lunes, 8 de octubre de 2012

La lección de Capriles

No, Clarín, no, Macri, no es que toda la oposición debe unirse para derrotar el kirchneperonismo: hay algunas diferencias entre nuestra sociedad e historia y las respectivas venezolanas. No, una de las lecciones que deja el 44% del candidato del establishment venezolano y la derecha transnacional, Henrique Capriles, es la necesidad de actualizar el relato opositor. Lección esta que debe ser estudiada por nuestra lamentable oposición autótona (sic) pero, ay, también por el oficialismo nacional (Omix bocetó algo ya al respecto y, narcisismo obliga, a partir de un posteo de este narcisista servidor).

Los relatos, un relato cualquiera, debe renovarse, actualizarse, aunque conserve muchos o todos los lineamientos que lo precedieron; para no aburrir a la sociedad que lo consume, para no caducar y tornarse anacrónico por no enfocar en las tensiones que cada tiempo plantea. El del kirchnerismo, por naturaleza y necesidad (y un toquecito, siempre necesario, de suerte), contuvo las demandas de la sociedad post-2001: mixturó peronismo setentista, el posneoliberalismo que inundó Latinoamérica luego de los '90 y algo de nuestro frepasismo noventista (más evidente durante la presidencia de Néstor Kirchner), para tentar ahora el peligro de la autorreferencialidad.

Decíamos hace poco que "un espacio político, para ser nuevo, debe incorporar la experiencia kirchnerista, y no expulsarla". En Venezuela, Capriles y quienes le dan sustento comprendieron esta necesidad y actualizaron su relato. Frente a uno muy poderoso, como el bolivariano, cosecharon un porcentaje que habilitó al hoy ex candidato (y habilitaría a Fito Páez) a hablar de "casi la mitad". No quiero decir con esto que coincida con Capriles cuando dijo que esa casi mitad no está de acuerdo con el modelo chavista. Sabemos que es más complejo que esa simplificación. Sí marca, la estrategia y resultado opositor, que un relato, el populista antiimperialista, mantenido en el tiempo, habilitó el surgimiento de otro que lo puso en aprietos: el de Capriles, más democrático e inclusivo que el tradicional e históricamente enarbolado por los sectores de la reacción derechista venezolana, y el primero que tuviera posibilidades ciertas de éxito. Prometió, Capriles, continuar los planes sociales del chavismo, invirtiendo así los roles en Venezuela, ya que colocó de esa manera a la defensiva a Chávez, debiendo aclarar permanentemente lo que no haría su oponente (esto es, continuar los programas sociales) y a la oposición a la ofensiva, abandonando algo del antichavismo furioso de antaño. Así fue Capriles quien propuso una visión de futuro (no ya el ataque a la Revolución Bolivariana de anteriores elecciones) mientras Chávez encarnaba la continuidad.

Todo esto, claro, aunque uno piense, con pocas probabilidades de equivocarse, que Capriles no hubiera hecho nada muy distinto a lo que puede esperarse de la Derecha en cualquier parte.

25 pusieron huevos y comentaron:

Anónimo dijo...

Omix el vocero del UCEDE Massa,el que mandó apoyo a Capriles como el sr Scioli,el prudente naboletti????

Luis dijo...

