lunes, 9 de agosto de 2010

Post-kirchnerismo


En Brasil, cerca ya de las elecciones para suceder a Lula, todos hablan de post-Lulismo. Tanto Dilma, la candidata oficial, como Serra, el candidato del empresariado paulista, quieren continuar los caminos acertados recorridos por el PT en estos ocho años de Gobierno.

Lula lo ejemplificaba con una frase, al ganar su segundo periodo: “...nunca os ricos ganharam tanto e nunca os pobres melhoraram tanto de vida...”.

Puede decirse algo similar del kirchnerismo. Los ricos siguieron levantándola con pala y los pobres mejoraron sus condiciones de vida. Es cierto que los ricos, acá, podrían haber ganado un poco más. La lucha por la 125 fue al principio una pelea por la renta, luego devenida política. Algo similar puede decirse con respecto a la Banca y las AFJPs.

¿Y entonces por qué nadie -excepto el oficialismo, claro- quiere hacer post-kirchnerismo en este país? ¿Por que nadie puede reconocer las cosas que se hicieron muy bien, bien y regularmente bien?

Los candidatos opositores todos -quizás con excepción de Alfonsín Jr.- niegan lo realizado por el oficialismo en estos más de siete años ya. Siguen hablando mal de la Justicia -aún luego de intentar judicializar la política-, pese a que Kirchner limpió la Corte Suprema menemista. Los avances en materia de DD.HH. (derogación de OD y PF, juicios) son banderas cooptadas. El abandono del seguidismo norteamericano (realismo periférico) y el buen desempeño en relaciones internacionales son también ninguneados. ¿Y los logros económicos? Superávits gemelos para envidia de los ortodoxos, reconstrucción del tejido social y revalorización del trabajo, haber capeado la crisis en 2008/2009. Cualquier enumeración que pueda hacerse sería falaz si no se mencionara la recuperación del rol del Estado y de la Política como articuladores.

Mientras el ACyS contenga a Carrió, poco puede decirse que sea coherente. Si finalmente Carrió es sacada de las ecuaciones que se tejan ahí adentro, todavía quedarán Sanz, Morales, Aguad, Stolbizer, ¿Cobos?, Giudici, etc. Y no se puede decir que ninguno de ellos hace seguidismo corporativo.

Para congoja de los radicales y socialistas, el líder de la oposición apuesta por el ¿Peronismo? ¿Federal?. Magnetto los convocó y ellos fueron. Mala noticia para todos los asistenes que la reunión trascendiera. Ya ninguno de ellos puede intentar hacer post-kirchnerismo. Ni siquiera Solá. Están ahora públicamente comprometidos a ignorar lo hecho en estos siete años -ocho en 2011-.

Triste entonces que el futuro, para todos ellos, sea el 2002. No quieren gobernar después de Kirchner, porque el mandato es gobernar en lugar de los Kirchner 2003-2011. Quieren retrotraer la situación al pasado, abonando la teoría de que los K son o serán una "anomalía" del sistema. Un error debido a las condiciones extremas luego de diciembre de 2001.

Hacer post-kirchnerismo sería superador. Hacer retro-kirchnerismo no. Ya se ha dicho muchas veces pero insisto: la cuestión comunicacional, la propaganda del oficialismo en 2011, deberá hacer foco en el futuro. De otra manera será difícil para el electorado entender que el futuro, para los anti-K, es en realidad nuestro pasado.

15 pusieron huevos y comentaron:

HUINCA dijo...

Hay algo que todo esta gentuza no ha tenido en cuenta en estos años de boicoteo, denuncias, etc, que es que, si llegan a ganar, enfrente van a tener a organizaciones, políticos, etc, a los cuales han tratado de perjudicar y hasta encarcelar, insultado, etc etc. O sea, su vida política puede transformarse en un infierno. Y puede ser muy corta. Porque lo que se ha ganado estos años ha sido una capacidad de movilización muy fuerte. "Los del campo" parecían muchos, mejor que vayan imaginándose una parte de la sociedad infinitamente mayor si la tratan de joder de verdad, ya con los resortes del poder en sus manos. Que se vayan estremeciendo.

