lunes, 9 de abril de 2012

Percepciones que se contradicen

Tres veces tres recomendó esta nota Ernesto Tenembaum en twitter: "Aumenta el pesimismo sobre la economía". Allí fuimos. Jorge Oviedo, en LA NACION, expone datos del Indice General de Expectativas Económicas (IGEE) de la UCA y Gallup. Como su nombre lo indica -expectativas-, los encuestados deben responder preguntas sobre cómo perciben la situación económica (del país y personal), como creen que será en los próximos seis meses, etc. Es decir, percepciones, no datos duros. Oviedo remarca que: "Las expectativas económicas volvieron a caer en marzo por quinto mes consecutivo y se encuentran en el nivel más bajo de los últimos 14 meses, en tanto que pese a la permanente actitud oficial de "pelea con el mundo" y cierre de la economía, es levemente mayor la proporción de opiniones que consideran a la globalización como favorable para el país". Lamento informarles que no encontré las opiniones respecto a la globalización  a las que se refiere el editorialista en el documento del IGEE. Pasa. Pasó con aquella nota de LA NACION acerca de la AUH.

Aún si estuvieran los datos, el argumento sería tan válido como Robocop montando un unicornio. Acompaña la imagen, con fines didácticos:

Porque, ¿qué clase de dato puede surgir de una pregunta tipo "¿cree que la globalización es buena para el país?". La globalización, en sí misma, no es ni buena ni mala para el país. Es. Punto. Sí podría debatirse acerca de niveles de proteccionismo o liberalidad, pero no en una encuesta de expectativas. ¿Cuál es la opción a la globalización, además? ¿Vivir en Marte? ¿Ser un tribu recolectora perdida en alguna isla de Oceanía?

Para complejizar un poco esta cuestión de las percepciones, que dependen de la historia personal (no es lo mismo que tu mamá te haya querido a que no), del presente (no es lo mismo vivir en un barrio periférico de San Miguel de Tucumán que en el Principado de Mónaco), expectativas (un viaje al Caribe o llegar a fin de mes a polenta y fideos), de lo que entra en el campo de la conciencia y lo que no y aquello que uno considera relevante de toda esta información, podríamos decirle a Oviedo que considere también esta noticia que ayer publicó La Gaceta como título de portada: "La crisis de España expulsa a 40 argentinos todos los días". Dato duro, no percepción. Supongo que si los de la Universidad Católica realizan la encuesta entre los que retornan, no encontrarían loas a la globalización.

20 pusieron huevos y comentaron:

HUINCA dijo...

Buenas...disiento. La globalización es mala para el país. La globalización -entendida como se puso en práctica- es mala para el mundo, excepto para aquellos que se benefician de ella. (ya sé que suena a declaración de maese Perogrullo, quévasé). Useasé: en la globalización se decide quién produce qué para una mejora de costos para los países centrales. Nada más. Caiga quien caiga.Sólo hay ventajas para los países centrales y para sus agentes coloniales en los países suministradores. En los resultados es tan colonial, que da un poco de rubor reseñarlo. Un Conrad del siglo XXI podría dar cuenta de montones de historias equivalentes a las del Conrad original, con los agentes dependientes de las casas matrices entreverados con las elites locales y perdiéndose y pasando miedo entre los equivalentes de los malayos de aquel entonces, que ahora son... todo el mundo global. E intentando liquidar a oscuros líderes de las Cámporas globales.

Como diría la tana, he dicho.
Rick

Ricardo dijo...

Rick: pero eso no es disentir sino acordar. El tema es: ¿existe alguna otra cosa que este mundo? No. Existe este nomás. Y este está globalizado. Lo que dice Oviedo "...es levemente mayor la proporción de opiniones que consideran a la globalización como favorable para el país" es una trampa. Primero, porque la IGEE nada dice acerca de la percepción de la globalización. Y además una pregunta así no puede formar parte de una encuesta seria, porque no sirve para nada. Sólo podría ser útil para ver qué porcentaje de la ciudadanía comprende que tomar medidas proteccionistas, cuando las condiciones así lo requieren, es algo bueno. O qué porcentaje compra el concepto "globalización" como si fuera un absoluto: hay que liberalizar absolutamente todo.

Abrazo.

iris dijo...

Esa idea de analizar la realidad en función de percepciones exclusivamente, evitando los datos no es un buen camino y más cuando lo hacen medios que al mismo tiempo manipulan esa percepción. Ya lo hicieron substituyendo el concepto de delito urbano violento por la inseguridad (el hecho por la percepción) como tema.
Es curioso que prefieran preguntar sobre la globalización, concepto nebuloso si los hay,y no sobre sus consecuencias concretas, como el desplazamiento de gente de países pobres a países ricos o la deslocalización de fábricas de los países con seguridad social y derechos laborales a países que carecen de ellos o los tienen deficientes, o la existencia de paraísos fiscales como refugio de quienes no quieren pagar impuestos.

