe ser prioridad para su público lector. O como cuando el Diego hablaba de sí en tercera persona. No es de inteletual (sic) mu’inteligente (doble sic) hacerlo, parecería. Nadie imagina a Horacio González diciendo “Mozo, tráigale a Horacio González un cortado en jarrita…”. Probablemente el mozo no sepa quién carajo es HG. Y quizás Sería Justicia, advertimos.

Acordemos algo más: así como cada quien es dueño de lo que calla y esclavo de sus palabras, también un bloguero es dueño de lo que dice y esclavo de sus silencios (ah, me salió súper ricotero; campeón). Lo anterior, por supuesto, cuando Telecom lo deja. No como a mí desde hace una semana. En fin. Volvamos. El análisis, la semiología de bolsillo bloguera, para ser completa, no debe limitarse al texto, sino también a lo que éste no dice; muchas veces más importante aún. Ahí, en los vericuetos del relato, suelen esconderse las lecturas más interesantes. “¿Qué es lo que quiso decir Horacio González” –puede preguntarse el mozo–. Y bien puede responderse que el tipo, antes que un café, pretende satisfacción para su ego. Algo de eso dice Oscar Cuervo, quien reinició el debate sobre el papel de los blogs en la coyuntura en lo de Abel, citó a Carrasco y fue respondido por Daniel. Este debate, que le importa tres carajos a Omix, por ejemplo, más preocupado en cuestiones menos filosóficas, es posible porque en los blogs somos todos –ejem– artistas. Sí, no lo nieguen, muchachos. Hacemos alguna especie de arte; plebeyo, facineroso, y nos tomamos cinco minutos buscando en los recovecos de la memoria algunos otros adjetivos que suenen más bukowskianos que forsterianos. Y nos exponemos. Al aplauso, al cachetazo. Estamos ahí. Y nos la bancamos. Y no sería posible sin alguna clase de ego hipertrofiado y malsano. Algunos jugarán bien al fútbol y recibirán puteadas por no soltarla (no es mi caso: yo juego bien y la paso), los blogueros nos interesamos por las cuestiones políticas, sociales, económicas, las relaciones de fuerza, la historia y, también, en ocasiones, creemos inteligir algo respecto al momento, al escenario, a lo que viene, y lo compartimos.

Entonces, ¿qué son los blogs? O mejor, porque la anterior pregunta es para Gúgl, ¿para qué carajo están? En principio, respecto a esta blogósfera política que integramos, pueden leer su historia relatada por mi amigo Aldo (de nada, che, después me pasás un diego). Ahí se cuenta, por ejemplo, que allá por 2009 se debatía si debían continuar los blogs siendo espacios individuales o dotarse de algún tipo de organización colectiva. Volaron vasos (vacíos, me cuentan), y algunos decidieron seguir organizados a través del blogroll y otros de modo más orgánico. Finalmente, el tiempo demostró que los blogs son espacios individuales, aunque se identifiquen con un espacio mayor, colectivo, y tengan entre sus objetivos –como en cualquier debate político– pensar a la sociedad, sus posibilidades, sus determinantes, condicionantes. En fin: todo. Y desde un lugar que nunca se pretendió –je– independiente.

