martes, 16 de octubre de 2012

EE.UU.: Krugman vs Romney por seguros de salud

El bloguero y Nobel Krugman (luego de que lo recibiera la Unión Europea debería considerar hacer la gran Lennon [1]) no hace periodismo independiente (para horror de Cavallo, Melconián y Redrado, economistas independientes de cualquier responsabilidad o aún siquiera sensibilidad social) sino que hace explícito su apoyo a la reelección (doble horror, al nivel de una actuación dramática de Juanita Viale) del actual presidente demócrata. Criticó, así, ayer, los planes republicanos de recortar y/o discontinuar los programas de asistencia sanitaria sostenidos e impulsados por el gobierno bolivariano del peronista-hiper light Obama: "Romney no ve gente muerta porque no quiere verla", dijo, en referencia a los dichos del malo de Mitt, quien antes había asegurado que no existe gente que se muera en su departamento por no poseer seguro médico. Nosotros podríamos coincidir con Romney: nadie se muere en su casa, sino en la casa que le pertenece al banco. O sale al patio, ponele, para morir. Citemos a Krugman verdugueando a Romney [2]:

"...These are remarkable statements. They clearly demonstrate that Mr. Romney has no idea what life (and death) are like for those less fortunate than himself.

Even the idea that everyone gets urgent care when needed from emergency rooms is false. Yes,hospitals are required by law to treat people in dire need,whether or not they can pay. But that care isn't free - on the contrary,if you go to an emergency room you will be billed,and the size of that bill can be shockingly high. Some people can't or won't pay,but fear of huge bills can deter the uninsured from visiting the emergency room even when they should. And sometimes they die as a result.

More important,going to the emergency room when you're very sick is no substitute for regular care,especially if you have chronic health problems. When such problems are left untreated - as they often are among uninsured Americans - a trip to the emergency room can all too easily come too late to save a life.

So the reality,to which Mr. Romney is somehow blind,is that many people in America really do die every year because they don't have health insurance".

Para ejemplificar no hay que ser un Verbitsky bloguero, sólo basta googlear "usa emergency room bill or cost" y podemos encontrar historias como la siguiente, en la que un tipo que necesitó tan sólo seis puntos de sutura en un dedo de la mano debe entregar a cambio un ojo de la cara [3]:

"...Unfortunately, we are still dealing with the financial damage. The sum of all the medical costs came to $2580. The bill for physician assistant (PA) who looked at and sutured my husband's finger was $500. The hand specialist only charged us $80. It was the emergency room (ER) bill that exploded the costs. A look at the itemized charges from the emergency department revealed a $500 walk-in charge, a $500 tetanus shot, and a $1000 room fee".

En cualquiera de nuestros siempre vapuleados hospitales públicos el costo para este señor hubiera sido de 0 pesos con 0 centavos. Si habré suturado borrachos que cabecearon el piso y cuchilleros que se batieron a duelo a la vieja usanza cuando hacía guardia. Algunos hasta se dieron el gusto de amenazarme.

Está bien, aquello ocurre en EE.UU. y por suerte acá el Estado banca la salud pública, ¿por qué, entonces, este post? Bueno, porque Osho, Coelho, el Sri Sri Raví Shankar, Claudio María Dominguez y Erik Lamela me enseñaron que no se valora lo que se tiene hasta que se lo pierde. Eso mismo me decía una ex-novia, pero esa fue luego la excepción que confirma la regla.

Por suerte en Argentina no se debate la conveniencia o no de un sistema público de salud como en EE.UU., pero no porque quienes son afines al ideario republicano (liberal en lo económico y cagador en lo social) no lo quieran hacer, sino porque no existe consenso social para dar marcha atrás con ese derecho, el del acceso gratuito a la salud. Nuestra Derecha, en cambio, pregona dar prioridad a la Salud Pública pero, por detrás, va recortándole recursos [4] de manera tal que sea cada vez más necesario contar con una prepaga como cobertura médica. Es decir, lo que hace nuestra bienamada Derecha es maximizar las posibilidades para la ganancia empresaria, y a bajo costo para las empresas de medicina privada, ya que así no necesitan mejorar (base de la competencia capitalista) porque es el Estado el que se encarga de destrozar a la competencia.

