domingo, 29 de diciembre de 2013

Canciones bluseras para el anti Año Nuevo

Como en este blog no creemos en el niñito Dios (el bloguero se ampara en que la libertad de culto es libre), y estamos convencidos de que los Beatles fueron en su momento más populares que Jesús, aquí consideramos más importante en términos históricos la celebración de la fiesta de Año Nuevo. Porque Gregorio XIII al fin y al cabo existió (el bloguero se hace el positivista), y fue delegado de Tata Dió' en la Tierra y dijo que el año se termina el 31 de diciembre y a pelase' (no lo dijo así porque no era tucumano, pobre). Ah, la eterna pulsión humana por encontrarle sentido a las cosas (el bloguero se posiciona por arriba de lo humano), la permanente necesidad humana por segmentar el tiempo para encontrarle sentido (el bloguero se hace el piola atemporal, el Dr. Who del subdesarrollo 2.0), por comprender algo que simplemente es -al tiempo no le importa nada de Heidegger o de Einstein y mucho menos frases huecas como tiempo al tiempo-, ah, la inmanente irracionalidad de la naturaleza, fractalizándose matemáticamente para desconcertar a los estudiosos y maravillar a los contemplativos (el bloguero sigue pelotudeando semánticamente), ah, la cadencia de la armonía como vehículo y ejemplo de la divinidad del Universo (el bloguero piensa que es tiempo de cortar con tanta huevada). Bueno, nada (!), eso (!!), mejor linkiemos algunos temas antifestivos para esta fiesta de fin de año, y que el axé, el reggetón, la electrónica y el chamamé-rock sean patrimonio de todos esos seres humanos que necesitan engañarse pensando que así engañan a la muerte (el bloguero, definitivamente, es un boludo atómico).

1. Eddie Boyd, Too Bad, Eddie Boyd and his blues band featuring Peter Green: pianista de blues, compositor de algunos de los estándares del género como Third Degree y Five Long Years (temas que Clapton recuperó en su recomendable From the Craddle), se caracterizaba por pronosticar apocalipsis zombies mucho antes que de The Walking Dead y haber sido el creador de las sit-com norteamericanas cuando derramó sin querer un vaso de bourbon y todo el público se mató de la risa debiendo cancelar el show al grito de "putos de mierda, no entienden un carajo de las vicisitudes de un músico de blues que debió escuchar historias de esclavitud durante toda su infancia. Re putos".


2. Albert Collins, Cold Cold Feeling, Ice Pickin': el master de la Telecaster y el capo de los corners olímpicos, Albert es considerado uno de los pioneros del blues eléctrico y creador de un estilo inimitable debido a su abuso del stacatto y los bizcochitos de grasa con mate a la mañana. Ni Borges ni Gardel, mucho menos Martín Fierro, el verdadero creador de la frase "la primera cebada se escupe" es nada más ni nada menos que el bueno de Mr. Collins. Durante años intentó protagonizar algún boom musical como Elvis Presley o cometer estupro como Jerry Lee Lewis sin éxito, debiendo conformarse en cambio con ser uno de mis ídolos guitarreros. Triste destino el del gaucho, amalaya.


3. Howlin' Wolf, I Ain't Superstitious, The London Howlin' Wolff Sessions: una de las voces del blues y máximo artillero de las divisiones infantiles del Deportivo Saqueadores de Añatuya, supo maridar el blues con su gusto por las enanas circenses, con las que solía solazarse en atolondradas sesiones orgiásticas que duraban días y semanas. Enfrentó graves problemas cuando viajó de gira a Inglaterra, adonde grabó esta canción en sus London Sessions con músicos británicos de la talla de Eric Clapton, Steve Winwood y Bill Wyman (como en aquella famosa placa de Crónica, también podemos decir que además tocó con Ringo). El problema, claro, es que las enanas inglesas tenían los dientes torcidos y estaban siendo todas sodomizadas por el bueno de Winston, por lo que debió regresar, cabizbajo, cantando blues y deseando retornar a recolectar cotton como sus antepasados, que tan bien eran tratados por los hacendados como cuentan ajustadamente en La Cabaña del Tío Tom.


4. Luther Allison, Low Down and Dirty, Reckless: como el mismo nombre de la canción lo indica, continuaremos aquí ejercitando la procacidad, el previcariato y la estulticia. Luther es otro guitarrista de blues que debió emigrar debido a la persecución del macartismo, que lo acusaba no de rojo sino de negro. Un macartismo bien kukluxklan, podríamos decir. Se radicó entonces en Francia, donde podría haber sido centrojás de la Selección acompañando a Benzemá si no fuera tan perro. A Benzemá nos referimos, claro. Ribery se hubiera puesto celoso, al perder el centro de atención a manos de alguien con una historia de vida más lastimera que la suya. Que vuelva Trezeguet a River y no el gordito culón de Cavenaghi.


5. Deborah Coleman, The Day it Comes, Soft Place to Fall: Deborah. Pobres las Déborahs, que deben transitar la vida escuchando pretendidos chistes cochinos acerca de sus apetencias orales. Deborah Coleman más aún, porque devora hombres Cole, vaya a saber uno qué carajo son, pero igual queda remal andar devorando cosas así. Guitarrista de blues, debió luchar contra el cáncer, la tuberculosis, el cólera y las ladillas. No porque las sufriera, sino de pura humanitaria nomás, amparada en el ejemplo valeroso de prohombres como Bono, que lucha contra el hambre, y promujeres como Angelina Jolie, que lucha contra la anorexia nerviosa, Brad Pitt y todos esos bebes negritos que se agenció marketineramente en sus viajes por el mundo. Date una vuelta por mi barrio, Jolie, vas a ver cómo te dejan el poporembó...