La producción de categorías blandas, el ¿abandono? de la organización del campo político y las reflexiones ordenadoras del pensamiento –tales las preocupaciones de Oscar Cuervo– pueden ser, en parte, críticas fundadas. Pero considero que adolecen debido a una mirada autorreferencial: es leer el poskirchnerismo (que el kirchnerismo mismo ensaya, ¿o cuántos kirchnerismos hubieron de 2003 a la fecha?) únicamente desde el kirchnerismo, como proponía Blaustein en Artepolítica. Y si bien coincidimos en que son el kirchnerismo y el antikirchnerismo quienes organizan todavía la disputa, tampoco es menos cierto que el kirchnerismo paladar negro ha perdido porciones de su centralidad política. Massa, Scioli, Liga de Intendentes, Liga de Gobernadores están ahí adonde el kirchnerismo pretendía (¿pretendía?, ¿en serio?) colocar únicamente a Cristina y a UyO. CFK, de todos modos, no ha perdido resortes institucionales –y es probable que nos los pierda (veo difícil que se apueste a un desgobierno. Sólo Clarín y algún sector fanatizado de la sociedad; buena parte del resto pretenderá la continuidad de un escenario similar al actual)– pero sí ha debido, la Presidenta, resignar algo de poder simbólico. Un poco por la propia dinámica política y económica, algunos errores propios y, otro poco, por aciertos ajenos. No advertir que es el contexto político, distinto en términos políticos y mediáticos al de 2008 y hasta –ay– una suerte de viraje de alguna parte de la sociedad –fortalecida por el oficialismo– hacia posiciones más conservadoras (o conciliadoras, o normalizadoras), lo que provoca las tendencias que hoy se observan en los blogs sería, a mi modesto entender, no registrar retazos de una realidad menos simple que antaño. Ser militante sin ser analista (o no llevar el bastón de mariscal en la mochila, je). Algún tipo de ceguera selectiva también. O una necesidad por evitar que el campo político en el que nos sentíamos cómodos se desordene. Ese que nos colocaba del lado de los buenos, de la defensa de la democracia y la institucionalidad (sí, fuimos súper republicanos nosotros, los populistas, durante 2008/2010), y al resto del lado de los meteorólogos del clima destituyente y el gorilismo golpista. Nada es para siempre cantaba mi detestada Cantilo, con letra y música del antimacrista Páez. No me digas, mi amor, que te falta valor, porque nada es para siempre… No se asusten ahora los lectores no habituales de este blog. No debe interpretarse la selección musical como la adopción de un modo findecicleano en el que aquí no creemos. Sí consideramos, en cambio –y como también decía algún otro cantautor cuyo nombre preferimos no mencionar por cuestiones legales (!), que las cosas tienen movimiento. Y que ese movimiento debe ser analizado. Y montado. Otra cosa no sería hacer kirchnerismo, amigos peronistas de Néstor y Cristina; o peronismo, amigos kirchneristas de Perón.

19 pusieron huevos y comentaron:

Daniel dijo...

Ahora que los nuevos rebeldes-way, objetos de consumo de la derecha nos acusan de derechistas, está bueno resignificar todo este asunto.
Y nadie mejor que el Richard tucumano para hacerlo.
Alguien que conserva su impronta de ponderable equilibrio y no resulta afectado por las tensiones y obsesiones que nos toman a los K, arrepentidos K y anti-k que nos suelen comentar.

Gustavo Marcelo Sala dijo...

¿Dónde hay que firmar? Estupendo texto

Iris van Kirsten dijo...

Que quiere que le diga, yo no tengo nada, pero nadita claro, pero por el momento sigo por aquí caminando. Mañana o en el 2015, ya veremos.

Iris van Kirsten dijo...

Muy buen texto.

Ricardo dijo...

Daniel: muchas gracias. Por demás generosas tus palabras.
Respecto a la derechización, hace algún tiempo algunos sostenían que el kirchnerismo es la derecha posible, por acá decíamos que era lo más a la izquierda que soporta la sociedad y que no había nada tampoco a su derecha. Es, en definitiva, peronismo.
Y es de notar que las opciones que aparecen ahora en el mapa, se ubican claramente a su derecha.

Gustavo: ahí nomas, je. Se agradece.

Iris: es un poco lo que decimos en el texto. Se complejizó un mapa que tenía delineaciones claras. Hay una buena nota de Natanson en el Dipló, abordando lo que viene ocurriendo en materia gestionaria oficial.

Erkekjetter Silenoz dijo...

"(no es mi caso: yo juego bien y la paso)"

Ja ja... es una declaración de humildad ala Ritchie Blackmore ya que conoces de violeros....