Y no ocurre nada distinto si hablamos de educación pública. [5] [6]

[1] http://europapress.es/cultura/musica-00129/noticia-medalla-john-lennon-devolvio-reina-inglaterra-podria-acabar-museo-20090106141805.html

[2] http://mobile.nytimes.com/article;jsessionid=6B36588AA5CD72715B94281971575EFC?a=984253&f=112&sub=Columnist

[3] http://finance.yahoo.com/news/first-person-emergency-room-costs-vs-urgent-care-164500901.html

[4] http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-200422-2012-08-06.html

[5] http://www.ctera.org.ar/index.php?option=com_k2&view=item&id=929:macri-y-bullrich-intentan-tapar-sus-deficiencias-en-politicas-educativas&tmpl=component&print=1

[6] http://www.agenciapacourondo.com.ar/secciones/sociedad/7114-la-decadencia-de-la-escuela-publica-portena.html

8 pusieron huevos y comentaron:

Moscón dijo...

Para el caso agregaríamos el agua potable de red con sabor intomable.
Y meta hacer propaganda con las virtudes del agua embotellada.
¿Que pasó en el medio,si cuando yo era chico el agua de red era controlada por OSN y nadie le hacía asco,ni te cuento después de jugar un par de partidos a la pelota?

Y bueh,trate de no angustiarse con la nostalgia del hedor de los 14,no conocen un elixir como una buena Eviän.

Daniel Mancuso dijo...

ya se lo dije al Profe Quesada, entre Frankestein y Drácula, no hay mucha diferencia para nosotros sudacas, a pesar de que me la quieran explicar, uno más desembozado, otro más cool, pero son 2 H de P...

iris dijo...

Las derechas nunca ven a los muertos que causan aunque se jactan de ellos...

profquesada dijo...

Esta discusión es muy, pero muy vieja, digo, salud pública en los EEUU siempre ha irritado sobremanera a la derecha. Es una diferencia histórica entre demócratas y republicanos, en la cual siempre perdieron los primeros. Los americanos siempre cuentan al exceso las bajas del enemigo y a la baja las propias. Todo sea por salvar el honor nacional y que de la plata de los contribuyentes se apropien los que más tienen, claro. El Estado Hood Robin, todo para la corporación financiero armamentista y nada para las escuelas o la salud públicas. Ser pobre y enfermar facilita la acción de la selección natural. Como muy bien señalás en este muy buen post nuestros republicanos están obligados a decir una cosa diferente de lo que luego, si ganan, hacen. El caso más dramático es el riojano. Que esos salarios indirectos y compensatorios sean considerados un derecho y no una graciosa concesión de la beneficiencia se lo debemos a los movimientos nacionales, en especial al peronismo y, dentro de él, a Evita.

profquesada dijo...

Una cosita más que un post muy interesante de Artemio que pone un artículo de Le Monde, me recordó. Yo le contesté a Daniel y su comentario cinematográfico, que estamos en uno de esos pliegues de la historia, años cruciales (no mirabilis precisamente), en los que la perspectiva de que se avance en la dirección de más democracia y más derechos pierde en todo el mundo desarrollado terreno frente a los verdaderos poderes. Quizás por eso, Melenchón, está tan entusiasmado con América Latina, nadando contracorriente. En realidad aquí tampoco es así y estamos divididos, fifty-fifty, las apariencias suelen ser engañosas.

Ricardo dijo...

Moscón: aquí en Tucumán, todos los veranos, gastroenteritis pa'cer dulce cuando llueve.

Daniel: más respeto con el Nobel de la Paz que tiene el honor de ser uno de los que más tomuers carga en la mochila. Pero coincidimos, republicanos y demócratas son dos caras de una misma moneda.

Iris: lo malo es que sean tan hipócritas de no reconocer que pretender organizar la sociedad de modo darwinista.

Ricardo dijo...

Profe: en P/12 salió el domingo una entrevista a Melenchon. Le pega a Hollande, que es lo más socialista que, me parece, la UE puede tolerar ahora. Y es cierto que la socialdemocracia europea debemos buscarla en los libros de Historia.

El entusiasmo con América Latina es válido, pero tampoco es pa' tirar manteca. Quebramos muchas tendencias, es muy cierto, pero quedan tantas. Mientras, el poder mundial sigue en las mismas manos, aunque geopolíticamente se reconfigure. Igual, está bueno ser mal ejemplo psra los que siembran miseria. Imaginá la propaganda que recibiría Cristina en la prensa internacional si hubiera ganado Capriles en Venezuela...

Abrazos.

Cristian dijo...

Creo que el tema de los seguros de salud es algo clave en la política de EEUU, ya que el estado cumple un pobre papel hasta el momento y la gente necesita tener acceso a coberturas privadas