Lo que decis es que Capriles fue astuto como para mentir acerca de lo que pensaba hacer con algunos de los logros de don Hugo. Me imagino que no convenció a nadie: ni a los que votaron a Chavez ni mucho menos al grupo de golpistas desaforados que integran su coalicion, que tenian muy en claro que era un anzuelo para indecisos. Lo que si me parecieron... este, a ver... 'civilizadas' fueron sus palabras posteriores, que cortaron el odio y el delirio de cuajo. El pueblo eligió, y a otra cosa.
No los veo acá ni a Sanz defendiendo la AUH, ni a Estenssoro el 51% recuperado de YPF, ni a Carrió la Ley de Medios, por citar a algunos. No en un paisito donde las Liebres del Sur apoyan abiertamente la re-re-re de Chávez pero aullan en contra del inexistente proyecto de la re-re local. O a los progres de derecha que putearon a Moyano durante lustros, y al segundo del paro anunciado en TN salir a bancar su valiente lucha obrera. Si lo único que hicieron desde la 125 es ponerse en contra de todo no pueden bajarse del caballo ahora, a dos meses del 7D (si, lo siento, creo que son todos empleados de magnettolandia y sus amigos). Creo que los vamos a ver aun mas sacados pero sin construir nada mas alla del intento de desgaste. Que no cambien, porfa. Abrazo, Ricardo!

PD: Scioli, bancando a Caprile... notable...

Nando Bonatto dijo...

NO se puede aventurar que hubiera hecho Capriles en caso de haber accedido al gobierno, lo cierto que actualizo su discurso y le ha dado frutos
Otra cuestion importante fueron las declaraciones post derrota que estuvieron en un marco democratico inesperado para los gurkas contreras locales que siempre fogonean actitudes extremas

El Sudaca Renegau dijo...

Le iba a decir lo de Scioli, pero se me adelantó el niño Luis.
Otro tema: el joputa de yahoo me enviaba las notificaciones de su blog al retrete spam. Y su comentario en mi blog, wordpress lo hallé en el spam de wordpress. En fin.
Feliz con el triunfo del comandante.
Un abrazo.

Ricardo dijo...

Luis: no creo que Capriles no convenciera a nadie, porque en realidad eso significaría que el porcentaje que perdió de las anteriores presidenciales a estas fue absoluta responsabilidad de Chávez. Ni una cosa, ni la otra. Algo de ambas.

Respecto a nuestra opo... ¿hasta cuándo van a seguir Bullrich, Estenssoro y demases? La renovación es un imperativo pa' los muchachos. Los que ponen tarasca no son TAAAAAN huevones. De la Sota, por ej., ya se dio cuenta. Y eso plantea un desafío para el oficialismo. Y no creo que sea algo malo.

Lo de Scioli, ¿fue en serio? Infobae levantó la nota un rato después...

Ricardo dijo...

Nando (y Luis): sí, las declaraciones post-derrota fueron las que terminaron de cerrar el relato. Un acierto del tipo y de quienes lo asesoran. Resta ver ahora qué pasará con esta oposición que se articuló y democratizó. Hasta pareciera haber entendido que tiene que hablarle y también meter los pies en el barro por los que menos tienen, ojo.

Sudaca: yahoo y wordpress funcionan mejor de lo que uno pensaba entonces. Deben estar experimentando con inteligencia artificial, ja. Ah, ¿y el triunfo de River? :P

Daniel Mancuso dijo...

Está bien, Capriles aggiornó el relato, pero aunque Chávez aggiornara el suyo, la derecha internacional seguiría pegándole sin asco, igual creo que hay que laburar en una comunicación menos confrontativa y autorreferencial, abrazo

Gustavo Atilio Rui dijo...

El problema es que simplemente no pueden asumir una posición postkirchnerista, porque, como analizaba en un post, la oposición está en una onda "revolución libertadora", pretenden retrotraer la historia a los dias previos a la asunción de Nestor, y hacer como si nunca hubiera existido.
No comprenden que las consecuencias del kirchnerismo, ya se convirtieron en causa de las nuevas y superadoras necesidades de los argentinos. Solo podrá desbancar al Kirchnerismo en elecciones alguien que logre leer mejor que este las nuevas necesidades del electorado, no alguien que pretenda volver al pasado.

A.C.Sanín dijo...