Y siga como lo sienta amigo, eso sí, no comunique a lo Manolo con textos en alemán, francés o uzbeko. Y si es críptico deje la clave, llave o password en lugar visible para desencriptar

Saludos

Daniel dijo...

Qué violero Ritchie, mamita!

Ricardo dijo...

Silenoz: quédense tranquilo que si no se entiende algo, no será por abuso de criptología sino porque seguramente estaremos hablando estupideces, je.

Nando Bonatto dijo...

La bloguera es para mi un espacio de reflexión y debate.Como todo debate necesita de un idioma común sino es el vituperio ,la gastada o esa cosa de "ganar la discusión" como reemplazo del hacer pensar y repensar uno mismo.
En lo particular y leyendo el momento tengo para mi que se habla mucho de fin de ciclo y no veo las señales mas alla de cierto cansancio y desgaste.
El fin de ciclo noventista se podia ver en la crisis que anunciaba su estallido desde al menos la propia asuncion de De La Ruina que la postergo por alguna esperanza que se levanto entre los ilusos.Los numeros duros, la estadistica ,es lo que hay que mirar.El crecimiento,el empleo y el consumo continuan firmes.Se tiene en contra al poder fáctico con golpes económicos concretos buscando una devaluacion.
¿Fin de ciclo? puede ser,pero la inercia de estos tiempos hacen muy dificil otro camino.
Eso si ,un gobierno que vuelva al endeudamiento y ajuste es posible
BARDO GARANTIZADO EN 3 MESES.

Erkekjetter Silenoz dijo...

Mirá Daniel Highway Star, fijate lo que hace don Ritchie y lee los comentarios abajo...

E' para pegarle un par de bifes.. que se yo

Saludos

PD: disculpe el off topic don Ricardo

GRACIELA AGUIRRE dijo...

Te cuento que la blogósfera - para mi - es la catarsis, es compartir los análisis de conciudadanos anónimos inteligentes y corajudos como para decir su opinión. Y para una mina de 60, que escondió libros en el gallinero del nono socialista y que se proclamaba "occidental y cristiana" para que no la rajaran de la Univ., en cuya casa la "política" era una mala palabra... es un lujo poder escribir, decir, leer, ver y tantas otras acciones que tienen que ver con la libertad, ni más ni menos. Y tipos como vos y los que "tienen huevos y opinan" acompañan, dan fuerza y hasta me creo que vamos pa´delante!!!!

Anónimo dijo...

Hola, Ricardo

Como siempre en estos temas, ando de puntillas, consciente de que soy de afuera y, además, con escasa cultura política.

Leí varios de los blogs linkeados en tu artículo y comentarios al respecto. Citaré algunas frases, pero explico que lo haré sólo porque me dispararon ideas y me resultan útiles para hilarlas, así que por esas razones me atrevo a extraerlas del contexto general del pensamiento de sus autores: reconozco de antemano que estoy extrayéndolas de ese contexto.

1)El kirchnerismo es peronista.
De allí derivo en que el kirchnerismo sabe qué es el poder, quiere tenerlo y usarlo.

2) «[…]por acá decíamos que era lo más a la izquierda que soporta la sociedad […] (Ricardo, aquí).
Eso implica que el kirchnerismo no intenta hacer una revolución para tomar el poder . Es de izquierda, pero una que quiere tener poder dentro de los límites marcados por la sociedad, esto es: lo que las personas de a pie desean o esperan, las restricciones impuestas por los poderes fácticos, las que conlleva un sistema democrático y republicano y las que conlleva pertenecer a un mundo donde existen otros países además del nuestro.