HUINCA dijo...

perdone que insista amigo, pero usté menciona que la globalización en si misma no es mala ni buena, es. Las consecuencias son las que menciona iris y son inherentes al sistema, a la globalización. No hay globalización sin esas consecuencias, porque el único sentido es convertir al mundo en un único coto de caza. Es más, sino fuera así, si no tuviera esas consecuencias tan terribles para las mayorías, no tendría ventajas para las minorías. cuestión de equilibrio en un istema cerrado, que vendría a ser el mundo globalizado. Si alguien puede hoy en día pagar por un miguel angel encontrado en un desván 225 millones de euros y al mismo tiempo conseguir una sentencia favorable del juez Griesa sobre deuda soberana, está autoexplicado.

donchango dijo...

Muchachos la inmensa mayoría tiene la percepción, exactísima, de que la globalización es una cagada. Nadie lo dice en una encuesta porque queda feo y se puede enterar la suegra. Igual bien por tomarse el laburo de revelar las boludeces que dice La Nazión.

ram dijo...

A mí todo esto de las "percepciones" me parece tan serio como nuestras desavenencias por la provincialidad de las empanadas.
La globalización no es más que angurria desparramada (y una trampa caza bobos para los que quieren colarse en la fiesta de los dueños.
Es buenísima para comprar CD's inconseguibles, en internet, eso sí...

Ricardo dijo...

iris: ni siquiera a los países centrales les va tan bien con la globalización. Fijate el grone (o semi grone) Obama, peleando por crear laburo porque los muchachos empresarios compran laburo chino en lugar de emplear yanquis buenazos (je). Es más bien una cuestión de grupos, de capital transnacional. Que para colmo reniega de los estados nacionales y -otro colmo más- propala ideas como proponer un sistema anarcocapitalista, divinos los nenes.

Rick: vamo' a la' piña', loco.

Pero más vale que estamos de acuerdo. Que yo diga que no hay otra cosa que la globalización en el mundo hoy no significa hacer un juicio de valor, sino simplemente una descripción del estado de cosas. Por eso digo que no vale, en una encuesta, preguntar si están de acuerdo con la globalización o no.

@tilio ® dijo...

A mi me parece que ni tanto ni tan poco.
El dato duro (Una estadística, una fecha, una cantidad), lo es en tanto no contenga al lado ningún tipo de análisis. Pero, en el momento mismo que lo metemos en nuestro análisis, lo estamos tamizando con nuestra propia percepción de la cosa. Dado que nadie analiza desde el otro.
Desde la selección del dato, hasta la presentación, la forma de encarar el análisis, y lo que pretendemos analizar, explicar o sostener en el mismo, está totalmente impregnada de nosotros mismos.
Coincido con Ricardo en que el análisis de las percepciones por sí mismas son una huevada, pero no en que la globalización no sea ni buena ni mala, sea y punto.
Entiendo que la misma tiene su orígen en una perversa política del neoliberalismo,como dice ram pero, que, al igual que internet ha tenido algunas derivaciones imprevistas y positivas.
Un abrazo.

Ricardo dijo...

donchango: encima te pregunta la Universidad Católica... ¿qué les vas a responder también, si la Iglesia es una corporación retrógrada que estancó durante siglos el progreso de la humanidad? Je.

ram: quedó bien con eso de "comprar" CDs inconseguibles, ¿eh? La RIAA, chocha de la vida.

Y sí, eso es precisamente lo que digo en el post: que lo de las percepciones es muy lindo para conocer el humor pero los datos duros son los datos duros.

Cómo se ve que le toqué el corazoncito tucumano con lo de las empanadas, ¿no? Y lo sostengo: papas sí, pasas de uvas no.

Abrazos.

Ricardo dijo...

@tilio: comentamos al mismo tiempo, así que supongo que puedo decir que se aplica lo mismo que le digo a mi querido tocayo Huinca: no hago juicio de valor sobre la globalización porque no hace al cometido del post. Si me pongo a criticar la globalización tengo que seguir con el capitalismo y de ahí hasta discutir qué empanadas son las más mejores (sic), si las tucumanas o las salteñas (yo sostengo que las salteñas pero de las que hacen en Bolivia, y más específicamente en Santa Cruz) no paramos.

Abrazo.

Udi dijo...

Si, Ricardo, si, mucha globalización, y percepción y clivajes, pero de la fecha y que les estamos soplando en la nuca nuestro canayesco aliento: nada.
Bueno, saludos recién llegados desde el gigante...

ram dijo...

Y tiene razón, las salteñas cruceñas son mejores que las originales, ¿y las de charque?. Lindo Santa Cruz, el stalingrado de mcdonalds....
Sí, comprar los CD's y que no te los manden, o que te afanen el número de la tarjeta o el maravilloso universo de piratas y piratones para "compartir" los inencontrables... la cara humana de la bendita globalización.

Omar.- dijo...

