jueves, 24 de noviembre de 2011

Bussi

Bussi no es el que se murió ahora, viejo, achacado. Bussi es este:



El que vino a Tucumán en 1975 para hacerse cargo del Operativo Independencia, uno de esos nombres que, como los yanquis cuando van a Afghanistán o Irak y denominan Libertad para siempre, Tormenta del Desierto, Nuevo Amanecer a las masacres, les daban a los planes de exterminio por acá. Vino luego de haber recibido instrucción como parte de la comisión de observadores argentinos durante la guerra de Vietnam, pavada de aprendizaje.

Todos deberíamos ser recordados por nuestra mayor contribución a la Humanidad. Bussi debería ser recordado, entonces, por todas los asesinatos con los que tributó a su concepto de Patria. Sí, después fue gobernador en democracia, fundó un partido político y quizás hasta tuviera un gato. ¿Qué le importa todo eso a un familiar de una víctima del genocidio llevado adelante por este dictador, junto a otros que, por suerte, siguen siendo juzgados? Nada. Lo que les importa es decirle cosas como esta:
...Triste noticia que su crimen quede impune porque usted no solo es responsable de la desaparición de mi madre, a quien mandó a secuestrar el 18 de febrero de 1977 junto a mis 5 hermanos de 16 a 6 años, todos forzados a bajar de un avión de Aerolíneas Argentinas en Ezeiza, cuando viajaban a Venezuela para encontrarse con mi padre. Usted es también responsable de numerosos crímenes, abusos y robos realizados a ciudadanos tucumanos que aun esperan, como nosotros, que la justicia se haga una realidad. Y es también responsable de haber marcado traumáticamente nuestras vidas siendo muy jóvenes y de lanzarnos al exilio, experiencia difícil que se sumó al insoportable dolor de no saber nunca más nada de nuestra madre...
Es famosa la anécdota aquella, de cuando en 1977, ante una próxima visita de Videla, secuestró a 25 mendigos y los arrojó en Catamarca sin comida ni bebida para que murieran de sed o hambre. Si yo fuera un dictador que lideró secuestros, torturas y asesinatos, me gustaría que me recordaran por ese dato y la gente no asociara mi nombre con el llanto de una chica a la que le arrancaban las uñas para meterle picana en algún centro de detención clandestino. O quién sabe cuántos horrores más. A él, el pueblo, en democracia, lo trató como a una persona. Trato que Bussi negó a quienes luego asesinara durante el último gobierno de facto. Porque de eso se trató, en buena medida, el genocidio de nuestra última dictadura: deshumanizar al otro para justificar cualquier cosa. A muchos secuestrados la muerte les debe haber llegado como un alivio. La muerte de Bussi, en cambio, no es un alivio, porque se va sin pagar algunos de sus muchos y aberrantes crímenes de lesa humanidad, porque no los pagó con cárcel común, porque hasta que llegó Kirchner al PEN, Antonio Domingo Bussi transitaba la calles como cualquier hijo de vecina. Como cualquier hijo de vecina podía ser asesinado durante su asalto al gobierno durante los '70.

Se murió Bussi. En el infierno lo esperan con los brazos abiertos.

* Actualización: agregamos lo que MiTucumán escribió para Wikipedia aceca del Operativo Independencia:
Lejos de tratarse de un enfrentamiento exclusivamente militar contra la guerrilla ubicada en el monte, el combate se libraba esencialmente en el plano cultural, contra las ideas y valores de universitarios, artistas, intelectuales, científicos, religiosos, profesionales ubicados en la ciudad de San Miguel de Tucumán. El propio Vilas, quien estuvo a cargo del Operativo Independencia, afirmó que la guerra que se desarrollaba era una guerra "eminentemente cultural" ya que la guerrilla en el monte era sólo la manifestación armada del proceso subversivo y no la más importante.

Metodología del Operativo Independencia

1. Secuestros. El procedimiento de detención se realizaba con oficiales y suboficiales vestidos de civil, y no vistiendo uniforme militar. De esta manera se evitaba tener que entregarlos a la justicia y se construía el terror basado en la indeterminación, ocultamiento, de los autores.
2. Cautiverio Clandestino. Los detenidos eran generalmente alojados en el primer Centro Clandestino de Detención del país ubicado en Famaillá y llamado "La Escuelita" porque el local albergaba una escuela primaria. Por allí pasaron, según Vilas, entre febrero y diciembre de 1975, 1.507 personas, que estuvieron cautivas, sometidos al arbitrio de sus captores y privadas de toda defensa.
3. Tortura. La utilización de la tortura en los interrogatorios fue el método central de la inteligencia militar. 2. Eliminación, ocultamiento de los cuerpos y negación oficial de estas prácticas.