3) En función de lo anterior, Néstor y Cristina han caminado durante diez años en el borde de una cuchilla extremadamente delgada. Un avance significativo o extemporáneo contra los poderes fácticos los desequilibraría (125, por ejemplo); un "aplastamiento" significativo los dejaría por fuera de ser la izquierda posible y querible. En ese fillo del cuchillo Néstor decide, por ejemplo pagar la deuda reestructurándola: ni el no pago de la izquierda ni el pago con endeundamiento de la derecha. Si fuera el no pago, los poderes fácticos lo sacan del poder en dos días; si fuera el pago total con endeundamiento dejaría de ser un proyecto "nacional y popular".

3) Me pregunto: ¿los poderes fácticos están dispuestos a seguir cediendo un poquito de su terreno? Respuesta: no lo sé.

4)Me pregunto: ¿y la gente de a pie, común y corriente? ¿Piensa de la misma forma que hace diez años, se puso más a la izquierda, se puso más a la derecha?

La hipótesis de partida que uso es que la sociedad se derechizó. Porque hoy está mejor que hace diez años y naturalizó ese estado y quiere más. Pero quiere más en el mundo que estamos, y en el mundo que estamos "querer más" es querer más cosas que comprar con dinero. No se nos ocurre querer más en, por ejemplo, el ámbito espiritual, ético, intelectual u otros, sino más cosas que se pagan con dinero.

En función de lo anterior, la derechización del kirchnerismo no es un post-kirchnerismo: es seguir siendo kirchnerismo, ya que si la sociedad se corre hacia la derecha, tendrá que ser lo más a la izquierda que esa sociedad acepta. En otras palabras: la identidad del movimiento permanece, lo que cambia es la sociedad en la que está.

5)Si esto fuera así (ojo, son sólo hipótesis de alguien con escasa cultura política), entonces estamos ante una situación inédita en nuestro país: nunca antes un gobierno o movimiento progresista tuvo la oportunidad de correrse hacia la derecha en una forma controlada por sí mismo, acotada, minimizada. Siempre fue destrozado por golpes militares o bien por violentos giros hacia la derecha civiles (menemismo, por ejemplo).
6) Pero, para que este corrimiento a la derecha sea acotado, mínimo, y, añado, circunscripto en el tiempo, se requiere de un movimiento que sea capaz de retener el poder y al mismo tiempo mantener una ideología nacional y popular y un trabajo fuerte al respecto.

(Continúo)

Anónimo dijo...

7) Llegado a este punto de mi ¿razonamiento? (me da un cierto pudor suponerlo así) pienso en:

«A falta de batalla cultural, la blogosfera se recicla como fabricante de etiquetas» (Oscar Cuervo, blog de Abel).

«Respecto a lo que dice Oscar Cuervo, tengo la impresión de que existe cierta nostalgia -no sólo por lo que dice mas arriba, sino que lo percibo en otros blogueros, comentaristas y lectores que me lo plantean fuera de la web-, cierta nostalgia, decía, por la época de la resistencia bloguera. Más que por la lectura de los blogs, por el clima de época y su significación, creo» (Abel, en los mismos comentarios).

«Finalmente, el tiempo demostró que los blogs son espacios individuales, aunque se identifiquen con un espacio mayor, colectivo, y tengan entre sus objetivos –como en cualquier debate político– pensar a la sociedad, sus posibilidades, sus determinantes, condicionantes» (Ricardo, este artículo).

La batalla cultural no sólo no terminó: está en pañales todavía. La batalla cultural más importante no es contra los medios de comunicación hegemónicos (aunque esta es imprescindible) sino dentro de la sociedad. Si la sociedad se derechiza entonces implica que hay que pelear dentro de la sociedad un cambio cultural. Si ese cambio cultural no se da entonces quedará un único camino: una continua y progresiva derechización de los gobiernos hasta que provoquen otro 2001-2002 y regresemos al inicio.