La eficacia de un relato (un discurso) se verifica en la recepción, en la credibilidad que le otorga el público al enunciante, al “emisor” de esa palabra. ¿Quién habla? Esa pregunta es casi siempre más importante que aquello que se dice, especialmente cuando se trata del discurso político electoral. La política no es, creo yo, tan sólo una lucha de discursos.
Capriles unificó a las oposiciones dispersas y a partir de esa “unidad” aparente logró (con la ayuda inestimable de los medios de comunicación dominantes) instalar que era posible derrotar a Chávez. Se corrió a izquierda, pero una mayoría muy elocuente no le creyó.
Comparto lo que dice Luis. ¿Qué posibilidades tienen las oposiciones argentinas de volver creíble el argumento de que se oponen a Cristina para mantener vigentes sus principales políticas (AUH, no AFJP, Ley de Medios YPF, y demás), ¡y aún mejorarlas!, cuando siempre estuvieron en contra? La sociedad, argentina o venezolana, le pone límites al “camaleonismo” discursivo. La política no es sólo relato.
Un abrazo.

GrouchoMarx dijo...

Me parece que hay un error de apreciación respecto de que esto de Capriles, con un discurso menos confrontativo hacia el chavismo, es algo nuevo.
Ya en la elección del 2006, la oposición fue unida y con un candidato (Manuel Rosales, gob.de Zulia) con un programa “populista” de derecha y con antecedentes menos oscuros que los del joven maravilla.
Ya en los medios chavistas (aporrea, p.ej.) se advertía con preocupación la penetración de sectores de la oposición en los sectores afines al gobierno, desde antes de la anterior elección.
Rosales fue apoyado por 44 partidos opositores, desde la derecha de Primero Justicia (Capriles) hasta la izquierda del MAS y Bandera Roja.
Así que esto no es una novedad. Ya se intentó. Lo que cambia ahora es que Capriles es un tipo más joven, con mejor perfil para los medios y con mucha guita atrás.
Y que, por otro lado, le prestamos más atención a Venezuela que antes.
Acá nos están vendiendo el tema de la “unión de la oposición” como novedad, cuando ya en 2006 la cosa fue, más o menos, igual.
Recuerdo que, en la campaña de Rosales, se la pasaba inaugurando hospitales, entregaba una tarjeta de débito (“Mi negra”) y buscaba seducir el electorado de Chávez con medidas que bien podrían de clasificarse como populistas, evitando la confrontación directa.

Comandante Cansado dijo...

Me gustó el neologismo "kirchneperonismo".

Leandro dijo...

Ricardo, la historia no tiene nada nuevo, eso que hizo capriles no es ni mas ni menos que "la alianza" contra menem, proponiendo hacer menemismo "pero bien, sin corrupcion". Juntar una bolsa de gatos que se detestan entre si, unidos por el odio a un tercero, y prometiendo seguir con las politicas de éste, "manteniendo lo bueno y sacando lo9 malo". Si eso es una leccion "valiosa" para la oposición, deja nomas, me quedo con la bolsa de gatos de hoy, que por lo menos no tiene capacidad de hacer daño al pais.

ram dijo...

En principio, mirándolo un poco al capriles éste, no deja de ser la versión venezolana de la fórmula ganadora en Méjico, más joven, de estética más vendible y con la imprescindible chatura política para que la política (esa cosa espantosa) la determinen los dueños y nunca un cuco redistribuidor.
Si el relato, con los números puestos, es el "aceptación y responsabilidad democrática" importa poco y nada porque el candidato - perdedor - no tiene ni ofrece ninguna garantía de estar para la próxima elección. Fue un invento de ocasión, salió mejor pero... no deja de ser una "mitad" repartida entre muchos, fue.
Y respecto a nuestras pampas, la experiencia venezolana, de la oposición venezolana es irreproducible acá - mientras no haya OTRA oposición - la que hay es demasiado un corso a contramano, un rejunte de botarates incapacitados de aprender algo de su amplia experiencia de fracasos, de los que "la gira de egresados" última es el mejor y a la vez más patético ejemplo.
Son un fraude y, de yapa, seguidores de un "líder" - mañeto - que como "estratega" tiene mucha plata y capacidad de daño, pero es un "ganador" a lo Pirro, o peor.

