domingo, 24 de junio de 2012

Elogio de River en la B (o las muy poco frecuentes lágrimas de felicidad)

Riber en la V (¿o era al revés?) fue una roadmovie o, mejor aún, fue una roadmovie a pie. Fue transitar larguísimas distancias para arribar a canchas peladas, poceadas, casi como el Monumental después de Roger Waters. Fue, en definitiva y como mejor definición, el Señor de los Anillos: pareció que una fuerza poderosa nos impelía a iniciar un tránsito para el cual no estábamos preparados y que, además, no queríamos recorrer. Un aprendizaje continuo, porque one does not simply walk into el ascenso directo. Fue la trilogía insufrible de Peter Jackson condensada en los sábados de un año.

♫ Nos pasamos la vida buscando lo que ahora estamos ahora encontrando,
porque no hay nada más que nosotros que nosotros dos... 

"363 noches soñando con este día", decía ese cartel colgado en una tribuna del Monumental, y uno casi no puede reprimir las ganas de abrazar a la cultura popular y decirle al oído, bajito, como quien confiesa desde el corazón, bien... Bien, vieja, ahora andá y escribí el Martín Fierro, andá y comete la cancha, andá y recitá poesía futbolera para los que se juntan a festejar en las plazas. Hacé llorar a esa señora viejita que con 70 años se pone la camiseta de River y sale a festejar con sus nietos, hacelo, porque el Tano Pasman va a escribir sobre vos.

♪ Hoy somos libres otra vez, tan invisible la pared... 

Ayer hablé con chicos pre adolescentes que no querían que River ascendiera, para seguir viéndolo en vivo cuando jugara en Jujuy o Tucumán. La federalización de la alegría, el asalto de River al campeonato de la B: equipos que abandonaban su cancha para alquilar otras más grandes, las revoluciones que el micro de River movilizaba allí adonde llegara, los hinchas visitantes que volvían a las canchas. Hablé también con tipos que sufrieron aquella sequía de 18 años y me decían que lo de ayer fue especial. Son impagables las lágrimas de felicidad, y muy poco frecuentes. Quizás el sufrimiento, que duró más de un año (uno y medio o dos, cuando el descenso ya no era un "fantasma"), haya sido justificado por esos segundos, minutos de gloria casi infinita. Alguien me decía también que River tenía la obligación de ascender como campeón. No, macho, River tenía la obligación de dejar el alma para hacerlo. Podemos discutir, entonces, y no ponernos de acuerdo acerca de si lo hizo o no, pero la B es dura, es mala, es traicionera. Es como una mujer a la que engañaste. O como una mujer a la que te negaste hasta su desesperación, y que ahora finalmente te tiene entre sus manos. Es Kathy Bates en Misery y va a hacer todo lo posible por retenerte. Y River, como James Caan, debió apelar a las fuerzas con que contara, fueran suficientes o no. En términos estrictamente futbolísticos, River tuvo inyecciones varias de fuerza: Cavenaghi, el Chori, Sánchez y Aguirre al descender. Ponzio y Trezeguet a principio de este año. Y la fuerza de los chicos: los Funes Mori, Cirigliano y Ocampos. Del equipo titular que descendió, prácticamente, sólo resistió Maidana. El Indio Vega era suplente del locohouseman Carrizo. Cuando descendimos...

♫ Se apagó la luz, era inevitable,
casi lamentable, se apagó la luz... 


Si este ascenso tiene una figura -no quiero ser injusto pero es inevitable- esa es la de Matías Jesús Almeyda. No sólo agarró, como suele decirse, un fierro caliente, sino que supo manejarlo. No chocó el Fiat Spazio. O el Peugeot 306, ponele. Los nombres cambiaron, pero no es difícil imaginar a los equipos de Simeone, Astrada, Gorosito, Cappa o López boyando en mitad de tabla. O peleando, quizás, por un puesto de Promoción. Ese era River y Almeyda, a fuerza de resultados, de decisiones a veces equivocadas pero en gran medida acertadas (es fácil decirlo con el diario del lun... del domingo, pero acá o en twitter lo sostuvimos siempre. Excepto a Vella, claro. ¡Vella, la c... de tu vieja! Poné a Abecasis, Almeyda), a fuerza de sostener las malas y tratar de potenciar las buenas, de no temblarle el pulso para reemplazar al Chori o a Cavenaghi, de sostener a Cirigliano en mediacancha para mandar a Ponzio de 4 cuando hubiera sido más fácil colocar un stopper y mantener a Leo en el medio, de absorber la presión, de aislar a los jugadores del mundanal ruido y de una prensa carroñera que hubiera secretamente celebrado el no ascenso, a fuerza de todo eso Almeyda se constituyó en capitán de barco. O en director del Señor de los Anillos, en un Peter Jackson flaco y siempre a la moda para guiar a River nuevamente a Primera. Y como campeón de la B. Con casi un 65% de los puntos obtenidos, muy por arriba de los promedios obtenidos por Simeone (23% luego de su campeonato), Gorosito (41%), Astrada (37%), Cappa (50%) o JJ López (49%).

