jueves, 3 de noviembre de 2011

Europa, Grecia y España en el laberinto

El llamado a referendum de Papandreu puso en vilo a los mercados en Europa y, por lo tanto, sus representantes políticos salieron con los tapones de punta. Merkel, Sarkozy y el FMI presionan para que el referendum caiga:
...Los cuatro líderes de la eurozona que participan en la cumbre del G-20 (el francés Nicolas Sarkozy, la alemana Angela Merkel, el italiano Silvio Berlusconi y el español José Luis Rodríguez Zapatero) han acordado esta mañana en Cannes acelerar y reforzar el levantamiento de cortafuegos para evitar que la crisis de Grecia acabe arrastrando al euro...

...El encuentro, en el que han participado también los presidentes del Consejo y la Comisión Europea, Herman Van Rompuy y José Manuel Durao Barroso, así como la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha estado dominado por las noticias procedentes de Atenas sobre una posible caída del Gobierno de Papandreu...
En Europa interpretan la movida griega como una manera de presionar a la UE, al FMI y a los bancos, que son, en definitiva, los beneficiarios del rescate que luego el pueblo griego deberá seguir pagando. Este editorial de El País, "Un error colosal", no tiene desperdicio:
Quizá no resulte sorprendente que, tras 24 meses de desgaste por las crecientes exigencias de austeridad a sus ciudadanos, el primer ministro griego pretenda ahora recuperar la legitimidad mellada, el apoyo de una mayoría silenciosa y la iniciativa política. (...) Yorgos Papandreu ha demostrado coraje político y determinación personal para afrontar su crisis nacional: su pecado ha sido la lentitud en la ejecución de las reformas legales emprendidas. (...) su propuesta de convocar un referéndum para aprobar el segundo paquete de rescate europeo a su país es un error de dimensiones colosales...

...Es cierto que los griegos no pueden aspirar a un mejor trato que el decidido en la reciente cumbre (...) Pero también lo es que resulta muy difícil hacer valer este tipo de argumentación en una votación binaria, esquemática y susceptible de toda suerte de demagogias populistas como un referéndum. Especialmente si al final los ciudadanos acaban votando no sobre una medida concreta, sino sobre dos años de sacrificios que han exasperado a la sociedad griega...

...si lo que pretende Papandreu es emitir un signo ante sus socios para que no aumenten aún más la pesada carga de austeridad que arrastra su país, ese órdago tacticista supone ya jugar con fuego. De consumarse, no solo podría conducir a Grecia a la suspensión desordenada de pagos, sino también poner en tela de juicio los otros elementos del paquete aprobado en la última cumbre, de interés directo para todos los europeos: la recapitalización bancaria y el redimensionamiento del Fondo de rescate...

...El daño que esta iniciativa disparatada puede infligir a la UE, al futuro de Grecia y a la imagen de sus dirigentes resulta incalculable, de modo que lo mejor es que sea retirada cuanto antes...
Resulta graciosa la apelación a una supuesta "mayoría silenciosa", cuando las manifestaciones populares en Grecia han sido retratadas en todo el mundo. Claro, para quienes no quieren escuchar, el árbol no hace ruido al caer en un bosque densamente poblado. La demagogia populista además, y como se sabe, es la antítesis de la seriedad republicana de respeto al Dios Mercado. Pero podemos inferir cuán lejos están los europeos de comprender la raíz de su crisis cuando el editorialista puede permitirse reconocer que el objetivo es la recapitalización bancaria y no mejorar la calidad de vida del sufrido pueblo griego.

Siguiendo el mandato de la UE, el FMI y los bancos, en el gobierno griego hay quienes pretenden que el referendum caiga. Y Papandreu con él:
La división en el seno del Gobierno griego sobre la decisión del primer ministro, Yorgos Papandreu, de convocar un referéndum sobre el plan de rescate amenaza con hacer caer al Ejecutivo. El enfrentamiento, además, se ha extendido por el grupo parlamentario que sostiene a Papandreu en el poder, el PASOK. De hecho, tras el anuncio de que más diputados de los que se puede permitir votarán en su contra, se prevé que el líder socialista pierda mañana la moción de confianza con la que aspiraba a reforzarse para sacar adelante la consulta. Pese a ello, fuentes cercanas a Papandreu citadas por Reuters aseguran que no dimite y que ofrecerá un mensaje a la nación esta noche...

