martes, 8 de noviembre de 2011

Macri: todas malas y una buena


La actuación del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en lo referente a prevención y seguridad en la construcción es deplorable. En el blog, visitando el label Macri, podrán ver los claros ejemplos de negligencia rayano con el dolo. ¿De repente hay una epidemia de desastres inmobiliarios en la CABA? ¿Todo puede ser derivado -como dice Macri- al rigor profesional del especialista interviniente? ¿Por qué fue destituído Ibarra entonces? Como siempre, poner la responsabilidad afuera es PRO.

La decisión de no buscar al hombre desaparecido, Isidoro Maudeña (74 años), es francamente inhumana. Aunque negar la humanidad de alguien o algo -en este caso una acción, o su falta- nos haya conducido a nuestras más oscuras épocas, no se me ocurre otro calificativo. Quizás justamente por eso.

A los horrores en el control de la construcción se suman ahora los desastrosos errores en el operativo posterior. Mariano Maudeña los relata: «Cuando pedí el listado de los evacuados, me dijeron que no existía. No se hizo. Había un listado de los albergados en los hoteles. Quiere decir que el vecino que se fue, pero que no aceptó ir a un albergue de la ciudad, para el gobierno no existe. O, lo que es peor, si había chicos, a los que los padres les habían dicho que no abrieran a nadie, quedaban atrapados sin que nadie se enterara. El error es que no desalojaron todo el edificio». Si eso sigue siendo la eficiencia en la gestión, qué será la ineficiencia. Tiempo Argentino cuenta hoy que «según registros de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo (SRT) las contratistas incumplieron con las normas que las obligan a detallar los procedimientos para excavar o demoler. El gobierno porteño fue advertido y no inspeccionó». Mónica Nizzardo, que tiene un departamento de dos ambientes contrafrente en el edificio derrumbado, reclamó a las autoridades "que paren la demolición", al considerar que "ahí se van las principales pruebas". Desconozco las condiciones de la zona, y menos puedo decir si pueden o no los peritos investigar con la seguridad necesaria. No leí al respecto en ningún medio.

Para finalizar, la buena. Leí muchos comentarios en twitter criticando el proyecto que Macri, dijo, enviará a la Legislatura para expropiar el edificio y entregarle a los damnificados un monto equivalente al inmueble que perdieron. A mí no me parece nada mal. Al fin un rasgo de empatía por parte del jefe de gobierno porteño.

* Actualización: la acertada comparación del General Susvín merece estar en el post:
Podemos hacer una analogía entre los banqueros y especuladores que Cristina señala acertadamente como "anarcocapitalistas" y nuestros arquitectos. Persiguiendo la máxima ganancia en el menor tiempo posible, ponen en riesgo la salud, la propiedad y la vida ajenas. La misma ambición, el mismo resultado: derrumbes. Edificios o economías, según corresponda.

14 pusieron huevos y comentaron:

profquesada dijo...

Hay algo obvio que se está pasando por alto cada vez que en la ciudad se excava. Pasa tanto en los pozos para construir como en los que se hacen en las calles o veredas y es un estudio previo de lo que hay debajo. Existe el instrumental para hacer estos estudios, Si existe un caño, de gas por ejemplo, se lo detecta. si lo que hay es un agujero por desplazamiento sedimentario se lo detecta. Se detectan también las zapatas de los cimientos del edificio lindero y se pueden construir -previo a seguir excavando- paredes de contención. Son ecosondas que sirven tanto en geología como en construcciones. Pero imaginemos que no existen ¿porqué 11 incidentes en solo 11 meses? ¿Porque antes, no hace mucho, se seguían protocolos que ahora se olvidaron quizás por costos? Y si la impericia se transforma en lo habitual no habrá que extremar los controles?. La (I)rresponsabilidad es evidente por parte del GCABA. NO hay vueltas y esto llega a la justicia y NO a la de la ciudad, a la penal.

@tilio ® dijo...

Es absolutamente inexplicable que los mismos que se cargaron a Ibarra, en medio de una caza de brujas mediática, se hagan los boludos amparados en el silencio cómplice de los proveedores de netbooks y sus socios.
Es tan alevoso lo que está sucediendo, que no puedo creer que no se llenen las calles de indignados.
El Macrismo está literalmente aplastando a sus votantes.
Clarín no registra la desaparición de sus lectores bajo los escombros.

Ricardo dijo...

Por eso, profe. No podemos decir que hay una "epidemia" de derrumbes. Algo, necesariamente, se está haciendo muy muy mal.
Si Macri no estuviera protegido, hace rato que hubiera seguido el camino de Ibarra.

Ricardo dijo...

@tilio: no registran que sus lectores están abandonando el diario, se van a preocupar por las personas que padecen el desgobierno de su protegido y -por lo que parece- última carta que les queda por fuera de lo que puedan llegar a pescar en el peronismo menos kirchnerista.

Luis dijo...

Se cuentan 13 derrumbes pero se habla de mas de 20, Ricardo. Yo si lo llamaría epidemia, y una desatada por un gobierno que cajoneo la reglamentación de la ley que obliga a controlar .
Al dia siguiente Rodriguez Larreta sale diciendo "que quieren, no podemos poner un inspector en cada obra! para que despues salgan con "los mandamos 7 veces!!"