Ricardo dijo...

Me parece que ellos piensan -más incluso que el oficialismo- que si tienen la banca mediática tienen todo.
Es el mismo esquema sobre el que pensaba sostenerse De la Rúa: los medios hablaban maravillas del ajuste y de su necesidad imperiosa.

Nunca es gratis la transferencia de recursos. Ni para el lado de los que menos tienen ni viceversa.

Y eso que saben que somos muchos los que vamos a estar en la vereda de enfrente si quieren cercenar derechos.

El Repúblico Javier dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Repúblico Javier dijo...

La oposición tiene una paradoja terrible.

En 1999, para poder ganar las elecciones, la Alianza tuvo que arriar una a una sus modestísimas banderas y prometer que no "iba a tocar el modelo"... que íban a hacer un menemismo sin corrupción, básicamente. Eso sirvió para atraer a muchísimos partidarios del modelo, que en ese momento tenía adeptos en la mayoría de la población, pero renuentes a votar al riojano.

Con el kirchnerismo ocurre algo similar. Es bastamente aceptado que el kirchnerismo produjo un modelo económico superador de lo anterior y estable. Pero muchos de los que reconocen esto, preferirían un estilo menos confrontativo, menos alianzas con Chavez, y toda la cantinela.
El drama de la oposición es que esta vez no pueden prometer "Kirchnerismo sin Kirchner" no sólo por la demonización que ellos mismos hicieron de NK, sino de todas y cada una de sus políticas (se salva la Corte Suprema y poquito más).

No pueden venir ahora después de 8 años de insultos y peroratas a decir que vienen a "conservar lo bueno del kirchnerismo y superarlo en lo malo" sin caer en el más espantoso de los ridículos.

Abrazo!

Natalia dijo...

otro problema que tiene el grupo opositor es que no hay política clara, no hay hoja de ruta, si le preguntas a cualquiera de estos boludos qué piensa hacer la respuesta inequívoca será "ser diferentes a NK/CFK" pero no saben cómo hacerlo

lo que seduce del kirchnerismo es el orden de su proyecto, la capacidad de mantener las ideas claras sin estar cambiando cada 2x3 cuando algo va mal y la capacidad de tener un plan político de sostenibilidad a largo plazo

es mucho más organizado que lo que fue el menemismo en sus tiempos, porque antes la gente eran mercenarios, ahora hay muchos que están convencidos y creen en lo que se hace

el país va muy bien, mucho mejor de lo que ha ido en cualquier otro gobierno de los últimos 50 años y tantos ataques de todos los sectores opositores sólo sirven para fortalecer al gobierno

saludos

Pablo D dijo...

A veces menosprecian a la "minóría intensa". Pero ojo que, justamente por ser intensa, es que van a tener que pensar como incluirla. El kirchnerismo demostró una habilidad impresionante de gobernar más de un año y medio aún con la puteada constante y altísonante del clasemediero rechinando en los oídos. ¿Ellos van a ser capaces de pensar como hacer para sortear las dificultades de gobernar para esa minoría intensa sina arriar sus propias banderas, pero planteando una alternativa que consiga estabilidad: de gestión y de los niveles de bienestar que dejen los K cualesquiera ellos sean?

Ricardo dijo...

Javier: bárbaro. Eso siempre y cuando partiéramos de la premisa de que al rejunte opositor le importa la coherencia.

La cuestión, para mí, es que ya no se puede vender "kirchnerismo sin Kichner" como se vendió "menemismo sin Menem". Para comprar kirchnerismo, mejor comprarlo a Kirchner antes que a Ricardito Alfonsín. Y la prueba está en que todos pedían por Cavallo cuando la economía delarruísta se caía a pedazos.

Y si, si existiera ese kirchnerismo sin Kirchner, tendría muchos votos.

Natalia: totalmente de acuerdo. Uno de los desafíos del oficialismo para el 2011 es, entonces, mostrar que tienen orden, capacidad y un plan de gobierno coherente y que se ha demostrado posible (y para eso deben decir cuáles son las metas también, y que ganamos todos con eso, claro).