Javier dijo...

Me sorprendio mucho el estilo de Capriles en la campaña , casi que pareceia mostrarse como un Chavez mas jovenm , usar ropa deportiva y la ropa con los colores de la andera venezolana , te imaginas aca que ridiculo sonarian Macri ; Scioli , De Narvaez o Binner vestidos con una campaera celeste y blanca con la bandera argentina ?
Eso mas el discurso aggiornado ifygualmente no le primitieron lograr nada , digamos que Chavez conservo el procentaje historico del PSUV , es como aca si se hubieran unido alfonsin , duhalde y Binner tambien perdian

Anónimo dijo...

Ricardo, se juntaron todos (ya se estan pasando facturas ahora...), camuflaron el discurso, mintieron con encuestas pagadas de adentro y afuera, y asi y todo perdieron por casi dos millones de votos y en 22 de 24 estados, algunos de ellos gobernados por la derecha... igual los nuestros son insuperables... Vicky Donda y Tumini apoyando la re re allá pero animando a nuestro pueblo para evitar la re re acá...Lo de Pato Bullrich, Mauri, Pinedo, Michetti o Amadeo inenarrable.... Y que decir de Lanata... gracias por la magia, Jorge... No te mueras nunca...Saludos.- Pablo, el Bostero.-

Carlos G. dijo...

Respecto de las apariencias (relato) y los hechos, encuentro esta cita particularmente adecuada: "...en el teatro de sombras javanés se presentan obras de teatro con marionetas muy bellas e iluminadas, pero éstas deberán ser ignoradas pues lo que interesa son las sombras que se proyectan en la pared. Todo lo que se muestra como real y se ve como real, es falso, porque la verdad está en las sombras."
Hay una doble significación:
Las sombras como verdadero significante, como hechos concretos.
Las sombras que ocultan las verdaderas intenciones (la verdad)

Ricardo dijo...

Mancu: tenés razón, para la prensa internacional Venezuela, y luego Argentina, no dejaran de ser cucos hasta que algún "serio" llegue al poder. Pero esos muchachos no son los que votan, je.

Atilio: estamos en todo de acuerdo. Pero ojo con la opo preK, porque esos son los que tienen prensa por leer Clarín para armar su agenda, pero tienen menos votos que yo para encargarme de juntar la guita pa'l fulbito.

Sanín: excelente punto. Además del relato hay que construir. La opo venezolana también construyó en territorio, aunque perdiera en distritos manejados por ellos. Hay que ver qué pasa en las distritales, puede haber algo del voto cruzado que tuvimos aquí.

Respecto a nuestra opo, imposibilitada de "poskirchnerizarse", en algún momento tiene que renovarse.

Ricardo dijo...

Groucho: está muy bien, pero en está elección fue notoria la necesidad de Chávez de advertir que el candidato opositor mentía. El discurso de Capriles estuvo mejor articulado, además porque ya tenía algunos puntos de unión con la realidad.
Y sí, en términos de imagen Capriles fue un mejor candidato.

Leandro: pero esta oposición no va a durar para siempre. Además, no podemos descansar en esa peronofrase de que nuestros enemigos nos van a hacer mejores. El oficialismo tiene que ir pensando en cómo articularse con el futuro y en aggiornar el relato, porque no hacerlo habilita cuestiones como el caceroleo, por ejemplo.
Sí, de todas maneras saldrían, pero serían menos y su relato calaría menos.

Ricardo dijo...

Comandante: creo haberlo leído por ahí...

ram: es bueno el paralelo. Le tocó Chávez y no el vejestorio de López Obrador que, si vas a la wikipedia a ver el resultado de las elecciones, ponen una foto de 2005 y ya entonces perdía con Peña Nieto.
Por supuesto que coincidimos respecto a esta oposición, pero la que viene tiene que ser un poco mejor.

