viernes, 26 de octubre de 2012

La primera vez que lo vi...


...al flaco ese que se murió en 2010, de repente, habiendo lanzado algunas señales de alerta antes que no quisimos ver, o creer, fue el 9 de julio de 2004. Yo había llegado temprano hasta cerca de las escalinatas de la Casa de Gobierno, justo abajo del palco que había sido preparado para la ocasión. Yo ahí y él ahí, pero adentro, asomando la cabeza a través de una ventanita, sin poder salir, porque mientras él miraba abajo y yo lo miraba a él, en Plaza Independencia volaban palos.

Era todavía la Argentina dominada por la protesta piquetera, la que había sido carne de cañón del duhaldismo, obligándolo después a una renuncia programada y a prometer abandonar la política (si hubiera cumplido...). Esa Argentina estaba presente en esa plaza de Tucumán, y yo ahí abajo, viendo pasar los palos por arriba de mi cabeza y corriendo con tantos otros para esquivarlos y evitar también las piñas, que no eran pocas.

Esa Argentina había sido así por un buen tiempo antes de colapsar en 2001. Tomé conciencia de ello alguna vez, volviendo a mediodía a mi casa, mientras pasaba por la plaza de este relato, tantas veces, y todas esas veces repleta de desocupados, piqueteros, manifestantes, corrientes de izquierda dura, todos reclamando por pan y trabajo. No por mejores condiciones laborales ni reivindicaciones, sino por el más básico derecho a trabajar. Caceroleros en serio, porque tenían las ollas vacías. Claro, el 8N quedaría feo reclamar con resúmenes bancarios que muestren sólo plazos fijos en pesos, pesos feos, autóctonos, no tan lindos ni globales como esos billetes norteamericanos, verdes pero oscuros objetos del deseo.

Esa Argentina fue transformada por Kirchner. Y por Cristina, que todos aquellos que elevan a Néstor para hundir a la Presidenta son aves de rapiña. Caranchos, porque en el fondo, para fondos buitre, les falta capital. Son pobres en su riqueza. Esa Argentina hoy continúa siendo transformada, con algunos retrocesos pero también muchísimos y casi increíbles adelantos. Aunque la política esté un poco extraña en estos días que corren, no tan parecidos como algunos quisieran ver a los tiempos del menemismo póstumo, enterrado como bien contara Rodríguez Saá por Magnetto y la Señora, verdadera oposición al menemismo y verdaderos sostenes del republicanismo liberal, encarnado antes por la Alianza y hoy por un variopinto rejunte de pretendientes al futuro que apelan todavía al pasado.

Néstor Kirchner, aún perteneciendo ya a nuestro pasado, señala todavía el futuro, porque si bien muchas de las demandas post-2001 han sido satisfechas y son otras hoy las que la coyuntura reclama, los pilares que fundaron al kirchnerismo, abrevando en el primer peronismo y no en el herbívoro, seguirán vigentes y deberían seguir vigentes por mucho tiempo más para construir efectivamente Patria: justicia social, independencia económica, soberanía política y unos huevos así de grandes para plantarse frente a los factores de poder, los establecidos, aquellos que nadie vota (aunque intenten convencerte que vos los "elegís", como si no viviéramos en democracia sino en una consumocracia), y espetarles un buen "¿qué les pasha? ¿Están nervioshos?".

16 pusieron huevos y comentaron:

Anónimo dijo...

creo q muchos q en el 2002 estaban en el club del trueque y hablaban de otro mundo bla bla.
gracias a este gobierno volvieron a estar bien
y esta de moda para ser clase media despotricar contra el gobierno vos criticas al gobierno y subiste de clase.
hay mucha gente con laburos pos 2002 con buenos salarios pero no lo relacionan con el gob, sino a q ellos trabajan. sin saber q con otro modelo ese trabajo no existiria(seria importado)
romu

Daniel dijo...

Romu; me sacaste el comentario de la boca. Tal cual.

A.C.Sanín dijo...

Y, sí, hay que tener memoria. Néstor recogió del suelo banderas abandonadas, se hizo fuerte con muy poco. Y peleó. Y abrió una nueva etapa política en nuestro país, inédita. Banderas que hoy mantiene en alto Cristina. Que sigue peleando, ante una oposición cada vez más irracional y anti democrática.
Un abrazo.

nilda dijo...

hoy nos hermana este sentir, ricardo. Ponemos los huevos y las ideas a trabajar, in memoriam

Nando Bonatto dijo...

Ricardo, Néstor resucitó a la esperanza

iris dijo...

Cristina y Néstor eran dos caras de la misma moneda. Y representaban al mismo proyecto de país.Sin embargo no es extraño que contrapongan a Néstor con Cristina, la desesperación opositora tiene esos bemoles. Sólo falta que la contrapongan consigo misma a falta de otro contendiente de su estatura.