A mi modo de ver, es aquí donde está el gran desafío y donde está la épica más importante. Se requiere pensar a la sociedad y también actuar en ella. Es un desafío donde la blogosfera tiene mucho para hacer. Incluso la blogsofera está, necesariamente, preparada para encarar uno de los problemas a tener en cuenta en una épica de esta naturaleza, y que aparece dicho por Ricardo: "Finalmente, el tiempo demostró que los blogs son espacios individuales, aunque se identifiquen con un espacio mayor". Me refiero a que en esta nueva sociedad en la que vivimos, signada por la "vida virtual", existe un componente de individualismo muy fuerte, justamenta porque es virtual, es abstracta, es instantánea, deleteable, en fin, posmoderna. Como eso no tiene vuelta atrás, es importante pensar en función de la amplia experiencia blogera que ustedes tienen de qué forma se puede instalar comportamientos menos individualistas en una sociedad que tiende a la bruma virtual, al estado gaseoso.

También creo que la experiencia setentista es fundamental en estas instancias. Es una experiencia valiosísima, a mi modo de ver, porque abarca desde la crisis entre la juventud con el líder hasta los riesgos de pretender ir más a la izquierda de lo que la sociedad permite (pongo solo dos ejemplos, enumerarlos a todos sería larguísimo). Y es una experiencia que ha demostrado ser la más importante en el tiempo: hoy, décadas después, continúa marcando caminos y trasvasándose a sí misma a las nuevas generaciones.

Con respecto a esto último, los más jóvenes son demasiado importantes como para desprotegerlos. En los setenta se asesinó a una generación. En los ochenta, se destruyó, por otros mecanismos, a otra (la juventud alfonsinista, que era numerosísima); en los noventa, a otra (gracias al menemismo).

En síntesis, y disculpándome por lo extenso del comentario, me parece que no hay post-kirchnerismo sino kirchnerismo que evoluciona, que, como se ha dicho en estos blogs, es tiempo de pensar con calma y sin pegarse la cabeza contra las paredes, que una derechización es posible de darse pero que, más que salir huyendo, eso requiere pensar en estrategias para movilizar culturalmente a la sociedad para "tironear" otra vez más a la izquierda.
Creo que si no hay futuro con el kirchnerismo no tenemos futuro alguno. Salvo una revolución, y eso no lo considero ni posible ni probable.

Saludos.
Esther


Ricardo dijo...

Coincido, Nando. Puede haber algo de cansancio, desilusión, apuestas, ego (como señala OCuervo) y posicionamientos de cara a 2015, pero fin de ciclo es mucho decir cuando quedan dos años y con herramientas varias a disposición. Ah, y un escenario que nadie prevé como apocalíptico.

Silenoz: linkear violeros no cuenta como offtopic en este blog, ja.

Tal cual, Graciela. Es difícil encontrar tanto debate, opiniones distintas e información como en los blogs.

Esther: uno plantea temas y de vez en cuando tiene la alegría de leer comentarios como el tuyo.
Muy interesante. Concuerdo en buena medida. Prometo sumar algo más a lo que decís.

nilda dijo...

Viste que existe la "fatiga de materiales" a veces nos falta la fe, la voluntad o acaso fue que nos falta piolin...
Muchos blog cierran, incluso algunos blogueros han muerto (es la vida) pero nosotros seguimos dando pelea, es nuestra manera de hacerlo, Lo unico que nos queda, siempre es la palabra. Un cariño. Nilda

Ricardo dijo...

Gracias, Nilda.
Es la vida. Los blogs también tienen un ciclo vital, quizás, ¿no?

nilda dijo...

no, aun no. Nos ponemos esa pintura que vuelve el oxido fierro de nuevo y le seguiremos dando. Somos como Almafuerte, que ruede y vocifere vengadora ya rodando en el polvo nuestra cabeza. Digo yo, no se.

Norberto dijo...