Javier: en 2011 por supuesto que sí. Y 2015 es una incógnita.

Pablo: lo de nuestro supuesto izquierdismo opositor es y será un chiste. Lo de los otros, por lo menos fueron consecuentes. ¿Bullrich y Aguad ya responden a Macri? Qué cosa el radicalismo, que casi vendría a ser un sciolismo articulado a nivel nacional, je.

Carlos: es muy bueno, pero no hay que olvidar que lo que más se ve son las marionetas.

Abrazos.

Javier dijo...

Es una incognita sobre todo porque aca no existe la reeleccion indefinida y no creo que se llegue a implementar porque no existe un consenso minimo en la sociedad sobre ese tema , es mas creo que el rechazo es claramente mayoritario , mas alla de que Delia se manda como un elefante en un bazar , sino recordar Misiones y el obispo Pigna
Tampoco creon que exista un liderazgo analogo al de Chavez que genera un partido propio a partir de su impronta como el PSUV el patido mayoritario de Venezuela

Sujeto dijo...

Hola Ricardo
Buen planteo el tuyo. Ahora bien, la pregunta que me (nos) hago es la siguiente: ¿Capriles hoy, o mañana lidera una construcción política en Venezuela? Porque, comparto con vos que "chavizando" en lo social su discurso logró arañarle algunos votos a Chávez, está bien como acto de discurso, aprovechando algún que otro agotamiento bolivariano, pero hay que ver, en ese variado paisaje de derechas, hasta qué punto estarían dispuestos a sostener un discurso de este tipo.
Abrazo

Ricardo dijo...

Javier: me parece que antes que pensar en la nacional, habría que ver qué podría pasar en Mendoza. No creo que Binner o Bonfatti quieran habilitar un proceso así en Sta. Fe.

Sujeto: más que el discurso, habría que pensar cuán dispuestos estarían para llevar efectivamente un programa pos y no uno anti. Y hay que ver también cuánto de pragmatismo tiene la opo venezolana. El resultado tendría que alentarlos. Por lo pronto, me parece que está mejor asesorada (y bancada) de lo que están Bullrich, Michetti & Co.

Sujeto dijo...

Ricardo:
Cuando digo "sostener el discurso" me referí a "los hechos". En relación a la derecha venezolana, no dudo que esté mejor bancada, porque para el Tío Sam, Chávez es mucho más jodido que Cristina, el Pepe o Evo; ahora, en cuanto al asesoramiento, te iba a hacer el chiste de decir que Durán Barba es bueno en lo suyo... y me acordé que Mauricio es el jefe de gobierno.
Abrazo

Martin Latino dijo...