* Disclaimer legal: todos los datos suministrados en este post son erróneos, ficticios o meras especulaciones basadas en programas de chimentos llamados noticieros. Las vidas de los personajes citados no se parecen en nada a la vida real de esos personajes y estaríamos tentados a decir que todo esto fue antes tragedia y ahora se repite como en una farsa. Para evitar acciones legales, anteponemos el habeas data, el habeas boludo y nos declaramos en quiebra mientras testaferreamos los CDs y las guitarras a nombre de familiares lejanos. Papa Noel sí existe y se llama Carlos Alberto Rossinagra, DNI 85.356.286, monotributista y plástico especialista en arte coprológico.

13 pusieron huevos y comentaron:

Erkekjetter Silenoz dijo...

Ja ja....

Y si, por eso sigo esperanzado en los efectos benéficos que seguramente traerá aparejado el desarrollo de la teoría de las matrices nilpotentes....

Buena selección de "blus" don Ricardo..

Feliz año y que podamos seguir "kickin' some asses" por mucho tiempo más cus we're Rock 'n Roll People

Abrazo

ram dijo...

En fin, antes que el bloguero se vaya a juntar pastito para los camellos del 6 de enero a la mañanita, deseemosle un buen 2014, démosle las gracias por ese surtido de morochos aullando tristezas - en estos tiempos en que corre tan poca sangre en el torrente alcohólico, se nos pone sentimental.... qué asco! - y el otro que quiere patear traseros...
Gente jodida, che - sólo falta alguno con ideas subversivas, laburar por ejemplo, y se pudre todo.
Salú!

Moscón dijo...

Este post da vergüenza, apesta a colonialismo cultural dejando bien en claro que la intención no es otra que destruir la profunda espiritualidá autótona.
Una saeta de veneno melómano apátrida al alma de nuestros valores y sus grandes portadores, una afrenta a los Wachiturros, a Leo Dan, Juan "Corazón" Ramón, Las Trillizas de Oro, y tantos otros y otras estrellas y astros de nuestro cielo nocturno jodón y musical.
Reciba usté el 2014 con el ambo en la sabiola.

Abrazo

rib dijo...

dicen por esas rutas que van de chicago a new orleans que
las discográficas inventaron a los beatles
cuando se politizó el blues

http://www.youtube.com/watch?v=Web007rzSOI

buen año estimados

Mundo Parió dijo...

EXcelente 2014 Ricardo! (va a estar picante, lo sé!) Abrazo grande! te dejo este temón: http://www.youtube.com/watch?v=cf7GhDzMhUg

Iris van Kirsten dijo...

No le haga caso a esa manga de malencarados Ricardo ;-)
Me encanta que se ponga melancólico, antifestivo o lo que sea.
Pta:¿no puede tomar mi lugar en la mesa familiar del 31 mientras yo me escondo, preferentemente en la Antártida?.
Ofrezco empanadas salteñas a cambio:-)
Feliz 2014, off course.

Ricardo dijo...

Silenoz: muy bien Jonny Winter! Me encanta su polenta, aunque melódicamente, su viola no está entre mis favoritas.

ram: quédese tranquilo, que si algo no querían estos bluseros, al agarrar la viola, era laburar. Después, BBKing, por ejemplo, se dio con rel chasco de que ser capo del blues era mucho laburo y comenzó a sentarse para tocar, ja.

Moscón: era la intención pero me clavaron un par de veces. Que no pase de este año o me estaquean como al Jebús.
Acá sabemos que somos unos liberales de la música y damos asco en el universo nacanpop pero nos la bancamos...

Ricardo dijo...

rib: ojo que los Bitles vinieron a romperle el cuNEGOCIO previo a las discográficas. Pero como siempre ocurre, se los rompieron bien roto a ellos...

Julián: Benny Goodman... un exceso del American Way of Life, jeje.

Iris: le agradezco, pero ahora cambié de grupo fliar y me toca lidiar con un antiK menos veneno pero más explícito, je. Se lo mando, si quiere...

¡Buen comienzo de año para todos!

Norberto dijo...

Ante tanto Blue un deseo, Feliz Año Nuevo para todos y todas.
Nunca menos y abrazos

Ricardo dijo...

¡Abrazo, Norberto!
Buen finde y comienzo de año!

Iris van Kirsten dijo...

Valió la pena intentar ;-)
Igual este segundo grupo fue más tranqui. Aunque les desconfio porque me sonsacaron como preparar venenos y bombas :-)

profquesada dijo...

Muy buena selección blusera posterior a la digestión de los british boy´s lo que da como resultado -para mi- cierta asimilación a sus gustos, al fin y a cabo solo se trata de sobrevivir.

El fenómeno del descubrimiento del blues por parte de los blanquitos europeos no acabó en las islas y pronto desembarcó con más fuerza que el día D en las costas del continente, como muestra este raro video de la televisión belga que tiene la virtud de juntar a varios de los maestros en una misma sesión, muy breve por cierto y que te deja con las ganas de ver todo el programa.

http://www.youtube.com/watch?v=014vwzILDHI

una forma muy adecuada de terminar con un año que fue más blu y jevi que pop.

abrazo y sigan los éxitos.

Ricardo dijo...

Profe: ¡gran video! ¡Es la Naranja Mecánica, la delantera de La Máquina riverplatense, el Barcelona de Guardiola!
Es interesante cómo los británicos rescataron en su momento el blues. Como contaban algunos, la música que llegaba al puerto traída por marineros. Si hubieran llegado por avión quizás no hubieran existido los Rolling Stones (así que son producto de la preglobalización, ja).
En el ida y vuelta, también, se creó el reggae.

Abrazo y buen año!