Antonio Domingo Bussi se hizo cargo de la operación a fin de 1975

...Durante el gobierno del general Bussi, entre marzo de 1976 y diciembre de 1977, se perpetraron 371 desapariciones forzadas. Bussi trasladó el centro clandestino de detención que su predecesor Vilas había instalado en Famaillá al Ingenio Nueva Baviera, y ordenó la descentralización de las torturas, multiplicó y profesionalizó los grupos de tortura existentes. El informe de la Comisión Bicameral Investigadora de las violaciones de los Derechos Humanos en la Provincia de Tucumán calificó la gestión de Bussi como un vasto aparato represivo, que orienta su verdadero accionar a arrasar con las dirigencias sindicales, políticas y estudiantiles, que eran totalmente ajenas al pernicioso accionar de la guerrilla; se emplearon explosivos para atacar la Universidad Nacional de Tucumán, la Legislatura provincial, las sedes de la Unión Cívica Radical, del Partido Comunista, del Partido Socialista y el colegio de abogados. Varios abogados fueron asesinados, médicos, sindicalistas y políticos fueron también objeto de secuestro, prisión ilegal, vejaciones y tortura.

14 pusieron huevos y comentaron:

Hilda dijo...

Vamos a festejarlo
vengan todos
los inocentes
los damnificados los que gritan de noche
los que sueñan de día
los que sufren el cuerpo
los que alojan fantasmas
los que pisan descalzos
los que blasfeman y arden
los pobres congelados
los que quieren a alguien
los que nunca se olvidan
vamos a festejarlo/vengan todos
el crápula se ha muerto
se acabó el alma negra/el ladrón
el cochino/se acabó para siempre
hurra
que vengan todos
vamos a festejarlo
a no decir
la muerte
siempre lo borra todo
todo lo purifica
cualquier día
la muerte
no borra nada
quedan
siempre las cicatrices
hurra
murió el cretino
vamos a festejarlo
a no llorar de vicio
que lloren sus iguales
y se traguen sus lágrimas
se acabó el monstruo prócer
se acabó para siempre
vamos a festejarlo
a no ponernos tibios
a no creer que éste
es un muerto cualquiera
vamos a festejarlo
a no volvernos flojos
a no olvidar que éste
es un muerto de mierda.
Mario Benedetti

Ricardo dijo...

Acertada elección, Hilda.

Daniel dijo...

Cuando llegué a la parte de que le arrancaran las uñas... paré de leer. No por nada, porque no pude seguir. Igual, me lo imagino. Estos tipos estuvieron al frente. Yo nunca me voy a olvidar. No por nada, porque no puedo olvidarme.

Casta Diva dijo...

Y pensar que hubo gente que lo aplaudió y lo aplaude por esas cosas. Y que todavía está, por eso hay que seguir, como hacen con los nazis que no se los deja en el olvido.

Anónimo dijo...

Va a quedar vagando en el limbo porque ni en el infierno lo van a dejar entrar.
Después de las torturas, muertes, persecusiones, crueldades, las lágrimas y sufrimientos, hay que mantener vivas en la memoria las atrocidades de estos hijos de puta.
Lo digo porque los tucumanos lo votaron como "su" gobernador, el que con su frondosa imaginación hasta llegó a "exportar" pobres a Catamarca.

Saludos
Tilo, 70 años

MiTucumán dijo...

Muy bueno tu post, Ricardo, una de mis utopías es dejar de encontrarme busistas por la calle de mi Tucumán

Comparto aquí lo que agregué el año pasado en wikipedia para darle un tinte de verdad al articulo del operativo independencia, cuando descubrí que esta escrito con la mentira de los montoneros.


***************
Lejos de tratarse de un enfrentamiento exclusivamente militar contra la guerrilla ubicada en el monte, el combate se libraba esencialmente en el plano cultural, contra las ideas y valores de universitarios, artistas, intelectuales, científicos, religiosos, profesionales ubicados en la ciudad de San Miguel de Tucumán. El propio Vilas, quien estuvo a cargo del Operativo Independencia, afirmó que la guerra que se desarrollaba era una guerra "eminentemente cultural" ya que la guerrilla en el monte era sólo la manifestación armada del proceso subversivo y no la más importante.


Metodología del Operativo Independencia

1. Secuestros. El procedimiento de detención se realizaba con oficiales y suboficiales vestidos de civil, y no vistiendo uniforme militar. De esta manera se evitaba tener que entregarlos a la justicia y se construía el terror basado en la indeterminación, ocultamiento, de los autores. 2. Cautiverio Clandestino. Los detenidos eran generalmente alojados en el primer Centro Clandestino de Detención del país ubicado en Famaillá y llamado "La Escuelita" porque el local albergaba una escuela primaria. Por allí pasaron, según Vilas, entre febrero y diciembre de 1975, 1.507 personas, que estuvieron cautivas, sometidos al arbitrio de sus captores y privadas de toda defensa. 3. Tortura. La utilización de la tortura en los interrogatorios fue el método central de la inteligencia militar. 2. Eliminación, ocultamiento de los cuerpos y negación oficial de estas prácticas.