♪ ...Y más de mil domingos fueron seis.
Tanto destino se le fue como vino y no le avisó, no lo vio.
Miles de sueños le prendieron la mecha... 

Los momentos felices no inspiran al arte. Son, por lo general, excusa para lo banal y comercial. So Call Me, Maybe, ponele. Por eso ayer fue para celebrar. Hoy también. Pero a modo de corolario, ahora que retornamos a Primera (que ya no será nuestro lugar, porque también pertenecemos -orgullosamente, debo reconocerlo- a la segunda división del fútbol argentino), puedo decir que fue lindo el campeonato de la B. Mejor, más competitivo, más entretenido y emocionante que varios de los que River ganó en Primera. Festejé este título más que los de Astrada o Simeone. O Ramón Díaz y Passarella. Fue lindo ver a River en Tucumán y sentir en la piel lo que el equipo moviliza. Se lo va a extrañar a River en la B.

Yóoootéquieróooriverpléeeiiii...

24 pusieron huevos y comentaron:

manuel el coronel dijo...

abrazo compañero, el pueblo está de pié!

Ricardo dijo...

¡Abrazo, cumpa gallináceo! Je.

Mazingerkid dijo...

Yo pensaba, sería lindo que esta experiencia traumática, pero con final feliz sirva para que River empiece a hacer giras por el interior del país para estar cerca de sus hinchas, que son, como quedó demostrado, la mayoría de los hinchas del futbol argentino.
Felicitaciones compañeros rivarplatenses!

Rucio dijo...

Volvimos compañero!!! sufriendo y con el culo ensangrentado como Poncio, pero felices. A mi ya me entró un poco de nostalgia. Voy a extrañar la B.
Pero bue... ahora hay que pensar en lo que tenemos adelante, equipos importantes como Arsenal, Tigre, Velez, All Boys, y otros (JE!).

Ricardo dijo...

Mazinger: sería lindo, pero lo veo muy difícil. Quedará la Copa Argentina nomás...
O, en mi caso, esperar que asciendan Atlético, el Lobo jujeño o San Martín.

Rucio: ¿viste? Como que dan ganas de seguir en la B, ¿no? Ja.
Quizás no hubiera sido mala idea ese campeonato de 40 equipos...

Abrazos.

Daniel H. Olivau dijo...

Me alegre mucho por Ud. kamarada.

Disfruten el viaje.

Anónimo dijo...

Te leo Ricardo y me siento como cuando algunos amigos me cuentan anécdotas divertidas de la colimba...Parecen hasta disfrutarlo, pero que querés que te diga, sigo agradeciendo haberme salvado por número bajo... Saludos.- Pablo, el Bostero.-

Ricardo dijo...

¡Grande, Daniel!

Pablo: quizás sea un síndrome de Estocolmo, ja.

Rodrigo García dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Larabi dijo...

Insisto, te equivocaste Ricardo. Medicina no es lo tuyo. La crónica deportiva te sienta bien.... aunque si curás tan bien como escribís vas a salvar a mas de uno....
Nunca leí mejor definición de lo que fue el Nacional B para River que esa que diste de la Gorda de Misery... y fue eso... ni mas ni menos, querer escapar de algo que parecía tan fácil y que se tornaba tan difícil en el día a día... en el sábado a sábado.... y ahora que lo vemos con el diario del Domingo, después de los 363 días.... hay que coincidir que fue un muy lindo torneo... que me hubiese gustado ver si Cipolletti hubiese estado en esa categoría tan linda que demostró ser el Nacional B y que me imagino lo que debe de haber sido la revolución de River en cada una de las provincias a las que le tocó visitar....
Salud!!!! y Vamos todavía!!! que estamos con la sangre en el ojo y vamos por más!!!

Sujeto dijo...

Ricardo:
Felicitaciones !!!
Te digo que me conmovió Almeyda el sábado: el tipo fue amor, amor propio y amor a la camiseta.
Muy bueno tu post sobre la experiencia de la B, sobre lo que significó para tantísima gente ver jugar a sus hijos, amigos, vecinos, de lugares donde se conocen todos, decía ver jugar a los suyos nada menos que contra River. También a los que no somos de River, y comenzamos a ver los partidos de la B, nos permitieron conocer un poco más, apreciar lo que es para esos clubes en su mayoría tan humildes la posibilidad de mezclarse con un grande, decías bien, una federalización de la alegría.
Bienvenidos entonces a su casa.
Gran Abrazo Rojo

Mabel dijo...