Mas que derechización del Kirchnerismo, creo que hubo una actitud económica pragmática por parte de ambos contendientes, el otro es mundo financiero internacional, y nos hemos encontrado a mitad de camino, como no tengo tiempo reproduzco mi comentario en lo de Mariano

Norberto dijo...
En cuanto a los créditos, se pueden tomar con refinanciación de vencimientos que es lo normal con el BM, donde te dan un crédito inicial con un programa acordado, y en esto está el curro de la burocracia que te asigna una consultora para el control y seguimiento, y en el momento de empezar a pagar, presentas otro programa que cubra el vencimiento, si se acepta no hay egreso de divisas, salvo el de los honorarios de la consultora, porque ademas las inversiones, ya sean sociales o de infraestructura, se hacen generalmente en el país y con moneda local.
Para Anónimo, solo que le pago en las condiciones pactadas, ni siquiera en las que logró en el fallo, los juicios eran por aproximadamente U$S1300 millones, lo que habían logrado es cerca de U$S680 millones y se pagan con bonos que implican quitas que los convierten en menos de U$S500 millones, plazos y acuerdos de reinversión.
Es interesante como va cambiando en este tiempo la forma de ver al país, primero en el BM
““El crecimiento del 4 por ciento proyectado para Argentina en 2013 es bastante favorable en comparación con el promedio de la región”, señaló ayer el economista jefe del Banco Mundial para América latina y el Caribe, Augusto de la Torre, quien además resaltó que el país “no tiene un desajuste macroeconómico”. El organismo dio a conocer en Washington sus proyecciones para este año y el próximo, en donde estima un crecimiento para la región de 2,5 por ciento, por debajo del 2,7 que el día anterior publicó el Fondo Monetario. De la Torre sostuvo que la proyección para Argentina “quiere decir que en el país todavía subsisten motores de crecimiento más o menos endógenos, propios, que mantienen la expansión””

http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-230956-2013-10-10.html

continua

Norberto dijo...

y el reconocimiento implícito de Moody's
” Gabriel Torres, analista crediticio de Moody’s, brindó al cierre de la Décima Conferencia Anual que la calificadora organizó en el Hotel Four Seasons de la ciudad capital, el jueves 3 del corriente. Torres explicó que “…en nuestro sistema de calificación, la Argentina está como Nicaragua. Si fuera estrictamente por lo macroeconómico, calculo que tendría la misma nota de Colombia y muy próxima a la de Brasil, países que son investment grade”. Si la macroeconomía argentina goza de buena salud, entonces Mr. Torres, ¿cuál es el problema? Respondió: “El problema es político e institucional y tiene que ver con la falta de previsibilidad… Si mostraran otra actitud y dieran pasos para regularizar lo que hoy tienen impago, no dudo de que la demanda por activos argentinos explotaría y al país le sería sencillo reintegrarse a los mercados”. ¿”Otra actitud”, Mr. Torres? ¿A qué se refiere? Respondió: “La revisión anual es una convención como parte de la relación con el FMI, y un gobierno, si quiere, puede no hacer públicas sus conclusiones, como lo hizo hasta el año anterior Brasil. Pero negarse a recibir esa auditoría no es buen síntoma y aquí [en la Argentina] eligen que no venga el evaluador”. A Torres le enerva que la Casa Rosada y la Presidenta de la Nación decidan cuánto, cómo y a quién pagar y cuánto y cómo y por qué recaudar en función de intereses ajenos a Wall Street y el FMI. Según La Nación, Torres ve con buenos ojos “un escenario de reservas en torno a los 20 milmillones de dólares para fines de 2015, es decir, cuando cambie el gobierno”, puesto que, en palabras del calificador crediticio, dicho volumen “es un número nada despreciable si se considera que el horizonte de pagos de la Argentina de allí en más se despeja mucho por varios años”. La cadena de noticias Bloomberg sobre el discurso de Torres, artículo en inglés “Moody’s Says Argentine Upgrade Hinges on Politics Not Reserves”, citó como textual del disertante una frase no menor y omitida por La Nación: “La Argentina tiene suficiente dinero; es una decisión política la de no pagar.”"

http://tiempo.infonews.com/2013/10/09/editorial-110869-shutdown-argentina.php

Nosotros somos Ella, abrazos