...

Antonio Domingo Bussi

Antonio Domingo Bussi se hizo cargo de la operación a fin de 1975

...Durante el gobierno del general Bussi, entre marzo de 1976 y diciembre de 1977, se perpetraron 371 desapariciones forzadas. Bussi trasladó el centro clandestino de detención que su predecesor Vilas había instalado en Famaillá al Ingenio Nueva Baviera, y ordenó la descentralización de las torturas, multiplicó y profesionalizó los grupos de tortura existentes. El informe de la Comisión Bicameral Investigadora de las violaciones de los Derechos Humanos en la Provincia de Tucumán calificó la gestión de Bussi como un vasto aparato represivo, que orienta su verdadero accionar a arrasar con las dirigencias sindicales, políticas y estudiantiles, que eran totalmente ajenas al pernicioso accionar de la guerrilla; se emplearon explosivos para atacar la Universidad Nacional de Tucumán, la Legislatura provincial, las sedes de la Unión Cívica Radical, del Partido Comunista, del Partido Socialista y el colegio de abogados. Varios abogados fueron asesinados, médicos, sindicalistas y políticos fueron también objeto de secuestro, prisión ilegal, vejaciones y tortura.

***************

Ricardo dijo...

Daniel: aún así, vos, yo y todos sabemos que ese pequeño ejemplo de crudeza quedará siempre irremediablemente corto ante los horrores monstruosos que tipos como Bussi ocasionaron. Y no quise ni debemos dejar de mencionarlos para que nunca nadie que no quiera olvidar pueda hacerlo.

Casta: estos tipos son nuestros nazis. Los centros de detención clandestinos nuestros campos de concentración. El exterminio también fue planificado.

Tilo: claro que hay que mantener vivas las atrocidades que perpetraron. Por eso es central la política de Memoria, Verdad y Justicia. Hasta 2003 estos tipos eran impunes. Hoy se los juzga por lo que son: genocidas.

MiTucumán: excelente laburo. Te felicito. Con tu permiso, lo voy a agregar mañana al post.
La lucha contra la guerrilla fue siempre una excusa. El objetivo fue siempre cambiar definitivamente la matriz económica pero también la política, la social, la cultural.

VACACIONES EN ROMA dijo...

Compartimos el mismo pensamiento, ayer tambièn he posteado algo al respecto, la ùnica diferencia que yo a este sorete le hubiera deseado una larga y pena vida, que es lo que creo que merece un individuo de esta naturaleza, pagar sufrimiento en carne propia.

Lo que lamento que estas cosas de juzgarlos y meterlos presos no se hicieron en el 83.

Saludos.

VACACIONES EN ROMA dijo...

Perdòn, he querido decir " penosa vida "

Ricardo dijo...

Vacaciones: escribí lo mismo, a manera de comentario, en el Aguante Populista.

Omar.- dijo...

Muy buena recopilacion Ricardo de lo que fue este tristemente celebre personaje, estaba esperando
un post tuyo sobre la muerte de la bestia.- Yo como creyente te digo estoy seguro que la va a pagar mas caro todavia. Ayer leia en alguna parte , no recuerdo, que el calor que hace en Tucumàn es porque el Diablo ya tiene la puerta entreabierta. Mi Tucumàn, muy bueno lo tuyo tambien.- Abrazo.-

Luis dijo...

Murió preso y condenado. En nuestro país. Eso sólo hace toda la diferencia del mundo con nuestro pasado y con otros lugares de este planeta. Gran texto, Ricardo, gracias.
Abrazos.

elsudacarenegau dijo...

Hay hijos de puta que encarnan el mal. Cuando mueren uno se alivia y festeja, como nos recuerda Hilda con el poema de Benedetti. Pero hay algo de todo esto que me pone nervioso: el tipo ganó ocho elecciones democráticas luego de ser una hiena asesina. Entre intendente, legislador y gobernador, fue elegido OCHO veces por el voto democrático. Patti ganó en Escobar con más del 70 % de los votos.
El mal no está allá afuera, fácil de identificar. No se enterrará ahora que lo tapen con tierra. Hay que seguir participando, como dice Casta Diva.

Ricardo dijo...

Omar: yo no creo en el cielo o en el infierno, pero si existe, seguro lo esperan con bombos y platillos.
Un fuerte abrazo.

Luis: es cierto. Hay que rescatar eso. Aún así, no dejan de tener privilegios y argucias para escapar a los juicios.

sudaca: y existen todavía coprovincianos que lo extrañan. Me ha tocado participar en discusiones con taxistas que, vistas desde un contexto humanista, son bizarrísimas.

Abrazos.