Me encantó lo q escribiste .Conmovedor .
Ahora,no tiene otro gustito la A,distinto al q tenían antes de descender?
Y además fue un año largo y sufrido pero lo pasaron y volvieron .
Lindo de ver Emoción dolida hace 363 días y emoción feliz ahora .
Un abrazo rojo tb por aca y felicitaciones

Ricardo dijo...

Larabi: ¡Nunca menos! Je.
Hubiera sido lindo jugar contra Cipolleti y que Río Negro viviera lo que Jujuy, Tucumán, Catamarca, etc.

Ahora, si Passarella no le renueva a Almeyda y a todo el equipo, incluyendo el gordito estresha Cavenaghi, el paro del miércoles tiene que cambiar la consigna y ser contra el Daniel Alberto, je.

Sujeto: yo me cagaba de odio, no voy a negarlo, pero también te toca alguna fibra íntima ver el amor propio con el que le jugaban a River. Clubes para los que, ganarle a River, puede significar uno de los puntos más altos de su historia. Así le jugaban también, con todo.

Suerte para el Rojo en este próximo torneo. Se lo que se siente...

Mabel: ¿vos sabés que creo que sí? Va a tener otro gusto. Ojalá River juegue este próximo campeonato sin complejo de haber descendido y, por el contrario, con el orgullo de haber sido el campeón de la B. No por nada dicen que es el más difícil de nuestro fulbo...

¡Abrazos!

Daniel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Daniel dijo...

A disfrutar, después de tantas tensiones, que mejor?
Una duda: Vega o Chichizola?

Daniel dijo...

-"Suerte para el Rojo en este próximo torneo. Se lo que se siente..."

Gracias! Mas que suerte vamos a tener que tener... guácala.

Luis dijo...

Excelente compañero!! Que alegría la puta madre!! Abrazo!!

Ricardo dijo...

Daniel: terminó atajando Vega. No sé. A mí siempre me gustó más Chichizola. Y entre Abecasis y Vella no hay dudas.

¡Grande, Luis!

Abrazos.

profquesada dijo...

HIP,HIP,RAAA!!!! Por los millo y el comentarista!!!

Ya ni me acuerdo de la diferencia semántica o patafísica que le impide al bostero de Pasarella FESTEJAR!!!, NADA MENOS!!!

Ricardo dijo...

¡Profe! ¡Maestro!
Leí la carta de Passarella pero lo igual lo vi llorar en los vestuarios, abrazado a Almeyda, ¿eh?

Yo pensaba dedicárselo a Aguilar si ascendíamos, pero ni en pedo se lo dedicamo' al Sopa-laputamá-drequéloparió!

Anónimo dijo...

creo q con este gobierno se empezo a dar lo del deporte federal.

el domingo a la mañana el tc en las misiones. antes muy bonaerense (olavarria, balcarce, 9 de julio, etc,,)

los pumas anduvieron por cordoba y el tucuman. antes jugaba casi siempre en velez

y en el futbol hay 2 equipos cuyanos en la a. casi mas equipos santafesinos q de bsas .
sumale la copa argentina, q se puede mejorar

los equipos del noroeste tienen mucha pasion pero le falta mejorar inferiores.

pero q river siga en la b, dejate de joder amigo, no aguantaba mas loco.
saludo
romu

Aldo Ulises Jarma dijo...

Está muy bueno el post, y concuerdo con uno de los comentaristas que elogia la comparación del campeonato de la B con Kathy Bates en Misery que va a hacer todo lo posible por retenerte.
Sin embargo, le faltó un complemento: el que hizo todo por sacarlos de los brazos de Kathy Bates fue Toia y sus jueces de línea. ¿o crees que me olvidé que fue el mismo árbitro que dirigió el partido en Tucumán contra Atlético? Aquí también se equivocó a favor de River con los fuera de juego. Todas casualidades convenientes.
Eso en Misery no pasaba Ricardo.
Abrazo

Otto Rock dijo...

Hoy, martes 26 junio, me desperté a las 6am y antes de cualquier cosa pensé "River esta en primera". Es como hoy, y solo hoy, me di cuenta de la felicidad.

Ricardo dijo...

Romu: es cierto. Ojalá que la Copa Argentina pueda ser mejorada y afecte a más provincias.

Aldo: en twitter mencioné las ayudas de Toia. Pero te entiendo, a River, durante mucho tiempo, le pitaron en contra: pasamos campeonatos en que no nos cobraban penales y, si nos hubieran dado una mínima mano arbitral, River no descendía el año pasado.

Otto: yo todavía no terminé de caer. Estoy disfrutando más el haber salido campeón que el ascenso. Supongo que cuando vea el fixture terminaré de caer.

¡Abrazos!