...Desde el PASOK, uno de sus diputados más populares, Telemakos Hitiris, ha instado a Papandreu a formar un Gobierno de coalición para garantizar que el país recibe los 8.000 millones de euros del sexto tramo del primer plan de asistencia financiera y los 130.000 millones del plan de rescate acordado la semana pasada. Después de ello, ha defendido la celebración de elecciones anticipadas. Y no es el único que opina a favor de adelantar los comicios. Según informa Reuters, un grupo de 30 diputados entre socialistas y miembros de la oposición que rechazan la consulta están ultimando una propuesta para formar este Gobierno de coalición. Al frente del mismo se situaría el exvicepresidente del Banco Central Europeo, Lucas Papademos. El economista es una figura respetada en Grecia y, según añade esta agencia, con el suficiente carisma y capacidad para dirigir un Gobierno de unidad con vistas a evitar el colapso financiero del país...
Podríamos preguntarnos respetada por quién. La respuesta sería simple: por el aparato financiero. Cristina les advierte «hay que acabar con el anarcocapitalismo financiero total» y son pocos los que escuchan. Aunque existen algunas voces disidentes, lejos están de poder incidir en la realidad. Václav Havel, ex presidente checo, de 75 años, es uno de ellos. "Un político debe regir la economía", dice. Y reconoce como un gran error haber confiado en que los economistas sabían lo que hacían (¿te acordás, Néstor?). Pérez Rubalcaba, el candidato del PSOE que se encamina a perder las elecciones con Rajoy, propone un Plan Marshall para Europa (recuerdo cuando Kirchner le recomendó lo mismo a Bush):
«No es posible afrontar un programa intenso de consolidación fiscal, reduciendo los déficits públicos y la deuda privada a un ritmo como el actual, si al mismo tiempo queremos mantener un grado razonable de actividad y crecimiento económico (...) Sin crecimiento económico no habrá empleo ni tampoco podremos estabilizar la situación financiera (...) No habrá forma de salir de este inmenso agujero negro en que se encuentran la economía española y europea sin sendas estrategias de cambio en la orientación de la política monetaria común y en la aplicación de un programa europeo de estímulos a la inversión pública (...) Solo la inversión pública puede conseguir el crecimiento de las economías más afectadas por sobreendeudamiento y contracción el crédito».


Qué bien harían los españoles en votar por Rubalcaba -aunque Zapatero los haya decepcionado-, antes que por Rajoy y sus promesas de mayor ajuste. Qué bien harían los griegos en votar favorablemente el referendum y sostener a Papandreu, una vez que se pone los pantalones largos y se adentra en el laberinto para enfrentar el Minotauro.

4 pusieron huevos y comentaron:

iris dijo...

Como decía Galeano no hace faltar atravesar un espejo para ver el mundo al revés. En este extraño delirio europeo los valientes son los que se rinden a los poderosos y aplastan a los más débiles, los responsables son los que rifan el futuro de generaciones enteras en la timba de los mercados, y la democracia consiste en inventarse mayorías silenciosas para tapar el ruidoso rechazo de las víctimas de los planes de ajuste.

Ricardo dijo...

Iris: es el mismo cantito de siempre. Recuerdo las alabanzas a De la Rúa por su valentía para tomar medidas antipáticas. Por eso el temor al populismo también.

Ricardo dijo...

Papandreu (que significa, en griego, "las papas queman"), me cagó el post. Levantó el referendum. Hijo de puta.

http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-180433-2011-11-03.html

profquesada dijo...

Iris tiene toda la razón. Me causa escalofríos leer semejantes opiniones, que forman el "sentido común" en diarios como el País. Si aquí nos quejamos durante muchísimo tiempo del "pensamiento único" podemos felicitarnos por haber dado la batalla contra él y haber tenido éxito en construir uno nuevo, que hay que cuidar como si fuese un bebé muy apreciado, muy querido y muy esperado. Qué razón llevan los chinos al asociar a la palabra crisis la idea de oportunidad.