Anónimo dijo...

De todo lo que hizo y representó Néstor, lo más impresionante fue desestabilizar el "sentido común" establecido, la verdad del diario,lo que dice "la gente", el pedestal aséptico de periodistas que se erigían en fiscales y jueces de la República,obligar a todos a desenmascararse, en definitiva terminar definitivamente con el verso del periodismo independiente y la comodidad del apruebo lo bueno y critico lo malo de la mayoría de la población que siempre prefiere no comprometerse...Saludos.- Pablo, el Bostero.-

ram dijo...

Nunca lo ví personalmente, tampoco lo voté en su momento, aunque por la tranquilidad de no ser antiperonista, no tenía problema en asumir que ese flaco medio estrafalario me caía bien (y mejor me caía su mujer) pero con el cabezón "apadrinando", costaba animarse a cambiar la costumbre. Sí estaba seguro de votarlo en 2da. vuelta, feliz por la chance de pulverizarlo al turco infame; no pudo ser, una lástima (y un brutal condicionamiento al gobierno del 22%).
Queda por saberse (o imaginar) qué hubiera pasado sin el "auspicio" del cabezón, tal vez lo hubiera votado, tal vez algún otro también, pero mejor no pensar, no?.
No diría que recogió banderas "abandonadas", creo que estaban peor, tiradas, desacreditadas, injuriadas por un sentido común pedorro, indiferente a cualquier cosa que no sea el ombligo y centrado, como no podía ser de otra manera, en que pensar en la existencia de los demás, era una boludez peligrosa, los demás eran "elenemigo".
Tipo jodido, ponerse a juguetear con el bastón, tirarte encima de la gente - y que te sostengan! - el tipo estaba loco y se le notaba desde el principio. La puta, si hasta te obliga a extrañar el personaje, un transgresor sí, pero de las cosas y pelotudeces que hacen valer la pena ser transgresor.
Le debo unas vísperas y un cumpleaños de mierda, el velorio fue imponente, conmovedor pero, no jodamos, fueron días de mierda que, además presagiaban otros días de mierda por venir y que vinieron nomás... pero bueno, hay que hacerse cargo y justamente el "hay que hacerse cargo" es una de las claves de su lagado. Y sigue funcionando.

Ricardo dijo...

Romu, Daniel, Sanín, Nilda, Nando, Iris, Pablo, ram: abrazos.

Daniel Mancuso dijo...

coincido con todos los comentarios, Néstor, un grosso irrepetible, nos dejó un país que tenemos que cuidar de los buitres y ratas de albañal, viva perón carajo. abrazo

Daniel Mancuso dijo...

Ah... muy bueno lo suyo Ricardo

Luis dijo...

Ram escribio lo que hubiera querido yo, y no es la primera vez (¡afloje con la telepatía!). Lo unico que agrego es: recordemos que esos dias de mierda ya estaban, no vinieron. No son distintos a los del 2008/09 cuando Nestor era el monstruo y Cris su 'chirolita', y no llegaban a finde año porque 'lagente los quiere matarrrrr". Lo que aumenta es el pánico de los garcas que penden de un hilo (Clarin y afines, los Blaquier y etcéteras) y su reaccion defensiva. No se iban a quedar en el molde.
De los idiotas de a pié, de los wannabe garcas, de l@s viej@s chot@s que cobran de jubilacíon lo que en su perrisima vida cobraron antes y aun se quejan de que a los negros de mierda les dan muchas cosas, de los cretinos en 4x4 saliendo todos los fines de semana de mini-vacations y llorando miseria... no son más que antes. Solo que el arreo clarinista es más fuerte y están tan sin brujula que confunden este circo con 'unirse para cambiar las cosas'. La antipolitica tiene esos límites, ¿no? El combustible del odio irracional no alimenta la construccion de nada. ¡Abrazos!.

Sujeto dijo...

Muy buen post Ricardo.
Abrazo

Ricardo dijo...

Daniel, Luis, Sujeto: gracias por pasar por el boliche.
Abrazos.

MiTucumán dijo...

Antes la política era para mí sinónimo de desaparecidos, miedo, corrupción, ineficiencia, robo, mentira, injusticia, explotación, entreguismo, destrucción, guerra... ¿entendés? ¡todo lo malo!... Con Nestor y Cristina política comenzó a ser solidaridad, educación, salud, vivienda, agua, infraestructura, comunicación, identidad latino americana... esperanza...¡¡¡¡gracias!!!!!

Ricardo dijo...

MiTucumán: hubo una época en que pensé que nada se podía cambiar, que todo lo injusto era lo ya establecido. Y comparaba a mi generación, apática, pensaba, contra generaciones anteriores, que habían intentado concretar sus ideales. Por suerte, algo de eso finalmente ocurrió y está ocurriendo.

Abrazo.