Siempre estarán estos personajes nefastos que niegan o que no reconocen la realidad , yo diría basta de realidades queremos percepciones, queremos expectativas.-
Estoy cansado, pero acostumbrado ya de la gente (si se le puede llamar gente) y el periodismo que habla y difama contra estos que en muchos años nos dio ocupación, bienestar, dignidad al que quiere trabajar y recuperación de la industria entre otras cosas, va mucho más allá de un signo político, digo porque esa necedad de no querer entenderlo.
Se trata de mirar alrededor con los propios ojos y no con los de TN, o bien como decía un tema de Piero, “las cosas se muestran solas, solo hay que saber mirar” Estoy cansado de los comentarios sobre "inflación" sin que nadie me explique cómo es esta inflación con record de consumo, sin endeudamiento ni emisión monetaria.
No se si la globalización si o la globalización no, esta disyuntiva q de tanto se la pone en el tapete, pero como yo viví las ferias del trueque, los bonos provinciales, el riesgo país de más de 3000, el dólar disparado de verdad, la inflación del 300% mensual y la quita de un porcentaje de mi sueldo, me recaliento mal cuando leo estúpidos haciéndole el juego a los mismos que tuvieron el dudoso mérito de hacernos vivir lo arriba mencionado
Sería lindo que una vueltita, estos que viven en la crítica se queden sin trabajo, que sus hijos se reciban de abogados y terminen conduciendo un Duna en la Terminal y que jamás vuelvan a conseguir un repuesto de ese plasma barato que dice Clarín que se pueden traer de EE.UU si no fuera por las "trabas" de Moreno.
Buen post Ricardo.- Abrazo.-

Ricardo dijo...

Udi: es que descargo la bronca por twitter. Estamos segundos pero tenemos un fixture nada relajado en estas próximas semanas. Era el peor momento para perder. Lo felicito por el triunfo.

ram: no probé las de charque...

Omar: esta cuestión de las percepciones, un apartado tan personal, se emparenta con la de los "relatos". El que vienen imponiendo los propagandistas de esos que nos dieron esas cosas tan lindas que mencionás, como desempleo y desindustrialización, es que el kirchnerismo es cartón pintado. Parece increíble, ¿no?, habiendo tantas realidades concretas, palpables. Pero bueh, da para más largo, quizás para un post.

Abrazos.

Larabi dijo...

Muy bien ahí Ricardo! entiendo que lo importante del post era dar luz sobre la trampa de la pregunta de la encuesta y no sobre la globalización en sí, que obviamente da para otro post o mejor dicho un libro o varios libros.
Saludos.

Sujeto dijo...

Ricardo:
Me hubiera gustado conocer la visión de José Feliciano, Stevie Wonder y Andrea Boccelli; así como la palabra de Bernardo (sirviente del zorro) y también saber cómo le sonaría esto a Beethoven, ya que si de percepciones se trata...
Abrazo

El Sudaca Renegau dijo...

Usté metió dos temas grosos en uno y me agarra sin tiempo: las percepciones y la globalización. Se la resumo al borde del desastre. La globalización es lo que Charly y Engels plantearon en el manifiesto comunista: la internacionalización del capital. Una fase necesaria en el modelo de producción/acumulación. Lo que no podemos hacer es negarla. Podemos usar su existencia para meterle un contenido diferente.
Punto dos: lo de Iris: los datos y las percepciones: el capitalismo mismo es un sistema que se basa en la percepciones. Para las teorías del valor neoclásicas neoclásicas (o liberales, que luego se harán neoliberales y siguen hasta hoy) el valor es decreciente y depende de una escala de valores individual y subjetiva. (teoría marginal del valor). o de que el primer vaso de agua para un sediente, vale más que el segundo y así....Todo es sistema se basa en esa teoría, vs teorías del valor centradas en el trabajo. El sistema bancario (factor finananciero dentro de los factores económicos) se basa en la confianza de los ahorristas. Si se pierde la confianza en el sistema (si todos quieren retirar sus ahorros simultáneamente), el sistema se derrumba. Explota la burbuja de pedos basada en las percepciones, tan reales como ese escote, de enfrente a mi mesa, que me mira con sus pezones bizcos mal operados.
Digalo don Los huevos.... me fui al joraca.

Ricardo dijo...

Larabi: dicen que la globalización es mala pero fijate si será buena que le dió de morfar todos estos años a Fernando Iglesias. Ja.

Sujeto: son buenas preguntas. Mejores aún que la pregunta acerca de la valoración sobre la globalización que los encuestadores... no hicieron.

don Sudaca: muy de acuerdo en su punto uno: dotarla de un contenido diferente, no adherir a los mandatos de los organismos o a las presiones del capital como sí parecen plantear quienes se quejan de cómo estamos de aíslados (horror) del mundo.

Gracias por el Marx for dummies. Se necesitan más libros de estos for dummies.

Abrazos.

Hilda Mendoza dijo...

El problema fundamental es la elección de las políticas adecuadas en este mundo globalizado. La globalización "es" nos guste o no. La percepción es una elaboración cuidadosa de quienes ostentan el poder. ¿Que El Nóbel de la Paz quiera trabajo para los conciudadanos buenos? tengo mis dudas ya que le sobran un par de millones.
Empanadas, tucumanas... como las de la tía emigrada a Baires.

Ricardo dijo...

Hilda: el empleo es el eje de campaña de Obama. También por eso el año pasado, a poco del triunfo de CFK, se mostró tan interesado en mostrarse con ella y reconocer el éxito de su gestión en la creación de puestos de trabajo.