Pablo: es por eso que Magnetto apuesta al ¿PJ? Disidente/Federal. Implícitamente sabe que son los únicos que podrían negociar con la CGT, CTA y MM.SS. La UCR llamaría desesperada a las redacciones pidiendo instrucciones y solicitando titulares favorables.

¡Abrazos!

Javier dijo...

Me parece que el hecho de que nos e valoren las cosas buienas que s elograron los ultimos años es triste para el futuro del pais , que si se termina este proceso sea retroceder a los peor de nuestra historia es lamentable para todos

Un abrazo

Ricardo dijo...

Tal cual, Javier.
Lamentablemente tenía razón Kirchner cuando decía que querían volver a los '90.
Ahora me parece que ya no están seguros a qué año quisieran volver, pero que quieren volver atrás: seguro.

Abrazo.

Unfor dijo...

Se jugaron todos a un golpe de Estado viejo; y les salió mal.
Y entonces, quienes les tenían miedo dijeron; -bueno, ya no hay mucho que perder.
Y se mandó toda la carne al asador.
Se viene un tercer período kirchnerista. Será de antología...

A.C.Sanín dijo...

Quienes se construyen como oposición frontal al kirchnerismo -especialmente los líderes parlamentarios- difícilmente puedan plantearse como una alternativa que, además de ¡obviamente! proponer el “cambio”, declaren su disposición a continuar con las buenas políticas de este Gobierno. El planteo opositor ha sido y será demasiado confrontativo porque allí está la mano de las corporaciones escribiendo el discurso: la “idea fuerza” es volver al pasado, no más. Y este planteo tal vez le convenga finalmente al Gobierno. Un abrazo.

Sujeto de la Historia dijo...

Un comentario sobre la guita que están ganando los grandes empresarios: ganan como nunca, pero se anunció que vamos por el 50/50 en relación a la distribución de la riqueza...
Aghhhh

Ricardo dijo...

Ojalá, Unfor. Yo creo estamos frente a una oportunidad única de evitar esas crisis cíclicas de nuestra historia. Y de que en un próximo periodo, con el aval de los votos, se puedan profundizar aún más todas las políticas inclusivas.

Sanín: el planteo le conviene si el oficialismo es capaz de mostrar que es el único -actualmente- en condiciones de seguir mirando hacia el futuro y, efectivamente, construyéndolo.

Sujeto: bueno, pero ese anuncio está destinado también a favorecer un aumento en la producción de medicamentos nacionales. ¡La de buscapinas y rivotriles que deben haber mandado a comprar los jerarcas de la UIA y la AEA después de escuchar eso!

Hablando en serio ahora: yo estoy también con la Presidenta cuando dice que es lógico y respetable que los empresarios quieran ganar mucho dinero. Pero no vendría mal que comprendieran que no tiene que ser a costa del hambre y la pauperización del resto. Y entonces pagaran los impuestos que corresponden, no se opusieran a que se avanzara con una reforma impositiva progresista y respetaran los preceptos del liberalismo económico en lugar de buscar posiciones monopólicas para comandar el Mercado. Etcétera.

Abrazos.
Gracias a todos, como siempre, por pasar y comentar.

Ester Lina dijo...

Muy bueno tu análisis Ricardo, Yo apuesto a la continuidad de este modelo, porque ya probamos lo demás, con consecuencias costosas...
Ayer estuvieron Filmus y el Chivo Rossi en Villa Constitución y la gente los aplaudió mucho. El lugar estaba lleno, muchas personas, con sus hijos también... quedé impresionada por la aceptación e la gente de los principios que exponían estos políticos. No veo algo similar del otro lado. Solamente roscas...

Ricardo dijo...

Muchas gracias, Mona.
Del otro lado no hay entusiasmo. Apuntan a los sectores despolitizados o apolitizados. A todos los que fueron formateados durante tantos años y que están convencidos de que la corrupción sólo puede ser estatal y no empresarial. A los que creen que si se dejara de robar dos años, todo andaría joya.

Que baluartes Filmus y Rossi, ¿eh?

Saludos.