Amigo Ricardo, cuánto tiempo.
Mirá, de casualidad leo este posteo que escribiste, y reojeé alguno que otro relacionado que escribiste antes y la verdad que me parece que el tema Scioli es uno de los temas más importantes para el oficialismo de cara al futuro. Yo he postulado repetidas veces que el kirchnerismo debería pensar en una transición hacia un kirchnerismo “pacificador”, y una de las caras posibles de eso es Scioli. Las razones que han expuesto los que coinciden con ésta idea ya son claras y suficientes, e incluso hasta coincido con Omix (!) en el comentario del posteo tuyo al que hacés referencia.
Ahora bien, me parece que justamente en éstos días es cuándo ésta posición es un tanto cuestionable. Quiero decir: me parece que Scioli está empezando a querer diferenciarse definitivamente del gobierno nacional. Y si se le suelta la mano (no es un chiste negro), va a ser el hombre de la oposición sin dudas (no hay otra cosa, si Macri llega a ser algo seguramente sea con Scioli al lado, por sí sólo Mauricio no tiene chances de ser presidente porque el PRO es un partido vecinal con alguna inserción muy tibia en el conurbano bonaerense, Lanús, Vicente López y dejá de contar).
Entonces, habrá que pensar: ¿se piensa delegar en Scioli la responsabilidad de ser quien haga una transición hacia un gobierno “de consenso” pero sin destrozar lo que se hizo? ¿se va a dejar que Scioli sea definitivamente el jefe de la oposición y apostar por otro hombre cercano al oficialismo? Y si se opta por un oficialista, ¿se apostará a un perfil a-lo-Scioli o se buscará a un/una kirchnerista explicito/a?
Mirá, nadie que me conozca puede dudar que admiro a Cristina, y por supuesto no dudo un segundo que cambiar de Cristina a Scioli va a implicar, amén de todo lo demás, pasar de tener de presidente a un cuadro político notable (los anti la pueden odiar, y nunca van a admitir que es brillante, pero es brillante, incluso aunque a veces diga boludeces o se equivoque) a un tipo que a lo sumo va a ser un administrador tibio, que va a ir a los programas de TV a decir boludeces, y ya sabemos más o menos como es la onda.
Ahora, dicho esto: a mí me parece que de todo esto, lo peor que se puede elegir es, o apostar a la continuidad de Cristina o bien a un ultracristinista como sucesor. El problema es que el kirchnerismo simbólico no sé hasta cuándo puede bancar. O sea, lo que quiero decir es: yo no quiero ni en pedo que se modifique la lógica de lo que se viene haciendo en política global, sí que se mejoren algunas cosas que son necesarias y hasta urgentes (y que generalmente no son las pelotudeces que reclama la oposición, incluidos los asalariados en blanco que marchan porque cobran diez lucas y no quieren que les saquen ¡el 2%! cuando todos, incluídos los indigentes, pagamos 21% de IVA), aunque en general, sería ideal que Argentina siga éste rumbo político-económico. Pero lo tiene que hacer en forma silenciosa, o sea, que a cada chicana que pueda salir en los medios contra el eventual gobierno, o ante cualquier crítica del FMI, de la oposición o de Vargas Llosa el presidente diga “bueno, sí, estamos trabajando en esto, no se preocupen” y tire una sonrisita en lugar de confrontarlos. Admiro a Cristina por confrontarlos, porque mayormente son unos hijos de puta, pero el problema es que la imagen de los gobernantes se desgasta terriblemente y más a éste ritmo. Y el peligro de que llegue a gobernarnos un enfermo como Macri que sí es capaz (hasta ahí, ojo…) de hacer cambios drásticos en algunas cuestiones más de fondo porque se debe a sus amigos aumenta exponencialmente con el nivel de confrontación y desgaste del gobierno nacional.
Igual, me queda la duda de que tanto la oposición tiene margen para meter un presidente que haga todo lo contrario al kirchnerismo. Más bien, me parece que amén de algún descerebrado en el fondo deben tener claro que si hacen eso van a incendiar el país de nuevo, todo pasa más por “las formas” que otra cosa. Por eso habría que ganarles de mano.
Abrazo, disculpá la extensión.

Ricardo dijo...

Martín, qué gusto leerte.

Estoy tentado a decirte que estoy de acuerdo respecto a tu elección entre las posibilidades, pero no lo tengo tan claro todavía. Lo que si creo es que no dependerá únicamente de Cristina la decisión respecto al futuro del peronismo y que los gobernadores tendrán un peso importante, más cuando hay algunos en la misma posición que CFK: no tienen posibilidad de nueva reelección. Scioli es uno, pero también Urtubey, Alperovich, etc.

Me parece que la rere es una necesidad para algunos, pero espero que eso no signifique que deba serlo también para Cristina. Cualquiera sea el escenario pos 2015, el kirchnerismo todavía conservará una porción interesante de poder en el Congreso.
Sí desalienta, de todas maneras, que entre las opciones actuales no aparezca nadie y eso en parte alienta al cristinismo más cristinista, je.

La extensión siempre es bienvenida cuando se tratan de comentarios como el tuyo.

Abrazo grande.