Y temo que si mañana eligieran intendente de nuevo, el hijo de Franco sigue ganando por paliza. Incluso con una victima que, pudiendo estar abajo de los escombros, tiene a Montenegro publicamente negandose a buscarlo "hasta que no termine la demolicion". TN va a sacar una boludez con Biasatti hablando del derrumbe (que terrible, que cosa, que mal que paso esto). Del viejo desaparecido no dicen NADA.

Ese viejo tiene un hijo llamado Mariano. En el blog La Otra lo abrazan y apoyan... no se pierdan ese texto.

Abrazos

Ricardo dijo...

Luis: gracias por los datos y por los links. Voy a visitar La Otra.

Mi referencia a una epidemia es en el sentido de que el macrismo engloba a estos desastres como si se trataran de desastres naturales, imprevisibles. Y no es así. Estos casos no son accidentes. Son prevenibles. Ahí está la irresponsabilidad del gobierno de la CABA. Y no nos olvidemos de que los negocios inmobiliarios forman de la estructura del PRO en la Ciudad Autónoma.

Luis dijo...

Ahora te entendi, Ricardo, abrazo.

Daniel dijo...

Tengo la misma exacta sensación que describe Atilio.

Daniel dijo...

A Ibarra lo agarraron en el medio de la reconversión de inspectores.
Empezó con un plantel corto y no llegó a sumar efectivos cuando se le vino Cromagnón.
No lo exculpo, pero hay que ver bien como fueron las cosas.
A la cana aquí, la tienen con un halo de inocencia que asusta.
Fijate que casualmente la conocí a Ana Fernández. Y se perfectamente con que honestidad actuaba esa mujer, que no se cansaba de expresar su impotencia. La tarea la sobrepasó en su lucha contra los brutales abusos de los comerciantes en Las Cañitas. Un enclave macrista.
La mandaron al banquillo, vi su cara que no puedo describir en pleno juicio y puedo asegurar rotundamente que esa mujer fue un bruto chivo espiatorio.
Ahí se montó el macrismo y los mismos que lo empujaron "indignados" se hacen los terribles pelotudos, hoy.
66 % en la segunda vuelta, viejo.

El Mostro dijo...

Hoy lo empezaron a buscar! Con una palita de playa, de esa que usan los infantes en los areneros.
"ahí se van las principales pruebas" Esto se lo dije a mi mujer desde el primer día y la turra me dijo "Sos un mal pensado"! Cualquier cosa que se podría haber encontrado, quedó sepultada.

Un propietario vendió hace pocos días atrás. Lo que cobró se tomará como caso testigo, unos U$S1500 por metro2. Pero además tenés muebles, electrodomésticos, papeles, etc. Muchos deptos eran usados como oficinas por pequeños profesionales, contadores, abogados, etc.

Un arquitecto puede ser un choto poco profesional, un 'cabecita' (como leí por ahí) puede ser un pelotudo y usar mal la excavadora, pero 13 (no 11) derrumbes?
Y los que se evitan por poco, porque algún albañil se aviva o una vecina hincha las pelotas!

A la vuelta del Chateau Mosterio había una excavación poderosa. Cuando pasó lo del gimnasio, pararon de excavar y se dedicaron a reforzar los linderos... el miedo no es zonzo.

Saludos.

Ricardo dijo...

Daniel: coincido con vos. El macrismo tiene sus cimientos en las muertes de Cromañón, en complicidad con Clarín.
Podemos discutir o no si la destitución a Ibarra era apropiada (aunque a esta altura, debatirlo, tiene poco sentido) pero debería aplicarse la general de la ley para Macri.

Mostro: tenés razón respecto a los muebles, etc. De todas maneras, me sorprendió que el macrismo, en lugar de mirar al costado, dijera que se iba a hacer cargo.

Respecto a los ingenieros o arquitectos. Es imposible pensar que tantos derrumbes obedecen a la poca profesionalidad. Uno, ponele. Dos. Pero ya tres significa que algo no se está haciendo bien desde el organismo de control.

Anónimo dijo...

UN PERIODISTA ITALIANO LE PREGUNTO A BERLUSCONI HACE UN TIEMPO SI NO PENSABA QUE SUS VOTANTES ESTARIAN DEFRAUDADOS CON EL Y EL TANO RESPONDIO..."NO, SI SOY BERLUSCONI..." BUENO,QUE NADIE SE HAGA EL DISTRAIDO, QUE ESPERABAN, ES MACRI... SALUDOS.- PABLO, EL BOSTERO,.

GeneralSusvin dijo...

Podemos hacer una analogía entre los banqueros y especuladores que Cristina señala acertadamente como "anarcocapitalistas" y nuestros arquitectos. Persiguiendo la máxima ganancia en el menor tiempo posible, ponen en riesgo la salud, la propiedad y la vida ajenas. La misma ambición, el mismo resultado: derrumbes. Edificios o economías, según corresponda.

Pedirle al Gobierno de la Ciudad más controles es ilusorio, ya que medio Gabinete es propietario o participa de las empresas de construcción que operan en la CABA. La "solución" de Macri de comprar los departamentos derrumbados, demoler y después vender el terreno a las empresas constructoras se parece más a un negocio inmobiliario que a una medida solidaria.

Ricardo dijo...

Pablo: ahí justo subí algo acerca de Macri y Berlusconi. No es una respuesta a tu comentario pero me parece que puede servir.

General: acertadísima comparación. No se me había ocurrido.
Y sí, lamentablemente, como decíamos más arriba, los negocios inmobiliarios son parte de la estructura PRO.