martes, 8 de noviembre de 2011

La prensa independiente no existe (John Swinton)


Me gustó mucho la cita que Hilda dejó en un comentario en este post. La reproduzco acá. Gracias, Hilda.

John Swinton (1830-1901) fue un notable periodista, economista y orador. Editor en jefe de The New York Times (1860-1870) y editorialista del The New York sun (1875-1897), Swinton es especialmente conocido por un discurso que dio una noche en 1880. En una cena en su honor, un colega brindó por la prensa independiente. Swinton se enojó y respondió:
“No hay en Estados Unidos, a esta fecha de la historia del mundo, tal cosa como una
prensa independiente. Ustedes y yo lo sabemos.

No hay uno de ustedes que se atreva a escribir sus honestas opiniones; y si lo hiciera, sabe de antemano que nunca aparecerían impresas. Me pagan semanalmente para que mantenga mi honesta opinión fuera del diario al cual estoy relacionado. Otros de ustedes son asalariados para fines similares, y cualquiera que fuera tan tonto como para escribir sus honestas opiniones estaría en las calles buscando otro empleo. Si permitiera que mis honestas opiniones aparecieran en una de las ediciones de mi periódico, antes de veinticuatro horas mi ocupación se habría esfumado.

El negocio de los periodistas es destruir la verdad, mentir descaradamente, pervertir, envilecer, adular a los pies de Mammon [espíritu de la codicia, dios de la riqueza, N. del T.] y vender a su país y a su raza por su pan cotidiano. Usted y yo lo sabemos, ¿y qué insensatez es ésta que brinda por una prensa independiente?

Somos herramientas y vasallos de hombres ricos que actúan detrás del escenario. Somos marionetas, ellos tiran de las cuerdas y nosotros bailamos. Nuestros talentos, nuestras posibilidades y nuestras vidas son propiedad de otros hombres. Somos prostitutas intelectuales”.
El oriyinal, in inglish:
Swinton is especially known for a speech that he gave one night in 1880. At a dinner that was given in his honor, a colleague toasted the independent press. Swinton was outraged and responded:

"There is no such thing, at this date of the world's history, in America, as an independent press. You know it and I know it.

"There is not one of you who dares to write your honest opinions, and if you did, you know beforehand that it would never appear in print. I am paid weekly for keeping my honest opinion out of the paper I am connected with. Others of you are paid similar salaries for similar things, and any of you who would be so foolish as to write honest opinions would be out on the streets looking for another job. If I allowed my honest opinions to appear in one issue of my paper, before twenty-four hours my occupation would be gone.

"The business of the journalists is to destroy the truth, to lie outright, to pervert, to vilify, to fawn at the feet of mammon, and to sell his country and his race for his daily bread. You know it and I know it, and what folly is this toasting an independent press?

"We are the tools and vassals of rich men behind the scenes. We are the jumping jacks, they pull the strings and we dance. Our talents, our possibilities and our lives are all the property of other men. We are intellectual prostitutes."

(Source: Labor's Untold Story, by Richard O. Boyer and Herbert M. Morais, published by United Electrical, Radio & Machine Workers of America, NY, 1955/1979.)

11 pusieron huevos y comentaron:

Daniel dijo...

O sea. El sistema es el centro de nuestra existencia. Y en función de donde nos paramos es que tipo de exigencias cumplimos que nos bajan desde los enclaves de poder del sistema.
El ser humano no es de ninguna manera el centro relevante de la cosa. Si lo fuera, muy distinto sería el mundo.
La opinión, el análisis o el desarrollo de un acontecimiento deben pasar por un tamiz de intereses.
Y si lo hacemos, como ha dicho este hombre, fuera de la ocupación laboral; también portamos contenidos que tiñen nuestras opiniones.
Es lo que llamamos subjetividad. Solo que esa subjetividad está inserta a su vez en una serie de condicionamientos.
El negro Silo decía; -"no soy libre ni a la hora de nacer ni a la de morir".

Ricardo dijo...

Es la manera humanista de ver la cuestión. Desde el liberalismo podrían retrucarnos hablando de la libertad de un dueño de medios para elegir su línea editorial y desde otro lugar podriamos analizar por qué está en manos de alguien tal medio de producción de noticias.

Sin querer imponer mi visión particular, que todos los que leen este blog conocen, cuánto ganaría en credibilidad la prensa en general si blanqueara desde qué lugar habla, ¿no?

Abrazo.

Daniel dijo...

Muchísimo, claro.
Pero cual es el centro" para el dueño de medios?
La verdad o la guita?
Si habla desde la verdad se acerca a lo humano. Si habla desde sus intereses, lo subordina a tales.
La experiencia ha dicho que... (ya sabemos).

Abrazo.

ram dijo...

Ricardo, el problemita con esta "prensa" es que no habla desde lugares ideológicos, habla desde los más crudos intereses, muchos de ellos contrarios al interés general y, por eso, inexplicables.
Esta prensa no es prensa, son las relaciones públicas de al capone, idi amín, la dinastía saudita, etc., etc.....

Hilda dijo...

Gracias Ricardo.

Considero que si "la prensa habla desde los más crudos intereses" está hablando desde SU LUGAR ideológico...
Esa prensa responde "a las relaciones públicas de al capone, etc, etc..." es decir que su ideología es clara...

ram dijo...

Y no, Hilda, gente así tiene la "ideología" tan flexible que no es ideología, son intereses y la ideología (como la entendemos los de a pata, que capaz en valores absolutos y etéreos, sea como vos dices) no va, es demasiado incierta y light.
Los tipos van a sus bifes y el envase "ideológico" dependerá de lo que tengan a mano, nunca al revés.

Ricardo dijo...

ram: tal cual, pero no les neguemos el trasfondo ideológico. El neoliberalismo es un sistema ideado por y para esas clases dominantes y lo defienden a capa y espada con el objetivo de alimentar a eso que Jauretche llamaba medio pelo.

Hilda: eso. Eso. No sólo son relacionistas públicos sino sostenedores de un entramado perverso. Y para sostener el andamiaje ellos se sustentan en la fuente del liberalismo al palo. De otra manera, no se puede.

Abrazos.

Ricardo dijo...

Ricard... digo, Daniel (je): tenés razón.

Un abrazo.

ram dijo...

Ricardo, ¿cuándo niego algún trasfondo?, en todo caso lo que pretendo es plantear una esencia, que es la económica, y después vendrá el follaje "ideológico", como disfraz, nunca como una ideología.
Es como esa frase yanqui, "USA no tiene amigos permanentes, tiene intereses permanentes" - podés darle entidad ideológica, que la tiene, pero lo esencial y determinante son los intereses, el resto, chamuyo.

Ricardo dijo...

ram: ok. Está bien. Pasa que hay verdaderos militantes liberales, convencidos, y yo los respeto.

profquesada dijo...

Es muy británico ser explícito y a la vez cínico, contribuye a congelar el mundo en el sitio que está haciendo ilusa cualquier posibilidad de cambio, es frío como el bisturí, no es una denuncia es una descripción de un estado de cosas inevitable. No es la única descripción posible del mundo sino la dominante. La moral dominante, la ética del poder inmenso del imperio británico de fines del siglo XIX, su modo realista de santificar el poder económico, el poder del capital por sobre el del trabajador condenado a vender su trabajo, los periodistas también. Me queda con Sartre y su elecció por la libertad. Es posible. Es deseable. No es fácil. Es mucho más fácil y conveniente en lo económico jugarla de independiente y trabajar para Clarín o La Nación. Una ficción productiva.